De la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes: una historia que debemos aprender

14 Jun

https://i2.wp.com/farm8.staticflickr.com/7075/7278245442_7d94372b1c.jpg

Estatua de Alfonso VI junto a las murallas de Toledo. Foto: Carlos M. Estefanía.

El Rey Alfonso VI, que en 1085 conquistó la Toledo musulmana (y desterró al CID en1089, en una ocasión se proclamó “el Emperador de las Dos Religiones de España”
Chris Lowney en Un mundo desaparecido

Llevo en la mochila un libro para devolver a la sección internacional de la Biblioteca, de la Ciudad, aquí en Estocolmo, ha sido escrito por Chris Lowney, ex Jesuita que sabe muy bien de que se habla, cuando hablamos de las religiones hijas  del profeta Abraham, el Judaísmo, el critianismo y el Islam, la obra se titula “Un mundo desaparecido”: La Convivencia de Musulmanes, Cristianos y Judíos en la España del siglo XIII, publicada por la Editorial El Ateneo, de Buenos Aires, en 2007.

Debo decir que ha hecho muy bien la editorial austral en regalarnos esta pieza, que todos los iberoamericanos deberíamos leer; un poco para romper ese enfoque machacón que remonta nuestra historia “nacional” al surgimientos de esos “estados nacionales” que tanto colorido al mapa de America Latina, un colorido que encubre el rojo, no precisamente socialista, sino de sangre, casi siempre innecesaria que acompañó el paritorio.

https://i1.wp.com/farm8.staticflickr.com/7222/7373037238_0b892a3d8c_z.jpg

Nuestra historia no está escrita, y por tanto no podemos comprendernos a nosotros mismos, si pasamos por alto ese rico período que se inicia en 711 cuando los musulmanes conquistan España, y que termina en 1492, los reyes caóticos Fernando e Isabel toman su último bastión Granada, no por casualidad en mismo año en que Colón descubre el Nuevo Mundo y Europa inicia sus colonización, proceso en el que sin duda, en el caso de España se implementó Buena parte de su experiencia, tanto en lo que se refiere a la convivencia con otras religiones como a la manera de con quistar y subordinar las culturas ajenas, de ahí las diferencias abismales que se observan entre los países colonizados por Castilla y aquellos a los que le tocó de Amo, Francia o Inglaterra.

En el caso de un lector cubano la trascendencia de este libro radica en la preparación que le da, a quien se formó en una estado ateo, y como suelen ser los comunistas, sistematizado y aniquilador de las diferencias entre minorías, una de las cuales, como todos sabemos es la marca religiosa.

El problema de lo religioso así como el de la convivencia entre los diferentes credos, esta lejos de ser un asunto de pueblos “subdesarrollados”, por el contrario es el pan nuestro de cada día en países tan tecno logizados y por tanto “secularizados”, como Suecia. Ahora mismo tenemos en la prensa un debate, sobre la costumbre de bendecir a los niños durante el fin de curso, en un país donde formalmente la Iglesia está separada del estado, y no es menor el asunto de la convivencia, cuando sectores antisemitas intenta equiparar la circuncisión con la ablación del clítoris para prohibir esa práctica, o cuando un programa de televisión infiltra mujeres disfrazadas con burkas, en las mezquitas para conocer la opinión de los Imanes sobre la poligamia, o la intervención de la policía en las peleas de casa. De mas está decir que las declaraciones de los líderes musulmanes desataron la furia de una sociedad atada mentalmente por siglos de un luteranismo que ahora se entremezcla con los dogmas del feminismo y los enfoques Queer.

Los problemas que hoy vive Suecia los vivió España hace siglos, aunque ella misma suela olvidarlo, por so resulta fundamental un libro como este que trata de algo tan presente en nuestros días, el de la coexistencia religiosa en un país.

Para contárnoslo el autor nos traza un largo recorrido que comienza con la presentación de aquella España dominada por los godos antes del arribo de un Islam, que para muchos resulta en una suerte de liberación, un Islam que encofró  la minoría judía excelentes administradores, lo que permitió a los hebreos radicado por Roma en la antigua Hispania, florecer hasta conocer una auténtica época dorada, iluminada funcionarios como el general judío, Samuel ha-Nagid y pensadores de la talla de Moisés Maimónides, la figura mas ilustres de la edad de Oro Judía en España.

Pero no solo se nos habla de Musulmanes y judías, también conocemos que pasaba con el cristianismo en esta época, de la evolución del Mito de Santiago, donde el santo bueno y viajero termina convertido en un matamoros, de los activistas que buscaban el martirio ofendiendo al Corán, como hacen hoy en días por estos lares algún que otro caricaturista o  el propio  Papa Silvestre II, quien aprendió matemáticas en la España musulmana, el de la posición intolerante e islamófoboa de Carlomagno a diferencia del Alfonso, el Rey Sabio que supo gobernar con inteligencia las tres religiones, no puede dejar de aparecer la curiosa figura del Cid, capaz de servir y servirse lo mismo de un mahometano que de un cristiano. Y para los que nos interesamos en el misticismo, algo habrá sobre Cábala y el Sufismo. Nada que tiene usted que leerse este libro, no solo por lo que cultiva, sino por lo que nos enseña sobre la capacidad de tolerase mutuamente, no necesariamente por propia voluntad, que pueden tener las mismas creencias que hoy,

Anuncios

Una respuesta to “De la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes: una historia que debemos aprender”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 15 junio 2012 - 15 junio 2012

    […] De la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes: una historia que debemos aprender […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: