Hans Christian Andersen y su maestro. Comentando una serie danesa

13 Dic

photo

 

 

Hans Christian AndersEstatua de Andersen en Copenhagen. Foto: Sarah Ackerman

Tuve que ver un animando japonés, para siendo todavía niño poder asociar algunos de mis cuentos favoritos con de Hans Christian Andersen. Ocurre que al menos en Cuba, muchas veces nos hacían los cuentos de El patito feo, El soldadito de plomo, El traje nuevo del emperador, Pulgarcita sin hablarnos de ese gran poeta y escritor, nacido el 2 de abril de 1805 y muerto el %96 Copenhague, Dinamarca, 4 de agosto de 1875) que fue Christian Andersen. Hace algún tiempo volví a interesarme en su figura leyendo artículos suecos dedicado a su memoria, donde se describía su triste vida amorosa y los rasgos de autismo que le caracterizaban, a este genial hijo de zapatero y lavandera, con tendencia a enamorarse románticamente de mujeres a las que no se atrevía a declararse, tal vez por su extrañas enfermedad o por la conciencia de su poco atractivo físico, tal fue el caso de la soprano sueca Jenny Lind, inspiradora de su cuento
* “El ruiseñor”, paradójicamente tampoco tuvo reparos en, como decimos los cubanos %AB fajarle %BB a los hombres como fue el caso del señor Edvard Collin,:[4]uno de los directores del Teatro Real y un funcionario influyentes, quien consiguió una beca para que Andersen pudiera estudiar primero en primaria en Slagelse y luego en en 1827 en la Universidad de Copenhague. El caso es que el joven Andersen se enamoró de Colins; quien tanto bien le había hecho al que le escribió revelando que languidecía por él como por una joven calabresa, menos mal que Collin nunca correspondió a este amor de lo contrario su memora de benefactor se habría mancillado.

Es precisamente sobre esta etapa de la vida del escritor danés, pero sin regodearse, al menos explícitamente en el morbo de su homosexualidad que trata una excelente material audiovisual producido en Dinamarca en de año 2005, que he sacado en estos días de la biblioteca, se titula Joven Andersen (en danés: Unge Andersen) es una serie de dos partes la televisión danesa dirigida por Rumle Hammerich y co-escrita por Ulf Stark y Hammerich.

Es una crónica de los años formativos de aquel escritor de cuentos que encarna a la perfección el joven autor Simon Dahl Thaulow.

La película comienza con un H.C. Andersen agonizante que le cuenta a una niña la vida que le tocó vivir en torno a sus 17 como se materializó su sueño de convertirse en escritor, en una sociedad duramente clasista donde llevando la peor parte tuvo la suerte se ser una suerte de bufón y por tanto bien recibido en medios aristocráticos que le facilitarían su futuro, garantizando lo mas difícil para un joven de su condición; una ecuación de primera.

Es pues en este aspecto que se centra la serie y lo hace centrándose en la figura del rector y maestro de Andersen, Hoegh Guldberg, interpretado genialmente por el actor Niels Henrichsen.

Es por este aspecto que la serie se me antoja como una suerte de homenaje a un clásico del cine escandinavo, me refiero Hets, conocida en Estados Unidos como Tormento, una película del año 1944, es decir rodada en plena guerra mundial, dirigida por Alf Sj%F6berg, sobre un guión de su asistente de dirección Ingmar Bergman, constituyendo el debut cinematográfico del gran director sueco. Aquí también se habla de un sádico profesor de latín al que los estudiantes llaman “Calígula”.

Cuadro de la película "Tormento"

Puede comprenderse el interés de los directores de Hets de denunciar el carácter autoritario de una escuela como era la sueca de entonces, sobre la que de algún modo se cernía la sobra de la educación de sus vecinos nazis, ya hablaré de esta influencia en otro momento.

Sin embargo, creo que existen peligros cuando se vuelve a machacar sobre el tema 60 años después, por muy bien lograda que esté la serie sobre la vida de Andersen en el plano artístico, de algún modo se está satanizando al hombre que sacó un verdadero tesoro, en medio de los problemas sociales y males neurológicos que padecía Andersen, y por el que el discípulo sintió una cariño sano, como el de un hijo por su padre, es a este rector al que en Mayo de1847 Christian Andersen escribe una carta llamándole “paternal amigo mío” , ” mi amigo más antiguo y querido” y reprochándose la falta de contacto con el maestro y los suyos.

No es este el afecto que encontramos en la serie y sospecho que ello se debe, mas que a un desconocimiento de la historia, personal de Andersen, a la vocación universal de destrozar la disciplina escolar, quebrando la respetabilidad de el maestro, y facilitando con ello que los estudiantes terminen siento libres y brutos como borregos. En este sentido Joven Andersen es peligrosa, pero una vez alertado sobre sus venenos no puede menos que recomendarla a quienes desean conocer de lo que se está haciendo por estos lares en este terreno, el de los medios audiovisuales.

Anuncios

Una respuesta to “Hans Christian Andersen y su maestro. Comentando una serie danesa”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 13 dic 2011 - 13 diciembre 2011

    […] Hans Christian Andersen y su maestro. Comentando una serie danesa […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: