Amar en Tiempos Revueltos: la tauromaquización del macho español

5 Sep

El amor entre los personajes de Ana y Teresa, en la Serie Amar en tiempos revueltos, más que reivindicar, exalta la superioridad del amor lésbico frente al heterosexual

Este fin de semana, ha puesto su punto final, para quienes le siguen desde la red en su espacio digital, la quinta temporada de la telenovela española Amar en Tiempos Revueltos, una de las mejores desde el punto de vista artístico, de cuantas se han hecho en el conjunto universal de las televisiones hispanoamericanas, y al mismo tiempo una de las más peligrosas, por la ideología que subyace en las historias que, hasta hoy en cinco partes, nos narra. La serie ya fue vendida por RTVE a Telemundo Internacional y puede ser vista en E.E. U.U; en versión original por el 93% de los hogares hispanos que acceden a ese canal.

Los internautas podrán ver desde la próxima semana la sexta etapa; la cual se inicia en el otoño de 1954, con lo que fueron entonces en España las elecciones municipales convocadas por el régimen Franquista, y concluiría con el ingreso de España en las Naciones Unidas en 1955.

En mi caso personal, descubierta  desde sus inicios; llegó a convertirse en un ritual de fines de semana, que vinculaba con mi  almuerzo; como para llenar el cuerpo, al mismo rito que el espíritu, satisfaciendo por igual necesidades de evasión de la cotidianidad;  información sobre lo que fue la guerra civil española y la sociedad que vino después, una nostalgia ajena que nos llega de nuestro parentesco hispano, revitalizando un Madrid que existe, gracias a la inmigración de tantos españoles, a su literatura y cine, en el imaginario de todo latinoamericano.  Y me rebelé contra la dirección televisiva cuando sin justificación alguna me retiró la droga, para imponer en su lugar una carrera de ciclistas y repetir, sin necesidad, momentos de la última olimpiada;  menos mal para “el enfermo” que a diferencia de tantos otros productos audiovisuales, y sin reparar en su tremenda calidad, la serie fue colocada a disposición del internauta, dándonos la libertad de seguirla a un ritmo  más  rápido que el televidente común, o de recuperar aquel capítulo que por algún imprevisible u obligación, teníamos que saltárnoslo, algo que casi coincidió en mi caso, cuando la Radio- Televisión Española comenzó a transmitir los días entre semana aquello que me retenía los sábados y domingos en Casa.

La series es tan buena que crea hábito sin niveles intelectuales, como el tabaco o el alcohol, y eso la hace aún mas peligrosa. Esta concebida para tocar todos los gustos, qué quieres saber de historia moderna, ahí tienes la Española desde los años treinta a los cincuentas, que te gusta historias de espías y policías; tendrás un poco de todo eso, que vas por las intrigas empresariales, no te faltaré, y si como acostumbra acontecer dentro del género femenino, lo que mueven son las historias de amor, como su nombre indica, habrá amor de sobra y de todos los tipos, nobles, innobles, inteligentes, estúpidos, pasando todo ello; por homosexualismo, incesto y pedofilia, y sobretodo lo que parece ser el hilo esencial y valor fundamental promovido por la serie, la infidelidad de la mujer al hombre español; el cual será literalmente toreado una y otra vez por los diferentes caracteres femeninos que aparecen, no importa  su clase social, para terminar “Atronado” es decir herido de muerte cerviz, por el golpe de la traición.Vayamos por partes:

Primera Parte

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-1temporada/1215702970884.jpg

La primera temporada comenzó a emitirse hace cinco años en septiembre de 2005. La historia se desarrollaba entre 1936-1945. Y nos ayuda a conocer que estaba pasando en la España de la II República,  nacida en  Abril de 1931; la reacción ante esta de los sectores conservadores, burgueses y militares, en particular la resistencia falangista y de la iglesia, así como el apoyo de comunistas y anarquistas al régimen establecido. Sabremos del alzamiento nacionalista del 18 de Julio de 1936; de como afectó a las diferentes clases la Guerra Civil, desarrollada hasta el año 1939 y del ajuste de cuentas que vino después, este es el contexto donde se desarrolla el amor del obrero republicano Antonio (Rodolfo Sancho) y Andrea (Ana Turpin), la hija de los Robles, una familia empresarial y anti-republicana de la que su madre era criada y su padre, empleados en una marmolería. Una historia que se complica con el nacimiento de un niño y el encarcelamiento del obrero al ser derrotado los republicanos por el caudillo.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-1-temporada/1215703027635.jpg
Andrea será presionada para casarse con el joven aristócrata y abogado Mario Ayala (interpretado por Cristóbal Suárez) da vida al abogado, un hombre justo que la ama y adopta a su hijo, sin que esto le libre del cuerno que nace del reencuentro de Andrea con Antonio tras la liberación de este.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-1-temporada/1215714372749.jpg

Tenemos aquí una buena confrontación de ideologías, y un dibujo matizado de los diferentes representantes de estas, sean de derecha o izquierda, editándose, por lo menos a simple vista el maniqueísmo, con el que las izquierdas y las derechas pintan a sus oponentes. En esta parte la televisión española le esta dando un buen ejemplo a lo que será la televisión cubana del futuro, cuando decida acercase con un mínimo de equidistancia y objetividad a los tiempos revueltos de las guerras civiles, calientes y frías que tuvieron lugar en Cuba, precisamente desde los tiempos donde finaliza la serie española, años cincuentas, hasta nuestros días.

Segunda Parte

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/galeria-aetr2-amar2/1215595427699.jpg

Ya tenemos un Franquismo bien establecido, con una represión política;  un razonamiento que por momentos nos recuerda al cubano -aunque un poco menos despiadado- conoceremos, desde la visión de los realizadores como era la España de los años 1945 y 1948. Esta vez el eje de la historia se conforma por el triángulo amoroso entre Marcos de la Cruz (Manu Fullola) Ernesto Expósito (Iago García)  Ernesto y Elisa Domínguez (Inma Cuesta). Marcos es un joven huérfano con vocación de escritor que ha crecido en un hospicio junto con Ernesto, quien le ha protegido como si fuese una suerte de hermano mayor; ahora mientras que Marcos en su nobleza siempre anda “escachado” Ernesto, devenido en una  suerte de gángster y traficante, es todo un triunfador, algo en lo que le ayuda su capacidad de manipulación y fría racionabilidad, estas son las fuerzas con las que los dos habrán de enfrentarse por el amor de Elisia, cuya actriz que le interpreta, por cierto acaba de recibir el Premios Unión de Actores; nominada a mejor actriz secundaria de este año 2010, gracias a su papel en la serie de aventuras “El Águila  Roja”.

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/galeria-aetr2-revueltos4/1215688559559.jpg

El personaje de Cuesta, en la segunda entrega de Amar, es la hija menor de un camarero y hermana de Carlota Domingo (Begoña Maestre) quien está enamorada de Ernesto. Elisa que se ha iniciando como vendedora de tabaco en el bar donde trabaja su padre, pero que aspira a convertirse en cantante, algo que conseguirá con el respaldo de la dueña del local Paloma (Ana Otero) y de quien tras jugarle sucio al amigo será su marido, Ernesto.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/galeria-aetr2-revueltos3/1215688559469.jpg

Paralelamente se desarrolla otro trío;  la historia de Amor entre Paloma, el tarambana de Amador de Suances (Chema León). y el padre de este, el empresario vasco Ildefonso de Suances (Simón Andreu). Se redunda en el adulterio, y el triángulo, donde la mujer es el eje por el que se enlazan y enemistan dos hombres, en un caso,  un padre y en el otro dos amigos que habían sido como hermanos. Para los que gustamos del cine negro norteamericano de la época, veremos su destello en el bajo mundo español, donde los préstamos de recursos exitosos del cine norteamericano de aquella época se realiza con todo celebridad.

Tercera Parte

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-3-temporada/1215719550853.jpg

Aunque el espionaje y la conspiración política ya estuvo presente en la serie anterior, esta será su consagración, es entre otras historias paralelas, que como buena telenovela se construye sobre ellas, la de una conjura tramada desde el exterior para ejecutar a Franco, algo que tuvo fundamento real en mas de una ocasión; aquí “Amar en tiempos revueltos” se inicia con el año 1948, a quedado atrás la II Guerra Mundial y Franco al romper con la autarquía, comienza a abrirse al mundo en lo económico y cultural, hay quienes regresan del exilio, como ocurre con el profesor republicano Joaquín Peña -interpretado por Emilio Gutiérrez Caba, el patriarca malo de la serie Gran reserva;  su hija Alicia una niña afrancesada que no entiende los códigos culturales del país en que nació.  Alicia Peña personaje nacido en 1930, es interpretado con gran madurez actoral por Sara Casasnovas, la misma actriz que no hace mucho por poco pierde un ojo cuando un admirador alemán, le atacó con una ballesta;  de lo que salio ilesa.

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-3-temporada/1215719480599.jpg

Joaquín antes de morir entrega la tutela de Alicia a su tía carnal Regina y al marido de esta,  Hipólito Roldan, un camisa vieja (falangista de primer hornada y funcionario del sindicato de Transporte).  Regina es interpretada por Marta Calvó, a quien conocemos de Habana Blues, demostrando aquí y allá el abanico de interpretaciones del que es capaz, desde una dama autoreprimida, resentida y mojigata (como Amar) hasta una empresaria moderna y despiadada que se folla al que se le ponga por delante (Habana) Hipolito, el marido de Regina es interpretado de una manera estelar por Antonio Valero, merecería un premio por ese personaje que termina “perdiendo los papeles” que pasa de ser un respetable patriarca a un pobre loco al que no respetan ni sus hijos, Carlos y Matilde.

Carlos lo hace el joven actor, probado en varias serie,  Nacho López, es el  primo que se enamora de Alicia como su padre, aunque tiene una novia formal que es Cristina, una típica españolita de “buena familia” de la época como lo habrían sido todo el tiempo la hermana de Carlos, la  Matilde Roldán; que hace con toda credibilidad María Cotiello, la prima de Alicia.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-3-temporada/1215719555268.jpg

Desgraciadamente a esta chica le toca pagar de la manera mas trágica el ajuste de cuenta que le hacen los realizadores a la familia modelo franquista, a la que dan un tiro de gracia cuando Roldan totalmente enloquecido de amor; viola a su propia hija, tomándola por su sobrina. Una tragedia que da  pie para dos capítulos apartes en el que nos adentramos en el tema, apasionante y retorcido del tratamiento de la locura en aquellos tiempos, y del entrometimiento de la  política en la medicina, particularmente en la psiquiatría, la cual tiene un peso recurrente en la telenovela.

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/enfadado-falange/1244120185092.jpg

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/desplazado-falange/1244120184729.jpg

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/ingreso-psiquiatrico/1244120186970.jpg

Aunque nos  llama la atención el uso que se le da a la familia Roldán con el objetivo claro de desacreditar la figura paterna, no menos nos atrapa el surgimiento de la productora cinematográfica Numancia Films;  fundada por un empresario gallego, franquista y buena gente, Francisco Valpuesta, Don Paco, emplazada en la Plaza de los Frutos, (conexión física de todas las historias),  aprovechando el fin del bloqueo occidental contra España,  Numancia Films ha decidido realizar una co-producción con Francia, donde se narra el destino del emperador Maximiliando en México; en la empresa trabaja como productor ejecutivo un doble agente, el carismático y frío Fernando Solís (Carlos García) en realidad un hombre de acción, probado en la resistencia francesa contra el nazismo, una historia que reviviendo otras tantas de la resistencia, se nos contará, cuenta en el episodio aparte “Flores para Belle” en la cuarta temporada.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/flores-para-belle---fernando/1234200713693.jpg

Fernando tiene para los servicios de la inteligencia española la misión de vigilar el mundo cultural y para el partido comunista la tarea de organizar un atentado contra franco, este es el personaje que seduce a Alicia, por la que también pierde la cabeza Álvaro Inhiesta; el profesor de Derecho Romano de la Afrancesada que interpreta Jesús Cabrero.

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-tiempos-revueltos-3-temporada/1215719555180.jpg

Paralelamente va adquiriendo protagonismo la taberna “El Asturiano”; regentada por Pelayo, su hijo Marcelino y Manolita. Y al lado de estos la joyería “La Estrella´´de Don Adriano  (Luis Hostalot),  un tacaño y controlador, casado con la bella Julieta (Lola Marceli),  la cual como ya se nos tiene acostumbrado en la serie; no tiene reparos en ponerle los cuernos al “malo” y celoso “injustificado” de su marido, con diferentes personajes, entre ellos  Juanito el Chico, interpretado por Jorge Monje, se trata de un joven alegre, parlanchín y poco dado a doblar el lomo en el taller de bicicletas que ha mondado  Juanito el Grande (Roberto Mori) en la plaza de los frutos. El amor de Juanito por Julieta lo llevará a un mal muy común en la España de hoy, aunque no estoy muy seguro que en la de Franco;  la droga y muerte por ella.

En esta parte de la serie además de la insistencia en el adulterio, en la confusión del celo con la locura, y la justificación del consentimiento, o en otras palabras, de que lo que se debe llevar en España es ser un “calzonazos”, encontramos un magnífico uso de los recursos probados en el cine de Espionaje, y aflora el culto desmedido de  los Españoles por los franceses, algo que recuerda el que sienten los latinoamericanos por los propios españoles. Es algo que volverá a surgir en otros momentos de la serie y que demuestra el olvido de que mientras España resistió tres años la imposición de un régimen totalitarios; los  franceses se entregaron al nazismo con los brazos abiertos, y ahí habrían si no hubiese tenido lugar el desembarco por Lombardía. Este culto se combina con el que se siente por los comunistas como “sacrificados luchadores por la libertad”, una cláusula que se cumple hasta la mitad, fueron sacrificados, mas su lucha, aunque cuando se dictara por ideales, solo podría llevar, en caso de triunfo a una esclavitud alternativa, la que estaban viviendo en esos mismos  años revueltos los pueblos del otro lado de la cortina de hierro, la misma desde la cual se transmitía ese “soplo de libertad” que era Radio Pirenáica, y si bien hay momento en los que se alude a esta realidad, generalmente la alerta viene de personajes negativos, comprometidos con la represión Franquista. Tal vez sea este el pago que da la monarquía constitucional española, a través de esta serie, a la claudicación que hicieron los comunistas españoles de sus principios “republicanos” y “revolucionarios”, en los tiempos en que se pactó la transición, todo por un escaño en el parlamento.

Cuarta Parte

https://i2.wp.com/www.rtve.es/imagenes/portada-sangriento-comisario-anda-suelto/1243250640979.jpg

La cuarta Parte transcurre a partir de 1950, cuando España ingresa en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y se extiende hasta año 1952. Los realizadores querían como Cervantes  matar la obra aquí, sin embargo el índices de audiencia, le salvó la vida, abriendo paso a la quinta y ahora la sexta.

En la misma plaza de los frutos se instalan dos familias contrapuesta, los tiempos inmigrantes llegados del campo a la ciudad;  los García y los exitoso empresarios Rivas, uno de los cuales la joven Ana Rivas, es interpretada  por la hija de la pareja,  Ana Belén y Victor Manuel; Marina San José, una actriz que parece haber heredado, sin perderse un gramo, el talento artístico de sus padres.

https://i1.wp.com/www.rtve.es/resources/jpg/0/9/1251137230990.jpg

Ana Rivas trabaja como dependienta en los grandes almacenes de los cuales es la heredera, es algo que desconocen los empleados; entre ellos la que llega a ser su mejor amiga, y al final llegará a ser su cuñada y amante. Teresa García (Carlota Olcina), la hermana de Alfonso García (Álex García) un joven entre palurdo y gamberro, que odia a su padre Pascual García (Pep Ferrer), pues cree que le abandonó. En realidad el padre de Teresa y Alfonso, Pascual,  fue condenado a diez años de cárcel por  un gerifalte franquista de su pueblo; que se estaba propasando con su esposa Carmen Guerrero (Pepa Pedroche); en la Cárcel Pascual conoció al caricaturista represaliado Simón Ruiz (Ángel Pardo), cuya amistad Pascual había ganado cuando le libró del intento de un guardián de violarlo;  esto no quita para que Ramón y Carmen se enamoren y una vez mas nos encontremos con el susodicho triángulo, y una vez mas nos encontremos al marido, celoso con toda razón, tratado como un si fuera un paranoico por los realizadores de la obra. Por su parte Teresa comienza un romance con el inspector Héctor Perea (Javier Collado), quien está enfrentado a su jefe el comisario  Ovidio Salmerón (Miguel Ortiz), quien resulta ser un asesino en serie de mujeres. En esta etapa uno de los personajes más interesantes es el de Encarnación, al que da vida Cristina de Inza, Abuelastra y al mismo tiempo madre de Ana Rivas, en una historia retorcida que resulta una vuelta más de tuerca al desprestigio de la familia franquista, aquí el patriarca de la Familia es el mujeriego Ramón Rivas (Manuel Bandera), quien ha engañado a su padre con su madrastra y concebido con ella a Ana.

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/encarna-05/1248436557693.jpg

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/encarna-12/1248436557576.jpg

Ramón encubre la historia  casándose con Marta Ortiz (Clara Sanchís), y haciendo que esta adopte, sin saber quienes son los progenitores a Ana; una chica a la que preparan para dirigir su empresa, con una educación tan liberal que terminará haciendo de ella una lesbiana, así, sí, sin perder la elegancia y feminidad de lo que se consideraba por entonces una dama la burguesía española..

Quinta Parte

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/amar-imagenes---del-capitulo-250-255/1282746755992.jpg

Esta podríamos denominarla  la apoteosis de lesbianas entre Ana Rivas y Teresa;  las cuales no les importa ser cuñadas y mujeres casadas para darle continuidad a una relación que ya habían iniciado en la serie anterior, interrumpida por escenas de celo injustificado  por parte de Teresa,  al creer que Ana tiene algo con otra mujer joven, y arribista actriz teatral,  Rosa Fernández/Mónica Cortés(Bárbara Lennie).

El clímax de esta etapa se  intenta lograr con la disyuntiva de lo que va hacer Teresa, sí dejar definitivamente a su marido por Ana o volver con éste.

https://i2.wp.com/www.rtve.es/contenidos/amarentiemposrevueltos/fondos/amantes2_beso_grande.jpg

Como siempre esa historia se entrelaza con otras paralelas, donde el engaño también está al orden del día; ahí tenemos el caso del abogado  Abel Zamora Huerga (Jaume García) cuya esposa se lía con el primo disidente, que  ha sacado de  la cárcel,  Salvador Bellido Huerga (Pep Munné).

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/fotonowebla---leyendas-pasion/1276260408178.jpg

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/fotonowebla---leyendas-pasion/1276260405289.jpg

https://i1.wp.com/www.rtve.es/imagenes/fotonowebla---leyendas-pasion/1276260406903.jpg

Y por sí, no nos alcanzan, tenemos los cuernos que, con un repelente funcionario, con tal de conseguir un papel le pone Rosa, a su novio,  el bueno de Mauricio Salcedo Ariza (Nacho Fresneda),  el mismo que le pide matrimonio al reencontrarla en un burdel. Y es que en esta serie cuando mas compresivos, y tolerante son los hombres, más se les engaña, como si se educara a las nuevas generaciones de españolas en la impiedad con quienes les dan todo su amor. Claro en la vida real, ni la de entonces, ni en la de ahora los engañados se la toman con tanta filosofía. No nos extrañemos de la gran cantidad de crímenes pasionales que día a día, bajo el título de crímenes de géneros tienen lugar en España.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/fotonowebla---rosa-desnudo/1277984932391.jpg

Ambientada en los años 1952-1953, aquí veremos desaparecer uno de los espacios mejor utilizados durante toda la serie, el  Bar Restaurante el Moroco. Un elemento que vendrá a ser sustituido por el café del Teatro Cervantes. En esto hay que reconocer el  mérito de los guionistas,  en el arte de crear ambientes y lugares que llaman nuestra atención; lo mismo una productora cinematográfica, que un bar, que una comisaría, que un gimnasio donde se entrenan los boxeadores, que este café, introduciéndonos en la vida de policías, agentes, intelectuales, artistas, etc.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/fotonowebla---leyendas-pasion/1276260404971.jpg

En este capítulo, cuernos apartes, entraremos en el mundo fascinante de la creación literaria en condiciones de dictadura, en los juegos que  tienen que hacer los creadores para evadir la censura del poder, y una vez mas nos recuerda la telenovela con su visita al pasado Español, el presente de Cuba.

La desafortunada presencia de lo cubano

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/ovidio-intenta-seducir-a-celia/1243250641144.jpg

Resultando un éxito, deberíamos alegrarnos de la inclusión de actores cubanos en el reparto de esta serie. Tenemos dos casos: la actriz cubana Odette Brindis, quien en la cuarta temporada;  interpreta a la cantante cubana Celia Cruz, la pareja de Jacinto, el camarero del Moroco; con vocación torera y al hijo de Susana Pérez,  Roberto San Martín, quien aparece al final de la quinta parte y con perspectivas de seguir en la sexta; encarnando a Ubaldo, el nuevo agregado comercial de la embajada de Guatemala en Madrid y comprometido con el régimen de Jacobo Arbez;  el mismo que, mire usted que cosa,  terminó colocado en manos del comunismo, gracias al control que sobre su mujer ejerció un amante cubano, y que al final será derrocado con apoyo de la CIA.

La Habanera Odette Brindis no es precisamente una de las cubanas mejor formada en el arte teatral, no viene del Instituto Superior de La Habana, sino de la Escuela Varia Tour, donde estudió interpretación, danza y canción; se inició profesionalmente en Tropicana, realizó giras por España, Alemania, Holanda, Inglaterra, Mónaco, Canadá y México; participó en la película “Un paraíso bajo las estrellas”  formó parte del dúo musical Habana Son y en el trío Malecón nº3.

Ménos solida parece la formación académica de Roberto San Martín Pérez, mas allá de ser el hijo de la actriz Susana Pérez y del escritor y director de Cine y TV, Roberto A. San Martin; sin embargo parece haber tenido suerte en el mundo de la actuación; ha trabajado en numerosas  telenovelas, piezas de teatros y películas, como: Entre ciclones, Habana Blues y la segunda parte de Che.

Con Odette los españoles se dan el gusto de acentuar sus prejuicios sobre la mujer Cubana, como una mulata sensual, con una mala vida a las espalda y loca por emigrar a ese “paraíso” que según ellos mismos es España, lo que no se ubican los realizadores; es que para aquella época la cosa era al revés; eran los españoles los que enloquecía por irse a Cuba, donde aprendían el ABC del comercio moderno, como ese que representan los almacenes, y aunque nunca faltó aquel que de retorno se trajera a su cubana, estás por lo general eran mujeres distinguidas y respetables, como siguen siendo muchas de las que emigran a este país, en una corriente donde la jinetera (la prostituta) abunda y confunde. Entonces, en los años cincuenta, la cosa era a la inversa y eran las prostitutas españolas las que emigraban a Cuba escapando del hambre y cociente que los ex-colonizados (o descendientes de colonizadores, que eso son los cubanos) o visitantes norteamericanos, pagarían por sus servicios más y mejor que lo que podrían hacer sus compatriotas.

Debemos reconocer que los artistas cubanos insertados; no están a la altura de sus colegas españoles y esto es un problema universal del actor cubano, quien solo tiene éxito cuando se interpreta a sí mismo, por eso Odette sale un poco mejor parada que Roberto, ella al menos da bien la artista negra cubana, que en su juventud pudo ser su tocaya Celia Cruz,  a él, le falta “clase” para dar un diplomático del país que sea.

https://i0.wp.com/www.rtve.es/imagenes/roberto-san-martin-ubaldo-ramos-guzman/1282656153050.jpg

La culpa de todo la tiene un sistema que ha obligado a los cubanos en general a actuar permanentemente, esto tara de alguna manera al actor, ya que no se trata de una persona que encarna a un personaje, sino de una persona, que encarna a un personaje, que a su vez encarna un personaje, es decir un cubano real, que encarna al cubano que el régimen quiere que sea; que a su vez debe encarnar al personaje que el director le exige, demasiado para un solo corazón.

Conclusiones

Sin duda alguna estamos ante una maquinaria casi perfecta de re-programación social encargada de provocar una transformación definitiva de valores en español, un recambio que estandariza hombres y mujeres, que afloja los lazos de pareja , adaptándolos a las demandas del mercando laboral; la intención va mucho mas allá de informarnos de que amor y matrimonio no van siempre unido o de que la homosexualidad es una inclinación que debe respetarse como la heterosexualidad. De lo que se trata aquí, es de entrar a matar al toro de la masculinidad; colocando al hombre español en situaciones realmente patética, repitiendo escenas prácticamente increíbles en una época en que la mujer que se marchaba de su casa era traída a la fuerza por la policía, incidiendo en personajes que le piden a sus amigos que se encarguen de sus mujeres, que le piden perdón a las adulteras por haber sentido celos, o que le dicen a estas que se tomen el tiempo de estar con su rival (sea hombre o mujer) hasta que se decidan con quien quieren estar. Este tipo de cosa, ciertamente ha existido siempre; siempre ha habido hombre débiles de carácter y mujeres volubles -como hombres volubles y mujeres débiles de carácter- el problema no es que se muestra, sino que con un discurso colocado en boca de los personajes se intente justificar el adulterio, la banalidad y la frivolidad en las relaciones hombre-mujer como la mejor manera de las segundas para realizar su vida. Por último se trata además de una reivindicación de  lesbianas como una manera superior de amor, algo que sólo sirve a las políticas de esterilización social que hoy convierten a España en uno de los países menos fecundos de Europa.

Por lo demás la serie atrapa, con sus ambientaciones, actuaciones, penetraciones psicológica en el alma humana, por todo lo bueno con que es capaz de satisfacer nuestras hambre de  relato. Es como una preciosa torta que nos engatusa con su merengue, su panetela; para hacernos tragar, casi sin darnos cuenta el venenos de la misandria.

Yo la recomendaré a mis lectores; porque ya alertados sabrán disfrutarla, eso sí, si le acompaña un joven, no deje de explicarle que la alternativa a la sumisión de la mujer, no tiene que ser la humillación del hombre, sino el respeto, el compromiso y la lealtad, base de el auténtico amor en cualquiera que sean los tiempos, calmos o revueltos.

Fotos tomadas del portal del la serie. Usted puede leer más información técnica sobre  la Serie en la página IMDB,  pinchando aquí

Anuncios

17 comentarios to “Amar en Tiempos Revueltos: la tauromaquización del macho español”

  1. Sergio Apellido Apellido 10 octubre 2014 a 8:16 AM #

    Cuando impere el Islam que tanto gusta a los progres en todo Europa veremos como resuelven el tema feminista , o lapidando o decapitando .
    PD esta serie es una puta mierda ,ideología marxista a granel.

    • Carlos Manuel Estefanía Aulet 10 octubre 2014 a 8:34 AM #

      En el fondo de lo que se trata es de desarticular desde adentro al islam como ya se ha hecho con el cristianismo, usando entre otras técnicas el feminismo.

  2. Sara 10 junio 2012 a 11:16 AM #

    Jajajajajja yo no estoy manipulada ni mucho menos; y no necesito formarme en ideas machistas para continuar un debate. Al contrario de lo que usted puede pensar, las mujeres no somos títeres que opinamos según nos eduquen o nos manipulen los medios de comunicación. No soy fundamentalista del feminismo; pero mucho menos del machismo. Las mujeres liberadas es lo que tenemos, que pensamos por nosotras mismas, no hace falta que nos manipulen. Por cierto, siento cierto hedor religioso en su comentario… Afortunadamente, la mayoría nos hemos liberado de esas buenas “costumbres” que nos imponían a las mujeres las religiones (sea cual sea la religión). Yo en cambio, le recomiendo a usted que deje las ideas patriarcales a un lado, el ser humano evoluciona y los que no lo hacen están condenados a desaparecer 😉

    • cmea62 10 junio 2012 a 11:58 AM #

      En lugar de ver el mundo en términos dicotómicos, contraponiendo la mujer al hombre en una guerra de sexos que sólo sirve a la esterilización de los pueblos, debería verlo en términos humanistas, es decir poblado por seres humanos que merecen vivir y crecer; iguales en dignidad en inteligencia, aunque con funciones biológicas diferenciadas, y por ello capaces de fundar relaciones reproductivas. Esto no tiene nada que ver con lo religioso, se puede ser ateo y defender una relación de lealtad y respeto entre hombres y mujeres que genere vida, como es mi caso y también se puede ser religioso y aportar relaciones no reproductivas y es decir por la muerte, como sueles hacer los luteranos y anglicanos, a los que su forma de ver la vida mucho se parece. Pero vuelvo a mi consejo inicial, enfrente técnicamente los dogmas feminista que le obnubila, y que nada tienen que envidiar a los del catolicismo. En resumen que su país, sin detenmerse en el término medio, ha pendulado del patriarcado a la tiranía de la Misandria, cuya falange principal la conforma feminazis de diferente categoría. Esté alerta para no caer en la trampa, auqnue eso frene su carrera social.

      • Julio 16 junio 2012 a 11:50 AM #

        Una discusión, la de ustedes, tan espectacular como estéril. Una lucha de egos dispuestos a no escucharse.
        Estoy de acuerdo con que la visión del autor de este ¿artículo? es parcial y peculiar. Machista, en definitiva.
        Por cierto, rebelarse de “rebelión” se escribe con “b”, no con “v”.

      • cmea62 17 junio 2012 a 7:39 AM #

        Gracias Julio por dar tu opinión y por la corrección del verbo rebelar, tomo nota. En cuanto el término de “machista” en la España de hoy es el que le endilgan a todo el que no se somete a la ideología oficial feminista, en especial a los humanistas que pongan en evidencia las tácticas sexistas, contra el hombre, con las cuales el estado español siguiendo el recetario maltusiano esteriliza su propia población, quizás un día te percates de que ello y espero que no sea demasiando tarde. Por el momento te dejo a un compatriota tuyo que si tiene el coraje de hacerlo y denunciar lo que está pasando ante el parlament0 (http://cubanuestra6eu.wordpress.com/2012/06/16/nueva-promesa-de-ley-nacional-de-custodia-compartida/), es decir poner en evidencia un estado de cosas que para legitimarse en el subconsciente de tu pueblo necesita series como, “Amar”, esa que no os atrevéis, o no podéis cuestionar.

  3. Sara 10 junio 2012 a 8:27 AM #

    Su visión de la serie es realmente parcial; esta serie está (o estaba en sus primeras temporadas) muy bien documentada y contextualizada. Es más, lo está tanto que sirve para ilustrar trabajos sobre la situación de la mujer de 1º de carrera de la asginatura de historia contemporánea, no le digo más.

    • cmea62 10 junio 2012 a 8:39 AM #

      Una cosa no quita la otra, la documentación y contextualización no impide que se transmita en esta serie una ideología sexista contra el hombre y heterofóbica, mas o menos sutil. Si en la carrera que usted nombra no se percatan de ello es porque también los profesores están sometidos al mismo dogma, en otros palabras que la Academia, no le va a la saga a la media en España: pobres alumnos.

      • Sara 10 junio 2012 a 10:21 AM #

        No será más bien que usted la ve con una visión machista y homófoba? Porque yo no veo que haya nada en contra de las parejas heterosexuales y mucho menos ideología sexista contra el hombre!!! La mayoría de los guionistas son HOMBRES, de ahí que muchas veces los personajes femeninos sean redimidos a través de los hombres, ellos son los salvadores de pobres damas en apuros; eso sí es machismo puro y duro y hay varios casos en la serie.
        En la carrera que yo nombro, le aseguro que no hay una visión parcial como la que he notado al leer esta entrada del blog.

      • cmea62 10 junio 2012 a 11:06 AM #

        Usted repite la pauta “conspiratoria” de los hombres contra las mujeres, propias del fundamentalismo feminista conque se encubre el proyecto neomaltusiano que está despoblando su patria, esa es el credo en el que han sido indoctrinados los jóvenes españoles durante las últimas décadas, con la ayuda de los políticos, la TV y los maestros. Es natural que su sentido critico ante el mensaje oculto de los medios esté anestesiado. Mi recomendación es la de que tome un curso adicional de semiótica y emplee sus herramientas al análisis de la, sin dudas magnifica, telenovela que nos ocupa; seguro descubrirá en ella cosas aún peores que las que atribuye a esta humilde página. Hágalo y luego continuaremos el debate.

  4. C 5 septiembre 2011 a 2:01 AM #

    La serie se hace en un momento de revisionismo historico en España y en una televisión del Gobierno, yo personalmente me andaria con ojo, podría convertirse en algo así como la serie “Cuentame como paso” que ha acabado en un panfleto político total.
    En general, y esto no se puede negar, las televisiones en españa están en un proceso de manipulación de derechas o de izquierdas y una programnación dirigida a lo meramente sexual, la infidelidad, y la prensa del corazón, el otro día era noticia que un bailarín famoso,Antonio Canales, había sido pillado realizando una felación en una playa y emitieron las imagenes, sus hijos no sabían ni que era gay y todo fue una trampa para pillarlo… Cuidense de la tele

  5. Maria Ramos 28 septiembre 2010 a 4:30 AM #

    Es irremediable, cuando a una persona no le gusta le serie tod es negastivo y eso no es asi, claro que hay muertes la serie empezo en 1935 y estamos en 1952 pues en casi 20 años muere mucha gente. A nosotros telespectadores lo que nos duele mucho es que durante una temporada nos encariñamos con los personajes y al cambiar de temporada nos cuesta no volver a verlos y tener que empezar con nueva gente es un poco a cada vez como una nueva serie a parte algun personaje que queda siempre ahi. En cuento a decir que si los españoles tienen obsesion con la muerte eso si que me parece totalmente absurdo, los españoles justamente son un pueblo que vive mucho, yo española residente en Bruselas, veo muy bien la diferencia asi que no se de donde viene esa estupidez a la vez la muerte siempre a preocupado todo el mundo mas supongo la gente mayor que la joven pero esta claro que a cierta edad lo piensas mas que a otra.

    • beatriz de borda 28 enero 2015 a 4:38 AM #

      Cómo me hubiera gustado que la serie llegara hasta la muerte de FRANCO, para describir el sentimiento reinante en la decada del 70… con esa liberación tan ansiada..

  6. Carmen 17 septiembre 2010 a 4:58 PM #

    Para Jorge Gonzalez:

    No creo que los españoles tengan obsesión por la muerte (salvo en las corridas de toros, aunque Yo soy antitaurina).

    En cuanto a “Amar en Tiempos Revueltos”, al ser tan larga (ya vamos por la 6ª temporada), es normal que muera gente ; si me paro a pensar en mi propia familia, pues ya no estan mis abuelos (los cuales tuvieron que emigrar a Francia), ni tampoco vive ya mi madre, ni la mujer del hermano de mi madre, eso sin contar que algunas amigas y amigos mios, murieron jovenes, bien por enfermedades, o de un paro cardiaco repentino ; y asi podria estar enumerando a muchos otros familiares, pero no pretendo hacer el comentario tan largo, tan solo quiero decir que la vida misma es asi, nacemos, vivimos y por desgracia moriremos (que ya me gustaría a mi ser inmortal).

  7. Jorge Gonzalez 6 septiembre 2010 a 9:41 AM #

    La pluma asesina

    No quisiera pasar por alto esta coyuntura para expresar una crítica, a mi juicio imprescindible, a esta serie. Cuando empezó lo hizo de forma maravillosa y me enganchó al isntante, pero no podía imaginar que detras de la pluma del guionista se escondía “un asesino frustrado”. El primer crimen fue el del Eduardo el hermano de Mario que dejó atonitos a los televidentes al tratarse de un protagonista. Pero que íbamos a imaginar que el guionista se dedicaría a matar a todos los protagonistas de esta macabra serie hasta convertirla en un telecementerio.

    Si me pusiera a enumerar los personajes protagonistas que el guionista mato en la serie no cabrían en este escrito. La familia Robles al completo, Los padres de Antonio y luego él, el hermano se Sole, Enriqueta la mujer de Pelayo, La mujer de Isidro, La mujer de Pablo, Carlota la hermana de Elisa, la sobrina de Manolita, Juanito, Consuelo, el esposo de Julieta y luego ella. En fin, la lista de muertes estupidas en innecesarias ya era interminable cuando deje de ver la serie en la cuarta temporada. No se cómo Marcelino, Manolita y Pelayo aun viven y por cuánto tiempo escaparán de la pluma asesina.

    Cabría preguntarse, ¿no hay imaginación en la mente de los españoles para crear un libreto interesante sin tener que matar a los protagonistas? Porque lo que si está claro que esto de matar a los protagonistas es tipico de las series, las telenovelas y el cine español. Sino vean Herederos, Desaparecida, El Secreto, etc, etc, etc y todas las películas de Almodovar. ¿No entiendo cual es la obseción que tienen los españoles con la muerte? ¿Alguien me lo podría explicar?

  8. Jorge Gonzalez 6 septiembre 2010 a 9:30 AM #

    No quisiera pasar por alto esta coyuntura para expresar una crítica, a mi juicio imprescindible, a esta serie. Cuando empezá lo hizo de forma maravillosa y me engancho al isntante, pero no podía imaginar que detras de la pluma del guionista se escondía “un asecino frustrado”. El primer crimen fue el del Eduardo el hermano de Mario que dejó atonitos a los televidentes al tratarse de un protagonista. Pero que ibamos a imaginar que el guionista se dedicaria a matar a todos los protagonistas de esta macabra serie hasta convertirla en un telecementerio.

    Si me pusiera a enumerar los personajes protagonistas serie que el guionista mato en la serie no cabrian en este escrito. La familia robles al completo, Los padres de Antonio y luego el, el hermano se Sole, Enrriqueta la mujer de pelayo, La mujer de Isidro, La mujer de Pablo, Carlota la hermana de Elisa, la sobrina de Manolita, Juanito, el esposo de Julieta y luego ella. En fin, la lista de muertes estupidas en innecesarias ya era interminable cuando deje de ver la serie en la cuarta temporada. No se como Marcelino, Manolita y Pelayo aun viven y por cuanto tiempo escaparan de la pluma asecina.

    Cabría preguntarse, ¿no hay imaginación en la mente de los españoles para crear un libreto interesante sin tener que matar a los protagonistas? Porque lo que si está claro que esto de matar a los protagonistas es tipico de las series, las telenovelas y el cine español. Sino vean Herederos, Desaparecida, El Secreto, etc, etc, etc y todas las películas de Almodovar. ¿No entiendo cual es la obseción que tienen los españoles con la muerte? ¿Alguien me lo podría explicar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: