Descubrir en Suecia a La iglesia unitaria ortodoxa etíope

29 Ago

Sábado 28 de agosto de 2010: Imágnes en venta a la entrada de una liturgia de la Iglesia Copta Etíope en la Casa del Pueblo de Hallunda. Foto: Carlos M. Estefanía

Siempre he sentido curiosidad por esa nación de cristianos viejos y auténticos, enclavada en África, circundada de estados musulmanes que es Etiopía.

Quizás el interés se deba a la intervención cubana en su guerra contra Somalia y Eritrea (pueblos cuyos hijos más tarde  he conocido y no me han tratado con rencor, por ser el hecho de cubano)  o quizás por que tuve tres compañeros etíopes en la Universidad de la Habana, a los que hoy comprendo mejor que nunca pues sé lo que es ser extranjero; adaptarse a un medio cuya barrera lingüística en un primer momento parece infranqueable. Por ironías de la vida no fue en Cuba, sino en Suecia donde he venido a dar con uno de los rasgos mas emblemáticos de la cultura a la que pertenecían aquellos buenos condiscípulos, negros y silentes, que no se me escapan del recuerdo.

Etiopía me ha venido a buscar a Suecia, primero con un fabuloso circo que hace algunos años disfruté; luego, el sábado 28 de Agosto de 2010,  con un evento religioso, que descubrí en la Casa de la Cultura de Hallunda, cuando me disponía a entrar en su bliblioteca.

Sábado 28 de Agosto: Puerta de Entrada de la Casa del Pueblo de Hallunda, en las afueras de Estocolmo. En ella un cartel en amárico, anunciando el evento etíope. Foto: Carlos M. Estefanía

Puerta del Salón donde tenía lugar, a puertas cerrada la ceremonia, a fuera se vendían libros, estampas e iconos propios de esta iglesia ortodoxa. Foto: Carlos M. Estefanía

Se trataba de un oficio de su iglesia, que  tenía lugar en uno de los salones del inmenso local, y en el que me he introducido cámara en mano para  transmitir a mis amigos lectores de este blog  algo que me ha parecido  interesante, una especie de misa que con sus cantos y danzas ha martillado en mi intelecto la necesidad de comprender un poco la parte ortodoxa de la cristiandad, tan rica, tan folklórica, tan popular.

Asombra encontrarse tan lejos esta comunidad africana y se disfruta de su liturgia por lo auténtico que encierra, no había allí nadie que parecería no etíope, no se hacía proselitismo, no representación folklórica para los nativos, entiéndase los suecos, la religión se presentaba en forma pura que es la que menos nos lleva a una cultura.

Sábado 28 de agosto de 2010: Imágnes en venta a la entrada de una liturgia de la Iglesia Copta Etíope en la Casa del Pueblo de Hallunda. Foto: Carlos M. Estefanía

En el caso de Etiopía se trata de un cristianismo llegado entre los siglos IV y V por monjes pertenecientes a la Iglesia Copta, es decir la que fue fundada por San Marcos, autor del Segundo Evangelio en Egipto en el siglo I. copto significa “egipcio”. Aquellos primeros cristianos, procedentes de Egipto y Siria, explotaron para su proselitismo, la existencia de una vieja comunidad judía en el país africano. Esto hace que la Iglesia Etíope conserve buena parte de las tradiciones judaicas; que sospecho sobrevivieron en el cristianismo temprano para desaparecer en la mayoría de las iglesias contemporáneas.

De la identidad judaísmo-cristianismo; los etíopes nos hablan por ejemplo: la circuncisión de los varones en el octavo día, la concepción del sábado como día sagrado (aunque también lo es el domingo) y el papel de la danza en el servicio religioso (una danza muy tenue según pude observar), el sacrificios de animales , el que las mujeres deban cubrirse el cabello con un gran pañuelo de gran tamaño y que los cristianos etíopes deban afirmas son el pueblo de la Ley de Moisés.

La conexión entre el cristianismo etíope y el judaísmo también se da en el relato de la visita de la Reina de Saba a Salomón, la cual según creen los etíopes, volvió embarazada a su país; por lo que su hijo primer, emperador de Etiopía, sería hijo de Salomón. Sobre esta base “bíblica”, le resultó a los primeros misioneros mas fácil realizar su labor.

Otro elemento que acerca a etíopes ortodoxos y Judíos es el culto a la llamada Arca de la Alianza, según la Biblia el lugar donde se guardaban las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos.

Esta Arca se encuentra hoy en la catedral de Tsion Maryam, de Axum y según la leyenda fue traída por Menelik I, el ya mencionado hijo del rey Salomón y la reina de Saba.

Esta especie de sincretismo, o mejor dicho, negativa a abandonar el lastre hebreo en la evolución religiosa, es fácil de explicar teniendo en cuenta que el crecimiento del judaísmo en los siglos XI y XII; la región Shewa, se da gracias a la labor de misioneros semitas.

En torno al año 1137 se inicia el poder de la dinastía Zagwe; bajo la cual los cristianos purdieron desarrollar iglesias y monasterios, que recordaban los de la Tierra Santa, en la cual por cierto, me refiero a Jesusalem, hoy existe una Iglesia Etíope, si bien muy humilde en comparación con sus hermanas ortodoxas.

Actualmente la Iglesia etíope, (conocida también como iglesia copta de Etiopía), es una típica iglesia oriental ortodoxa con su su propio jefe desde 1959; el actual Patriarca se titula Abuna Pablo y reside en Addis Abeba, quien por cierto al pasar el en año pasado por Roma, Paulos invitó al papa Benedicto XVI a visitar Etiopía y la ciudad santa de Axum, asegurando de paso que “El Arca de la Alianza” lleva tres mil años en Etiopía y que está en buen estado.

Para mi, que tuve la suerte de enseñar religión en la escuela sueca, ha sido este un encuentro providencial. No soóo por lo que descubrí dentro del teatro, sino por el material que a fuera se vendía, libros, estampas de santos y arcángeles así como pequeños crucifijos de madera.

Me he fijado en la manera en que las figuras adquirían en algunos casos  rasgos negroides, quizás muchos mas justos aquí que las características cuasi germánicas con las que suelen ser representados en Europa esas mismas figuras. El fenómeno me recordó mi experiencia soviética, donde por cierto también conocí a un etíope en este caso de la burguesía, menos agradable, aunque no se llevaba mal conmigo, que los compañero de la universidad de La Habana.

Lo cierto es que en la URSS el icono de Lénin adquiría los rasgos, más o menos asiáticos, de los diversos pueblos que integraban aquella suerte de confederación,  según donde fueran hechas las imágenes y para quien fuese dirigido el adoctrinamiento.

Evidentemente con el cristianismo ha pasado lo mismo, y el Jesús que solemos ver en cuadros y películas europeas o norteamericanas,  poco o nada tiene de aquel judío nacido en Nazaret. Los  etíopes,  han hecho con sus arcángeles otro tanto, les han oscurecido y les han vuelto mas cercanos a su pueblo.

Sábado 28 de agosto de 2010: Imágnes en venta a la entrada de una liturgia de la Iglesia Copta Etiope en la Casa del Pueblo de Hallunda.Foto: Carlos M. Estefanía

He querido llevarme un recuerdo, y he optado por una pequeña cruz, copta, hecha de madera, la misma que para, enfebrecer un poco más la imaginación, me persuado, sirvió para fabricar el Arca de la que arriba he hablado.

Cruz copta, presuntamente fabricada en Etiopía vendida a la entrada de la ceremonia. Foto: Carlos M. Estefanía

Anuncios

2 comentarios to “Descubrir en Suecia a La iglesia unitaria ortodoxa etíope”

  1. Marita Castro 28 enero 2013 a 7:41 PM #

    Hola Carlos, lei con mucho interes tu articulo. Ahora me gustaria entrar en contacto con los que vendian imagenes de santos ya que estoy juntando. Como lo hago? Saludos/ Marita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: