Cinco siglos de lujuria en el Museo Nacional de Estocolmo

24 Abr

Imagen publicada en la página del Museo Nacional de Suecia anunciando la exposicición Lust & Last

Si hay una exposición en el Museo Nacional, que está siendo difundida en los medios de comunicación suecos, sobretodo en ese tan popular como es la televisión,  esa es Lust och Last en español Deseo ( lujuria) yVicio. Una muestra que se encarga de reproducir la iconología con la que por estos lares del mudo ha sido observada, desde el siglo XVI, la sexualidad humana en medio de la tirantez entre la virtud y el pecado. Por esta y por otra exposición dedicada a las deidades grecolatinas, he aprovechado los días festivos de pascuas para llegarme a un museo que entre una y otra cosa no había tenido tiempo de visitar, y me he dado un delicioso baño de cultura, como en mis tiempos de juventud, visitante impenitente de los museos allí donde me hallase, lo mismo en La Habana que en Moscú.

Aquí, en Estocolmo, no sólo observando las obras de Deseo y Vicio que en uno y otro programa de la Televisión sueca ya se habían sacado del recinto, sino también otras que no me esperaba, lo mismo del Greco a los pintores flamencos del siglo XVII, que de diseñadores suecos del mediados del siglo pasado.

Lo primero que he hecho, una vez presentada mis credenciales como miembro del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba (en el exilio) ha sido introducirme en el cine teatro de la institución y desfrutar allíde una suerte de documental que explicaba el significado y la autoría de las diversas obras que conformaban la exposición dedicada a la sexualidad humana (Bildspel, Lust & Last).

Luego ha recorrido los salones hasta dar en el internos con las mismas piezas que provocadoramente se asomaban al exterior en forma de sendos afiches, entre ellas
“Dánae y la lluvia”, obra del artista sueco Adolf Ulrik Wertmüller, un emigrante sueco que para sobrevivir en los Estados Unidos, no encontró mejor solución que pintar y mostrar en su granja desnudos de este tipo por los que llegó a ganar mucho dinero.

Museo Nacional de Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Se trata de un total de 200 en la que se mezclan pinturas, dibujos, esculturas , artesanías, artes del pasado y del presente. No todas eran obras para ser exhibidas, como las caricaturas mucho más que subidas de tono intercambiaadas en privado por los artistas Johan Tobias Sergel y Carl August Ehrensvärd.

Muchos de estos dibujos ya los conocía, los había visto en catálogos y portadas de libros, sin embargo su reunión en esta muestra, no solo sirven para conformar un discurso sobra el arte erótico hecho fundamentalmente por hombres para el disfrute de los hombres, es decir mirando a la mujer como un hombre quiere mirarla, y no al revez, sino también para darnos una información histórica importante, mas que sobre los cambios, sobre la permanencia en nuestras mentes del modo en que funciona lo erótico.

Y una vez más nos encontramos con el uso de las antiguas de historias mitológicas o bíblicas como pretextos para mostrar un poco de nudismo. Algo que paradójicamente tiene su paralelo en esta muestra en un tiempo y una sociedad donde el desnudo, desplazado a lo pornográfico y por los dogmas de ese nuevo puritanismo que se oculta bajo el feminismo encuentra en el arte y la institución del museo, la posibilidad de mostrarse sin cargo de conciencias, incluso cuando la imagen raya lo grotesco como la foto de un hombre que se masturba o el filme, con aires góticos, de una mujer completamente desnuda tendida en un bosque haciendo otro tanto.

En cualquier caso invito a mis lectores de paso o que viven en Estocolmo a que hagan lo mismo que la señora canaria a la que tuve a bien traducir alguna información de la tienda de souvenires del museo,  visitar esta interesante muestra y por supuesto el resto de la exposiciones de una institución sueca que merece la pena conocer. Y si no puede hacerlo por el momento entonces tome como muestra el audiovisual que le he dedicado en el canal de Cuba Nuestra en Youtube.

Anuncios

2 comentarios to “Cinco siglos de lujuria en el Museo Nacional de Estocolmo”

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Hombre de CubaNuestra » - 1 mayo 2011

    […] Cinco siglos de lujuria en el Museo Nacional de Estocolmo […]

  2. Para chismear en casa de los dioses: Otra oferta del Museo Nacional de Suecia « El Hombre de Cuba Nuestra - 24 abril 2011

    […] El Hombre de Cuba Nuestra La Página de Carlos Manuel Estefanía. Para hablar sin censuras sobre lo que pasa en Cuba y el resto del mundo « Cinco siglos de lujuria en el Museo Nacional de Estocolmo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: