El Greco de Smaragdis, o el protegido de los ángeles

9 Jun

Puedo decir sin rubor, qué aún de niño; cuando a penas tenía nociones de pintura, me llamó mucho la atención la obra de El Greco, ese genio de nombre irrepetible que fue Doménicos Theotocópoulos, griego como su apodo indica, nació en Creta; cuando la isla estaba dominada por la República de Venecia, en1541. Morirá en esa ciudad mística que es Toledo, en España, en el año 1614.

Iniciado como era de esperar en la iconología ortodoxa, el artista tuvo la enorme suerte de viajar a Venecia y trabajar con Tiziano, así como la de familiarizarse con otros grandes maestros del Renacimiento Italiano que al final marcarán su forma tan particular de crear.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/86/Detalle_San_Lucas_pintando_Virgen.jpg

Obra temprana del artista, período cretense

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/63/La_curacion_del_ciego_El_Greco_Dresde.jpg

La Curación del ciego, obra del período venecinano

Vivirá en Roma y luego en 1576, vendrá a España, pasando por Madrid y estableciéndose definitivamente en Toledo para el año 1577.

Allí gozó de respeto y sobretodo de los numerosos encargos de la aristocracia y el clero, entre sus clientes tuvo al propio Felipe II; para el que creo obras como la Adoración del nombre de Jesús (o Sueño de Felipe II) y El martirio de San Mauricio y la legión tebana

´https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/02/Adoracion_del_nombre_de_Jesus.jpg

La Adoración

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/3a/Martirio_de_san_Mauricio_El_Greco_detalle1.jpg

El martirio de San Mauricio

Sin embargo el Rey no entendió del todo su obra y esto impidió que se convirtiera como el artista aspiraba en pintor oficial de la corte. Aún así y sin encargos del Rey; al artista cretense no le fue del todo mal en Toledo, allí encontró el amor de Jerónima de las Cuevas, con la que se amancebó y de la que tuvo su hijo, Jorge Manuel.

Su arte sirvió desde el punto de vista propagandístico a los ideales de la Contra reforma , lo cual no quita que su cuadro del gran inquisidor cardenal Niño de Guevara, haya sido interpretado como un acto de rebeldía hacia el poder de la inquisición. Así lo vemos en la novela de Stefan Andres del año 1936 titulada El Greco pinta al Gran Inquisidor, consentida por los nazis en tanto enemigos de la Fe Católica.

https://i1.wp.com/www.ricci-art.net/img005/207.jpg

El gran inquisidor cardenal Niño de Guevara, según el Greco

La visión de un Greco enfrentado a la inquisición vuelve a aparecer en el terreno de la ficción en una magnífica película del 2007, cuyo DVD se encuentra en la Biblioteca del Instituto Cervantes de Estocolmo.

La obra titulada el Greco: El Ùltimo Desafío A Dios, puede que no se ajuste del todo a la realidad histórica, que se enmarque de alguna manera en esa corriente anticatólica que recorre España como aquel famoso fantasma del comunismo del que nos habló Marx y que tiene plaza fuerte en la industria audiovisual.

https://i2.wp.com/farm3.static.flickr.com/2544/4068471364_1ceaa29585_o.jpg

Al margen de esto la película aborda temas universales, como pueden ser le de la instrumentalización del arte por el poder, la imposición de cánones “estéticos” e ideológico al genio desde instancias que no son precisamente la del arte, un arte al que se le concede en la pelitica una fuerta fundamental, la de retratar el alma de los hombres, la de decir verdades que segun afirma el actor que encarna a Tiziano  -Sotiris Moustakas, no hay lugar aquí para los venecianos-, nunca sería perdonadas.

Así nada nos recuerda mas un proceso estalinista, contra los transgresores del código del realismo socialista que la escena, muy bien lograda del supuesto enfrentamiento entre Doménicos y el tribunal de la Inquisición.

Inquisidores, cuadro de la película El Greco

Esta obra del director Yannis Smaragdis estaba condenada a triunfar, como no hacerlo con las locaciones,la época y los personajes a los que se les da vida, es decir figurar importantes de la época renacentistas, que se desplazan de Creta a Venecia y de esta ciudad a Toledo y cual si fuera poco con esa bendición que resulta la música de Evángelos Odiseas Papathanasíu más conocido como Vangelis.

https://i0.wp.com/www.schacco.savana.cz/vlastni_web/covers/vangelis_el_greco.jpg

El Doménicos Theotocópoulos que se nos regala, interpretado por Nick Ashdon, es más que una reconstrucción histórica, el dibujo de un símbolo, el del artistas bendecido por Dios (o los dioses) en su misión de encontrar y mostrar la verdad al resto de los mortales.

Domenicos Theotokopoulos interpretado por Nick Ashdon, junto al inqusidor Niño de Guevara interpretado por Diego Botto

El Greco de Yannis Smaragdis, es un elegido, el hijo de un líder rebelde que supo respetar y desarrollar su vocación, mientras que hacía del hermano un auténtico guerrero, que lo será primero contra los venecianos, luego contra los turcos, en Lepanto, donde un supuesto amigo, Cervantes, ha pedido la Mano.

Este greco iluminado, como debía serlo quien con el arte enfrena la luz a la oscuridad, por saberlo todo, sabe hasta el arte de ser feliz en el amor, que en el caso del hombre, mas que en seducir es dejarse querer por la mujer que le ama, como le ama Francesca -interpetada en la pelíucla por la griega Dimitra Matsouka- la hija del gobernador de Creta que hará de él un artista de fama.

Habrá pues su dosis de amor en la película para quienes necesitan de este sentimiento como gancho. Para los que buscamos otras cosas, la reproducción de la historia, la confrontación de valores o simplemente el arte de la ambientación, esta coproducción hispano- griega nos complace en plenitud, no hay detalle que se escape, incluso cuando se trata de buscar similitudes entre los cuadros reales del artistas y los modelos que le sirven en el Greco de la película.

Hay que destacar la actuación de Juan Diego Botto en su rol de Niño de Guevara, lo que le valiera con toda justicia el premio de actuación del Festival de Cine de Toronto -la película tambien ha recibido un Goya en 2009 por el magnifico vestuario de Lala Huete-, con esta obra el joven artista español, de origen argentino, se consagra, quién nos lo iba a decir cuando le descubrimos haciendo del mudito que ayudaba al Zorro en aquella serie televisiva de hace exactamente XX años atrás.

https://i1.wp.com/www.newworldzorro.com/analysis/felipe/zorrofelipe.jpg

Diego Botto, a la derecha, junto a “Don Diego”  haciendo de niño mudo  en El Zorro la leyenda Continúa

Botto como Niño de Guevara en El Greco

Así es el arte y los artistas sobretodo cuando tienen la suerte de trabajar en buenas películas como El Greco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: