Contra la droga: el ejemplo del alcohol

12 Ene

Foto: Josep Salvia i Boté

Me parece interesantísimo el video que ha compartido Félix Rodrigo Mora en su página de Facebook con una charla dada en Barcelona, en la primavera. por su amigo y acticvista Rafael Palacios, sobre el significado el tráfico de drogas y adicciones.

Sin duda alguna se trata de una charla desemazcaradora,  en el sentido de que denuncia la doble moral que se oculta bajo la guerra a las drogas. Lo que no comparto es la conclusión que en un momento creo descubrir de que las drogas deban ser legalizada. En todo caso deberían ser prescritas en caso médicos como cualquier otro medicamento que mal dosificado mata. Digo esto sin fe ciega en la “medicina” institucionalizada, sin pasar por alto que la tragedia, la muerte a manos de medicamentos, está ocurriendo tanto dentro y fuera de los hospitales, convertidos prácticamente en auténticos mataderos legales de personas, de ahí la necesidad de la crítica no solo al movimeinto prodroga, sino también de la vigilancia de la sociedad civil sobre los sistemas de salud y las industrias farmacéuticas, de una denuncia de la medicamentación incorrecta o del desahucio medico innecesario, tan contudente como la que hace años existió contra el internamiento forzado de pacientes.


Si se prohíbe la droga es malo por la curiosidad que despierta en potenciales consumidores, mas peor es que se legalice, y termine el pseudo combate contra su distribución, será el modo de incorporar y fortalecer al Estado gracias a este negocio genocida, con el cuento de los impuestos, como pasa en USA con la venta de armas, es lo que se viene haciéndose durante siglos con esos otros venenos que son el alcohol y el tabaco. Veamos algunos datos sobre esa droga legal que es el alcohol:

  • El consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año.
  • Unos 320 000 jóvenes de entre 15 y 29 años de edad mueren por causas relacionadas con el consumo de alcohol, lo que representa un 9% de las defunciones en ese grupo etario.
  • El consumo de alcohol ocupa el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad; es el primer factor de riesgo en el Pacífico Occidental y las Américas, y el segundo en Europa.
  • El consumo de alcohol está relacionado con muchos problemas graves de índole social y del desarrollo, en particular la violencia, el descuido y maltrato de menores y el absentismo laboral.
  • El consumo de alcohol ocupa el tercer lugar mundial entre los factores de riesgo de enfermedades y discapacidad; en el Pacífico Occidental y las Américas ocupa el primer lugar, y en Europa, el segundo.
  • Unos 320 000 jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad mueren de causas relacionadas con el alcohol, lo que representan un 9% de la mortalidad en este grupo etario.
  • En las embarazadas, el consumo de alcohol puede provocar un síndrome alcohólico fetal y complicaciones relacionadas con el parto prematuro, que perjudican a la salud y el desarrollo de los neonatos.


Porcentajes mundiales de AVAD  atribuidos a los 19 factores de riesgo más importantes, por grupos de ingresos

Global Health Risks (2009): Porcentajes mundiales de AVAD  atribuidos a los 19 factores de riesgo más importantes, por grupos de ingresos. El Año de Vida Ajustado en función de la Discapacidad (AVAD), se calcula como el valor actualizado de los años futuros de vida exenta de discapacidad que se pierden en un año dado a consecuencia de muertes prematuras o casos de discapacidad.
Fuente: http://www.who.int/

Como se ve el consumo legal de bebidas alcohólicas no representa, en ningún sentido un antídoto contra el mal que estas causan, más bien significa un acomodamiento moral de la sociedad a esta forma lenta de desaparecer a nuestros congéneres, el mismo acomodamiento que traerá la legalización de las drogas, objetivo político enarbolada por igual por izquierdas y derechas.

La mirada ácrata a un problema tan complejo ha de pasar, mas que por el rechazo ligero a toda legislación antidroga, por la crítica a los mecanismos con los que el estado promueve descaradamente el uso y abusos de estupefacientes, cuando no se hace el de la vista gorda y viola su propia ley, demostrando que, en el tema de la droga, como en tan tantos otros no está al servicio de su ciudadano, sino encima y en contra de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: