Seminario sobre el nuevo Papa en la Universidad de Estocolmo: referencia a Cuba

24 Mar

Ulla Gudmundson, Embajadora de Suecia ante la Santa Sede, habla sobre el Papa Francisco I durante seminario organizado por el Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

La dirección del Instituto Latinoamericano de la universidad de Estocolmo, convocó, de manera inesperada, para el 20 de marzo de 2013, a un seminario bajo el título de Jorge Mario Bergoglio – el primer Papa latinoamericano. Al adicionar esta charla a la lista de conferencias abiertas programada para esta época la institución tuvo un gesto digno de admiración, por lo menos para el que conoce el rígido funcionamiento de la burocracia académica sueca, siempre atenta a la planificación y nada amiga de espontaneidades y mucho menos de sorpresas como la que significa la elección de un sudamericano, hijo inmigrantes, como líder supremo de los de los católicos de el mundo.

Planera 180

Un tema que adquiere segundas connotaciones en un tierras luteranas, al provenir el cardenal Bergoglio de la orden jesuita, la fuerza de choque por excelencia de la Iglesia romana para combatir a la reforma.

Y a mi, que sin ser católico, antes me atrae mas la santería, el budismo, el cristianismo ortodoxo y hasta el Islam, me cae muy bien este Papa, comprometido en la lucha por la vida, tenía que resultar interesante una conferencia en la que según sus auspiciadores se abordarían cuestiones de trascendencia: ¿Cómo se puede explicar la elección de Bergoglio? ¿Qué va a traer a su persona a la Iglesia Católica? ¿Qué antecedentes Bergoglio? ¿Cómo va a afectar su elección a América Latina?

Eso si confieso que tuve ciertas reservas con respecto a la lista de panelistas integrada por Magnus Lundberg, profesor e investigador de la Facultad de Teología de la Universidad de Uppsala, así como autor varios libros y artículos sobre el catolicismo en América Latina.’Ulla Gudmundson, Embajadora de Suecia ante la Santa Sede (el Vaticano), así como directora de investigación en el Departamento de Estado. Y por último, la ” investigadora de origen argentino María Luisa Bartolomei, investigadora del Instituto Latinoamericano especializada en temas de derechos humanos y género, sobre todo en Argentina.

En resumen un teólogo protestante, una diplomática y una estudiosa presuntamente marcada por la ideología feminista, del primero no podría esperase nada en favor del Papa, de la segunda en tanto diplomática suponía que cuidaría sus palabras, a pesar de que en las breves declaraciones que le había escuchado en estos días a los medios se notaba una leve simpatía por el nuevo Papa, en cuanto a la última presuponía haría un ataque a fondo contra la enemiga por excelencia de feministas e izquierdistas es decir la ” Santa Madre Iglesia”. Sin embargo afortunadamente mis predicciones no resultaron exactas.

Lundberg parecía haber asumido el papel de diplomático, con una charla que a pesar de la presentación en power point resultó un tanto aburrida, quizás por la manera en que se apegaba al texto que leía, no pasó de referirse con sorna a la calificación que de sectas (que para mi lo son) que da la iglesia católica a las pequeñas cofradías evangélicas que pululan por Latinoamérica.

Planera 181
Por su parte las criticas de Bartolomei palidecieron con las que salieron del abundante público unas veces en formas de preguntas otras en formas de enunciados sobre los manidos temas de la pedofilia o el compromiso de la iglesia con las dictaduras anticomunista o en oposición a los régimenes llamados “progresistas”.

Pero quien se aparto de la agenda que podría atribuirle fue la Embajadora Gudmundson, quien con un profundo conocimiento de causa rebatió uno por uno los argumento mal fundamentados contra el papado, sin dejar de hacer alguna observación mas o menos curiosa, sobre las posiciones y creencia católicas, lo hacía desde una condición que definía como post luterana, aunque a mi se me antoja que esta señora está fascinada por la espiritualidad Vaticana y posiblemente, no sea otra cosa que una criptocatólica sin que ella misma se de cuenta.

No quiero abundar mucho sobre el tema afín de no perjudicar su carrera diplomática, pero lo tengo que reconocer, que si en esta ocasión los abogados al diablo eran mayoría, la defensa de Francisco, el Papa, fue gran la altura, gracias a esta carismática embajadora, transformada en una especie de poderoso San Jorge rodeado de Dragones. En resumen que fue limpia la partida.
Y hablando de religión también se hizo un milagro,  el que el tema del Cuba saliera sin venir al caso. Se trataba del papa argentino en el Vaticano ¿no?

DIGITAL CAMERA

Ulla Gudmundson, comenzó su intervención aludiendo al único país latinoamericano que decía conocer, la isla donde nací, la cual visitó acompañando en su visita a Juan Pablo Segundo, se refirió de paso al papel del la iglesia cubana como una alternativa reconocida por el régimen en la transición a alguna otra cosa que no sea el modelo actual y refirió al Padre Varela, como una figura reconocida y reinvidicada por igual tanto por comunistas como por comunistas. Y fue también con Cuba con la que finalizó a su charla la diplomática, lo hizo subrayando la ironía de que la madre de Fidel y Raúl Castro les regalara a sus hijos un símbolo de la Virgen de La Caridad para que los protegiera en su lucha contra Batista.

Si no es un milagro, concédaseme entonce fue un guiño simpático de la Caridad para ayudar a este hijo espiritual suyo a ponerle al texto su punto final.

Enlace a videos del evento:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: