Paralelos en la Historia: el Partido Social Revolucionario en Rusia como premonitor de la izquierda no autoritaria cubana

27 Jun

https://i2.wp.com/i596.photobucket.com/albums/tt45/magidd/PSR.jpg

No importa lo mal que me hablaran en Cuba o en la URSS de aquel Partido Social Revolucionario, los eseres; nunca llegaron a caerme mal, ni siquiera en la época de mi mas profunda fe en el Leninismo. No podía sonar mal en mis convencidos oidos socialistas el nombre del Партия социалистов-революционеров, el partido, heredero de pensamiento y la acción de los narodniki (populistas que no deben ser confundidos con los que hoy denominamos como tales), fundado en en 1901 por el gran intelectual ruso Víctor Chernov.

https://i0.wp.com/www.emc.komi.com/02/15/img/015.jpg
Víctor  Mijailovhich Chernov

El Programa de los eseristas era sin dudas avanzadísimo para su época y a su vez adaptado a la realidad del imperio ruso y su contexto internacional.

Buscaba mejores formas de administrar y aumentar el poder creador del trabajo humano como requisito previo para el progreso social y el armonioso desarrollo de la individualidad humana. Condenaba al mismo tiempo la sociedad burguesa, en particular los efectos nefastos de la competencia comercial y la propiedad privada de los medios de producción, así como la subordinación indirecta al capital de los productores.

De tal modo compartian con los marxistas la visión sobre el modo de producción capitalista en cuanto a su capacidad para restringir y distorsionan el desarrollo de formas colectivas de trabajo generando la anarquía en la producción de bienes, crisis, explotación, y desintegración por la fuerza del dinero del tejido moral de la sociedad, sustituyéndolo por la lucha egoísta de todos contra todos.

Los eseres condenaban las formas monopolistas que estaba adquiriendo el capitalismo de entonces, a través de los sindicatos, cárteles y trusts así como el modo en que eran capaces de pervertir las instituciones de un Estado moderno, convirtiéndolo en un instrumento de dominación y sometimiento de los explotados, sometiendo incluso la cultura espiritual y material, y de tal modo mantener a las masas trabajadoras, no solo dominadas económicamente, sino también en la esclavizadas mentalmente.

https://i2.wp.com/glebvasiliev.jino.ru/books/DSC07345.JPG

Los socialistas revolucionarios se oponía al odio racial y religioso, chovinismo y el nacionalismo, apostando por una revolución social, que consumara la liberación de todas las instituciones públicas del poder de las clases explotadoras: la destrucción de la división en clases y la organización del trabajo en función del interés público en general, que pusiera fin a todas las formas de violencia y explotación, trayendo la libertad, la igualdad y la fraternidad de todos, sin distinción de sexo, raza, religión o nacionalidad.

Este Partido Socialista se consideraba parte orgánica de la lucha mundial contra la explotación del trabajo, solo que tenía que tomar en cuenta las condiciones específicas de la realidad rusa: es decir las formas patriarcales de la aristocracia, la autocracia y la explotación burguesa, los nuevos mecanismos que empleaba la burocracia estatal, en relación con la liberación de los campesinos y el desarrollo de los kulaks etc.

La tarea esencial del Partido Socialista, era pues la de asumir el papel principal en la expansión y profundización del movimiento revolucionario, en los cambios de propiedad social, y el derrocamiento de la autocracia.

En las áreas política y jurídica: el partido buscaba el establecimiento de una república democrática, con una amplia autonomía para las regiones y comunidades, tanto urbanas como rurales, el uso más amplio posible del principio federal en las relaciones entre los diferentes grupos étnicos, el reconocimiento del sufragio a los mayores de 20 años – sin distinción de sexo, religión, nacionalidad, el derecho a la legislación popular a la libertad de conciencia, de expresión, prensa, reunión, y de huelgas, a la seguridad personal y del hogar, a la separación completa entre Iglesia y Estado y la religión, a una educación publica laica y general a la abolición del ejército permanente y su reemplazo milicias nacionales.

En las áreas de la economía los socialistas revolucionarios tenían por objetivo de proteger a la clase obrera y reducir en lo posible del tiempo de trabajo de acuerdo con las normas establecidas de higiene científica, el establecimiento de salarios mínimos por acuerdo entre el gobierno y los sindicatos de trabajadores, la creación de seguros de todo tipo (de accidentes, desempleo, enfermedad, vejez, etc) así como la prohibición del trabajo femenino e infantil en ciertas industrias y en ciertas épocas, garantizando al trabajador un adecuado descanso semanal ininterrumpido,

En materia de política agrícola y las relaciones de la tierra el Partido Socialista de la Revolución pretendía luchar contra la propiedad burguesa, reactiviando las tradiciones comunales del campesinado ruso, y en particular, su relación con el suelo, como en la propiedad común de todos los que lo trabajaban. Buscaba pues la socialización de todas las tierras de propiedad privada, es decir, para su eliminación de la propiedad privada de los individuos y la transmisión de las mismas a comunidades organizadas democráticamente y asociaciones regionales organizadas sobre la base de principios igualitarios.

Este programa le granjeó al partido el apoyo del campesinado, convirtiéndose este en la base de su militancia lo que lo diferenciaba del bolchevismo, como partido minoritario con base en pequeños núcleos obreros propios del incipiente capitalismo ruso.

Por su parte Lenin , que en sus celebres tesis del 7-abril-1917 se había proclamado partidario de la nacionalización de la tierra en lugar de la socialización comunal que proponían los eserista terminó promulgando el programa socialista revolucionario en a fin de ganar para el bolchevismo el respaldo campesino. Ya se encargarían de hacer trizas de este durante la contingentación y el llamado comunismo de guerra.

La Revolución rusa de febrero, en 1917, colocó a los SRs en la palestra, sobre todo a partid de que uno de su lideres, Aleksandr Fiodórovich Kérensky, encabezara un gobierno de coalición socialista liberal

Desafortunadamente para el partido, este se vió devidido en un sector de derechas que apoyaba al gobierno provisional y grupo de izquierda que terminó colaborando con los bolcheviques, convcencidos de que estos buscaban la realización de una autentica revolución comunista,

Como sabemos en octubre de 1917 los bolchevique dan un golpe de estado y derrocan a gobierno provisional de Kerensky, para entregar supuesta mente el poder a la Congreso Nacional conocido como Soviet.

Como protesta la sección de derecha del partido, así como los mencheviques, abandonaron el soviet, quedando solo allí los bolcheviques y los eseristas de izquierda. De esta forma se mantendrán una suerte de bipartidismo hasta que en marzo de 1918, los eseristas de izquierda, salvo algunos convertidos al bolchevismo, como el futuro ministro de educación de Stalin Mijaíl Kalinin, abandonar el gobierno, inmediatamente serán ilegalizados y muy pronto caerá sobre ellos el terror rojo, usándose como justificación antentado contra Lenin cometido, supuestamente por la eserista Fanya Kaplan.

Este atentado merece varias consideraciones, de un lado existen teorías que intentan implicar en el a los servicios de inteligencia ingleses implicado en evitar un pacto ruso-alemán, y ciertamente los agentes britanicos Bruce Lockhart y Sidney Reilly, fueron arrestados y acusados de conspirar contra el régimen bolchevique. Sin embargo desde mi punto de vista lo más creíble es lo que escribe Arkadi Vaksberg en su libro “ Laboratoria Jadov” .

Laboratorio de venenos, del año 1990, cuya edición sueca GIF laboratoriet tengo a mano (Norstedts, Stockholm, 2008). Este autor aborda el caso de la Kaplan, cuyo verdadero nombre era Feiga Reutmann). En esta obra se afirma, que según los archivos referidos al atentado y que nadie había podido consultar hasta la llegada de Gorbachov, no existía un solo testigo que pudiera identificar a la eserista como la persona que disparó contra Lenin. Lo único que vio el chofer de Lenin, el único testigo que se cita, fue una mano femenina armada de una pistola automática. Cuando la atraparon se encontraba protegiéndose de la lluvia bajo un árbol, a buena distancia del la zona fabril donde tuvo lugar el atentando. Se justificaba el arresto con el “hecho” de que se notaba asustada y perseguida. De paso nadie le había visto una pistola en la mano. Por demás nunca reconoció el crimen. Los bolcheviques, en lugar de llevar a cabo un juicio abierto contra la terrorista, la ejecutaron a los cinco días, el encargado de hacerlo fue el Comandante de la guarnición del Kremlim, Malkov, quien tras tomarse la justicia por su propia mano, pegándole un tiro en la nuca a la desgraciada, incineró su cuerpo en gasolina. El autor de este estudio asegura que la verdadera causante del disparo fue otra mujer Lidja Konopliova, otra supuesta socialista revolucionaria que en realidad operaba como informante y provocadora de la Cheka. Lo cierto es que el intento de magnicidio sirvió para desatar un terror rojo que terminaría devorando a los propios hijos de la Revolución.

Versión oficial sobre el atentado a Lenin

Existen en las bibliotecas de Estocolmo magníficos libros para conocer mas detalladamente la historia de los eseristas, su participación en la revolución rusa y lo que les aconteció tras la ruptura definitiva de su izquierda con los bolcheviques, el primero que me atrevo a recomendar es un clásico que encontré en la biblioteca de Hallunda, se titula en ruso Poteriannaia Rossia (Rusia perdida), y su autor es nada más y nadamenos que Aleksander Kerensky, fue publicado en Moscú en 2007 por la editorial Bagrius. Aqui nos encontramos ademas de los valiosos testimonios de Kerensky, y dentro de ellos sus aseveraciones de que Lenin operaba como agente alemán, un interesante retrato del lider de la democracia rusa escrito por T Proconof, donde no faltan los interesantisimos paralelos que se dan entre la vida del eserista y la del fundador del partido bolchevique, cuyo padre, para empezar era el director del liceo de Simbirsk donde estudió Lenin.

https://i2.wp.com/imperator.spbnews.ru/nw/kerensky.jpg

Kerensky

Otra obra curiosa, la encontré el la biblioteca de Estocolmo, en su sección extranjera, también en ruso, pero publicada en París se la debemos al investigador Yuri Gregoriev Felshtinskii, un moscovita nacido en 1956 y emigrado a Estados Unidos en 1978 donde se formó como historiador. El libro se titula Bolchevikii i levie eseri: Oktjabre 1917-iul 1918. Y como su titulo indica aborda la convivencia en el poder entre bolcheviques y eseristas en el camino hacia el unipartidismo en Rusia.

Aquí se aborda en detalle las consecuencias de otro antentado, el perpetrado en el 6 de julio de 1918, por por los eseristas de izquierdas Bliumkiny N. Andréyev contra el primer embajador alemán en Moscú tras la paz de Brest-Litovsk. Wilheim von Mirbach (1871-1918), como un intento de salvar a Rusia de las composiciones del imperialismo alemán.

Por último me gustaría recomendar a mi lector un excelente libro en inglés, que acabo de devolver a la biblioteca de La Universidad de Estocolmo, se titula The Socialist Alternative to Bolshevik Russia: The Socialist Revolutionary Party, 1921-1939 (La alternativa socialista a la Rusia bolchevique: El Partido Socialista Revolucionario, 1921-1939 ) y ha sido publicado en febrero de 2011, por Basees / Routledge en una serie de estudios dedicados a Rusia y Europa del Este. La autora es Elizabeth White y su sospechoso apellido”Blanca” lo impide entregarnos un trabajo sumamente objetivo, donde se examina el papel del Partido Socialista Revolucionario en el exilio, valorándose sobre todo su capacidad para interpretar los acontecimientos que tenían lugar en la Rusia de los Soviet, y sobre todo el con un rigor intelectual conque respondían a cada nueva propuesta política de los herederos de Lenin.

https://i0.wp.com/www.adlibris.com/se/covers/M/0/41/0415435846.jpg

La obra me ha ayudado a comprender por qué Praga se convirtió en un centro de tránsito de la intelectualidad rusa, algo que conocía desde los tiempos en que seguía la huella del los formalistas rusos y del lingüista Roman Jakobsom.

La explicación se la debemos a la posición de los dos primeros presidentes que tuvieron la república de Checoslovaquia, Tomáš Garrigue Masaryk y Edvard Beneš, dos intelectuales demócratas y sensibilizados socialmente, quienes durante la primera guerra mundial habían formado parte de la legión checoslovaca que, respaldada por el gobierno provisional de Kerensky ruso luchó contra los alemanes y austrohúngaros. Este ejercito checo terminó enfrentádose los bolcheviques al tomar estos el poder definitivo.

Los dos políticos creían en al necesidad de una Rusia Fuerte y democrática como garantía de la existencia de su nueva nación y dieron todo el respaldo que necesitaba la intelectualidad rusa emigrada para que esta pudieran continuar su labor intelectual- Es por ello que tanto como en Francia o Estados Unidos, los eseristas del exilio pudieron encontrar una nueva casa en la república chekoslovaca.

El libro nos permite conocer la interpretación que dieron los eseristas en su prensa a giros como los de la NEP o la colectivización de la agricultura impulsada por Stalin. del mismo modo conocemos las intensas polémicas generadas entre ellos a causa de la caída de su centro interno, con el arresto por la GPU en 1925 de los últimos representantes del partido, a causa del nacimiento de posiciones nacionalistas rusas o bielorusas dentro del partido, de la posición defendiste o no frente a la posibilidad de una invasión alemana a Rusa, conocemos de las fuentes que les informaban de los procesos de Moscú, del arriesgado viaje infiltrativo realizado en 1929 por Vladimir Tened Lebedev recogido en su libro “Volia Rossi”. Se trataba de un hombre valiente, que había partido en la guerra ruso japonesa, que había sido ministro naval bajo Kerensky y jefe del Ejercito Popular de los eseristas durante la guerra civil, y pese a los peligros que estos antecedentes implicaban para su persona había tenido las agallas de atravesar media rusa pasando por inmigrante rural, para recoger de primera mano los cambios que tenían lugar en su patria. Muchas son las historias de eseristas que se recogen en este libro, las mas de ellas trágicas, a causa de los cambios vertiginosos sufridos por Europa durante y después de la segunda guerra mundial, algunos pudieron escapar a Estados Unidos, asumiendo allí, en muchos casos una posición de respaldo a Rusia en su guerra contra los nazis, otros murieron en Campos de concentración alemanes, otros fueron atrapados por los ocupantes estalinistas y enviados al gulag, los hubo también reciclados al comunismo, tal es el caso de Makhin, muerto en 1945 atentando el grado de teniente general del ejercito de Titov, esto por no mencionar aquellos que con los años terminaron retornando de buena voluntad a la Unión Soviética.

https://i2.wp.com/www.prahanoviny.cz/wp-content/uploads/Tom%C3%A1%C5%A1_Garrigue_Masaryk_1925.png
Tomáš Garrigue Masaryk

Los cubanos tienen mucho que aprender de la historia de los eserista, por lo mucho que tienen en común, también entre ellos los hay que siendo revolucionarios en sus orígenes terminaron enfrentados al poder establecido tras la revolución, que tratan de pensar desde la izquierda los cambios que tienen lugar en su patria, que como durante la segunda guerra mundial, al margen de su diferencia con el gobierno, asumirían una posición defencista si alguien osara invadir su país, y por último los hay que canzados como algunos eseristas terminan asumiendo claudicado en su oposición y aceptando como situación insoluble el secuestro de su estado por el poder y tranzando con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: