Distrito 9: Una película demasiado buena para gustar a la prensa sueca

26 Mar

https://i0.wp.com/farm3.static.flickr.com/2513/3835241838_419dfeccf0.jpg
Foto de  RobertBasil

Con la película Tsotsi (2005), descubrí el cine sudafricano y quedé fascinado con esté, quizás fuese una muestra demasiado buena; al punto que mereció el primer Oscar para Sudáfrica, mas, como, no tenía otras hasta ese momento, ella me sirvió como criterio de lo bueno que en términos artísticos e informativo puede esperarse de esa industria cultural.

En el caso de esta obra, que nos muestra con delicadeza, inteligencia y sobretodo con magnificas actuaciones de como se vive en los barrios bajos de Soweto; lo que pasa cuando el líder de una de las pandillas juveniles de Johanesburgo, que tiene que hacerse cargo de un bebé que le cae por casualidad en las manos al robar un inmóvil.

Ha sido gracias a la curiosidad que despertaron esta y otras películas que echando a un lado el mal nombre que le dio la crítica en la prensa sueca durante su estreno en la pantalla grande, he echado mano al DVD de la película, también sudafricana:Distrito 9.

Hice bien, de lo contrario me habría perdido una obra, cuyo signo nacional no se pierde, a pesar de contar en su realización con la colaboración de otros países, Estados Unidos , Nueva Zelanda y Canadá. Se trata de una pieza cinematográfica, moderna, que explota con toda legitimidad el lenguaje de la ciencia ficción, que se carga de préstamos de ese género, completamente justificados, para darnos además de un Thriller, que encantaría al mas alocado de los adolescentes hambrientos de violencia, monstruos repulsivos, sangre, disparos y mutantes (todo lo que en general repudio), una tremenda critica social al tratamiento de la inmigración, al los vínculos entre el poder y los medios, y sobretodo a los prejuicios con los que solemos enfrentarnos al otro.

http://www.forodefotos.com/attachment.php?attachmentid=13433&d=1283278435


Y veo tanta sensibilidad frente a una situación que tantos millones de seres humanos hemos vivido, en Europa o en las Américas, que no me queda menos que adivinar, que allá abajo, el de África del Sur, hay mas de lo mismo. Por ello el enfoque es universal, y quizás haya sido la dolorosa apelación a la mala conciencia, mas que el acercamiento objetivo al propósito estético, lo que haya causado el desmotivador tratamiento dado en los medios suecos a esté trabajo, aquí, el dedo se mete demasiado en la llaga de una xenofobia que puede adquirir mil formas, desde la segregación, mas que controlada en modernos Ghettos de Estocolmo, hasta la concentración incendiaria en los arrabales de París.

Con una duración de 112 minutos, este drama, que es Distrito 9, se estrenó en Suecia el 28 de agosto de 2009 , su director es Neill Blomkamp, quien participa en la escritura del guión, junto con Terri Tatchell. De la interpretación del héroe; Wikus Van De Merwe, se encarga el actor Sharlto Copley y realmente encaja perfectamente en su rol, se trata del anticarisma por excelencia, algo que puede haber molestado a más de un comentarista, que no comprende, que no se puede llegar a ser un burócrata de éxito, incluso manipulador, sin esa cara de mediocre que el personaje conserva, ahora con cierta histeria, cuando la vida, por convertirlo en víctima, le lleva a enfrentarse al aparato al que había estado sirviendo y tomar partido por los oprimidos.

En este caso, una comunidad extraterrestre, tratada como se tratan a los refugiados en la mayor parte del mundo, negándosela sus valores humanos, sus conocimientos y sus derechos, precisamente como ocurre con tantos emigrantes, que no han llegado precisamente de otro planeta.

Interesante es la localización de la historia, Johannesburgo, a donde en 1982, habría “anclado” de manera levitante una suerte de Platillo Volador, cargado de famélico y desnutridos tripulantes a los que despectivamente, la gente llama “camarones” y de verdad parecen una mezcla de estos con seres humanos.

Veintiocho años más tarde, los recién llegados viven en unas suerte de favelas, idénticas a las que ví en la película Tsotsi, pero ahora con unas condiciones de vigilancia que recuerdan las de los campos de concentración, vigilados y a su vez mezclados con la delincuencia, también de origen extranjero (aunque terrestre) encarnada en mafias senegaleses.

Se supone que en el año pasado (2010) y posterior al de la realización de fílmica, la corporación Multi-National United, es contratada para desalojar por la fuerza a los extraterrestres, el responsable civil del operativo es Wikus, quien como cualquier otro funcionario migratorio, apela tramposamente a la ley, para cumplir su cometido, con una falta de escrúpulos que no se detiene ni en el uso de la amenaza de “incautar” el hijo a uno de estos “extranjeros” que se niega a firmar un acta de “voluntariedad”. Una escena típica en el tratamiento “políticamente correcto” del que llega de afuera y sin papeles a una nación estado, no importa en que continente. Pero la cosa se complica cuando Wikus, accidentalmente entra en contacto con una sustancia que desencadena en su cuerpo un proceso de transformación en el otro, es decir en “camarón”.

Puede que a los directores se les haya escapado alguna que otra pifia, concentrados como estaba, en lo que realmente importa, su mensaje, o quizás la reproducción del discurso televisivo de comentaristas, especialistas y testigos, en los que la “veracidad” queda a prueba de balas.

Otro elemento digno de mención es la bella música de Bonginkosi Dlamini (también conocido como Zola), Linda Mkhize, Molemi y Mobb zulú con que se ambienta la obra.
Con final abierto, la película merece una segunda parte, ojalá sea tan buena como la primera, lo cual nunca es fácil.

Por el momento busquémosla y veámosla,  mostrando con ello  a los productores, que pese a la crítica de la prensa, la obra vale la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: