Multiculturalismo y elección: buena combinación para la Casa del Pueblo

12 Sep

A pesar de haber tomado nota del cartel que lo anunciaba, me había olvidado del “Kultur Mix” que tendría lugar este sábado, 11 de septiembre de 2010, entre 13 y 18 horas en la Casa del Pueblo de Hallunda, en las afueras de Estocolmo; celebraba hoy una actividad conjunta, con el consejo de organizaciones no gubernamentales de la zona conocidas en Suecia como förening y las autoridades municipales, con el fin de fortalecer la participación de la ciudadanía del municipio, en buena parte de origen extranjero, en las elecciones parlamentarias a nivel municipal, de condado y nacional.

Mas no importa la traición de la memoria. Escrito estaba que sería testigo de un evento, positivo en diversos sentidos, en primer lugar porque me permitía disfrutar una vez más de aquello por lo que muchos compatriotas cubanos sufren prisión y destierro, la confrontación libre entre diversas opciones políticas representadas en un panel.

En segundo lugar, el acto resultó bueno por la maravillosas muestras artísticas que tuvieron lugar después del debate, y que me permitió disfrutar de danzas interpretadas por grupos de origen hindú, pakistaní, y boliviano, así como del concierto de un talentoso artista africano, que nos deleitó con un instrumento de cuerdas que según sé tiene diversos nombres, Mbira, Likembe, Sanza Kisanze, Mbirambila, y que en manos de un artista de talento sirve para hacer maravillas y sobretodo darnos a conocer la música de Ghana y en general del África Occidental.

En tercer lugar aquello resultó positivo, porque pude degustar una deliciosa y exótica comida preparada por los grupos organizadores con recetas típicas de sus naciones de origen y por último porque estaban creadas las condiciones para votar por adelantado, con solo mostrar la tarjeta de identidad ahorrándome en gasto de mas tiempo en ese deber moral y derecho que se nos concede a los ciudadanos suecos.


Fuera del Salón, se habían creado las condiciones para que los asistentes pudiesen votar por adelantado en las actuales elecciones suecas

Fui a la casa de la Cultura porque tenía que devolver unos libros en su biblioteca, al salir de ella, me llamó la atención los sonidos que salían de uno de los salones, alguien de los auspiciadores se percató de mi curiosidad periodística y me invitó a entrar, la primara y grata sorpresa fue dar en una mesa con mi amigo, el joven político Martín Hall, a quien ya he entrevistado para estas páginas, la segunda encontrarme al panel respondiendo cuestiones que son de particular interés para mí; la primera sobre el respaldo municipal a estas asociaciones culturales que auspiciaban el evento, algo que me toca de cerca cuando acabamos de fundar precisamente en este municipio, la asociación de escritores iberoamericanos, Letra y cuando es aquí donde radica formalmente la Sociedad Académica Eurocubana.

Panel con representantes de los diferentes partidos del municipio de Botkyrka, responde a las cuestiones de los electores en la Casa del Pueblo de Hallunda Foto: Carlos M. Estefanía

La segunda cuestión era la de la política educativa que llevarían los partidos, algo que me atañe en tanto por los avatares de la inmigración, he me reciclado profesionalmente como pedagogo.

De izquierda a derecha: representante del Partido local: Partido de Botkyrka, del Partido de Centro, del Partido liberal (Folkparti)y del Partido Democristiano. Foto: Carlos M. Estefanía

Políticos municipales, de izquierda a derecha, representante del Partido de Izquierda, del Partido Verde, del Partido Socialdemócrata, del Partido Conservador (Moderado) y del Partido Democristiano. Foto: Carlos Manuel Estefanía

Debo decir que me fascinó la dos muestras de danza hindú que pude disfrutar tras el debate, que me conmovieron las niñas de la sociedad pakistaní cristiana, que cantaban y bailaban acompañadas por una banda sonora; una pieza musical que de alguna manera evocó en mi, desde el sufrimiento de las comunidades cristianas en los países musulmanes, cuando los integristas salen a la calle y hacen pagar en los más débiles, idioteces como las del pastor que quería quemar el Corán, hasta las terribles inundaciones que sin respetar creencias arrancó vidas recientemente en aquel país lejano, que los talibanes (estudiantes) que recientemente fueron reprimidos en una escuela de medicina cubana por reclamar lo que mis compatriotas no reclaman por miedo.

Antes y después de las niñas pakistana tuvimos al grupo boliviano con dos danzas que me llenaron de fuerza y vigor, como si los artistas pudieran contagiarnos a los presentes con un trabajo mas que profesional. Por último el reencuentro con esa África que hasta el más blanco de los cubanos lleva de alguna manera adentro, sino en la sangre, si en la cultura.

También es de agradecer la información que ofrecían en las mesas que bordeaban el evento los diferentes partidos políticos y asociaciones, como la Asociación de Teatro, el Centro de Cultura Asiria, la Asociación de Cultura Filipina, la Iglesia, sueca, etc.

Demostrando queda que la mezcla de cultura y política, cuando se hacen con buena honda y de manera equilibrada e imparcial da magníficos resultados. Felicidades pues a los promotores de este evento político cultural y que se repita.

Los organizadores agasajan al público con platos exóticos. Foto: Carlos M. Estefanía

Una actividad que sirvió para alimentar la participación democrática, el cuerpo y el espíritu. Foto: Carlos M. Estefanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: