Antiyoanismo interno: o la rara otoñización de una “Primavera” (I)

5 Abr

Debo reconocer que el video de Estado de Sats, respondiendo a la propuesta de Yoani Sánchez de levantar el embargo, palidece frente a otro ataque hecho desde Cuba, no precisamente por un medio oficial, contra la Blogger.

En esta ocasión la arremetida, incomprensiblemente despiadada, proviene de una publicación independiente que siempre he aplaudido, y con la que hasta hoy, me he sentí orgulloso de colaborar, me refiero a la Primavera en Cuba.

Se trata de un periódico, impreso originalmente en Suecia, con artículo redactados en Cuba, que hasta no hace mucho, me llegaba por correo postal su edición en papel y que actualmente recibo en formato PDF, gracias al envío que me hace desde la isla un antiguo colaborador de Cuba Nuestra, que también participa en él.

Reconozco la sorpresa que me ha causado su último número, aunque no puedo quejarme del contenido en general de la edición 264 correspondiente al 21 de Marzo de 2013, tengo que admitir que el editorial realmente defrauda a quien en tan alta estima siempre tuvo a La Primavera.

Los que siempre vimos aquí, auténtico rigor profesional en la manera de hacer periodismo por este grupo, hoy tendremos que reconocer el contagio de su equipo con la “mala leche” de la prensa oficial.

Es así como veo, en el año sexto de su publicación, como se trastoca en otoño aquella luminosa primavera, caracterizada siempre por su tolerancia frente a la diversidad en la sociedad civil cubana.

Si lo que encuentro en su primera página hubiera sido la opinión de uno de los redactores, estaría bien, sería una buena muestra de la pluralidad que impera en la revista, pero siendo un editorial, se supone que cuente con la aprobación consensuada de la gente que hace La Primavera. Un colectivo al que por obra y gracia de un texto le encaja, como anillo al dedo, el título del escrito: “Nosotros los fantasmas”, pues eso son en relación a lo que fueron estos “Casperitos” que lejos de informar al lector sobre la importancia del recorrido internacional que esta haciendo Yoani, ofrecen del viaje una imagen tendenciosa, que si de algo nos reporta es el nulo espíritu deportivo que impera en este equipo, de su incapacidad de asimilar el éxito que de una colega, por no hablar de compañera en el activismo por la libertad de expresión en Cuba.

Comienzan los fantasmas, extrayendo y amalgamado de la manera mas insidiosa de lo dicho por Yoani, aquello todo lo que pudiera asimilarse a consignas del gobierno, no importa que fuera emitidas con otro sentido.


Centrado en su propio ombligo, no puede el editorialista reparar en las banderas que Yoani, con sus palabras, le arrebata el poder que la propia Primavera enfrenta. Y lo peor, contra la Bloggera, es el mismo arsenal de “argumentos” usado por el oficialismo para hablar mal de ella.

Dicen los fantasmitas, que Yoani no tiene méritos como analista, que si va de error en error, cosa que no avalaría nadie que haya seguido en serio a la muchacha, constatando la templanza por no hablar de la “clase” con que ha sabido salir airosa de todas y cada una de las encerronas y trampas que sus enemigos, enviados por el mismo gobierno, le han tendido.

Sin embargo, algún merito le conceden, sin quererlo, cuando la llaman ” de diva del espectáculo político mediático”. Porque a aunque les duela, Yoani ha sabido estar a la altura de sus retos, promocionándose no sólo ella misma, sino al resto de sus colegas, inclusos estos exaltados primaveros cuyo periódico puso como ejemplo de lo que puede hacerse en Cuba. Un mínimo de decoro obligaría a los la Primavera, a emitir una nueva nota, agradeciendo a “la diva” como ellos la llaman, por haber dado a conocer su existencia ante cientos de personas que no tenían la menor idea de que este medio existiera.

Hablan de falta de modestia en Yoani quines intentan sentar cátedra de lo que es o no buen periodismo, quienes no perdonan el elogio y la acogida mundial que ha recibido esta mujer a la que, en un alarde de mal gusto periodístico comparan con la mona Chita.

No entiende el editorialista las reglas de la fortuna, que aún si ellos fueran los mejores redactores del mundo, que no lo son, no por esa razón la gloria habría de posarse en su cabeza, no se da cuenta que esta, tiene sus reglas, que esta va por el mundo recogiendo muestras de lo bueno, y que ni siquiera el Premio Nobel es garantía de lo mejor. Que sí lo que se busca es la fama, lo mejor es tener paciencia y mantenerse en la brecha sin carcomerse el hígado, como hace La Primavera, porque a otro le tocó. Olvidan el pasado de una patria donde tanto héroes anónimos sufrierón y perecierón, sin que se hablase de ellos en las aulas, como pepitas de oro perdidas en la arena, y cuya existencia no disminuye a aquellos otros que por fortuna, hoy son recordados por haber remontado vuelo en las alas de la historia. Esto es lo que ocurre con otros esfuerzos y otros personalidades que deberían darse por satisfechos con el saber de haber servido a la patria y a los que Yoani no les ha quitado nada, ni si quiera los honores, que en opinión de la Primavera a aquellos les falta.

El asunto de la inmodestia, es recurrente en la descarga, pero quien haya seguido las declaraciones de Yoani, no verá ni pizca en una palabra, que sin reclamar recompensa no fueron tacañas en alusiones positivas a otras disidencias como las que representan Rosa María Payá o Berta Soler.

Por unos renglones los fantasmas dejan a Yoani en paz para emprenderla con “el sinvergüenza”, que ha recomendado que no se haga más el periódico por Cuba y la emprenden con no sé, que lobby, y hablan de la acción conjunta de la represión o la premiación selectiva.

En este caso deberían tener el mismo arresto que tuvieron para zaherir a Yoani y hablarle claro al lector de ¿quién se trata?

Será acaso, aquel oscuro personaje, del cual tengo un video, que en un recinto del Parlamento Sueco y en pleno homenaje a la figura de Oswaldo Paya, el soltó la pregunta bomba a su heredera,de cuál era la opinión de Rosa María sobre la Primavera, en su capacidad para promover un poryecto de unidad. Pregunta que por el contexto y sumada a la respuesta negativa que da Rosa María en cuanto a la solidariad con su movimiento; resultó en ataque mortal contra este periódico, financiado por los mismos que organizaban el evento, es decir La Democracia Cristiana de Suecia.

Es al personaje que lanzó el petardo al que la Primavera debería colgar en la cruz que le destinó a Yoani, no por gusto, pude escuchar como en el pasillo del importante recinto sueco a Víctor Olmedo, el chileno Redactor en Jefe que tenía La Primavera de Cuba cuando se hacía en Suecia, mandaba al tipo a la mierda, con todo mi aplauso.

Esas son las verdaderas amenazas reales que asechan a la Primavera, aunque esta parece que no se entera cuando desbarra contra Yoani, el Lobo, el lobby o el hombre nuevo (por tomarle prestado el título del cuento que sirvió de base a fresa y Chocolate).

En vez de pedir la cabeza de Yoani, deberían pedir la del “hombre que vino del calor”, sembrando intrigas públicamente contra La Primavera en Suecia.

Y por cierto, ya que se preguntan con tan mala saña; ¿quién es el que financia a Yoani? dedíquense a divulgar quien financió a la Primavera, para pesar de una Cubanet adolorida, que vio en este financiamiento la competencia desleal por la que se la arrebataba buena parte de su equipo, tal y como me lo confesó uno de sus gerentes de esta gente, de las que los primaveros, tan quisquillosos con los olvidos de Yoani, no dicen ni pito. Como se ve nada surge por generación espontánea y siempre hay una fuerza detrás y de paso, con motivo o sin él, quien se siente amenazado ante un nuevo nacer.

Así pasó al surgir la Primavera y a si ocurre con el despunte internacional de Generación Y. Sólo que lo que nadie hizo contra la Primavera, hace ella contra Yoani, sembrando dudas: sobre quien le organiza a la “diva su tournee mundial”. Que lamentable resulta ver a la Primavera formular exactamente la misma preguntas que se le hace a Yoani; Cineverso, blog plegado al oficialismo cubano que edita Octavio Fraga Guerra, Licenciado en Comunicación Audiovisual por el Instituto Superior de Arte de la Habana. Fraga Guerra formula a Yoani la misma pregunta de la Primavera: ¿quién es el que paga la gira?, mejor haría en preguntarse quién paga los medios de propaganda castrista radicados en España con los que él colabora; Cuba información, Kaosenlared, Rebelión, etc.

Acaso vuelve relevante ante el contenido de La Primavera, quién puso el dinero para que esta existiera, bueno lo mismo pasa con Yoani. Lo importante de ella, no es, como se preguta entre otros enemigos suyos, Edmundo García, quién paga o promueve lo que dice, sino lo que se hace con sus palabras, y si algún desliz pueda achacársele a Yoani, es verdad, para eso es humana, nunca serán tan graves como la metida de pata de quines en lugar de analizar con objetividad del presunto error, atacan visceralmente un discurso que por primera vez siembra el consenso entra la mayoría de los cubanos de la diáspora y cuyo saldo es hoy por hoy, bienestar de la patria.

A fin de cuentas, ¿qué puede haber gente con recursos detrás de Yoani? Es lo más probable, resulta imposible reducir todas las implicaciones y connotaciones del Signo Yoani Sánchez a la ser humano y referente que es esa ciudadana -como le gusta llamarse- de carne y hueso; la mujer en sí, no puede serlo todo. Como los apóstoles que hacían milagros, es necesario que tenga detrás un “espíritu santo”. Pero esto no le resta valor al valor ni al acto, ni a la pasión y la fe, humanos, demasiado humanos, necesarios para la ejecución de la maravilla, que son los mismos que acompañan esos mártires cuyo legado a la humanidad fue más que una religión usada por los estados para afianzar el poder; unos valores éticos y una visión de trascendencia más allá de lo inmediato sensorial, que todo los humanistas, incluidos los ateos, respetamos. Lo mismo ocurre con Yoani que está predicando en la actualidad.

Y si mañana, cumpliendo con un presunto pacto con el lobby, el lobo, el diablo o los iluminatis, fallara, como tantas veces ha pasado en la historia cubana, sólo entonces será el momento de combatirla y simplemente darle la espalda.

Atacarla ahora desde la disidencia cubana, transgrediendo, la crítica sana y necesaria, manifiesta la triste situación de la fuerza de palos que tiene callos en la piel que les protegen del miedo a la represión pero nada que les proteja del talón de la tentación farandulera.

Y es que a veces el fin se transforma en medio y con ello se pierde el sentido. Es lo que pasa con esta publicación que al parecer se siente amenazada, no sólo porque Yoani cree una alternativa, que les rompa el monopolio sobre la prensa plana independiente en la isla. Pues que apechuguen con eso, pues esa es precisamente la regla de la sociedad que sueñan, una sociedad competitiva.

Otra cosa que inquieta a los primaveros, algo que también inquieta seriamente a Edmundo García, son los premios y posiciones en listas de personalidades que ocupa Yoani; paranoia que les lleva a establecer una extraña relación entre lo “selectivo” de la premiación y la “conspiración” para aniquilar el medio, como si no bastara este editorial para darse muerte (por ahora moral) a sí mismo, como Chacumbele. En resumen que el enemigo lo tienen dentro.

En lugar de zaherir con nombres y apellidos a la autora de Generación Y, deberían hablarnos claro sobre aquellos que intentan hundir a Primavera, a todas luces sin motivo a la Primavera.

Yo quisiera pensar que este editorial que también encaja en los planes del gobierno cubano, se lo han colado a primavera sin la aprobación de todos y cada uno de los que participan en ella. Sino fuera así, me pregunto que sucederán mañana con la coincidencia de estos comunicadores independientes, implicados en un texto que pasará a la historia como muestra del antiperiodismo, junto a otros tantos editoriales de Granma o la revista Verdeolivo.

Anuncios

Una respuesta to “Antiyoanismo interno: o la rara otoñización de una “Primavera” (I)”

  1. Pablo Felipe Pérez Goyry 5 abril 2013 a 4:38 PM #

    Sr. Carlos Manuel Estefanía… Quiero expresarle, con la sinceridad que me caracteriza, que considero EXCELENTES todos los artículos relacionados “Antiyoanismo…”. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: