¿Qué empaña un Carromero en España?

20 Oct

Àngel Carromero durante un debate en el programa de Televisión Española “”12 de Octubre: España UNA y no CINCUENTA Y UNA”

La condena de Carromero según un medio “alternativo”

En Cuba tenemos la muestra viva de las falsas expectativas que encierra toda esa euforia despertada en el mundo por las posibilidades para el activismo democrático de los medios alternativos que representan desde las radios locales hasta la creación de espacios y redes sociales en la red digital. Y es que muy rápido se olvida con facilidad el hecho histórico de que cuando el ciudadano va el poder está de vuelta, lo mismo en esa isla tropical que en China o en Irán, en Venezuela o España, en Rusia o Estados Unidos, o en la misma Suecia desde donde escribo, vaya para que nadie me acuse de estar ideológica o nacionalmente “comprometido”.

Si con el desarrollo tecnológico fácil le resulta a un ciudadano crear nuevos espacios para la expresión, comunicación y la acción colectiva, mucho mas fácil y económico resulta al poder mimetizar, infiltrar y contraponer esas mismas redes a sus objetivos originales emancipatorios.

Ahí lo tenemos en esa red de blogs y paginas de Internet que se hacen llamar alternativos, y que no hacen que reproducir los que el gobierno cubano quiere que se diga, en ocasiones adelantándose a los medios oficiales, confundiendo así al desprevenido navegante que ya no creen en Granma o Juventud Rebelde pero si desea saber la opinión de un ciudadano de a pie o por lo menos de un equipo independiente.

Un caso típico en esta estrategia es el de Cubadebate, sitio que se presenta a sí mismo como “Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba” y en que si bien podemos encontrar información interesante, exige del lector una actitud critica que le permita discriminar la verdad de la mentira en numeroso artículos de alto grado de tendenciosidad, cuando no abiertamente difamatorio contra la Cuba que representan aquellos ciudadanos que dentro o fuera del país discrepan de su gobierno.

Como parte de esta privilegio informativo del que goza Cubadebate tenemos la información de “primera mano” ofrecida el 15 de Octubre de 2012, bajo el título de Dicta Tribunal Sentencia Condenatoria contra ciudadano español Ángel Francisco Carromero Barrios, dando a conocer al mundo que la sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma había declarando a Carromero Barrios responsable del delito de Homicidio de dos personas se tratan de Oswaldo Payá y Harold Cepero, a los que ni siquiera se les menciona por sus nombres.

Según Cubadebate como consecuencia de tal imprudencia el tribunal sancionaba al español a cuatro años de privación de libertad. Se trata de la cifra perfecta para lo que se venía cocinando desde días atrás entre los regimenes del Partido Popular de España y el Partido Comunista de Cuba, tal para cual.

Esta condena habría sido la gran oportunidad para que la Fundación Hispano-Cubana, demostrara tanto su compromiso con la memoria del difunto lider del Movimiento Cristiano Liberación, como la independencia que proclama su presidente Guillermo Gortázar Echeverría, con respecto al Partido Popular en el video entrevista titulado: Un encuentro a la luz de futuras transformaciones democráticas. realizado por proyectociudadanocubano   publicado en la red en el 2 de marzo de 2012

Tales objetivos los haría alcanzado la Fundación alzando su voz en demanda de una investigación alternativa que esclarezca la muerte de Oswaldo Payá, como reclaman su hija y su esposa desde Cuba.

Sin embargo todo lo que encontrarnos en su página al respecto es una breve reseña de la información ofrecida por Cubadebate que reza así:

ANGEL CARROMERO, CONDENADO A CUATRO AÑOS DE PRISIÓN EN CUBA
La noticia está publicada en la web oficialista Cubadebate y ha sido confirmada a Libertd Digital por fuentes del PP. El español, según dicha web, ha sido condenado a cuatro años por un delito de homicidio al considerar probado que el accidente de tráfico en el que murió el disidente Oswaldo Payá se debió a la “conducta imprudente” del español.

La Fiscalía había pedido siete años de cárcel en el juicio, que se celebró el pasado 5 de octubre en la ciudad de Bayamo. La defensa, por su parte, reclamó la libre absolución.

La decisión, añade la página, puede ser impugnada ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular.

Un texto frío, pulcro e inocuo, puramente informativo, sin posiciones ni reacciones, que no hace daño ni aquí, ni allá, que demuestra que es muy fácil hacer oposición y disidencia desde distantes riveras, mas cuando la candela se acerca, lo mejor es responder complacencia, en este caso aceptando la diplomacia de la aceptación con la que , el actual gobierno español está siguiendo el caso de Carromero, aunque se deje a la verdad en el atolladero.

Carromero se apaña

Ya lo está pronosticando desde hace día en Miami, La Tarde se mueve, el programa radial de la burguesía castrista en esa ciudad norteamericana, una burguesía pura y dura, que poco tiene que envidiar a la que sostiene a los populares españoles, olvídese usted del discurso pseudo izquierdista, con el que la parte cubana oculta su condición de clase, para ser mas exactos, de “nueva clase”.

La suerte de Carromero está echada y aunque parezca no es tan mala. No importa que el bello durmiente de Jens Aron Modig al conocer la noticia haya puesto en grito en el cielo, con una declaración oficial aparecida el 15 de Octubre de 2012, en la página de La Juventud democristiana sueca (KDU, según sus iniciales suecas), en ella se comenta la noticia de que el joven político Ángel Carromero fuera condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario tras el accidente de coche del 22.

El líder de KDU percibe la condena como algo irreal, siente profundamente difícil situación del implicado y reitera sus esperanzas de que pronto Carromero volverá a casa, a reunirse con sus seres queridos. En la declaración Aaron Modig afirma:

– No creo que sea correcto acusar a Ángel de algún delito. Por lo que recuerdo de nuestro viaje Ángel no condujo imprudentemente. Tampoco se que los familiares y seres queridos de Payas o Cepero hayan formulado acusación contra Ángel. Se siente mal el acusarle de algo.

Ahora resulta que el presidente de las Juventudes Demócrata Cristianas de Suecia, ha recuperado suficiente memoria como para defender la inocencia de su compañero de aventuras y bulerías, a juzgar por los comentarios festivos sobre un sueco bailando sevillanas, dejados por Ángel Carromero en su cuenta de Twitter, cuyo mensajes en vísperas del accidente han sido borrados. La pena es que la recuperación no sea lo suficiente como para aclarar algo aún mas importante que la velocidad a al que conducía el condenado. Los detalles que explican los dos fallecimientos del hecho.

Puede que la de Modig, haya sido una reacción inmediata al sentimiento de sentirse traicionado, que sus olvidos y silencios hayan tenido por precio la promesa de que Carromero sería liberado. De ser ese el caso sería una reacción injusta para con sus anftriones de la Seguridad del Estado, una respuesta nacida del desconocimiento de un entresijo legal que le permitirá a todos los implicados bañarse y guardar la ropa, con una solución que si no parece salomónica, al menos recuerda aquellas que daba Sancho Panza a los querellantes durante su etapa de gobernador en la ínsula de Barataria.

Carromero se apaña cumpliendo castigo en España. De esto no cabe duda tras escuchar lo dicho por Edmundo García en Miami, el mismo día en que Modig hacía publica su declaración en Suecia. El propagandista del gobierno cubano comentó ese 15 de Octubre la sentencia de 4 años recordando que eran 7 años los que pedía la fiscalía para Carromero, y usando como fundamento el que no hubiese ninguna objeción por parte del Gobierno Español, así como el reciente encuentro entre los cancilleres García Margallo y Bruno Rodríguez en Nueva York, llegó a la conclusión de que habría una solución del caso basada en unos viejos acuerdos acuerdos firmados entre Cuba y España que permite que los ciudadanos de ambos países cumplan prisión en sus países de origen. García asegura que sin tener información privilegiada Carromero será enviado a cumplir su condena en España.

Lo de García carezca de información privilegiada no me lo creo, demasiado importante es el papel que juega para que se le permita hablar a tontas y a locas en su programa. Si me creo en cambio lo que pronostica del envío de Carromero en España, y agrego lo que veo probable tras ese paso. Una vez puesto el primer pie en Barajas, Carromero será absuelto de todos sus crímenes por el gobierno Español y dejado en libertad. Cuba, a sabiendas de que eso ocurriría, armará la pataleta, a manera de “desquite” pondrá en libertad a algún raterillo enviado desde la Península, así que aquí paz y en el cielo gloria.

Este futuro previsible se respaldó con la edición del jueves 18, del mismo programa, en esta ocasión volvieron a la carga los exitosos empresarios cubano americanos Álvaro Fernández y Francisco Aruca, lo hacían al reseñar, entre otros artículos los artículos publicados por el señor Fernández en el periódico digital Progreso Semanal, el trabajo “Después de la condena, ¿qué vendrá?, escrito por uno de los colaboradora de Progreso en Cuba, Alberto Ramy.

Aunque con cierto despiste, Aruca convirtió al sueco Modig en Noruego, los dos comentaristas hicieron, desde el punto de vista de sus objetivos propagandísticos, un buen resumen, de lo que aparece en la entrada al blog de Ramy.

Y podría decirse que hasta pecaron de indiscreción al comentar la “opinión” dem su corresponsal de que la reducción de tres años tenía una ” buena razón”, la de facilitar que a Carromero lo expulsara del país y que terminara cumpliendo su condena en España. Se trata de una visión que contradice los principios mas elementales del derecho, donde las personas se les juzga en función de los crímenes cometidos, y no con la segunda intención de facilitarle el retorno a si país.

Aruca le explicó a su audiencia Miami se los tratados cubano-españoles según los cuales cualquier condena menor de 5 años facilita que el acusado cumpla la pena en su país de origen.

Por su parte Álvaro Fernández subrayó que si Ramy estaba “especulando” se trata de un periodista que normalmente acaba teniendo la razón. Es algo que no sorprende cuando el periodista sirve a una gobierno que gusta diseminar como profecía sus decisiones ocultas. Fernández, como había hecho Edmundo García, días atrás ante los mismos micrófonos menciono las reuniones entre el gobiernos de España y Cuba, la reacción positiva ante juicio del Cónsul General en Cuba que vio justo el juicio reafirmando al idea de que “atrás del telón” hay movimiento para que Carromero acabe en España en algún momento.

Por su lado Aruca repite el mismo tópico expresado por el uruguayo Fernando Ravsberg, el corresponsal de la BBC que lleva más de 20 años viviendo en Cuba – demasiándos como para que el régimen no le haya encontrado un talón de Aquiles, sobre la eficacia de la abogada -un elemento legitimador mas del proceso que ya se vuelve repetitivo- y agrega un detalle muy importante, el de que en ningún momento, el objetivo político del viaje saliera a relucir, a pesar de que Modig confesara – instado por el propio Ravsberg, recordemos- que los dos extranjeros habían traído 40000 euros para Paya -dinero que no se sabe a donde fue a parar- así como la misión de vertebrar una organización juvenil democristiana. Sin el mejor ambages Aruca afirma que el problema político eso se habría tratado trató en Nueva York , en España con discreción y en Cuba con la omisión de ese tipo de cargo en el juicio.

Lo que dice y no dice Ramy

Efectivamente, si vamos a la página de Progreso Semanal y revisamos el artículo de Manuel Alberto Ramy encontramos su afirmación de que según “fuentes bien autorizadas”, técnicamente, la condena menor a cinco años facilitaría que Carromero viaje a España ya sea como expulsardo del país, ya mediante la aplicación de acuerdos bilaterales que permiten cumplir la condena en el país del cual es ciudadano.

Como ya habían mencionado los voceros del régimen cubano en su radio de Miami, varios son los asideros del “pronóstico” de Ramy, veámoslos en detalles:

Primero: que basándose en la defensa de la abogada cubana, Dorisbel Rojas, el Cónsul General de España en Cuba, Tomás Rodríguez Pantoja, declaró el día 5 que el juicio había sido procesalmente correcto y que estaba seguro de habría una reducción de la pena considerable; fue lo que ocurrió con rebaja de tres años a la petición inicial.

Segundo: el hecho de que en ningún momento el objetivo político del viaje a Cuba fuera incluido en el proceso judicial, Sobre este aspecto Ramy escribe:

El aspecto político ha sido conversado por vías diplomáticas que incluyeron al más alto nivel de ambas cancillerías cuando en Nueva York los ministros del Exterior de Cuba y España, dialogaron sobre el tema. No sería peregrino pensar que previo a dichos encuentros también los hubo a nivel de embajadores. No es casual que a escasamente una semana del trágico accidente, al que Cuba restó su valor político, en España el tema Carromero y su abordaje público pasaron a ser patrimonio de personalidades autorizadas por la cancillería hispana y fueron discretas. Todo en consonancia con la solicitud del acusado de no politizar el accidente.
El objetivo político del viaje, los proyectos y sus posibles impulsores en España -todos vinculados al Partido Popular y a la Democracia Cristiana Internacional- pudieran haber salido a relucir durante las investigaciones y en los interrogatorios a Carromero, no así en el juicio, repito. De ser así, posiblemente estaríamos ante materiales políticamente sensibles y muy calientes, dada la actual coyuntura que vive el hermano pueblo español. ¿Que lo saco de la manga? Creo que no. ¿Acaso Jens Aron Modig, el sueco que viajaba en el auto con Carromero, no confesó horas antes de partir para su país que ambos trajeron 4 mil euros para el Movimiento Cristiano de Liberación (MLC) y que él estaba en disposición de ayudar a vertebrar el ala juvenil de dicho movimiento? ¿Qué más pudo haber confesado a las autoridades y cuánto más podrá haber aportado Carromero?”

Así tenemos que en criterios del analista el piso político ha sido determinante en el caso tanto como el bajó el nivel público del tema al reducirlo a un accidente de tránsito, lo cual determinaría ” posiblemente” el traslado de Carromero a España, dentro de las normas legales, y tras en un tiempo prudencial.

Ramy termina su nota lanzándole una toalla a la dignidad Española, la cual según él no se vera herida aunque significará que ella deje de, según él, de inmiscuirse en los asuntos internos cubanos.

Y parece que el “comunicador” de La Habana va a tener razón. El pasado 12 de octubre los disidentes y opositores cubanos brillaron por su ausencia una vez más, pero sin el PSOE en el poder, en la recepción que ofrece cada año la embajada española en Cuba con motivo de la Fiesta Nacional de España.

Recordemos que lo de invitar a los disidentes a la celebración de las fiestas nacionales de los países Europeos fue una de las sanciones – aunque suene raro pues tal convite debería ser la norma de las democracias liberales- impuestas por la Unión al régimen de Cuba tras el arresto de 75 disidentes en la primavera de 2003.
Ya bajo el gobierno de José Luis Zapatero la embajada española dejó de invitar a la oposición cubana a su tradicional festividad, lo que le valió la critica de un PP en la oposición al gobierno socialista, ahora desde el poder los pepeteros vuelven a esa andada sin que sus parlamentarios digan nada, ¡ver para creer!

Así pues, como nos cuenta Fernando Ravsberg en su blog Cartas desde Cuba, hemos tenidos un Día de la Hispanidad sin incómodos disidente en la egregia sede diplomática, allá en La Habana, lo que no faltó fue una representación de los acólitos del régimen según cuenta el reportero:

” La embajada de España en Cuba celebró el 12 de octubre con una recepción en la que no se invitó a disidentes, blogueros opositores ni periodistas anticastristas, a pesar de que participaron más de un millar de cubanos, entre intelectuales, religiosos, artistas e incluso militares.”

Mas claro ni el agua, con Carromero el Raulismo tiene al “Rajoyismo”, literalmente, agarrado por los huevos” y que me perdone el delicado lector por tan ruda expresión, pero no encuentro otra mejor para expresar el lamentable estado en que se halla el gobierno español.

Del otro lado dela valla tenemos aquellos a quienes Ramy, escapándose por las ramas,  pasa por alto en su enjundioso análisis reproducido en Progreso.

Los herederos y compañeros del fallecido por cuya muerte se condena a Carromero , esos a los que no se les permitió el acceso a un juicio tan perfecto en epinión del representante español, una de estas personas es Rosa Maria Payá quien considera que Ángel es inocente; por alguna razón será.

Sin embargo a Ramy no se le ocurre ponerle seso al asunto. Lo mismo ocurre con la viuda de Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo quien en una entrevista telefónica con Europa Press mostró directamente su rechazo a la versión oficial afirmando: “No creo que haya ocurrido como dicen. Quiero que me digan la verdad”.

En considera que Carromero no debe cumplir cárcel sino que debe ser enviado junto a us familia, que espera que algún día se con ozca la verdad, y sigue reclamamos una investigación internacional para esclarecer las causas del siniestro.

Extraña reacción de una familia para con el supuesto causante de la muerte de un ser querido, ¿no le parece al lector?

Otra voz ignorada, es la del el hijo adoptivo, en términos políticos, de Paya: Regis Iglesias; se trata de un activista extraditado a España en 2010 tras siete años y medio en prisión,una de las pocas personas que desde ese país – frente al silencio cómplice del Partido Popular y su gobierno, o el mutism9 aún mas ominoso, de la mal llamada (por esta servil actitud )Fundación Hispano-cubana, una institución cuyo supuesto fin era el de la promoción, fomento y desarrollo de los principios y valores de la libertad y la democracia en todo cuanto se refiere a las relaciones de cualquier naturaleza de España con Cuba y viceversa- está dando su batalla quijotezca, defendiendo abiertamente la “inocencia” de Carromero y señalando al Estado que juzgó al jóven político español como el verdadero culpable de la muerte de su mentor.

A diferencia de lo declarado por el Cónsul General del Reino de España en Cuba, Iglesias ha sido capaz de calificar de “farsa” un proceso judicial que según el está lleno de contradicciones para cualquier observador independiente exigiendo como hacen los familiares de Payá una investigación internacional saque la verdad a la luz.

Según las declaraciones hechas a EFE por el representante del Movimiento Cristiano Liberación, el accidente de tráfico en que murió Paya provocado por la policía política de Cuba. Esto lo hace basado en Regis en los mensajes que envió a su país, desde el hospital donde era atendido en Cuba el dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular, unos mensajes de los que ahora nadie parece saber nada en Madrid.

Con estas contudente afirmaciónes hechas por Regis Iglesias solo se está emplazando al régimen cubano, sino incluso a su homólogo español, cuya callada por respuesta parece demostrar lo poco que le importa la justicia que se le haga a la memoria de Oswaldo Payá, a pesar de que éste, al igual que Carromero, ostentaba la ciudadanía española.

Y mientras tanto casa vez se suman mas elementos al para creer en inculpación no de Carromero, es los que ocurre esta extraña condena y los augurios que sobre ella hacen los “analistas” castristas en Miami.

Conclusiones

Solo una mentes reducidas por su subordinación al poder son capaces de utilizar medios alternativos para justificar las arbitrariedades judiciales y políticas cometidas en Cuba, como el caso Carromero.

Si de verdad este cometió un delito incluso dos, desde la perspectiva de la legalidad socialista, debería caer sobre el todo el peso de la ley, y no solo el necesario para facilitar las transacciones políticas entre los gobiernos de Cuba y España. Por otro lado salta la pregunta, que es lo que recibe el régimen cubano a cambio de su ingerencia, a todas luces descarada en la justicia de su propio estado. ¿Acaso completar la coartada que desvíe la atención sobre la necesidad de profundizar la investigación en la muerte de Oswaldo Payá y su compañero? En ese caso, no importa lo que ocurra mañana si liberan a Carromero en España, tendremos más de un implicado en el presunto asesinato, y no serán solo los autores materiales y intelectuales del hecho, sino también quienes actuaron, por amistad, dinero, ideología, miedo, o simplemente “razones de estado” para que no se supiera la verdad. Y siendo así habrá que pensar que como en el caso del Comendador de Fuente Ovejuna, no fue uno, sino muchos los que mataron a Payá.

Anuncios

Una respuesta to “¿Qué empaña un Carromero en España?”

  1. Haydee Beatriz Rodriguez Rodriguez 22 octubre 2012 a 8:36 PM #

    Esto me parece una mala obra de teatro, que el primer acto se paran los asistentes por lo mal escrita y aún peor actuada. Antes de caer el telón sabemos el final.

    Nunca nos conformaremos con esa triste realidad y seguiremos reclamando justicia hasta que oídos receptivos nos escuchen.

    Siempre estaremos apoyando a sus hijos y viuda,acompañándolos en su dolor e impotencia para luchar contra tantos monstruos.

    Desde Madrid

    Haydée Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: