Cuba:¿cambia o no cambia?

20 Abr

Algo más que estafa

El Capitalismo de Estado Cubano ha echado andar y su marcha de gigante no se detendrá hasta transformarse en un vulgar capitalismo de mercado, así, parodiando al Che Guevara, podríamos definir lo que está pasando en Cuba.
No importa que la joven opositora Rosa María Payá, adolorida por la convicción de que su padre fue asesinado, insista, en cada tribuna que se le abrió durante su gira internacional, en afirmar que en Cuba nada ha cambiado, que todo es un fraude. Evidentemente la Joven, con toda su inteligencia y buen fe, no está – o el círculo que le rodea no le permite estar- a la altura del visionario que fue su papá; aquel David que halló su honda en la visión clara de los movimientos del Goliat al que se enfrentaba.

Mientras otros, paralizados por el horror, el trauma, la distancia o la ideología, afirmaban de brazos cruzados, que no había nada que hacer o que nada había cambiando en Cuba, entre los años de la total arbitrariedad y el amago de institucionalización del nuevo régimen, el fundador del Movimiento  Cristiano Liberación si supo ver y aplicar las mejores estrategias de lucha para  los nuevos tiempos.

Lamentablemente Oswaldo Payá, mas allá de la veneración, no parece haber creado escuela entre los suyos, y si por un momento su grupo abanderó el movimiento democrático con el proyecto Varela, hoy por hoy no parece en condiciones de empuñar la bandera, incluso la de la reivindicación de la misma muerte del afamado disidente, comprometidos como parecen estar la gente del MLC, con ciertos “amigos” europeos, a los que no se atreven a increpar como debieran por la falta de colaboración o por no dar la cara en el esclarecimiento de los hechos.

Rosa María adolece además de un problema epistemológico, que es muy propio del practicante religioso, incluido entre estos, el marxista dogmático que prevalece en las universidades donde ella se ha formado; su mal radica en la incapacidad de comprender la dialéctica entre la verdad subjetiva y la objetiva, la incomprensión de que la versión que  el subjeto tiene del mundo no es necesariamente el mundo en sí, que tampoco lo sea la percepción que tiene el otro.

Ello resulta fatal en dos aspecto, a la hora de trazar una estrategia que se adapte a las complejidades y cambios permanentes que sufre la realidad, y en segundo lugar en el momento de concertar alianzas con quienes teniendo un objetivo común tienen visiones diferentes. En ese aspecto también se diferencia radicalmente de su padre, un verdadero maestro del consenso.


Es quizás por estas deferencias filosóficas que las declaraciones de Yoani Sánchez sobre unas reformas en Cuba, con sentido positivo (positivo para quienes ven en el mercado la solución de todos los males humanos), pero insuficientes, resultan una definición mucho más rica, productiva y anclada en la realidad de lo que pasa en Cuba, que esa consignas del Cambio fraude, repetida hasta el cansancio por la nueva líder del MLC.

Se trataría de reformas que según la afamada bloguera responden a la presión popular. Quizás no le falte razón en ello, pero hay algo más: las transformaciones son expresión de la lógica interna del propio estado, que tarde o temprano descubre en el mercado el complemento perfecto de su existencia.

Es algo que se repite permanentemente en la historia y que estudia muy bien el pensador español Félix Rodrigo Mora en su obra: LA DEMOCRACIA Y EL TRIUNFO DEL ESTADO: ESBOZO DE UNA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA Y CIVILIZADORA; un libro que todo aquel que quiera entender, a partir de otros modelos, lo que está pasando en Cuba, debería leer.


Mientras tanto la españolísima agencia EFE califica a Raúl Castro como “presidente de Cuba”, -nada raro cuando Metro de Estocolmo se refiere esta semana a Fidel, no como ex dictador, sino como “expresidente” – en el momento en que informa del empeño de Raúl en el “laboratorios” montado en la provincia de Artemisa (sección de ese gran laboratorio social que es Cuba desde 1959) , donde se ensaya un modelo de gestión que intenta ser más eficaz y menos burocrático; separando funciones administrativas, legislativas, empresariales y estatales y reduciendo de cargos en el aparato directivo.
Ojala funcione, mejorando las condiciones de vida del ciudadano, tan necearías a la hora de elevar sus expectativas políticas, y sobretodo ojalá le sirva a los activistas democráticos de la zona para aguzar la mirada a nivel regional, sacando el mismo partido que a nivel nacional supo sacar Oswaldo Payá a los mínimos espacios participativos que concedía la Constitución Cubana antes de que esta fuera reformada como respuesta a esa acción de masas impulsada desde la base por el proyecto Varela.
En resumen, que para liderar no basta ser hija  coraje, como Rosa María es, hace falta también heredar una forma de pensamiento, un camino en el que a la joven cubana, con todos los méritos que ella tiene, le queda mucho por andar.

Cuba se sigue abriendo

Mientras tanto los que condenan a Yoani por oponerse al embargo, o los que hacen uso del bloqueo como justificación para las falta de libertades en Cuba se quedan sin argumentos ante el magnífico estado de salud del que goazan las relaciones económicas del estado-empresa Cubano con el resto del mundo.
La mejor muestra la tenemos en el financiamiento brasileño a la ampliación del Puerto de Mariel. De coste total es de unos 900 millones de dólares, el coloso sudamericano aportará 640 a fin de convertir dicho puerto en centro del tráfico marítimo regional, en particular con los Estados Unidos, a los que no abastecerá precisamente de “marielitos” como en 1980, sino de productos abaratados por una mano de obra que no tiene sindicato que la defienda, esa misma institución que tan mal suena a los oídos de los empresarios cubanoametricanos, quienes poco a poco van dándose la manos al régimen castrista y que tienen en el corazón de Miami,  medios que justifican su ideología como el semanario digital Progreso Semanal o el programa radial La Tarde Se Mueve, conducido por el propagandista Edmundo García.

“Madurato” producto cubano de exportanción: entre el “pajarito” y el “ratoncito”

Y de pronto aparece Fidel Castro, no precisamente en forma de pajarito, aunque si dedicándole una canción a Hugo Chávez, el difunto discípulo, cuya muerte se envuelve en la misma oscuridades que las de Paya, sólo que su círculo íntimo, no dice sobre esto, ni “pío”.
Acompañado de Generales, vimos a Fidel Castro inaugurar la escuela que lleva el nombre de la fallecida Vilma Espín, esposa de Raúl Castro, fundadora y líder vitalicia de la Federación de Mujeres Cubana, organización que tan poco hizo por las féminas de la isla, mas allá de comprometerlas en la tarea de defensa del régimen del hermano de su marido.

No sabemos el sentido de tan rara aparición, salvo el de contribuir al proceso electoral venezolano dando el espaldarazo castrista a la nueva religión sincrética la que se sostiene esa suerte de “PRI” venezolano en el que se ha convertido el PSUV. Hablamos de una organización que se mantiene en el poder, a pesar del desgaste de los años, sobretodo de una serie de garantías y libertades formales propias del modelo liberal, la existencia de una oposición legal y la tolerancia con ciertos medios, no todos dispuestos a criticar al gobierno. Estamos pues en presencia de otro experimento que podría de alguna influir en las transformaciones que llevan en Cuba sus auténticos gestores.

Con enemigos como Capriles, Madurato, heredero del Chavistato, no necesita amigos. Si difícil es independizar a esa desgraciada colonia a ritmo de cazuela, más lo será mandado a Capriles a sus seguidores a encerrarse en casa. No se puede estar escuchando música mientras una juventud heroica riega con su sangre las aceras de Venezuela.

Nada, que si antes teníamos un pajarito, ahora nos aparece un ratoncito, que no va mas allá de fruncir el hociquito al régimen  recientemente “legitimado” por un dudoso conteo electoral, al que no le a faltado el espaldarazo de ese ministerio de colonias cubanas que es UNASUR.

Por si fuera poco, José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, el mismo que se niega a colaborar con Rosa María Payá, repite en Venezuela el mismo error que en Cuba, reconociendo la institucionalidad de un procedimiento espurio, y declara a los medios de comunicación, que Nicolás Maduro es presidente de acuerdo con el ordenamiento constitucional, y esto después de que el Consejo Nacional Electoral dictaminara que no habría recuento de votos. Se trata ante todo de un nuevo servicio de los pepeteros a los comunistas cubanos, los cuales, no se sabe como, tienen a la derecha de España agarrada por los huevos.
Al final tampoco debería extrañarnos tanto, Capriles por su origen social, pertenece a la clase alta venezolana, a las cuales el bolivarianismo más allá del discurso, nunca ha afectado, mas bien se ha convertido en un martillo sobre la clase media y trabajadoras, contra la que utiliza o amenaza utilizar, junto a todo el aparato represivo del estado, el lumpen proletariado hacinado en los cerros. Esto deviene en una condena de por vida a un grupo cuya utilidad radica precisamente en las condiciones de marginalidad en la que vive y de la que por lo visto, tras 15 años de revolución, no será liberada. No se trata de incapacidad, se trata de cumplir el objetivo de mantener al venezolano menos afortunado en su dependencia del estado y por supuesto como el “coco” contra la disidencia y la oposición.
El caprilato, con su falta de liderazgo, de un movimiento que demora en reconocerse como independentista, se ha demostrado como la quinta columna de la metrópolis entre los nativos de las conquistas cubanas en tierra firme americana.


Y no nos extrañemos si mañana se actualiza en Cuba esta manera  trivial de adormecer el pueblo, creando una oposición legal y disciplinada, sobrando como se sobran candidatos al caprilazgo, no importa lo radical que hoy nos parezcan, en la vieja disidencia criolla.

Ofensiva contra la heteronormatividad

Transformaciones que se condimentan con la presencia en la isla de artistas famosos como Jay-Z y Beyoncé, la trasformación del Partido de organización homófona en receptoras de homosexuales, y si antes se castigaba al militante por el menor desliz gay, hoy a quien se castiga es al homosexual que con los méritos políticos y la ejemplaridad laborar suficiente se niegue a entrar en la organización política como ocurrió con José Alberto Martínez Ramos, expulsado, con el alegato de “mala conducta”, de la Empresa del Tabaco, donde laboraba desde hace más de 12 años por negarse a ingresar a las filas del Partido Comunista de Cuba.
Al mismo tiempo, Mariela Castro asegura que el país está listo para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, como acaba de hacer Uruguay, país al que felicita y con el que quiere igualar a Cuba para convertirla en la tercera nación latinoamericana dispuesta aceptar un tipo de unión.
Esto es algo que mucho satisface a poderosos intereses que abogan por la reducción de la natalidad en todo el mundo. Si esto ocurre, el respaldo que encontrará el gobierno de Raúl por parte de las fuerzas antinatalistas operará como un auténtico escudo contra las criticas internacionales. Para comenzar tenemos el caso de la propia patria de Malthus, Inglaterra, cuyo canciller acaba de entregar un informe sobre la situación internacional de los derechos humanos en el año 2012. De acuerdo al documento de la oficina de exteriores británica, la situación de los derechos humanos mejora en Cuba, destacando el levantamiento de restricciones para viajar, el incremento de libertades económicas y  espacio para el debate, y por supuesto también se destaca la trayectoria del régimen en  relación a los llamados derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales; se hace mencionando que ese año tuvo lugar la segunda marcha para celebrar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, el 17 de mayo,  que fue un desfile  aprobado por el gobierno y dirigido por Mariela, la hija del “presidente Castro”; igualmente se recoge que en la Conferencia Nacional del Partido Comunista, celebrada en enero, se reconocido oficialmente la necesidad de abordar la discriminación por motivos de orientación sexual. También se hace referencia al papel del El Centro Nacional de Educación Sexual, dirigido por Mariela Castro, en la difusión de los llamados temas LGBT, a través de campañas educativas. Una educación que como todos sabemos se realiza desde una perspectiva de genero (entiéndase heterofóbica), por no hablar claramente de ideología  Queer.

Y nadie crea que Estados Unidos se queda muy atrás, solo que su respaldo al proceso homosexualizador en la isla se da de forma mas indirecta, por ejemplo a través de los contactos establecidos hace poco entre la ex secretaria trabajo de EE.UU. Hilda Solís y Mariela Castro, cuando la Solís visitó La Habana al frente de una delegación de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA) para ser informada entre otras cosas sobre el tema del la legalización las uniones entre personas del mismo sexo en Cuba.

Todo lo anterior encaja con la implantación en la isla de medidas de corte feminazis, como las aplicadas bajo la ideología de género en la España de Zapatero y que tienen como su primera y mas destacada víctima en el escritor disidente Ángel Santiesteban, declarado en huelga de hambre después de haber sido trasladado de la prisión La Lima, una de las cárceles abiertas recientemente por el régimen a la visita de la prensa nacional y extranjera.
O sea que esto se está llevando a cabo sin necesidad de que el estado cubano haga la menor renuncia a su injerencia en la familia, por el contrario lo hace colaborando a nivel internacional en el proyecto de desintegración del núcleo familiar como acaba de desmostrar con la entrega a Los Estados Unidos, acompañados de su papá y su mamá, de Cole Travis, de 4 años, y Chase Julián, de 2. un par de niños cuyos padres, Michael Hakken, de 36 años, y su esposa Sharyn Patricia,  les habían rescatado (lo políticamente correcto es decir secuestrado) de las de las autoridades de Tampa, Florida, cometiendo el error de escapar con ellos en un barco a vela hacia la isla, creyendo que en ella encontrarian protección para la patria potestad. En otras palabras, salieron de “Guatemala” para entrar a “Guatepeor” y ya vimos en que terminó el cuento.

Transformación tutelada, pero transformación al fin y al cabo

Hablamos de transformaciones, riesgosas para el poder, sin duda alguna, pero para las cuales China con evolución de un socialismo cuartel (algo parecido al cubano) al socialismo de mercado guarda una valiosa experiencia. No por gusto Cuba planea fortalecer su cooperación con China en materia de seguridad y aplicación de la ley, al menos es lo que anunció el 9 abril la agencia Xinhua, cuando daba parte del acuerdo alcanzado durante una reunión entre Meng Jianzhu, secretario de la Comisión para Asuntos Políticos y Jurídicos del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), y Carlos Fernández Gondín, primer viceministro del Interior de Cuba y también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Y si bien en lo económico la isla caribeña va mas atrazada, en otos apectos parece adelantar a su gran hermana asiática.
Por supuesto las trasformaciones van mas allá de la sexualidad, la economía, la administración o las leyes, se manifiesta en una nueva actitud hacia la expresión de las ideas, al menos si se compara con otras décadas.
Por un lado se hace un llamado desde el poder suprimir el exceso de secretismo y triunfalismo en la media oficial, sustituyéndolos por el tratamiento mas objetivo y crítico de la realidad.
Por otro se resucita la revista militar Verde Olivo, publicación tristemente célebre por el papel jugado en el inicio de lo que los intelectuales del mas abiertos del sistema han calificado de quinquenio gris.
Se trata del órgano oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, cuya celebridad mundial, no fue alcanzada gracias a sus artículos sobre tecnología y arte militar, sino por ataques a todo acto cultural que se apartara de la ortodoxia soviética, inmiscuyéndose en un tema que no era precisamente de la incumbencia de las FAR; con artículos como “Las provocaciones de Heberto Padilla”.
Pero no es la resurrección de Verdeolivo la que marca la nueva actitud hacia la libertad de pensamiento que se observa en Cuba.
Aunque al país le falta mucho por andar en relación al reducido espacio de comunicación libre que existe en el entorno geográfico, hay que reconocerle al Raulismo, en relación al fidelismo una mayor tolerancia frente a la palabra impresa o digital.Ello se manifiesta en la represión de baja escala que sufre la neodisidencia que hace de las nuevas tecnología su campo de batalla, criticando al gobierno con frases y palabras que en otros años llevaron a la cárcel a más de un periodista independiente.
Hablo de bloggeros y “youtubers” a los que para colmo, se deja salir del país aun sabiendo que multiplicaran sus criticas al gobiernos, como ocurre con Luis Orlando Paso y la Propia Yoani Sánchez; a quien que el régimen castrista le había impedido abandonar Cuba en numerosas ocasiones anteriores.
No es que no se les combate, se hace, pero con otras armas, por ejemplo la de crear una blogosfera oficialista que cuenta con los recursos que le falta a la disidencia para dar sus batallas, un “blogerío” que respalda por demás la propia seguridad del estado con informaciones “de primera mano” cuando se trata de desacreditar al ciudadano.
Otra expresión de los cambios que están teniendo en Cuba en el terreno de los medios, lo tenemos en el tratamiento atípicamente amplia que está recibiendo la realidad cubana desde hace bastante tiempo en medios autorizados por el estado, como es el caso de la semindependiente revista Temas y la revista Espacio Laical que publica la Arquidiócesis de La Habana, que preside el cardenal Jaime Ortega o medios digitales desligados de la oposición como son La Red Observatorio Crítico o Havana times, cuya incursión en temas tabues hasta hace tiempo, está significando una auténtica competencia, no sólo a la media oficial, sino también a las alternativas comunicativas por iniciativa propia o por financiamiento desde Europa o Estados Unidos siguen una línea cuyo objetivo principal es socavar la propaganda con la que se sostiene el régimen estatolátrico de la isla.
Espacio Laical, sin que hasta el momento le manden a callar, está abordando, de una manera indiscutiblemente creativa y amplia, los mas diversos aspectos de la realidad cubana: el quehacer político de los actores gubernamentales y de la sociedad civil, la revitalización del “espíritu emprendedor” con el relanzamiento del cuentapropismo, el papel de las propias Fuerzas Armadas en el futuro de Cuba, por no hablar de las limitaciones de la propia prensa.
Pero de todo lo publicado en esta revista lo más contundente ha sido el texto titulado Cuba soñada – Cuba posible – Cuba futura: propuestas para nuestro porvenir inmediato elaborado por Laboratorio Casa Cuba y difundido en el boletín No.226, de Marzo 2013

Aquí los integrantes de Laboratorio Casa Cuba, abogan por una realización de la dignidad humana, basada en el ejercicio no-violento de la libertad, la igualdad y la hermandad, por la socialización de la riqueza espiritual y por la consecución de una democracia plena y por supuesto, como buenos patriotas por el rechazo a la intromisión de poderes extranjeros en los asuntos de Cuba. Así mismo, consideran que para el ejercicio de la soberanía ciudadana, que requiere un orden que garantice 23 aspectos:
I. el disfrute de los derechos civiles, familiares, políticos, culturales, sociales, laborales y económicos.
II. mecanismos eficaces para que todo ciudadano pueda disfrutar equitativamente de esos derechos, y para empoderar a los sectores desfavorecidos.
III. el derecho a una información universal que sea libre y diversa, amplia y profunda, interactiva y crítica, sin censura ni monopolización. En particular, es imprescindible garantizar la transparencia de la gestión pública y el acceso masivo y participativo a Internet.
IV. la multiplicidad social y política de la nación el derecho de escoger diversas formas para auto-organizarse con el propósito de promover sus metas, influir en la opinión y en la acción de la sociedad, así como participar en la gestión pública.
V. que creyentes y practicantes de las diversas religiones, espiritualidades y cosmovisiones existentes en Cuba, puedan promover y sentir públicamente respetadas sus identidades, y auto-organizarse en comunidades con personalidad jurídica propia.
VI. dispositivos para que la ciudadanía pueda controlar activamente el cumplimiento de la Constitución de la República, así como el desempeño de todas las instituciones oficiales.
VII. la mayor autonomía posible del desempeño de las instancias locales, entendidas como espacios comunitarios, con recursos y capacidades de decisión sobre estos, para el ejercicio del protagonismo solidario y la soberanía ciudadana.
VIII. que cuando un problema pueda resolverse en las bases -ámbito local, asociativo o de colectivo laboral-, las instancias superiores no deberán intervenir en su solución; las comunidades, asociaciones, empresas y colectivos de trabajadores han de tener la posibilidad de cooperar libremente entre sí para solucionar conjuntamente sus problemas.
IX. derogación de todas las normas que establecen discriminaciones entre ciudadanos según sus territorios de origen o residencia incluyendo las que privilegian a extranjeros por sobre los cubanos-, así como las que proveen la posibilidad de sanciones penales para quienes no cometieron actos criminales (peligrosidad predelictiva: el “estado peligroso” y las “medidas de seguridad predelictiva”).
X. instaurar mecanismos de control mutuo entre las diversas funciones públicas. Separar las funciones legislativa, ejecutiva, judicial y electoral, así como perfilar la cooperación que debe existir entre las mismas.
XI. el deber de contribuyente de poder participar en la elaboración y aprobación del destino de los fondos que ingresa al erario público, así como exigir responsabilidades sobre su uso en propósitos sociales bien definidos.
XII. poder elegir todos los cargos públicos representativos, por medio de elecciones directas, libres, secretas, periódicas y competitivas, entre candidatos nominados directamente por la ciudadanía.
XIII.que deberían ser electos siguiendo las reglas anteriores los máximos cargos ejecutivos de la República y de cada localidad.
XIV. limitar a dos periodos la permanencia en los cargos ejecutivos de elección popular, y establecer límites de edad para tales funciones, así como determinar la incompatibilidad de cargos a ser ejercidos por una misma persona.
XV. hacer efectiva la rendición de cuenta -periódica, pública e interactiva- de todos los funcionarios públicos.
XVI. garantizar la realización del derecho del pueblo a revocar todos los mandatos.
XVII. hacer el mayor uso posible del referéndum y del plebiscito, en todos los ámbitos y dimensiones.
XVIII. asegurar eficazmente el derecho al trabajo y las garantías laborales; así como las libertades económicas necesarias, y subordinar la ejecutoria económica a compromisos sociales y ambientales.
XIX. mantener, como derecho, el acceso universal y gratuito a la salud, mediante diversas formas sociales de organización, así como lograr una remuneración justa que esté a la altura de tal desempeño profesional.
XX. el acceso universal y personalizado a una educación integral y democrática, humanista y diversa, con una remuneración justa para sus profesionales y un involucramiento activo de maestros, estudiantes, familiares y comunidades en la gestión de los planteles y la definición de los programas de estudio; así como a un desarrollo cultural libre y responsable.
XXI. la autonomía universitaria y académica, con libertad de cátedra y de investigación, y una participación activa de todos sus actores.
XXII. vías eficaces para garantizar la participación equilibrada de la diáspora cubana en la vida del país.
XXIII. que todo el quehacer social deba cumplir los principios de legalidad, justicia y supremacía constitucional. Los preceptos constitucionales deben ser elaborados y aprobados con la participación protagónica del pueblo.
Se trata de una propuesta realmente revolucionaria, en al que se descubre el eco de las valoraciones hechas por Marx, Engeles y Lenin sobre el sistema político establecida por la Comuna de Paris y por tanto resultan en alto grado subversivo para el gobierno actual de Cuba. Sin embargo la reacción no ha sido la de esperar.
No es que no se haya combatido a Espacio Laical, se ha hecho, pero no fue cerrándola ni dispersando su redacción como en su momento ocurrió con Pensamiento Critico, una publicación orientada a las expresiones mas radicales del marxismo.
Aquí el castigo se ha infligido por medio de la palabra y utilizando para ello un soporte del Ministerio de Cultura, como es el boletín de Cubarte, cuyo efecto es mucho menos atemorizante, que si proviniese de un órgano vinculado directamente al estamento militar como es el caso de Verdeolivo.
Por el contrario, ha habido respaldo desde otro medio autorizado, la propia revista Temas, en su edición del 17 de abril de 2013, en cuyas páginas apareció el artículo “Sobre un documento que convoca a la reflexión” de la autoría de Jorge Luis Acanda, filósofo cubano inteligente, aunque para nada asociado con la intelectualidad disidente.
El pensador reconoce que la Revolución que se detiene, muere, que ella tiene que ser obra colectiva y en permanente o no es, que los conceptos que indican movimiento tienen que situarse en el centro del imaginario revolucionario. que sí el capitalismo está signado por el predominio de dinámica del capital, los rasgos esenciales del socialismo no pueden ser otros que los de la socialización constante del poder y de la propiedad. La democratización del poder, en todas las formas sobre la Cuba soñada, Cuba posible, Cuba futura: propuestas para nuestro porvenir inmediato llama a la desatanización de conceptos tales como renovación y transición. Los obtusos guardianes de la ortodoxia quieren detener el movimiento, sin entender que la sociedad es un flujo, y reivindica el derecho y el deber de todo revolucionario de pensar su revolución y de actuar en consonancia con ello lo cual confluye con lo que llama derechos de ciudadanía. Una vez sentado esto, Acanda saluda con agrado la aparición de este texto, aun cuando discuta la conceptualización de “católico” o lo mismo de marxista a la hora de enunciar una posición teórica.
Lo más importante es que el filosofo oficial reconoce en los autores la creencia en el deber y el derecho de todo ciudadano a opinar sobre su realidad social, así como la preocupación por el futuro de Cuba, además de compartir los principios que se establecen en el texto para pensar ese futuro.
Quiere todo esto decir que el Acanda que ahora se identifica con un documento de algún modo subversivo, sea distinto a aquel que conocí a principio de los años 80, un Licenciado en Historia, cuya idionidad partidista le permitió especializarse en Filosofía por la Universidad de La Habana y que posterirmente continuando con un doctorado de la mima materia en la Universidad de Leipzig, Alemania, en el año de 1988, es decir en plena Perestroika pero sin contagiarse con ella. Pudiera ser, la gente cambia mucho, pero no creo que haya en el profesor una pizca del coraje cívico que sobra a Rosa María Payá, aunque tenga en su favor, como buen materialista, pero hegeliano, la noción del movimiento que a la chica le falta.
Sospecho que se trata de otra cosa, de que, lo que ha cambiado, y se manifiesta en el artículo de Temas, es el espacio que le está concediendo el Raulato al arte de pensar en Cuba, y que poco a poco podrán enunciarse desde diversas instancias, y no desde la élite del Partido, propuestas como las que este Profesor Titular del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana, respalda públicamente sin tener que renunciar a su cargo o ver desaparecer de librerías y bibliotecas sus libros y artículos.

jorge-luis-acanda_i-encontro-compostelan-de-pensamento-critico-2008.jpg

El profesor Jorge Luis Acanda González durante su participación en el seminario «LA APROPIACIÓN LIBERAL DE LA IDEA DE SOCIEDAD CIVIL» (8/5/08,Compostela.)
Nada, que mientras Venezuela se viene abajo; Cuba, poco a poco, se levanta de sus hinojos. Esto ocurre en virtud de lo que hace años he definido como efecto de los vasos comunicantes en las relaciones entre cubanos y venezolanos, sintiéndolo por los segundos a los que, según este modelo les toca salir perjudicados.

Incluso, ha habido derecho a la defensa cuando la redacción de Espacio Laical pudo emitir una nota de prensa en su Suplemento Digital No.228, acusa a Boletín Oficial del Ministerio de Cultura de hacerse eco de las difamaciones del “bloguero” Alejandro de la Cruz contra el órgano de la Arquidiócesis.
En pocas palabras que la sangre no ha llegado al río, esto en sí, implica algo más que una “estafa”, una transformación real en el modo de actuar de la élite cubana. Reducirlo a “estafa” significa desfasar, renunciar a la danza que impone el rito de la historia y sentarse en un rincón a esperar por el cortejo fúnebre del enemigo.

Anuncios

5 comentarios to “Cuba:¿cambia o no cambia?”

  1. anna assenza 20 abril 2013 a 10:56 PM #

    extraordinario articulo, me encantó, acertado y tajante, inteligente y preciso

  2. Felipe P. Manteiga 20 abril 2013 a 10:41 PM #

    Excelente e informativa compilación de diversos temas. Un punto de clarificacion: el embargo daña a Cuba no porque le quita el abastecimiento de los productos americanos. El mundo ofrece de todo y desgraciadamente en los EEUU el problema es lo poco que produce y lo mucho que importa.

    Mas bien, el tema a colación es la prohibición de comprar bienes y servicios cubanos. El resto del mundo le vende a los EEUU, y Cuba, dada su ubicación geográfica, necesita acceso al mercado a sus puertas, el mas grande del mundo. Este aislamiento le ha permitido a los burócratas cubanos mantenerse controlando el consumo nacional (o sea dependencia total del pueblo cubano del aparato estatal) y les ha protegido de presiones buscando cambios en el aparato productivo, comercializador, capitalizador, tecnológico y eventualmente, distributivo en la isla.

    Mis votos para su continuo servicio a la búsqueda de la elusiva realidad cubana y al planteamiento de pragmaticas soluciones compatibles con su derrotero histórico.

    • lubia 21 abril 2013 a 3:20 PM #

      me maravilla cuanta mentiras hay escritas aquí en este sitio, válgame dios.

      • Carlos Manuel Estefanía Aulet 21 abril 2013 a 3:40 PM #

        Represéntate hombres en una morada subterránea en forma de caverna, que tiene la entrada abierta, en toda su extensión, a la luz. En ella están desde niños con las piernas y el cuello encadenados, de modo que deben permanecer allí y mirar sólo delante de ellos, porque las cadenas les impiden girar en derredor la cabeza. Más arriba y más lejos se halla la luz de un fuego que brilla detrás de ellos; y entre el fuego y los prisioneros hay un camino más alto, junto al cual imagínate un tabique construido de lado a lado, como el biombo que los titiriteros levantan delante del público para mostrar, por encima del biombo, los muñecos.—Me lo imagino. 20—Imagínate ahora que, del otro lado del tabique, pasan sombras que llevan toda clase de utensilios y figurillas de hombres y otros animales, hechos en piedra y madera y de diversas clases; y entre los que pasan unos hablan y otros callan.—Extraña comparación haces, y extraños son esos prisioneros. —Pero son como nosotros. Pues en primer lugar, ¿crees que han visto de sí mismos, o unos de los otros, otra cosa que las sombras proyectadas por el fuego en la parte de la caverna que tienen frente a sí?—Claro que no, si toda su vida están forzados a no mover las cabezas.—¿Y no sucede lo mismo con los objetos que llevan los que pasan del otro lado del tabique?—Indudablemente.—Pues entonces, si dialogaran entre sí, ¿no te parece que entenderían estar nombrando a los objetos que pasan y que ellos ven?

        55—Necesariamente.—Y si la prisión contara con un eco desde la pared que tienen frente a sí, y alguno de los que pasan del otro lado del tabique hablara, ¿no piensas que creerían que lo que oyen proviene de la sombra que pasa delante de ellos?

        —¡Por Zeus que sí!

        —¿Y que los prisioneros no tendrían por real otra cosa que las sombras de los objetos artificiales transportados?

        —Es de toda necesidad.

        —Examina ahora el caso de una liberación de sus cadenas y de una curación de su ignorancia, qué pasaría si naturalmente les ocurriese esto: que uno de ellos fuera liberado y forzado a levantarse de repente, volver el cuello y marchar mirando a la luz y, al hacer todo esto, sufriera y a causa del encandilamiento fuera incapaz de percibir aquellas cosas cuyas sombras había visto antes. ¿Qué piensas que respondería si se le dijese que lo que había visto antes eran fruslerías y que ahora, en cambio, está más próximo a lo real, vuelto hacia cosas más reales y que mira correctamente? Y si se le mostrara cada uno de los objetos que pasan del otro lado de tabique y se le obligara a contestar preguntas sobre lo que son, ¿no piensas que se sentirá en dificultades y que considerará que las cosas que antes veía eran más verdaderas que las que se le muestran ahora?
        Platón, Libro VII de La República

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Cuba de Raúl Castro en la red | Cuba Nuestra: Ùltimas noticias - 28 abril 2013

    […] Cuba: ¿cambia o no cambia? | El Hombre de Cuba Nuestra Algo más que estafa. El Capitalismo de Estado Cubano ha echado andar y su marcha de gigante no se detendrá hasta transformarse en un vulgar capitalismo … cubanuestra1.wordpress.com/2013/…/cuba-cambia-o-no-camb… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: