La Segunda Muerte del Quijote: comentando una tertulia española sobre la galantería

12 Dic

https://i0.wp.com/farm1.staticflickr.com/189/468478757_ff546b56b5.jpg
Don Quijote: Foto: Ferran Pestaña’s photostream

No he tenido que escuchar la última tertulia del programa “No es un día cualquiera”, para saber que la galantería está muerta en España, tanto como se supone lo debe estar ese símbolo de la misma que fue el Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, finiquitado por Cervantes para evitar más plagios y abusos del personaje.

Y menos mal que el caballero de la triste figura murió a manos de su padre, antes de sufrir el estigma, el anatema, o la excomulgación del pontificado de ideología feminista que todavía controla los medios estatales de nuestra madre patria.

Para lo que si me ha servido la tertulia del 10 dic 2011, dedicada por Pepa Fernández a la caballerosidad. es para confirmar que España avanza a pasos agigantados al estado deplorable en que se encuentra la comunicación heterosexual en los países nórdicos, donde solo borrachos, y locos, por no hablar de algún suicida del amor se atreve a piropear a una desconocida. No se trata de un problema cultural no cosa que se le parezca, sino de la acción premeditadas de las fuerzas que intentan contraponer a hombres y mujeres agitando los fantasmas del machismo, la dominación patriarcal o el acoso sexual.

Es triste escuchar los intentos de participantes y radioescuhas de reducir la galantería (y por supuesto la gentileza femenina de la que ya ni se acuerdad) a mera y asexuada “buena educaciín”. Y ha dado casi lastima ver la manera en que el señor José Antonio Segurado ha tenido casi que mendigar el derecho a la galantería en una sociedad que por lo visto ha enterrado esa virtud tan propia de la cultura hispánica, una virtud que aún sobrevive, aunque no sabemos hasta cuando, del lado del océano, como lo deja claro en la charla el profesor colombiano Daniel, hermano del presidente del mismo nombre, quien también debió conceder arremetiendo contra los personajes procaces y vulgares, que no saben decir en halago preciso en el momento oportuno, que no saben de la relatividad de las palabras procaces, que si bien pueden ser aceptadas y hasta reclamadas en la intimidad sexual, suele ser repudiadas en público sobretodo cuando provienen de un desconocido.

Lo mas patético ha sido la queja de la señora Rosa M. Mateo, lamentándose de que en Cuba todo el mundo la piropeara, como si esto fuera un crimen, y tal vez lo sea, si el motivo fuera el intento de los pingueros que tanto abundan de llevársela a la cama, y cobrarle luego el servicio sin más ni más, cosa que no me extrañaría con lo avanzado de su edad que denota su voz (y perdón si con esta frase no he sido galán). Por cierto el caso me recuerda lo que leí hace algún tiempo, completamente a la inversa, la explicación que daba un español al éxito de sus compatriotas con las Habaneras, en pleno periodo especial, lo atribuía lo galán que sería el peninsular con respecto al isleño, algo que resulta muy fácil cuando no se tiene que sufrir las inclemencia de su sistema que termina por bestializar a hombres y mujeres. En realidad no me creo que ese fuera el motivo, lo mas seguro que fueran las pamplinas de una jinetera para alegar el oído de un hombre nada atractivo que no entiende que el secreto de su con quista radica en las ganas de salir de la isla que tienen las chicas nacidas en ella, de escapar de un modelo que paradójicamente, el apartarnos de la modernidad, y no dejarnos disfrutar de sus virtudes, ha retardado la entrada de sus vicios, entre ellos el del miedo al alago de una mujer por un hombre, con el fin, no nos llamemos a engaño, de uniciar procesos reproductores.

La situación es triste en España y su gente podría salvarse si meditara en lo que dijo en la misma edición de No es un día cualquiera, pero en otra sección, el filósofo Fernando Sabater, señalando a los que creen que hacer lo que hacen los demás es actuar con libertad, y recordando, que ella, la libertad, se ejerce precisamente allí donde uno efrenta al que la obstaculiza, como, apuntamos aquí,  está ocurriendo en todo el mundo “desarrollado” con el derecho a ser galante, un derecho al que por lo visto todavía no estan dispuesto a renunciar el escuchante cubano que llamó para contar en la tertulia lo mal que son recibidas sus atenciones por parte de las damas de la nueva España.

De todos modos no van lejos los de alante si los de atrás corren bien, ya comenzaron en Cuba los lavados de cerebros con telenovelas sobre “la violencia de género”,  y hasta el Festival de Cine se suma a la campaña sexista, que nunca habla de las diferencias formas de violencia  que existen contra el hombre; del resto se encargarán los ideólogos del CENESEX, encabezado por Mariela Castro, empeñados en hacernos entrar en la modernidad por la puerta de atrás, como ya entraron los españoles, matando al buen Quijote que muchos llevanban dentro.

Anuncios

Una respuesta to “La Segunda Muerte del Quijote: comentando una tertulia española sobre la galantería”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 12 dic 2011 - 12 diciembre 2011

    […] La Segunda Muerte del Quijote […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: