Celebración del 4 de Julio en Hialeah, una colonia cubana en tierra norteamericana

5 jul

Hialeah, 4 de julio de 2011.Alusión a los cubano, marca de identidad de la ciudad . Foto. Carlos M. Estefanía

Fue un 4 de julio de 1776, en Filadelfia (Pensilvania), cuando representantes de 13 colonias británicas en la costa atlántica norteamericana se reunieron en llamado Congreso Continental. Los delegados allí reunidos aprobaron la Declaración de la Independencia, que dio origen a Estados Unidos.

No todas se sumaron, los colonos de Quebec, colonia arrebatada en 1763, por el Reino Unido a los franceses, aunque fueron invitados, prefirieron quedarse del lado de sus nuevos reyes, a sumarse a la revuelta independentista; es que no las tenían todas consigo, sobre la tolerancia que tendrías con sus hábitos, religión y costumbres, su vecinos, criollos protestantes, de origen anglo. Dos años antes Londres les había reconocido, el derecho a la lengua francesa, la práctica de del católicismo y el uso del Derecho Romano en lugar del anglosajón. Con tales conseciones inglaterra evitó que en lugar de 13, fuesen 14 las colonias en declarar su independencia.

 

 

Cuando se juzga la historia posterior de las relaciones entre Estados Unidos y el Imperio Británico, se encuentran elementos que fundamentan y afianzan la imagen de esta ruptura, sin embargo la permanente alianza que se observa entre norteamericanos y británicos, sobretodo después de la guerra civil norteamericana en el siglo XIX a veces nos hace pensar si la revolución norteamericana no habrá sufrido, de manera invisible una suerte de termidor, que volviera enlazar a los estadounidenses con su madre patria. Sea esto cierto o no, la fecha del 4 de julio se celebra por todo lo alto, cada año en la gran nación norteamericana.

La ciudad floridana de Hialeah, lo que significa “hermoso valle”, no fue la excepción en el recordatorio. Durante los días previos a la fecha, en este año 2011, podían verse las grandes carpas donde se vendían los fuegos artificiales con los que la noche del 4 de julio se dio cierre a la celebración.

Venta de fuegos artificiales para celebrar el 4 de julio de 2011. Foto: Carlos M. Estefanía

Así conmemoró la independencia la ciudadanía esta una ciudad ubicada en el condado de Miami-Dade en el estado estadounidense de Florida con una población, que el año pasado alcanzaba los 224.669 habitantes, de la cual 94.72% eran hispanoparlantes, en su mayoría cubanos.

restaurante español

Es una ciudad en expasión, obrera e inmigrante con todos los prejuicios que esto entraña para los “nativos” (indios, anglosajones o afroamericanos) y para las clases pudientes ( extranjera o no), pero donde se observa, más allá de las habituales criticas por corrupción o ineficiencia a los políticos, una verdadera vocación social en sus instituciones municipales, cuenta con un servicio ejemplar de policías y de bomberos, con excelentes bibliotecas, donde se organizan algo mas que actividades bibliográficas y donde continuamente se levantan parques, escuelas y centros recreativos, donde la juventud puede canalizar de manera sana sus energías como el parque en que este lunes se ha celebrado el día de la independencia.

Estudios de la televisón hispana America TV en Hialeah

Por doquier podían verse los carteles en los que el “Mayor” De La Cruz, y el consejo de la Ciudad invitaba a la celebración, en uno de estos nuevos parques, entre las 6 y nueve de la noche de la histórica fecha.


Y así fue que desde temprano comenzó a llegar la familia latina, al sitio. Poblado de Carpas donde se regalaban pedazos de pisas, refrescos, perros calientes, se hacían rifas o se recogían contribuciones para organizaciones humanitarias.

Todo bajo la vigilancia de una policía atenta pero educada, sin duda alguna profesional en su trato de esta población inmigrada, que conoce tan bien por ser ella misma parte de la comunidad.

Los niños morenos se veían felices, bailaban, jugaban observaban a la danzarina de fuego, y pasaban sanamente la jornada, que desde el escenario amenizaba un grupo nombrado La Década, al parecer cubano, que reproducían lo que en nuestra patria fueran los éxitos de los sesentas, las canciones de los grupos españoles que por no hablar en inglés el régimen de la isla toleraba, en una suerte de concesión al la cultura popular franquista.

Mientras escuchaba las interpretaciones, caí en cuenta como un modo de ser, posterior al 19 59, ha marcado a esta inmigración cubana.

Hablo de una comunidad, cuyas caras, y formas crean la sensación de una pedazo de Cuba, la más humilde y popular, está transplantado en este lugae, que no es la de los millonarios, ni la de los que tenían todo que perder, sino la proletaria, la campesina, la sencilla, la que la ineficiencia, y las promesas incumplidas de la revolución empujó a buscar su futuro y celebrar independencias en esta tierra extraña, una tierra que va haciendo suya, con sus formas, sus costumbres, con su lengua, sus imaginarios, y su idiosincrasia, una ciudad que más que norteamericana, se nos antoja una colonia cubana.

About these ads

2 comentarios hacia “Celebración del 4 de Julio en Hialeah, una colonia cubana en tierra norteamericana”

  1. Carlos J. Cano 10 julio 2011 a 6:22 PM #

    Excelente artículo. Solamente quisiera agregar que Hialeah es, si no me equivoco, la más grande ciudad cubana fuera de Cuba.

  2. estherama 5 julio 2011 a 3:24 PM #

    Muy buen escrito, es bueno resaltar la vida tranquila y divertida de los cubanos en Miami.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.482 seguidores

%d personas les gusta esto: