Editorial del semario Cuba Nuestra (www.cubanuestra.eu): semana del 31 de mayo al 6 de junio

13 Jun

http://desdecuba.files.wordpress.com/2008/04/miriam-leyva.jpg

Miriam Léiva, una de las fundadora de las Damas de Blanco y premio de Periodismo Digital Estocolmo en la categoría Derechos Humanos, se ha convertido en Blanco de una campaña que tiene como escenario algunos medios del exilio, y cuyos instigadores últimos podrían estar en La Habana

Del Mundo

Llega ante sus ojos esta revista, en su portal: http://www.cubanuestra.eu, como siempre, cargada de cosas interesantes; hablando de Cuba y el Mundo: un mundo al que unos viajan en balsa o cruzando ilegalmente muros fronterizos, y que los más afortunados descubren por este Internet que nos une o no gracias a la magia del volar.

No todo es fantástico en esta tierra, aunque podría parecerlo al escuchar la poesía leída en el Instituto Cervantes de Estocolmo – el mismo donde sociólogos guatemaltecos ofrecieron hace poco una charla sobre los 200 años de independencia- por la mexicana Rocío Cerón, escuchando y viendo el material que acompaña su libro Imperio; desde su propia tierra nos llega la noticia del conflicto triqui en donde dos activistas dejaron la vida, tampoco parecen atractivas las elecciones colombianas, de otro modo las habría ganado un personaje con cara de duende malo y tan raro para nosotros como su apellido Mockus, no es mágico un mundo en el que como en Venezuela, y no solo ella, se enrejan activistas sindicales, a pesar del discurso antiburgués de los mandantes o donde Mujeres y hombres, como ocurre en Nicaragua, enfrentan de manera diferente las sequías y sus consecuencias, o donde los estados tienen cuentas pendientes con sus ciudadanos y que a veces el arte, en particular el cine saca a relucir, como ocurre con la película Shutter Island.

https://i2.wp.com/thecitylovesyou.com/cinerex/wp-content/uploads/2010/03/shutter-island.jpg

Del miedo al compromiso

De Cuba nos interesa sobre todo la fobia inducida dentro y fuera a la flexibilidad, donde términos como concesión, se convierten en malas palabras, de ahí el ataque sufrido desde su encuentro con Raúl Castro por el Cardenal Ortega, como si se hubiesen invertido los papeles encontrando el anticlericalismo en Miami el espacio que pierde en La Habana, precisamente por las concesiones hechas a la iglesia por las autoridades en la isla.

https://i0.wp.com/www.hazteoir.org/files/images/CUBA_CINE_HAB101.embedded.prod_affiliate.84.JPG

Cardenal Ortega

Habrá que explicarle a nuestros hermanos el concepto del resorte, tal y como nos lo aclara la enciclopedia libre Wikipedia: se trata de un operador elástico capaz de almacenar energía y desprenderse de ella sin sufrir deformación permanente cuando cesan las fuerzas o la tensión a las que es sometido, en situaciones en las que se requiere aplicar una fuerza y que esta sea retornada en forma de energía (como ocurre cuando la disidencia se enfrenta a un estado totalitario). No nos cabe duda de que los muelles también son necesarios en la “mecánica” de la lucha social o política y un buen ejemplo de ello, en el contexto cubano, lo vemos en esa suerte de muelle que, de haber sido escuchado, habría significado para la lucha de las Damas de Blanco la propuesta hecha el 15 de Mayo pasado por Elsa Morejón, Alida Viso Bello y Miriam Leiva; cuando visitaron a Laura Pollán para procurar el cese por un tiempo de las actividades con las Damas de Apoyo.

Lamentablemente la propuesta no fue aceptada por Pollán, quién dio una especie de voz de alarma declarando a Radio Martí que el régimen quería que las Damas de Blanco expulsara de sus marchas a las de apoyo. Según Pollán Efectivos de la Seguridad del Estado habrían visitado a varias Damas de Blanco para decirles que mientras no le dijeran a esas mujeres que cesaran su apoyo no habrían liberaciones. Si esas eran las tremendas concesiones demandadas por el gobierno habrá que reconocer que resultarían mínimas frente a lo que significaría la liberación de los presos.

Laura Pollán

Las Brujas de la Habana

Afortunadamente el mundo de la disidencia no es un espejo del régimen totalitario, como mucho quisieran, comenzado por la seguridad del estado y terminando por ciertos sectores del exilio y la misma oposición política, gentes que usan frente a los que disienten de ellos, métodos muy similares a los del estalinismo, como son los de desacreditar al pensamiento diferente como agente enemigo.

En virtud de una libertad de la que se apropian las disidentes cubanas, sin pedir permiso ni al gobierno, ni al exilio, las promotoras de la flexibilización apelaron a una segunda instancia por encima que la de Pollán, la de las conciencias de todas las implicadas en la lucha , lo hicieron en forma de carta abierta firmada el 31 de Mayo por esposas, madres, hijas y tía de los prisioneros de conciencia,

Se trataba en total de 35 firmas de las cuales la de Elsa Morejón, esposa del Dr. Oscar Elías Biscet, sentenciado a 25 años es la primera y la última la de la Premio Estocolmo en Periodismo Digital, categoría de derechos humanos Miriam Leiva, esposa de Oscar Espinosa Chepe, sentenciado a 20 años, actualmente con licencia extra penal por serias enfermedades.

https://i0.wp.com/cache.daylife.com/imageserve/096VbWTal17Nd/610x.jpg

Elsa Morejón, la primera firmante de la carta a las Damas de Apoyo durante su encuentro en EE.UU. con el presidente George W. Bush durante la entrega de la Medalla Presidencial de la Libertad a su marido, en la Casa Blanca, el 24 de enero 2008.

En la carta se hacía un llamado a las denominadas Mujeres de Apoyo con el fin de evitar un pretexto que pueda servir al gobierno de Cuba para mantener en prisión a los familiares de los firmantes, facilitándose así gestiones que estaba realizando la Iglesia Católica de Cuba con el Gobierno cubano para la liberación de todos los prisioneros de conciencia y políticos.

En virtud de lo anterior el documento apelaba a sus destinatarias ideales para que diesen una tregua al gobierno de cinco semanas como muestra de flexibilidad y contribución al objetivo fundamental que es precisamente el de alcanzar la libertad inmediata e incondicional de los 53 prisioneros de conciencia que quedan de aquel grupo de 75, arrestados durante la primavera del 2003.

Se podrá estar de acuerdo o no con lo propuesto en la carta, pero no se puede negar que trata de diseñar una estrategia en las condiciones adversas en la que trabajan desde la sociedad civil cubana por la liberación de los presos políticos. Por supuesto esto no le conviene al estado, el que por todos los medios intentará inutilizar los amortiguadores del carro de la democracia. Para esto no tendrá mejor aliados que quienes nunca han comprendido el secreto de la fuerza de las Damas de Blanco.

Si esas mujeres lograron conquistar las calles de Cuba, sin ser encarceladas como sus familiares, por decir lo que pensaban, si la represión contra ellas ha sido de baja intensidad, cuando se le compara con la acción de las turbas en la época de la salida por el Mariel y sobre todo han logrado un reconocimiento internacional del que no gozan la mayoría de los actores internos y externos que se enfrentan al régimen de Cuba, es precisamente por que no se han instaurado como un movimiento político encaminado a derrocar el sistema establecido, porque sus demandas se han concentrado en exigir justicia, incluso dentro de la legalidad vigente, para los suyos.

Paradójicamente, es en este apoliticismo, donde radica la fuente de su efecto político, pues gracias a la relativa impunidad que el régimen les otorga, mas los justo de sus demandas ponen en evidencia ante Cuba y el mundo, que algo huele mal en La Habana.

Esto no lo comprenden quienes desde el exilio quieren convertir a las damas en un partido de vanguardia o de nuevo tipo para usar la terminología oficial: la especie de punta de lanza que a fuerza de mal utilizar terminaran por quebrar.

Guerreros a distancias cuyas anteojeras no sólo les impiden comprender la dialéctica del movimiento democrático en la isla, sino lo que es peor que terminan haciéndole el jugo al poder establecido en su afán de crearse una oposición monolítica, fácil de infiltrar, controlar desde las propias oficinas de la seguridad del estado, y a fin de cuentas empujar al abismo cuando la masa siga en su ceguera a un líder de ideas equivocadas.

El organismo estatal trabaja para ello, y cuenta dentro y fuera de la isla con todos el personal y recursos necesarios, entre estos los que sirvan para desacreditar la voces que dentro de la oposición, se nieguen a comportarse como manada. Esos serán el blanco y el dardo el de sugerir que son o hacerlos pasar por infiltrados del gobierno.

https://i0.wp.com/www.gutenberg.org/files/22256/22256-h/images/image147.jpg

El mismo Antonio Maceo que protestara enérgicamente por la paz que se había firmado en el Zanjón, será el que recomendará, desde el exterior parar la guerra que seguín sus compañeros en la manigua, cuando lo creyó necesario al precio que fue necesario. Nadie se atrevería hoy a considerarle por ello un agente del gobierno español.

Esto es lo que esta ocurriendo, a todas luces con las firmantes del llamado a las Damas de Apoyo, en una maniobra en la que consciente o inconscientemente participan los medios del exilio. Lo hacen usando como detonador las declaraciones de Pollán, cuestionando si Elsa Morejón, Álida Viso Bello y Miriam Leiva marchan o no con las Damas de Blanco, si pertenecer o no a este grupo fuese una patente de corzo a la hora de opinar o disentir sobre unas estrategias que publicas que pueden influir en los destinos de todos los presos políticos de la isla.

A esto se suman presuntas renuncias o desmentidos de firmantes (no sabemos claro si bajo presiones y de de quien), como la que según la exiliada Josefa (Fefa) miembro del Movimiento Independiente hace Noelia Pedraza Jiménez, esposa del prisionero de conciencia del grupo de los 75, Ariel Sigler Amaya.

En resumen lo que se ha desatado es una especie de casería virtual contra las firmantes que parece inspirase en la famosa obra de teatro de Arthur Miller, escrita en 1953; Las brujas de Salem o El Crisol.

Solo que la brujería de ahora no se enfrenta al fanatismo puritano de 1692 durante la colonización de Massachusetts, sino a los delirios y paranoias, de quienes en Miami, ven un complot en el libre derecho de unas mujeres a apelar a la flexibilidad de sus compañeras de activismo, y que en ningún modo a la renuncia definitiva de los principios, que dieron origen a las Damas de Blanco o quienes les apoyan en la lucha por la liberación de sus familiares.

El ataque contra las disidentes ha sido un golpe bajo, propio de los émulos del régimen, de los que no aceptan disidencias dentro de la disidencia y cuya actuación solo sirve para boicotear la confrontación honesta y necesaria de ideas entre cubanos, se trata pues de una especie de inquisición laíca, establecida en tierra protestante, que ayuda al gobierno en su tarea de inutilizar las suspensiones del vehículo que habrá de conducir, no sólo a los presos, sino a todo un pueblo, a su libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: