¿Quién tuvo la culpa del hambre de Fidel? Lo que oculta el inconsciente

5 Ago

https://i2.wp.com/www.embacubalebanon.com/images/fidel000028.jpg

Fidel, al centro, junto a sus hermanos Angela y Ramón

Juventud Rebelde acaba de publicar un fragmento de la autobiografía de Fidel Castro (Birán, 13 de agosto de 1926) recién presentada  en La Habana:  La victoria estratégica.

https://i1.wp.com/lh4.ggpht.com/_bY6eXdD9F2o/TFdxZbZ3idI/AAAAAAAAA3s/lZqVxQm3FS4/fidel-chile-04-580x384.jpg

Presentación del libro autobiográfico de Fidel Castro:   “La Victoria Estratégica”,  el pasado martes en La Habana. Foto: Roberto Chile

En  el texto Castro hace referencia (y no es la primera vez que toca el tema)  al hambre que pasó de niño en casa de su maestra. Veamos como lo  dice:

En mi Birán natal, solo había dos instalaciones que no pertenecían a mi familia: el telégrafo y la escuelita pública. Allí me sentaban en la primera fila porque no había, ni podía haber, algo parecido a un círculo infantil. Forzosamente aprendí a leer y a escribir.

https://i0.wp.com/www.embacubalebanon.com/images/fidel000031.jpg

La escuelita de Birán

En el año 1933, cuando no había cumplido todavía siete años, la maestra, que no recibía siquiera el sueldo que le debía el gobierno, pretextando la hipotética inteligencia del niño, me llevó para Santiago de Cuba, donde residía su familia, en una vivienda pobre y casi sin muebles, que se filtraba por todas partes cuando llovía. En aquella ciudad, no me enviaron siquiera a una escuela pública como la de Birán.

Después de muchos meses sin recibir clases, ni hacer algo como no fuera escuchar en un viejo piano la práctica de solfeo de la hermana de la maestra, profesora de música sin empleo; aprendí a sumar, restar, multiplicar y dividir, gracias a las tablas impresas en el forro rojo de una libreta que me entregaron para practicar la caligrafía, y que nadie dictó ni revisó nunca.

En la vieja casa donde inicialmente me albergaron, de una cantina que llevaban una vez al día, nos alimentábamos siete personas, entre ellas, la hermana y el padre de la maestra. Conocí el hambre creyendo que era apetito, con la punta de uno de los dientes del pequeño tenedor pescaba el último granito de arroz, y con hilo de coser arreglaba mis propios zapatos.

Al frente de la modesta casa de madera donde vivíamos, un Instituto de Bachillerato permanecía ocupado por el Ejército; vi soldados golpeando con las culatas de sus fusiles a otras personas. Podría escribir un libro con aquellos recuerdos. Fue la institución infantil a donde me condujo aquella humilde maestra, en una sociedad en la que el dinero reinaba de forma absoluta.

Mi familia había sido engañada, y yo ni siquiera podía percatarme de aquella situación; el engaño me hizo perder tiempo, pero me enseñó mucho sobre los factores que la determinaron. Después de varios episodios, cumplidos los ocho años, fui matriculado en enero de 1935 en el primer grado de una escuela de los Hermanos La Salle, muy próxima a la primera catedral que los conquistadores españoles habían erigido en Cuba. Otro rico y nuevo aprendizaje comenzaba.

https://i2.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2010/08/fidel-chile-01-580x385.jpg

Uno podría preguntarse como es posible que los maestros se atrevieran a jugar de esa manera con el hijo del terrateniente. Quizá la explicación está en que en ese momento todavía no existía la familia a la que se refiere Fidel; Ángel María Bautista Castro Argiz (Láncara, Lugo, 5 de diciembre de 1875 – Birán, 21 de octubre de 1956) su padre estaba casado, desde 1910 con una persona que no era su madre, con la mulata María Luisa Argota (algunos autores escriben Argote)  quien casualmente era otra maestra de Birán

Ángel tuvo con esa esposa dos hijos, que eran los oficiales, sin embargo, a la edad de 43 años comenzó a “tontear” con su cocinera de sólo 18 años, Lina Ruz González (1900 -1963), quien a la larga logrará que Ángel se separe de la dueña de la casa, la que se separa de Ángel mucho después del envío de Fidel para que le acogiera su colega, por lo que nos cuenta el implicado, las reales intenciones no eran muy pedagógicas que digamos.

En Wikipedia se afirma que el inmigrante español contrajo matrimonio con la madre de Fidel en 1938. Sin embargo que he visto otras versiones de la historia  que sitúan la fecha en etapa muy posterior,  por ejemplo en el trabajo “La historia del padre de Fidel” publicado por Anxo Lugilde Revista en  La Vanguardia, España, y reproducido en Noticias 24.com, se lee lo siguiente:

“En 1911 Ángel Castro se casó con María Argota Reyes, con la que tuvo cinco hijos, aunque dos de ellos murieron al poco de nacer. María era una profesora y Ángel ya se había convertido en un poderoso terrateniente. Después apareció otra mujer, Lina Ruz, hija de una familia que trabajaba en la hacienda y que hacía de cocinera en la casa principal. Con Lina, Ángel tuvo otros siete hijos. El tercero fue Fidel, que vino al mundo el 13 de agosto de 1926 y al que Ángel puso el nombre de su amigo y socio Fidel Pino, de origen canario. En 1931, Lina, cubana con ancestros asturianos y canarios, alumbró a Raúl. Ángel Castro no se casó con ella hasta 1943, cuando ya se había divorciado de María Argota. Fue entonces cuando admitió como hijos legítimos a Fidel y a sus hermanos. Ese tardío reconocimiento supuso, según algunos biógrafos, un trauma infantil para el mandatario cubano.”

Pero aún si hubiera ocurrido el segundo matrimonio de Àngel Castro en la fecha que sitúa Wikiåpedia, Lina habría logrado el control de la situación familiar cinco años mas tarde del destierro de su hijo a Santiago de Cuba, en otras palabras desaparecido de la finca, seguramente para aplacar los celos de la dueña o el escándalo de la existencia de éste, además de sus hermanitos.

Si sabemos por La Cenicienta, lo mala que puede llegar a ser una madrastra con los hijos anteriores de su marido, ya podremos sospechar el tratamiento que recibirán de la esposa oficial los que ese esposo conciba fuera del matrimonio. Lo mas seguro es que si Fidel conoció el hambre de niño, tuvo que ser entre otras cosas porque quienes le tenían a su cargo; se sentían respaldados en su “descuido” por María Luisa Argota, la mujer oficial del patriarca de los Castros, quien seguramente encontraba en el sufrimiento del niño su mejor venganza contra su rival, más si como dicen algunos autores por aquella época se encontraba viviendo en la misma ciudad donde estaba el niño semiabandonado.

Con lo que no contaba la maestra es con la revolución que tendría lugar en su hogar y que al final sería su contrincante la que tomaría las riendas del poder, mas o menos como hiciera con Batista, el propio Fidel; paso inicial del niño, ya crecido, para desmontar hasta sus cimientos la sociedad en la que una vez fue tratado tan mal, no porque fuese el hijo de un terrateniente, si no porque no era otra cosa que el hijo de una cocinera.

https://i2.wp.com/www.embacubalebanon.com/images/fidel000027.jpg

Lina Ruz y Ángel Castro

Si Fidel Castro es un enemigo de la Cuba republicana, esto no se debe al exceso de sensibilidad en un “niño bien”, sino a que aquella, en su momento no vio en él,  al heredero de un terrateniente, dada su condición de hijo natural.

Si alguien busca la razón del rechazo de Fidel Castro  contra la  sociedad que conoció en su infancia, bien podría buscarla en su relación con María Luisa Argota, una figura oscura, de su biografía, que el Comandante prefiere ni mencionar. Quizás los censores del inconsciente de Castro no le permita horadar en el asunto, ahí  tienen los psicólogos que explican la historia en un buen terreno donde escarbar.

https://i1.wp.com/www.juventudrebelde.cu/file/img/fotografia/2010/08/7563-fotografia-g.jpg

En la autobiografía presentada en La Habana, Fidel Castro le da la espalda a un detalle relevante cuando escribe de su infancia.

Anuncios

5 comentarios to “¿Quién tuvo la culpa del hambre de Fidel? Lo que oculta el inconsciente”

  1. petroske 18 octubre 2010 a 4:50 AM #

    Es ofensivo escuchar comentarios como “sensiblidad acia los ninos y mucho menos dar alimentos basicos” Es indudable que esta persona si no es una emplada del castrismo,ignora totalmente la realidad de los ninos y ancianos Cubano. Para recordarle a esta persona ,que Cuba cuenta con una targeta de rasinamiento que apenas alcansa para 15 dias para medio alimentarse, la leche es solo para ninos menores de 7 anos y ancianos mayores de 65 anos. Soy Cubano, esto lo vivi en carne propia. Lo unico que ay de sierto en toda este comentario es referente ala universidades parcialmente verdadero, A caso no save esta perona que uno de los grandes negocios del dictador es vender el servisio al extrnjero de los titulados uniersitarios,resivindo granes sumas por el servicio de estos y pagandoles miserables sueldos a los mismos. no es explicable la rason y el odio del tirano acia el pueblo de cuba .por fabor tirano retirate y deja anuestra patria en pas. ASTA LA VISTA PETROSKE.

  2. Noris V. Maisonet 14 agosto 2010 a 2:53 AM #

    Fidel era un bebé precioso y ese dato, de que pasó hambre, sí la pasó, pero por no por descuido de los padres sino por desconocimiento de los padres que no le podían supervisar bien dado el caso de que mandaron a la capital y ellos estaban en oriente a muchas millas de distancia. Además, ellos confiaban en la maestra a quien encomendaron su cuidado. Precisamente por eso, siempre ha sido una persona muy sensible a los niños, a que tengan el mejor alimento y los mejores cuidados. Yo quisiera saber qué dictador, como mal le llaman al gran líder cubano, se empeña en dar esas atenciones a los niños y orientándoles a seguir una carrera universitaria gratuita o aprender un oficio vocacional que le sirva para poder echar adelante a su propia familia. Qué amor más grande, de un gobernante a su pueblo! Viva Fidel por siempre!

    • norberto 22 agosto 2010 a 7:47 AM #

      Venga aca, de que parte del planeta tierra es usted? porque yo soy cubano recien salido de Cuba, usted esta describiendo a un dictador con un angel bajado del cielo, pero que tiene a cuba sumida en una opresion, desigualdad y descriminacion horrible. Los turistas siempre han tenido mas derechos que los cubanos sobre su propia tierra, mejores privilegios y atenciones. Fidel fue, es y sera por el poco tiempo que le queda un desgraciado ser, vil, malevolo, egoista, autosuficiente y un monton de cosas mas. Si paso hambre o no yo no lo se, lo que se es que usted esta muy mal alimentada y a millones de kilometros de la realidad, totalmente sumida en ignorancia.

  3. carmengamoneda 6 agosto 2010 a 8:38 PM #

    Realmente no me queda claro si es cierto que Fidel pasara hambre.
    Desde que lo conoci en los predios de la Universidad de la Habana lo califique como un ser egoista, prepotente, manipulador y con ”ego” que
    reflejaba un ser ”narcisista”.
    Sus actividades en el bonche estudiantil en el ”grupo de los gatillos alegres”, muchos fueron los que asi opinaban de este ser,
    Siempre deseando la presidencia de la FEU, que nunca logro.
    Un trauma que considero, le hizo mas mal, que el hambre que pudo pasar, repito.. esto lo dudo.
    Ningun ser humano por haber tenido, infancias y adolescencias humildes.
    Se conforma con la etica malevola, de apoderarse de Cuba por tanto tiempo y convertirla junto a su pueblo una ruina total.Y otros hechos que realmente todos los conocen.
    La historia de la Humanidad tiene como actores del bien y para el bien, a muchos que si pasaron hambre y limitaciones, pasando a la historia como seres bondandosos y con una gran condicion humana.
    No fue el hambre, aunque en ese libro se refleje la responsable, del
    engendro del mal, que para Cuba y para los que siguen su ejemplo ha sido este Fidel Castro.

  4. Fidel Garcia 6 agosto 2010 a 2:40 AM #

    No hay manera de poder justificar la actitud de este canalla para con el pueblo cubano con un sistema obsoleto que se extiende a mas de medio siglo,aunque asumo esa no es la intencion del autor de este articulo, coincido que quizas esta haya sido una de las razones principales de la maldad de este ,en aquel entonces nino Fidel Castro ,nosotros los cubanos hemos pagado un gran precio por este evento,desafortunadamente con graves resultados para la historia de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: