De la libertad y la piromanía: El pastor que quería quemar el Corán

11 Sep

https://i1.wp.com/www.dw-world.de/image/0,,5983536_4,00.jpg
Pastor Terry Jones

Ni Fidel Castro más cercano que nunca a la causa de Israel y que tanto libro bueno dejó destruir por sus comisarios y censores, ha tenido reparos de calificar, durante la segunda parte de su libro autobiográfico en La Habana, como “descomunal show mediático” la amenaza lanzada por Terry Jones, pastor de una minúscula iglesia evangélica en Gainesville, en la Florida; de quemar ejemplares del Corán.

Fidel presenta "La contraofensiva estratégica". Foto: Roberto Chile
Fidel Castro sale en defensa del Corán, al presentar la segunda parte de  su libro
“La contraofensiva estratégica”. Foto publicada por Cubadebate

Se trata de una especie de puesta en escena de lo que ya leímos en la novela o vimos en la película Fahrenheit 451. Sólo que aquí no es el gobierno, sino un representante de la sociedad civil quien pretende destruir libros.

Persuadido, quizás por las declaraciones públicas del presidente Obama, o las visitas por el FBI, más no castigado, como ya se rumora, en su derecho a expresarse, el fanático “cristiano”, si no desistió, al menos vacila en una la barbaridad que amenazaba la seguridad de miles de norteamericanos en todo el mundo, incluso en su país.

Sin embargo parte del daño ya esta hecho, y de alguna manera conseguido su auténtico fin político, el de torpedear la estrategia pacificadora impulsada por Obama .

Lamentablemente y en buena medida gracias a la focalización de los medios en un asunto que pudo ser de poca monta, comenzó a reaccionar el mundo musulmán, quemando banderas norteamericanas y hasta imágenes de Jones.

Por otra parte ya han aparecido otros avispados pastores, amenazando con lo mismo; seguro que esto traerá nuevos, clientes, feligreses a ese mercadillo de la fe que suelen ser las cofradías protestantes norteamericanas.

En Egipto su presidente Hosni Mubarak, condenó el anuncio – Jones- que había elegido precisamente el Eid Al-Fitr, jornada con que los musulmanes celebran el fin del ramadán, una festividad que tendría su equivalente en las navidades cristianas, por de felicidad familiar implica.

Los líderes de Al-Azhar, Universidad y máxima institución del Islam Sunnita en Egipto, alertaron del “desastre” que desencadenaría la quema, y no sólo lo hicieron instituciones musulmanas, sino aquellas que serían las primeras víctimas de la irritaciones, las de los cristianos que viven en territorio mayoritariamente islámico, como es el caso de los maronistas, cuyo patriarca Mar Nasrallah Boutros Sfeir, también condenó públicamente la injuria a los musulmanes planificada desde la Florida.

Incluso en la India, país que siempre ha tenido problemas externos con sus vecinos musulmanes, o disturbios internos generados por las minorías seguidoras del Corán, el ministro del Interior P. Chidambaram, condenó el proyecto del pastor evangélico; pidió a las autoridades norteamericanas que tomaran medidas drásticas y a sus propio medios de comunicación que no difundan imágenes del acontecimiento.

Llama la intención de los comentarios y notas que hacen al respectos muchos cubanos norteamericanos, a los cuales no les ha importado como se le boicoteó su derecho a la información en relación a la guerra de su país, tanto en Irak como en Afganistán, pero que ponen el grito en el cielo cuando se presiona a un pastor irresponsable para evitar un espectáculo que solo traerá muertes y nuevos conflictos.

Desconocedores de que junto al derecho legal de quemar, está el valor moral superior de respetar, evocan las quemas de banderas norteamericanas en el mundo, para justificar el derecho del Pastor a quemar su Corán, olvidando se puede comparar una bandera, que es un emblema secular, una convención que representa un estado, con el libro fundamental de una de las más importantes religiones del mundo, la comparación correcta sería con la Biblia y no es muy usual que alguien la queme.

https://i2.wp.com/www.conocereislaverdad.org/elpapabesa.jpg
El Papa Juan Pablo II da una lección de ecumenismo y respeto interreligioso al  besar el libro Sagrado de la fe Musulmana; el Corán

Habría que presentarles gráficamente el asunto diciéndole así al fundamentalista de la Quinta Enmienda floridano:

Tú tendría el derecho de quemar la foto de la madre de alguien que no te cae bien en su cara, si lo haces es posible que el tipo te agreda (sin derecho, aunque con razón), mas supongo que si no quemas fotos de madres no lo harás sólo por miedo, sino porque tienen cierto grado de civilización e inteligencia (la que le falta al pastor demagogo) y poco te importa si otros menos civilizados o más brutos andan quemando madres por el mundo.

Mas no creo que ni aún así entiendan, que comprendan que sólo en el mal cine o en los sermones de pastores como el de marras, se paga mal con mal, u ojo por ojo. Faltos como están estos incendiarios de una formación cívica que les enseñe que los seres civilizados debería actuar de otra manera a la de los fanáticos de cualquier religión, que el hecho de que en Irán, por ejemplo, se lapiden a las adúlteras, no justificaría que en un país medio feminista como Estados Unidos, o feminista y medio como Suecia, hiciera otro tanto lapidando a los adúlteros.

A veces evocan las muertes causadas por el Islam, como si esto fuera exclusivo efecto de esta religión, habrá que recordarle que no solo los países musulmanes quitan vida, la quitan los estados occidentales que aceptan legalmente la pena de muerte y el aborto.

Para terminar no me queda mas que alertar a estos democráticos ciudadanos sobre algo que pasan por alto, que si bien la Constitución brinda derechos, la inteligencia y la ética imponen abstenciones de hacer y sin estas no bastan, entonces que las madres de todos los que morirán, ciudadanos en los propios Estados Unidos, diplomáticos, turistas, viajeros, y por último militares emplazados aquí y allá a manos de los fanáticos, agitados en su irracionalidad, por el acto irresponsable del Pastor, le demanden al reverendo y sus defensores económicamente, por lo que les toca de responsabilidad en los daños. Está claro de que lo del pastor pirómano (no es el único loco, ya salieron otros), se trata de una baja jugada política para dificultar las gestiones de paz del gobierno, y que no toma en cuenta para nada las muertes que implicaría su realización.

Veremos que cuando se toquen los bolsillos, que es la censura aceptada por todos los que comulgan con la sociedad de mercado, se acaba Ishalá o si Dios quiere, toda la discusión sobre la libertad de expresión.

https://i1.wp.com/www.ackland.org/projects/five_faiths/images/islam/qur%27an.jpg

El Corán,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: