Ralph Nader visita Estocolmo, Suecia

25 Sep

Durante varios días estuvo saliendo en el periódico Metro de Estocolmo, el anuncio de la conferencia que daría el candidato presidencial, ambientalista, abogado y escritor Ralph Nader. El seminario a desarrollarse en uno de los salones del Hotel Rival, ubicado en el número 3 de la calle plazoleta, Mariatorget;  trataría sobre las alternativas para un desarrollo sustentable; el evento con entrada libre  formaba parte de una, por distintos países escandinavos que realizaba el orador bajo el auspicio de Kraft & Kultur ( Fuerza y Cultura).

La que  auspica es  una empresa nacida hace diez años que apuesta por fuentes de energía renovables, es decir, contra el carbón y el petróleo, aunque no a favor de la energía nuclear.

En Suecia, donde se utilizan alrededor de 15 000 kWh por habitante al año, el frío y la industria generan un uso intensivo de energía, lo cual según los fundadores de Fuerza y Cultura  trae consecuencias negativas para el clima y el medio ambiente;  por ello promueven el uso de la energía verde, la que viene del viento y el agua como opción razonable.

Actualmente Kraft & Kultur cuanta con una extensa red de clientes que compuesta por 45 000 hogares, 5000 empresas y 185 municipios suecos, garantizando de manera sustentable la energía que necesitan escuelas, guarderías, oficinas y hospitales en más de la mitad de los municipios de Suecia. A esto hay que sumar la instrucción de la mayor tienda por departamentos en línea de Escandinavia, especializada en productos orgánicos ecológico(www.gemenskapgron.se) donde el comprador encuentra lo que necesitas para un estilo de vida sostenible.

Al mismo tiempo la empresa es editora de libros y de la revista Voltaire l(http://www.voltaire.se/) a que se denomina como la revista cultural mayor  de Suecia y que toma su nombre del Iluminismo Francés, en el que dice estar inspirada. En  su último número, la publicación aborda temas tan interesantes como las teorías del caos,  la poesía en el blog y en mundo, la presencia del ex presidente Chileno en una de de las agencias de las Naciones Unidas nuevas, la muestra de un periodista en México, la censura en el Medio Oriente, el cuerpo como mercado, las bacterias como parte de este, etc

Esta combinación de ecologista y cultura, que ofrece la agencia era la que necesitaba Ralph Nader para sentirse como pez en el agua durante su conferencia, en cuya salida por cierto se vendían algunos libros relacionados con su obra, entre ellos, el titulado “El Ciudadano Nader” ISBN-10: 9186515179, un bolsillo en Sueco, editado por Voltaire.

La obra hace referencia a las cinco generaciones de estadounidenses que han conocido a Ralph Nader como un líder en los asuntos públicos y políticos , un hombre que desde 1960 comenzó a impugnar la Organización Mundial del Comercio y el medio ambiente y a exigir responsabilidades al gobierno de EE.UU; en relación al abuso cometido por las grandes empresas en relación a la energía. El libro es en sí una antología en la que diversos intelectuales demuestran como las ideas del ex candidato presidencial, han sobrepasado las fronteras norteamericanas para enriquecer el discurso medioambientalista internacional

Debo decir para quienes desconocen el personaje que Nader, es hijo de una familia de pequeños empresarios libaneses emigrada a Estados Unidos, y nació en Winsted, Connecticut. en 1934. Sin duda alguna es un hijo de la política; de responsabilidad social aplicada en su momento por Franklin Delano Roosevelt, a quien citó con gran respeto en su conferencia, cuando decía una frase que ya hemos comentado en estas paginas, la que se refería al fascismo como el control del gobierno por los grandes intereses económicos.

Nader se  graduó en la Universidad de Princeton en 1955 y en la Escuela de Derecho de Harvard en 1958. Sirvió en la Armada de Estados Unidos durante en 1959, y luego comenzó a trabajar  como abogado en Hartford; entre 1961 y 1963  se desempeño como Catedrático de Historia y Gobierno en la Universidad de Hartford. En 1964, trabajo en el Ministerio de Trabajo y mas tarde se convirtió en periodista freelance escribiendo para The Nation y la Christian Science Monitor, lo que sigue haciendo para The Progressive Populist.

En 1971, Nader fundó la ONG Ciudadano Público que hoy tiene más de 150,000 miembros, renunciando en 1980 a su dirección para dedicare entre otras tareas a denunciar los peligros de las grandes corporaciones multinacionales.

En 1996 Nader fue presentado como candidato a Presidente de los Estados Unidos por el Green Party. Nader se presentó de nuevo en las elecciones presidenciales de 2000 , sin llegar al 5% de los votos que se necesita para dotar a su partido de patrocinio federal.

Nader anunció el 24 de diciembre de 2003 que no se presentaría como candidato presidencial por el Green Party; sino como candidato presidencial independiente, llevando como candidato a la vicepresidencia en 2004 a el activista del Green Party Peter Camejo. En estas elecciones de Nader se vió fuertemente combatido por los seguidores de Gore, quien veían en él un rival que sí bien no sobrepasará jamas al candidato Demócrata, le docilitaría frente a la opción republicana, de ahí el eslogan manejado entonces de ” Un voto por Nader es un voto por Bush”

En el 2008  Nader vuelve a la carga llevando como vicepresidencia a Matt González, abogado de San Francisco, quien acababa de abandonar el Partido Verde, cansado, de su no aceptación de las criticas de Nader, de sus luchas internas, y el fracaso del partido.

Se dice que el estilo de vida de Ralph Nader es austero y que suele donar sus ganancias por derechos de autor, conferencias, trabajo legal, etcétera a causas de interés público y fue catalogado como una de las 100 figuras más influyentes en la historia estadounidense, por Time y Life, todo ello a pesar de que se le reconoce como un fuerte crítico de la política exterior norteamericana en lo relacionado a la promoción de la democracia y los derechos humanos.

Compártanse o no sus ideas se trata de un personaje carismático y que da gusto escuchar, y debo agradecer el haberlo hecho al Carnet de Prensa del Colegio de Periodistas de Cuba (en el exilio) el que se me franqueara las puertas cerradas para un amplio público que se quedó afuera, sin acceso a una sala que ya estaba abarrotada (en el anuncio del periódico se afirmaba que los asientos se agotarían), yo afortunadamente no solo encontré uno lo suficientemente cercano al escenario del teatro donde tuvo lugar el seminario sino también, credencial de prensa mediante, pude moverme con plena libertad para tomar las imagenes y registrar la conferencia, la cual luego sería sucedida por un grupo de panelistas, en mi opinión muy por debajo de la altura del orador, ecologistas de segunda o tercera categoría que sonaban poco convincentes en sus preguntas y declaraciones, como suele ocurrir con los verdes suecos. Quienes sin lugar a dudas abarrotaban el salón y debieron sentirse muy a gusto cuando el invitado puso a Suecia como un ejemplo para los Estados Unidos, no solo por el tema ecológico sino por las garantías y seguridades que tienen sus ciudadanos en relación a la educación, la salud y unas vacaciones que ya quisieran mucho de los estresados cociudadanos de Nader.

Sin lugar a dudas hay que reconocerle mérito a Fuerza y Cultura por esta oportunidad que nos dio de escuchar al ambientalista, cuyas palabras fundamentales pude registrar y colocaré en la red, sin ediciones ni traducciones traidoras, a disposición de mis lectores que dominan el inglés.

La sensación que me dio el encuentro, salvo en los momentos previos donde se habló en sueco fue la de encontrarme en medio que parecía una convención verde norteamericana, que un seminario fuera de los Estados Unidos y es que si algo caracteriza el sueco común es la manera en que se desvive por parecer norteamericano, sobretodo en el dominio de un inglés que ya quisiéramos los que tenemos origen latino, por supuesto la identificación es, en general con el norteamericano de centro izquierda, crítico de su propio gobierno y ecologista como es Dan, no con el republicano, aunque no falta a Bush algún que otro homólogo en estas tierras de Escandinavia que tanto agradecen, cualquiera que sea el color, todo lo que les llega occidente, el verdadero y primero, es decir: Norteamérica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: