El rememorando una jornada teatral en El valle de Augusten

12 Sep

Cartel de la obra Hotel Kåkbrinken. Foto: Carlos M. Estefanía

En el lugar donde trabajo tengo un colega, Lars Sahlqvist, quien comparte su labor pedagógica con niños con problemas de aprendizaje, con la dirección de Teatro, una excelente persona, amante de la bicicleta, la vida sana y por lo visto de la creatividad en escena.

Lars que es como se llama, este colega tiene, entre sus muy saludables costumbres, la de conseguirnos entradas a los compañeros que lo deseen para ver cada nueva puesta en escena de su grupo teatral, el cual tienen su plaza fuerte en Augustendal (El valle de Augusten), un bellísimo parque, pegado a uno de los hermosos canales de Estocolmo, un sitio que, el visitante o residente permanente en la capital sueca no debería dejar pasar, sin quiere conocer un sitio tan hermoso como pleno de paz, cuyas rusticas construcciones nos remiten a otros tiempos, a la historia misteriosa de los suecos que ya no están.

Allí existe una cafetería, un museo y una escuela de equitación y por supuesto una caballeriza con poblada con los alazanes mas vistosos que usted pueda imaginar.

La naturaleza sueca del parque, lejos de menoscabarse se acentúa con la administración que ejerce sobre él un movimiento internacional conocido como el 4H en el que participan países como EE.UU., Suiza, Australia y Tanzania.

Se trata de una cadena de clubes, muchas veces vinculados a granjas, donde la juventud se familiariza con animales autóctonos, que aprende a cuidar. Pero no solo se trata de este tipo de labor, allí donde el 4-H que no cuenta con una granja, ha sido, la organización promueve otras actividades vinculadas al deporte, la cultura, juegos en la red las manualidades, el campismo, etc.

Director Lars Sahlqvist. Fotos: Carlos M. Estefanía


Este movimiento nació en el año 1902 , en Springfield en el estado de Ohio como una iniciativa de profesores e inspectores de escuelas para estimular la educación y el desarrollo de los niños, pronto cubrirá todos los Estados Unidos, y su nombre cruzara los mares para ganarle nuevos adeptos, en otros países. El símbolo era un trébol de tres hojas con una H en cada hoja que significan las palabras en cabeza, corazón, mano y salud en in glés. Su lema es “aprender haciendo”, es pues en colaboración con esta portentosa organización de la juventud rural que trabaja Teatro SAT, el grupo de teatro con el que trabaja Lars como director. Se trata de una organización, nacida en 1989, sin fines de lucro cuyo objetivo es producir y organizar eventos culturales lo mismo amateurs que profesionales. Desde 2002 el grupo pertenece a la Federación Teatro Nacional Nacional, lo cual les facilita el viaje por todo el país a un costo módico, así mismo mantiene su condición de asociación política y confesionalmente independiente. Desde verano de 2002 ha tomado el nombre de Augustendalsvägen Teatro. El grupo da la bienvenida a todos los interesados en trabajar en el escenario o simplemente sólo apoyar la cultura local. Una apertura que conjugan con la capacidad para recepcionar gente de gran talento.
Así lo comprobé el año pasado con la puesta en escena, bajo al dirección de este colega de la obra “Hotel Kåkbrinken”, pieza escrita por Sigge Fischer (1894-1976) que fue estrenada en Folkets Hus en Estocolmo el 7 de octubre de 1944 . La obra será adaptada con grandes cambios en el guión para la pantalla grande y llevada el cine sueco en 1946 bajo la dirección de Schamy.

 

Sin embargo en la versión que vi, se utiliza el guión original, lo que convierte a Lars Sahlqvist
en una especie de rescatador de la historia cercana del teatro sueco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Parque Augustendals4h y omentos de la puesta en escena de “Hotel Kåkbrinken”, pieza escrita por Sigge Fischer (1894-1976), bajo la dirección de Lars Sahlqvist. Foto: Carlos M. Estefanía

Hablo de una comedia ligera y amena que me hizo pasar una gratisima velada, descubriendo algo que no había conocido hasta el momento, la capacidad sueca de hacernos reír hasta la carcajada, recomiendo los que puedan que lean el guión de esta pieza, que no se la pierdan si vuelve a escena, y a las casas editoriales del mundo que no dejen de traducirla como un buen servicio a la escena.

Anuncios

Una respuesta to “El rememorando una jornada teatral en El valle de Augusten”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 16 sept 2011 - 23 septiembre 2011

    […] El rememorando una jornada teatral en El valle de Augusten […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: