Por qué no funciona con Cuba la Cláusula democrática de la Comunidad de Estados Iberoamericanos

29 Abr

 
HPIM3341

Estocolmo, 25 de Abril de 2012, Auditorio del Instituto Cervantes; Enrique Iglesias  ( a la izquierda) Secretario General Iberoamericano justifica en no cuestionamiento del régimen cubano- Foto: Carlos M- Estefanía

Teniendo como precedente la I Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Guadalajara (México, 1991), la Conferencia Iberoamericana nacida de este evento es conformada por los Estados de América y Europa de lenguas española y portuguesa, así como la celebración de las Cumbres anuales iberoamericanas , es que se crea la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB); ella fue resultado de un acuerdo  tomado en a XIII Cumbre (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 2003) el objetivo era el de contar con un órgano permanente de apoyo institucional y técnico de la Conferencia Iberoamericana.

El Secretario General de SEGIB se llama Enrique Iglesias: es un veterano funcionario que ha detentado entre otros cargos de importancia, la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo, con sede en Washington, DC, la cartera de ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay (1985-1988); así como la secretaría ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL).

El 25 de octubre, Enrique Iglesias, ofreció una conferencia en el Instituto Cervantes de Estocolmo. En su charla, el titular de la Secretaria General Iberoamericana, abordó la importancia del castellano, temas económicos e históricos relacionados con el surgimiento y desarrollo de Comunidad Iberoamericana de Naciones, sin omitir el compromiso de la misma con el respeto de los derechos humanos y de la democracia, citando como ejemplo la llamada cláusula democrática. De la conferencia se desprendía la pregunta que le hice al conferencistas, es decir cómo se aplica la mencionada cláusula al régimen cubano. Por la respuesta me percaté, que esta resulta un papel mojado cuando de la isla caribeña se trata. Enrique Iglesias argumentó que Cuba es un país fundador de la Comunidad, muy activa y muy responsable en sus planes de colaboración y que su sistema político, como el del resto de los países no se cuestionaba. Se trata de una respuesta que usted puede aquilatar en detalle en el video con que cierro esta nota, y que delata mucho mas de lo que encubre. Recordemos que la Cláusula Democrática fue aprobada en la XX Cumbre Iberoamericana realizada en Mar del Plata, los días 3 y 4 de diciembre de 2010;cConocida como DECLARACIÓN ESPECIAL SOBRE “LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA Y EL ORDEN CONSTITUCIONAL EN IBEROAMÉRICA”, en ella se afirma lo siguiente:

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos, reunidos en Mar del Plata, Argentina, en ocasión de la XX Cumbre Iberoamericana:

Reiteramos que nuestra comunidad se asienta en el respeto irrestricto del Estado de Derecho, el respeto a la soberanía, la defensa de la democracia, la voluntad soberana de los pueblos, la justicia social, el respeto a los Derechos Humanos y las libertades fundamentales que son requisitos esenciales para la participación en los distintos órganos de la Conferencia iberoamericana y son conquistas de los pueblos iberoamericanos que no admiten retroceso.

Ratificamos que la vigencia del Estado de Derecho, el respeto a las autoridades legítimamente constituidas como expresión de la voluntad soberana de los pueblos, la no injerencia en los asuntos internos y la defensa de las instituciones democráticas constituyen garantías indispensables para asegurar la paz, la estabilidad, la prosperidad económica y la justicia social, así como el ejercicio efectivo de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales, y que toda ruptura o amenaza de ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en uno de los Estados Miembros de la Conferencia lberoamericana pone en riesgo su normal desarrollo y constituye un hecho grave que amerita la acción enérgica de la comunidad iberoamericana.

Reafirmamos que la democracia, el desarrollo sostenible, el respeto de todos los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluido el derecho al desarrollo son interdependientes y se refuerzan mutuamente, basándose por igual en los principios de objetividad, imparcialidad y universalidad.

Subrayamos la importancia de los compromisos asumidos en materia de democracia en el marco de las Naciones Unidas y de los instrumentos regionales. Recordamos también que la democracia constituye un valor universal que hace parte del acervo de la Conferencia Iberoamericana, desde su primera reunión en Guadalajara en 1991, y que fue reiterada en las diferentes declaraciones, como la de Viña del Mar, que desarrollan de manera amplia los principios democráticos que compartimos.

Manifestamos nuestro rechazo y condena a todo intento que pretenda trastocar o subvertir el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones en cualquier Estado Miembro de la Conferencia Iberoamericana.

Acordamos:

– Adoptar una cláusula de compromiso con la promoción, defensa y protección del Estado de Derecho, del orden democrático, de la soberanía de los pueblos, de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluyendo entre otros el derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona, el no sometimiento a torturas ni penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, el no ser arbitrariamente detenido, preso o desterrado, ni objeto ejecuciones sumarias y arbitrarias, de desapariciones forzadas, y la libertad de opinión y expresión.

– Que, cuando el gobierno constitucional de un Estado miembro considere que existe una amenaza de ruptura o alteración del orden democrático que lo afecte gravemente, podrá notificar la situación a la Secretaría Pro Tempore, la que se encargará con la asistencia de la Troika y el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana de dar a conocer la situación a todos los Estados miembros, de forma que los mismos puedan decidir la adopción de acciones concretas concertadas de cooperación y el pronunciamiento de la comunidad iberoamericana para la defensa y preservación de su institucionalidad democrática.

– En caso de ruptura del Orden Constitucional o del Estado de Derecho, la Secretaría Pro Tempore, con apoyo de la Secretaría General Iberoamericana, convocará una Reunión Extraordinaria de Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros, para que con plena participación del Gobierno legítimo afectado y en forma ágil y oportuna, decidan por consenso, tomando en cuenta otros esfuerzos en curso, adoptar, entre otras, las siguientes medidas:

1. Realizar gestiones diplomáticas en el Estado afectado con el objeto de contribuir a la restitución del proceso político institucional democrático y del Estado de Derecho a la brevedad posible;

2. Suspender al Estado en que se hubiese materializado la ruptura del orden constituido o del Estado de Derecho, del derecho a participar en los distintos órganos e instancias, así como del goce de los derechos y de los beneficios que se derivan de ser miembro de la Conferencia Iberoamericana, hasta que el orden constitucional sea restablecido;

Las medidas que se adopten en relación con hechos objeto de esta Declaración, deberán ser compatibles con el Derecho Internacional y la legislación interna del Estado afectado.

– Poner fin a las medidas antes citadas cuando se determine, sobre la base de evaluaciones periódicas de la situación, que las causas que motivaron su adopción fueron plenamente superadas.

Suscripta en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina, a los cuatro días del mes de diciembre del año dos mil diez, en originales en los idiomas español y portugués, siendo ambos igualmente auténticos. XX Cumbre Iberoamericana Mar del Plata, 3 y 4 de diciembre del 2010.

Cómo compaginar esta declaración con la falta de sanciones a un régimen que no respeta los derechos humanos, que viola su propia constitución y que por tanto resulta antidemocrático, lo mismo desde una perspectiva liberal que desde una socialista?

La respuesta sencilla, y poco tiene que ver con la sabia medida de no manetener a Cuba aislada. El problema de esta incoherencia está en otro lado, amen de que regimenes como el de  Franco y Pinochet de estar vivos y en el poder siguiendo la lógica de Iglesias, es decir ser fundadores y activos colaboradores, tampocos serían sancionados por esta Comunidad. La verdad radica en la gran demagogia que la declaración democrática implica, pues la cláusula, en algún sentido, le viene bien como castigo a cada uno  de los estados que la proclamaron, y como no se la pueden aplicar a todos,  el consenso silente es que no sea para ninguno. Ya sabemos que al margen de las diferencias doctrinarias externas  con cada régimen político de esta comunidad, los que tenemos son disfraces de diverso tipo con los que una élite tradicional ofresca  oculta la manera de dominar a una masa, son al final gobiernos  tales para cuales, obligados a cubrirse las espaldas, por más cláusulas democráticas que hagan, porque no se trata de que unos sean malos y otros buenos, sino que todos, a su manera son malos, quizas unos con mas descaro;  en fin se trata de estados que niegan la soberanía del pueblo, aunque se inventen elecciones,plebiscito,  asambleas, partidos y secretarías que solo sirven  para tener al ciudadano entretenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: