¿Llegó la hora de reactivar viejas experiencias?

27 Jul

https://lh5.googleusercontent.com/-0vqrLkUfQlg/UBLTpXWpdwI/AAAAAAAAD-E/cUOE0t91n64/s912/payakommitte%2520006.jpg

Sesión del  extinto Comité Escandinavo pro Premio Nobel a Oswaldo Payá. ¿Será necesario crear uno similar? Foto: Germán Díaz Guerra.

Dos personajes de los que mencioné en mi artículo anterior han salido a la palestra sueca con motivo de la muerte de Payá. El primero es Alexis Gainza, el Paladín de Anna Ardín, cuando se indagó por ella en el programa de María Elvira. El segundo es Birger Thureson, uno de los suecos que sufrió arresto y deportación de Cuba, para más información sobre su caso, remito a la edición número 16 de Cuba Nuestra, Otoño 2000.

Lo que dice el amigo de Anna Ardin

El marco de las apariciones es Dagen (El día) es una publicación que pretende desde los principios cristianos informar e influir en la sociedad. La revista se presenta como políticamente independiente pero suele coincidir con los líneamientos de la Democracia Cristiana Sueca, que no olvidemos es de origen protestante.  “Payás död är en stor Förlust för demokratiförespråkarna” (“La muerte de Payá es una gran pérdida para los defensores de la democracia ‘) publicado el 24/ 07/2012.

Aquí, la redactora Sofie Hedman le hace una entrevista al cubano Alexis Gainza, a quien presenta como activista de derechos humanos y autor de “Cuba vista desde el exilio“.  Se trata de un librito financiado por el Centro Liberal Internacional Sueco, el mismo, que en los tiempos en que se dejaba asesorar por Cuba Nuestra, llegó a convertirse en el centro neurálgico de la solidaridad sueca con la disidencia Cubana. Sin embargo, hoy en día, el SILC apenas se siente en relación al tema; alguna conferencia pública por aquí, la presentación de un filme por allá, y según se puede leer en su sitio digital, el mantenimiento como proyecto cambio de Misceláneas de Cuba, la revista que fundada en sus orígenes  por Gainza, como servicio de su empresa personal Presslingua, para convertirse ya una vez financiada por los liberales suecos, en  voz de la organización del mismo nombre, que hoy preside en Suecia, el polémico Oswaldo Alfonso Valdés.

Gainza se mantuvo como director de Misceláneas hasta que renunció a ella, salpicado en el escándalo Assange-Ardín y el mundo fijó la mirada en su persona por su amistad con la acusadora del fundador de Wikileakes. Por supuesto nada de esto se dice en la presentación del inmigrante ante el lector de Dagen.

Gainza comienza dándole por las venas del gusto a los protestantes suecos, con la afirmación, desde mi punto de vista cuestionable, de que un grupo cada vez mayor de los católicos en Cuba se levantan contra la iglesia para criticar sus vínculos con el régimen de la isla. Luego asocia la profesión de Oswaldo Payá como ingeniero en tecnología médica, incluidos respiradores, para usar la metáfora que el fundador y líder del MCL grupo Demócrata Cristiano de Cuba, también le dio oxígeno a la oposición cubana; por cierto, el mismo Gainza ha publicado en su página de Facebook una foto donde se le puede ver usando este tipo de artilugio, tras enfermarse, sabrá Dios si por los efectos del lío armado con Assange.

Alexis Gainza describe a la periodista  una situación cubana en la cual cada día se crean mas disidentes y en la que más católicos rechazan a su Iglesia, esto último no me parece muy cierto mas allá del exilio, y algún sector de la oposición. Además  recuerda que en los últimos años, varios opositores murieron en circunstancias sospechosas, por ello opina que, probablemente, lo acontecido el domingo fuera un asesinato.

En el texto no se dice una sola palabra sobre Modig y esto, nos llama la atención; ya que los anteriores arrestos de suecos en Cuba tuvieron lugar cuando Gainza se desempeñaba como Coordinador General de la revista  Cuba Nuestra y sabe muy bien, porque participó de manera protagónica, lo importante que fue la movilización desatada, entonces, desde nuestra equipo en coordinación con nuestras contrapartes suecas para lograr la liberación de los prisioneros.

Escribe Birger Thureson

Como dijimos arriba uno de ellos es el también redactor de Dagen, Birger Thureson, quien un día después publica la nota “Den modige demokraten” (“El demócrata valiente”).
Hace años, coincidí con Birger Thureson en algunas actividades relacionadas con el apoyo al movimiento democrático, particularmente en el Comité por el Nobel a Payá, dentro del que también participaba Gainza.

https://lh4.googleusercontent.com/-nIMBCk87pNE/UBLTogKX__I/AAAAAAAAD-A/-xCPNppjF0k/s912/payakommitte%2520005.jpg

 Miembros del Comité Payá, al fondo Alexis Gainza. Foto: Germán Díaz Guerra.
https://lh4.googleusercontent.com/-U2iwQhNn3s0/UBLTDLex1KI/AAAAAAAAD74/gK5MGZ3Ugcc/s720/P8250011.JPG

 Birger Thureson durante otra reunión del Comité Payá. Foto. Germán Díaz Guerra

Se trata, con el sueco, de un periodista y escritor, nacido el 27 de agosto de 1942, graduado por la Universidad de Uppsala en Artes y Teología. Ha sido pastor del movimiento Pentecostal, y ha trabajado con diferencias agencias de ayuda para el desarrollo internacional. Como periodista ha sido editor ejecutivo del Herald y el Evangelio de Västerbotten Norra 1997-1999, y editor de la revista de noticias liberal y escritor de editoriales en el Correo de Västerbotten. Por último, trabaja como reportero y editorialista en El Día; es además autor de unos veinte libros y miembro de la Unión de Escritores de Suecia desde 1982.

En su artículo publicado por Dagen, el día 25 de julio de 2012; Thureson nos habla de su pulover rojo con la imagen de uno de los defensores de la democracia en Cuba, Oswaldo Payá. Es en vano, se ha perdido, dice al principio.

Personalmente me acuerdo del pulóver al que se refiere, producido por los Jóvenes democristianos en los tiempos en que su lider era líder Jakob Forssmed y participaba en el Comité pro premio Nobel a Payá.  Quién nos diría entonces que su futuro sucesor terminaría arrestado en la isla.

https://lh3.googleusercontent.com/-Je5v8mw_9cY/UBLTlpIGpLI/AAAAAAAAD9I/w7aczj5dod8/s912/P3080014.JPG

 Foto tomada por Germán Díaz, quien también pertenecía al Comité, a  Jakob Forssmed, el entonces lider de la Juventud Democristiana. Sólo él sabe si aún quedan de los  pulóveres con el resotro de Oswaldo Payá que su organización produjo entonces, quienes deseen contactarle tenderán que comunicarse con la oficina del actual Primer Ministro de Suecia donde Forssmed se desempeña como Secretario de Estado, es lo que se llama carrera política.

Al comité perteneciá la redacción de Cuba Nuestra y por nuestra parte nos pareció muy justo que Thureson fuera elegido presidente,  como el mismo escribe, tomando en cuenta el hecho de que él, junto con dos colegas más, él periodista sueco, hubieran sido encarcelados e interrogados por la Seguridad en La Habana, durante casi tres días y luego expulsados ​​del país.

https://lh6.googleusercontent.com/-9xnvFwGmWxk/UBLTn8O87rI/AAAAAAAAD9s/N74Yu8bTTm8/s912/payakommitte%2520001.jpg

 Thuresson, al fondo, durante sesión del Comité Payá. Foto: Germán Díaz Guerra

Como bien explica el redactor, la tarea del comité era presionar por la entrega del Premio Nobel de la Paz a Payá. Fue nominado, pero nunca lo consiguió. Y cita una carta enviada por el disidente desde Cuba y leída en la reunión anual del 16 de febrero 2005, en la que Oswaldo Paya, agradecía nuestro apoyo. Y escribía: “La promoción del diálogo es nuestra misión primordial hoy en día – entre los pueblos y las sociedades con historias diferentes, de diferentes religiones y culturas, así como dentro de cada nación, la sociedad y la familia.”

Leyendo el artículo, recuerdo la extraña disolución del Comité, como si una orden hubiera llegado de arriba, por lo menos de quienes nos ofrecían toda la logística para funcionar con  los liberales y democristianos suecos. Algún día habrá que investigar que fue lo que pasó y quizás Thureson pueda darnos las razónes.

https://lh5.googleusercontent.com/-GkeiB-kiunQ/UBLTE7kb1gI/AAAAAAAAD8k/DyXB38tcp44/s912/P8250020.JPG

El autor al centro, durante otra sesión del Comité, primero a la Izquierda Eric Jennischet, director del Centro Internacional Liberal donde solían tener lugar las reuniones del Comité pro Premio Nobel a Payá. Foto: Germán Díaz Guerra.

De todos modo, venga la autocrítica a la parte cubana; debimos haber seguido actuando, aunque fuera, reunidos en un sótano, quizás habríamos logrado, para seguir en la tónica de Gainza, que Payá siguiera hoy respirando.
https://lh3.googleusercontent.com/-XlUpW97TjKo/UBLTkdJfT1I/AAAAAAAAD80/M7BraUfDVW4/s912/P3080003.JPG

El autor, primero a la derecha, revisando una edición reciente de Cuba Nuestra, mientras esperaba,  junto miembros del Comité Payá, esperando la llegada del resto. Foto: Germán Díaz Guerra.

En este segundo artículo se califica de misterioso el accidente de Oswaldo Payá, y su muerte como una pérdida no sólo para la familia, sino también para el pueblo cubano.

Así mismo el periodista rememora su primer contacto con Payá y otros disidentes cubanos, como le llamó la atención, su lealtad a su pueblo y asegura que no eran traidores financiado por EE.UU, que amaban a Cuba pero sentían que Fidel Castro traicionó a la revolución mediante la sustitución de una dictadura con otra. En resumen,  que los disidentes lo que querían, era la libertad, independencia y derechos humanos. El mismo participó en reuniones donde la oposición discutía el futuro de Cuba con las ventanas abiertas a la calle, pues, decían, no tener nada que ocultar. Sin embargo, pagaban un alto precio, en términos de las sentencias de acoso y la cárcel.

Hablando sobre Oswaldo Payá, el sueco, se refiere a los campos de internamiento, a la fundación y dirección del Proyecto Varela, que reunió a la oposición cubana en un intento de abrir el cerrado sistema político de Cuba, usando medios legales y pacíficos y que fue por esto que se le otorgó el PremioSajarov del Parlamento Europeo.  Ahora, este diálogo y la voz por un cambio pacífico ha sido silenciada, escribe ¿ por un accidente? se pregunta, luego contiúa:

Sobre este punto, todavía hay incertidumbre. Pero está claro que Oswaldo Payá ha estado durante mucho tiempo bajo la amenaza de aquellos en el poder en Cuba. ¿Un accidente fatal?. En este punto impera todavía la falta de claridad. Lo que si está claro,  es que Oswaldo vivió mucho tiempo bajo la amenaza de los que tienen el poder en Cuba. Un accidente mortal se adapta como un guante a la mano. Encaja muy bien para que el mundo exterior, pueda seguir comprando, sin interrupciones, la verdad oficial,  que a La Habana le sirve.

Al final, el periodista nos cuenta que ha encontrado su camiseta Roja, la que le ayudará a mantener viva la memoria del valiente democristiano Oswaldo Payá.

Es un texto bonito, que comparte con el anterior la sospecha de que el accidente pueda ser un asesinato, algo de lo que ya no hablan los políticos. Pero pasa por alto, como el otro, el arresto de Modig, quien sigue pasando en La Habana por la misma situación que pasó 12 años atrás, el mismo Birger Thureson.
He revisado hoy la edición digital de Dagen y no he visto que aparezca nada sobre el joven retenido en Cuba. En cambio tanto el liberal Dagens Nyheter, como el conservador Svenska Dagbladet, publicaron en su sitio digital, en la noche del 26 de Julio un despacho, firmado en La Habana por TT-AFP, donde se reporta, que si bien, los críticos arrestados en el funeral de Payá han sido puesto en libertad, mientras que  Aron Modig y el español que le acompañaba en el coche con Payá, permanecen bajo custodia policial.

Pos su parte, el periódico Världen Idag (Mundo hoy), anunciaba este día 27 de julio que, de acuerdo a Catarina Axelsson en el servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, una representación de la Embajada de Suecia en Cuba se había podido reunir ayer con el presidente de Jóvenes Demócratas cristiano, por la policía de inmigración cubana. La razón por la que Aron Modig, de 27 años, sigue detenido en el país; la jusitificación de acuerdo con la embajada, es que debe estar disponible para la investigación policial del accidente, que el domingo pasado  cobró la vida de Oswaldo Payá y su colega Harold Cepero. Disponible Ok, ¿pero encerrado en inmigración por qué?

https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-snc7/s720x720/395720_10151052090420551_1789734986_n.jpg

Foto de Aron Modig publicada en su página de Facebook.

El despacho se hace eco de la información contradictoria sobre la causa del accidente de coche, de que los familiares de Payá acusan al régimen de ser responsable, mientras que la versión oficial de las autoridades, es que el coche salió de la carretera a alta velocidad y se estrelló contra un árbol.
Esta muy bien que Aron se mantenga en Cuba y testifique, lo que no me parece justificable que siga encerrado en extranjería, y no solo esto, sino que tampoco se le permita hablar con la Esposa de Oswaldo Payá, la cual acaba de declarar en un video, que amigos europeos le informaron de mensajes enviados por Aron, involucrando a un segundo auto, en los hechos, quizás sea esta la razón por la que a estas alturas el joven escandinavo no esté suelto.

Me parece que los juristas cubanos deberían revisar los textos sobre derechos humanos que un día bajo el auspicio de la agencia para el desarrollo ASDI publicaron y estudiaron en Cuba y pronunciarse sobre lo que esta pasando con el ciudadanos sueco. De lo contrario, y si la cosa sigue demorando, habrá que sintentizar viejas experiencias, la del arresto de Thureson y el trabajo por el Nobel a Paya, creando a partir de aquí un nuevo comité sueco cuyo lema sea “LIBERTAD PARA ARON”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: