Por el derecho a entrar y salir, en la patria y en cualquier país

9 May

 photo

Pasaporte cubano en ese caso de Kumar, rapero  del barrio de Mantilla en La Habana. Orianomada’s photostream

Todos sabemos, que en Cuba se violan consetudinariamente los derechos humanos de su ciudadanía, una violación que no cesa, ni siquiera cuando el cubano emigra, obligado a ocultar activismo político y en muchas ocasiones sus opiniones, si quiere que le vendan el derecho a regresar a su patria de visista.

Aún así, una vez afuera, muchos olvidan la naturaleza despótica del régimen imperante en su patria y comienzan a mendigar sus derechos migratorios, sin comprender por qué estos se les conculcan. Para muestra un botón, uno los micrófonos abiertos nuno de los programas propagandísticos con los que cuentan el gobierno cubano: La Tarde Se Mueve.

El tema ha sido tratado en el mismo espacio por agente de influencia argelino francés Salin Lamrani; un declarado admirador de Fidel Castro, de quien afirma no tener otro pecado que el de ser consecuente con sus ideas (sin reconocer la naturaleza dictatorial de estas). Graduado por la Universidad de La Sorbona, Lamrani es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Descartes y la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée dentro del viejo continente, Lamrani se comporta como uno de progandistas mas firmes del castrismo, a pesar de ello se le considera como uno de los estudiosos más reconocidos en el tema de las relaciones Cuba-EE.UU. Otro de sus temas fundamentales el es caso de la blogger Yoani Sánchez a la que ha entrevistado e investiga meticulosamente con el objetivo de encontrar hechos en su vida que la desacrediten. El propagandista es miembro de la llamada Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad.

También es un conferenciante regularmente invitado en Francia y diversos países del mundo. Ha intervenido varias veces en Cuba, Inglaterra, Bélgica, Alemania, Suiza, Italia, Venezuela, Bolivia y Estados Unidos. Ha dado conferencias con Noam Chomsky, Ken Livingstone, Ignacio Ramonet, Howard Zinn, entre otros.

Pese a todo lo anterior, Lanrani, quizas alertado por algún alto cargo del gobierno cubano sobre por lo que está por llegar, se atrevió a discrepar de la actual política oficial de sus patrones ideológicos cubanos, recomendado una apertura en ese sentido.

Otro de los que también han abordado el problema es José Pertierra, un abogado especializado en emigración; al que lo que menos le interesa son los derechos migratorios de sus compatriotas, y cuyo relato sobre la última reunión de Cubanos americanos en la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, denota la manera deleznable en que son utilizados los cubanos del exterior para respaldar campañas políticas que poco o nada les importan, por ejemplo, la de la libertad de los cinco espías atrapados mientras espiaban grupos exiliados, no necesariamente terroristas, como era el caso de Hermanos al Rescate. El abogado radicado en Washington, de inconfundible acento cubano fue contratado por gobierno de Hugo Chávez en el caso de la extradición

En la entrevista de Edmundo García Pertierra, como usted puede escuchar aqui mismio, se identifica como uno de los cubanos que viven en el exterior. Y aunque no lo menciona allí, dio una arenga política publicada en Cubadebate con el título de “Encuentro de emigrados en Washington: Patria”. Un discurso al que traen por los pelos dos íconos del comunismo cubano, en los peores momentos de su existencia, Ruben Martinez Villena, curandose en los hospitales estalinistas sin decir una sola palabra sobre la atmosfera de terror que se respiraba en la URSS de los a¨nos trinta, y a un Julio Antonio Mella mandado a matar, mas probablemente que por Machado, por el ex amante despechado de la Modotti, o en su defecto por los propios compañeros de su partido, temerosos de que se pasara a la disidencia trotskysta, claro, esto no lo explica Pertierra. Con tales antecedentes ya sabemos de que lado está este abogado especializado en Inmigración y presuntamente sembrado por el gobierno cubano en la capital estadounidense. José Pertierra, cuenta con un amplio espacio para su propaganda en favor de La Habana, entre otros, los programas de asesoría legal en la radio y televisión local en Washington en la que participa.

José Pertierra opera en la zona del Distrito de Columbia, en la firma Pertierra & Toro. Es graduado en la Universidad George Washington University Law School y obtuvo un M.A. Degree en Filosofía en la Universidad de Georgetown. El doctor Pertierra ha escrito numerosos artículos sobre temas de Inmigración, Extradición y Derecho Internacional en Derechos Humanos sin embargo nunca cuestiona las violaciones de estos; que tienen lugar en Cuba, por el contrario funciona como un agente de propaganda tanto del régimen cubano como del chavista en diferentes eventos que auspician los agentes de los mismos en diferentes partes del mundo. A pesar de su parcialidad en favor del gobierno cubano, de su testimonio se desprende información útil sobre lo que se discutió a puertas cerradas en el encuentro, en representación de Cuba, la presencia de Cucú Diamantes amenizando la reunión, así como el intento de politización de un evento que en principio estaba centrado en discutir los temas migratorios.

De todos modos la reforma migratoria tiene que llegar, no por que se reconozca el derecho elemental de los cubanos a entrar y salir de su patria, sino por que el régimen sabe muy bien que la cultura del terrorismo y la lucha armada es de la generación de Fidel y esta ya casi está pensionada, lo mismo en Miami que en La Habana.

Es verdad que hace poco le dieron fuego a la agencia Airline Brokers Company, Inc. de Coral Gables, que organiza viajes a Cuba y regenta Vivian Mannerud. Pero el hecho, mas que un atentando real, se me antoja como una provocación  castrista, para darle la vida que no tiene a su “oposición violenta”, nada mejor para condimentar la retórica de sus socios cubanoamericanos como el propio Edmundo García, u otros por el estilo con los que habría una reunión ese mismo día con la representación de Cuba en la capital norteamericana.

Por supuesto, que hay derecho a pesar como piensa la masa de que la culpa del incendio la pudo tener un anti castrista, quizás alguien molesto porque fuera esa misma agencia de la que se valiera en el arzobispo de la Archidiócesis de Miami, Thomas Wenski, para organizar su visita a Cuba con mas de más de 300 peregrinos, con el fin para asistir a las misas del papa Benedicto XVI, pudo también ser obra de un exaltado, que quiso castigar a la agencia por los precios draconianos que se permite imponer a su clientela, gracias al monopolio que le concede el régimen régimen cubano, en el negocio de los vuelos charter a Cuba a unas pocas empresas de este tipo. Pero valdría también la pena preguntarnos a quien le conviene la permanencia en la opinión pública de una imagen del castrismo asociado la violencia y la intolerancia. En ese caso la respuesta es clara el beneficiario del incendio Airline Brokers Company, y presuntamente su autor intelectual no está en Miami, sino en La Habana.

Lo que pasa es que el régimen ha descubierto al mismo tiempo que lo único del anticastrismo  que dura  es la utilidad económica que puede darle el emigrante económico, como si fuese un siervo que arrienda a un capitalista extranjero y que hecho de algún dinero se convierte en un nuevo privilegiado, comformando esa clase media que en lugar de derrocar, defenderá la oligarquía que le ha convertido en un ciudadano “de primera” en relación a sus hemanos que quedaron en casa.

Eso si,  llegará tarde la reforma, pues desde Ecuador a Mexico ya estan en guardia los nativos contra el arribo de ese esquirol tan barato como bien calificado en que ha convertido al cubano mas de 50 años de capitalismo de estado, y por si fuera poco, vivimos en tiempos en que son los estados “libres”, como hacían los comunistas del pasado, los que ponen trabas al movimiento libre de personas, es decir cuando se conculca universalmente uno de los mas importantes derechos humanos, aquel que reza: Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país. Luchar por este derecho es un deber de todo cubano, lo mismo en su patria que fuera de ella, lo mismo para sus compatriotas que para el resto del género humano.

Anuncios

Una respuesta to “Por el derecho a entrar y salir, en la patria y en cualquier país”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 9 mayo 2012 - 9 mayo 2012

    […] Por el derecho a entrar y salir, en la patria y en cualquier país […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: