¿El futuro “Che” del liberalismo? Entrevista con el joven sueco-argentino Martin Hall

29 Jul

El sueco argentino Martin Hall, con su aire de jóven rebelde de otros tiempos y otras doctrinas. Foto: Folkparti

Martin Hall, no sólo es el hijo de una de nuestras mejores colaboradora en Cuba Nuestra, la hispanista y bibliotecaria Lilian Hall,  sino  además un chico ejemplar,  extraordinariamente inteligente, gran aficionado a la  Vexilología,  es decir la ciencia que estudia las banderas, y sobretodo un apasionado de la política. Y como la pasión es la clave del éxito,  no me extrañaría que con el tiempo, Martin llegara a convertirse en un ícono de la ideología con la que se identifica, el liberalismo, como lo fue en otro tiempo,  del marxismo-leninismo, un compatriota de su madre, el adorado por unos y odiado por otros,  Ernesto Che Guevara.

Veamos pues que tiene que decirnos este joven sueco, con sangre argentina, del camino,no siempre agradecido que ha tomado en etapa temprana de su vida:  el de la política.

1. Dinos tu fecha y lugar de nacimiento.

Martin Hall: Nací el 28 de diciembre de 1991 en Estocolmo. En la actualidad, vivo en la localidad de Botkyrka, al sur de Estocolmo.
2. Háblanos un poco de tus padres, sus orígenes nacionales, a qué se dedican, cómo han influido en tu vocación política, etc.

Martin Hall: Mi padre es sueco y trabaja como técnico. Mi madre es argentina y trabaja en una biblioteca. En cuanto a mi interés por la política, diría que es, fundamentalmente, por mi propia iniciativa, aunque naturalmente mis padres han influido en cuanto a que me apoyan y me alientan. Yo diría que todos, en mayor o menor medida, recibimos la influencia de nuestros padres; pero en lo que se refiere a posición ideológica y reflexión política creo haber hecho elecciones propias.

3. ¿Qué estudias actualmente?

Martin Hall: Me he graduado recientemente del bachillerato (educación secundaria) y he postulado el ingreso a Ciencias Políticas en la Escuela Superior de Södertörn (Södertörn Högskolan). ¡Espero tener suerte!

4. ¿A qué te gustaría dedicate profesionalmente en el futuro?

Martin Hall: Mi interés principal son los temas políticos y sociales, y creo tener un buen futuro en ese campo. Quisiera trabajar políticamente, en forma profesional.
5. ¿Por qué elegiste el Liberalismo como opción política?

Martin Hall: Cuando surgió mi interés por la política, empecé a informarme sobre las distintas ideologías. Leí mucho, comparé las distintas posiciones ideológicas con mis propias convicciones personales y finalmente entendí que el liberalismo era la ideología que mejor correspondía a mi manera de ver el mundo y la sociedad. La creencia en la capacidad de cada individuo, la igualdad de derechos y posibilidades para todos, en combinación con la toma de responsabilidad por los propios actos, todo esto son valores centrales de la ideología liberal. Yo creo en estos valores, y por eso me identifico como liberal.

6. ¿Qué responsabilidades y tareas tienes dentro de tu partido?

Martin Hall: Soy presidente de la sección Södertörn de LUF (Federación juvenil liberal) desde enero de este año. He sido miembro adjunto en la dirección de la sección de Botkyrka del Partido Liberal (Folkpartiet) y en la actualidad soy candidato al Consejo comunal de Botkyrka, en el puesto 18. Quien desee más información, lo invito a visitar mi blog: http://martinhallkf.blogspot.com/ (en sueco)

7. ¿Qué piensas de los jóvenes y su relación con la política en Suecia?

Martin Hall; Tengo la impresión de que el interés de los jóvenes suecos por la política es muy limitado. En realidad, la mayoría no se interesa en absoluto. Algunos tienen una noción de cuál bloque les gusta y cuál no, pero otros, la verdad, no tienen ni idea. Pienso que ésta es una situación lamentable. No es necesario tener conocimientos profundos o ser experto en política, pero creo que, por lo menos, deberían intentar orientarse un poco en lo que sucede en política y en la sociedad en la que vivimos.
8. ¿Qué opinas de los problemas generados por la falta de integración de los inmigrantes en Suecia y Europa?

Martin Hall: El tema de la integración es, en mi opinión, uno de los problemas más complicados que nos ofrece la política. Por eso es muy difícil comentarlo brevemente, pero está claro que la falta de integración es un problema serio. Se habla de la dificultad de los inmigrantes para adaptarse a una nueva sociedad y los de la sociedad para brindarles un espacio a los inmigrantes. A esto hay que agregarle el problema de las diferencias culturales, los prejuicios, los estereotipos, las actitudes, etc. El resultado es, como decíamos, un panorama complicado y difícil de resolver. Los políticos tiene la responsabilidad de crear una legislación adecuada, pero la misión de combatir los prejuicios y la discriminación es una tarea de todos.

9. ¿Qué otros problemas  problemas sociales , económicos, culturales o de otro tipo existen en la Suecia de hoy en día?

Martin Hall: Ya mencionamos el problema de la integración. Además tenemos la crisis económica y el desempleo, sobre todo entre los jóvenes. Y no podemos dejar de mencionar el tema ecológico, un área en el cual todavía hay mucho que hacer. En Suecia tenemos también el problema de la violación de la integridad, ejemplificado en la ley FRA. ¿Dónde está el límite, cuándo es legal escuchar o intervenir un teléfono o una correspondencia electrónica? ¿Qué soluciones alternativas podemos ofrecer?

Esta es sólo una pequeña selección, se podrían discutir muchos otros temas.

10. ¿Si fueras Primer Ministro, cual sería tu programa de gobierno para resolverlos?

Martin Hall: Bueno, éso lo experimento como un futuro muy lejano…pero si yo pudiera hacer algo para, digamos, disminuir el desempleo, intentaría encontrar nuevas soluciones para que la mayor cantidad de personas pudiera obtener un empleo. A la vez pienso que no es tarea de los políticos crear trabajos concretos, sino estimular la economía de manera tal que surjan posibilidades de nuevas empresas y nuevos empleos. Debería ser más fácil y más remunerable para las personas establecerse como empresarios, por ejemplo. Cuantas más empresas en desarrollo, más empleos, más crecimiento económico y más bienestar. Si a eso le sumamos ciertas medidas que el gobierno actual ha iniciado, como ser la disminución de los impuestos, reducción del impuesto al empleador y otras medidas, eso haría que a cada trabajador le resultara más rentable trabajar, y eso lo impulsaría a seguir esforzándose, etc.

Esta sería, por ejemplo, una de las medidas de un imaginario programa de gobierno.

11. ¿Cuáles son los principales problemas Europeos y cuál seria la mejor solución desde la política?

Martin Hall: Un ejemplo de un problema grave y actual en este momento es la crisis económica y sus efectos negativos para el euro y los países adscriptos al euro, como Grecia. Para mí el problema no es el euro en sí, sino que ciertos países del circuito del euro han descuidado su economía de tal manera que ahora tienen que enfrentarse con las enormes consecuencias de su mala administración. Esta situación se ha extendido y es tan grave, que sacudió y sacude a toda la región. Por otra parte, la Unión Europea han reaccionado con firmeza y está aplicando diversas formas de apoyo como préstamos, subsidios y programas de apoyo. Ahora es la responsabilidad de cada país de sanear su economía, lo cual seguramente va a exigir medidas de ajuste muy duras. Cuál será el resultado de esta crisis no lo sabemos aún.
12. ¿Cuáles son los grandes problemas mundiales y qué papel podría jugar  Suecia para solucionarlos ?

Martin Hall: Mientras que existan guerras, opresión, violación a los derechos humanos, pobreza, hambre, catástrofes naturales, etc, en cualquier parte del mundo, tenemos la responsabilidad de actuar. Desde nuestra perspectiva, podemos aportar mucho: cooperación con países en vías de desarrollo, apoyo a los movimientos democráticos en los países dictatoriales, más diálogo e inclusive ingreso en la OTAN – para poder aportar más contingentes de soldados que participen en las operaciones de paz en el exterior, etc. Desde Suecia podemos también reforzar a la Unión Europea para darle cada vez más el carácter de un poder democrático estabilidazor en el mundo. En resumen: hay mucho que hacer!

13. ¿Qué opinas sabes de la realidad actual latinoamericana, particularmente de los casos de Venezuela y Cuba?

Martin Hall: He leído bastante sobre Cuba y Venezuela, sobre su historia y su política actual. Creo que en ambos países se pueden señalar violaciones directas o indirectas a los derechos humanos.

Los revolucionarios que liberaron Cuba de la opresión en 1959 fueron impulsados, en un principio, por ideales genuinos, pero luego de tantos decenios de aferrarse al poder han perdido toda credibilidad, teniendo en cuenta que se niegan a dejar el poder y a llamar a elecciones libres y que siguen encarcelando a los disidentes. El régimen castrista es culpable sin duda de violaciones a los derechos humanos y el sólo hecho de que todavía se aferren al poder después de 51 años es una traba que impide el desarrollo democrático de Cuba.

El caso de Venezuela es algo diferente. Hugo Chávez ha logrado, con su populismo, recibir apoyo para muchas de sus reformas, pero también ha limitado el derecho a la libre expresión. Varios canales de televisión, emisoras de radio y también periodistas independientes han sido censurados o clausurados por el estado. Encima de todo, Chávez ha logrado reformar la constitución y haciendo de esta manera posible su reelección en forma indefinida. Ésta no es una buena señal. Si bien no se puede decir que Venezuela es una dictadura, está claro que el gobierno no respeta los derechos ciudadanos, y eso es inaceptable.
14. ¿Cuál debe ser la política de Suecia hacia esos países?

Martin Hall: En principio, debemos mantenernos informados acerca de la situación de Venezuela y Cuba, poniendo atención a lo que allí sucede, e difundiendo la información. Y sobre todo, debemos exigir democracia y respeto a los derechos humanos. El apoyo a las organizaciones democráticas que luchan por un cambio en base al diálogo, sobre todo en Cuba, es fundamental. Esto es lo mínimo que podemos – y debemos – hacer.

15. ¿Por último, que le dirías a los lectores de Cuba Nuestra radicados en Suecia y que no  participan en la política de este país?

Martin Hall: ¡Participen! Quienes vivimos en Suecia tenemos la suerte de vivir en una sociedad democrática, donde nuestra voz y nuestras opiniones se tienen en cuenta. Ésto es algo que debemos aprovechar. Si no participamos y tomamos decisiones nosotros mismos, la sociedad lo hará por nosotros. Y no se trata sólamente del futuro de cada uno, sino el de todos. La política no es tan aburrida como parece, cuando uno ha aprendido un poco. Así que: ¡participen! ¡Para un futuro mejor!

Estocolmo, 26 de julio de 2010

Anuncios

Una respuesta to “¿El futuro “Che” del liberalismo? Entrevista con el joven sueco-argentino Martin Hall”

  1. Henrik Henandez 30 julio 2010 a 3:26 AM #

    Independientemente de si se comparete o no el liberalismo de Hall, este ha demostrado cordura política rayando lo sueco. 1 gål liberalismo vs 0 ekologismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: