Intelectualidad y totalitarismo: matrimonio de conveniencia, no siempre mal avenido

3 Ene

https://i0.wp.com/www.heideggeriana.com.ar/imagenes/martin-heidegger.jpg

Martin Heidegger

Existe la falsa idea de que intelectualidad y totalitarismo resultan dos conceptos irreconciliables. Como si los pensadores, novelistas y poetas sólo sirvieran a regímenes democráticos. Pero basta estudiar cualquier régimen despótico desde la antigua China hasta la Cuba de hoy para descubrir, no solo la convivencia forzada, sino la manera en que los tiranos y los intelectuales se han servido mutuamente, logrado asi una especie de simbiosis mutuamente ventajosa, por un lado se justifica el gobierno ante la razón y sobretodo los sentimientos del pueblo y los extranjeros, por el otro se le entrega al creador y fiel vasallo, los recursos para crear y para soñar siempre y cuendo la creación no choque con el estado vigente, dentro del cual todo será permitido, fuera de él nada.

El bolchevismo, por ejemplo atrajo a los intelectuales, sobretodo de occidente,  como un farol a los insectos, incluso cuando había dejado atrás su etapa revolucionaria y se extremaba como una suerte de nuevo zarismo.

Y no le faltaron intelectuales al régimen  Nazi como la realizadora cinematográfica Leni Riefenstahl,  o el narrador Hanns Heinz Ewers (quienes serían los equivalentes alemanes de los intelectuales soviéticos que terminaron adocenados por Stalin como Máximo Gorki , Mijaíl Aleksándrovich Shólojov o Serguéi Eisenstein .  Sin embargo el caso más destacado, de convivencia entre totalitarismo y “pensamiento” lo tenemos en Martin Heidegger, cuya militancia en el  Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores, no impide que se le trate, con toda objetividad como uno de los filósofos más importantes del siglo XX, así como maestro o  precursor de figuras tan destacadas dentro de la filosofía de esa misma centuria como fueron  Herbert Marcuse, Jean-Paul Sartre, Maurice Merleau-Ponty, Michel Foucault, Jacques Derrida, o Paul Ricoeur, por mencionar algunos de sus discípulos más preclaros (por no decir crípticos, como el maestro).

 

https://i1.wp.com/www.pzg.biz/leni_and_hitler.gif

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/90/Sholochov_Monument_Rostov-on-Don.jpg

Monumento a Mijaíl Aleksándrovich Shólojov, el  Premio Nobel que cantó a la sangrienta  colectivización estalinista con sus “Campoa roturados”

Sin embargo, creo que aún no se ha escrito lo suficiente sobre el tema, y que quedan muchos nexos por aclarar en esto de los vínculos de la intelectualidad y el despotismo. Por ello agradezco un libro como el que debo devolver hoy en la biblioteca de la Escuela Superior de Södertörn, se titula:  Musolini´s Itelectuals.

https://i0.wp.com/press.princeton.edu/images/k7870.gif

Se trata de  estudio del investigador A. James Gregor, publicado en el 2005 por Princenton University Press, donde se aborda de manera encomiable  el pensamiento social y político del fascismo, todo ello  a partir de sus precedentes históricos y los planteamientos de personajes de la cultura italiana,  durante la época fascista, tan importantes como olvidados, como fueron Enrico Corradini,  Alfredo Rocco, Sergio Panunzio, Ugo Spirito, Camillo Pellizi, Carlos Costamagna o Julius Evola.

https://i0.wp.com/www.archividelnovecento.it/site/images/banche_dati/Panunzio_al_lavoro.jpg

Sergio Panunzio teórico italiano del sindicalismo revolucionario y del fascismo

https://i2.wp.com/www.filosofico.net/evola.jpg
Julius Evola, filósofo de derechas, disidente dentro del fascismo, que contrapuso un racismo espiritual al racismo biológico  tan popular en las potencias del Eje.

Gregor nos ofrece una arqueología del pensamiento que devino en el sistema de conceptos, más o menos irracional, más o menos míticos que sirvió de base teórica al régimen fascista italiano, durante sus poco más de dos décadas de existencia.

De entrada, el autor nos ofrece un cuadro de los distintos intentos de interpretación del fascismo, sobre todo desde la  óptica marxista para luego hacernos la historia del pensamiento nacionalista italiano, remontándonos hasta Maquiavelo, y de so confluencia con el sindicalismo y distintas versiones de socialismo que terminaron por constituir el cuerpo conceptual des fascismo, una doctrina que puede entenderse, entre otras maneras como el resultado de una vocación de resurgimiento, y hasta cierto punto de liberación de las diferentes dominaciones externas, que sufrieron los italianos. Paradójicamente, el sometimiento del régimen a la política alemana, explica en buena medida la desgracia de un régimen que como sabemos logró tener numerosos adeptos e imitadores, no solo dentro de Europa, sino sobre todo en América Latina.

A los cubanos nos hace bien leer este libro, no solo por los prejuicios nos ayuda a romper, sobre lo que fue la Italia fascista, una Italia que conocemos a partir de una cultura de masas, bipartida, pero encontrada en más de un tema y que fue establecida por los vencedores en la segunda guerra mundial, los aliados soviéticos, ingleses y norteamericanos. Pero el libro nos sirve además para pensar nuestra realidad a partir de las similitudes que tiene con la italiana de los años treinta, pues en la Cuba de los Castros, como en la Italia de Mussolini también florece una intelectualidad, que protegida y alimentada en su ego por el poder, responden agradecida con un discurso seductor, que afianza y justifica ese mismo poder, lo hace con diferentes actitudes, unas veces más sumisa, como la que puede hacer un ensayista del estilo Roberto Fernández Retamar , el Ministro Abel prieto y el historiador de la ciudad de La Habana Eusebio Leal Spengler,  o de una manera más crítica como podrían hacerlo cantautores como Silvio o Pablito.

https://cubanuestra1.files.wordpress.com/2011/01/silviorodriguezrobertofernandezretamar.jpg?w=283

En definitiva nos demuestran que lo fácil que conviven, razonamiento y dominación, sobre todo si se les agrega un toque de ensoñación, con saben hacer los buenos poetas, los mismos que por lo mucho que nos alejan de la “verdad”,  Platón no quería ver en su República, obra, que dicho sea de paso,  cosa resultó  a la larga uno de los mejores regalos hecho por un  pensador, unque desde el pasado, a la práctica totalitaria,  que sirve para machacar buena parte de nuestra contemporaneidad, con el aplauso de  buenos escribidores que se hacen llamar “intelectuales”.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b4/Platon.jpg

Platón, autor de La República, el libro que parece haber inspirado a los regímenes totalitarios de izquierda y de derecha

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: