“Esta calle es de Misceláneas “: ¿Mengua de censura en Cuba?

4 Jun

Centro Habama, Cuba: según esta foto distribuida por Misceláneas de Cuba, la gente lee tranquilamente la revista anticastrista en el portal de la casa., sin censura, policía, ni turbas que griten, como le hacían hasta hace poco, en el mismo barrio, a las Damas de Blanco: " esta calle es de Fidel"

La redacción de Misceláneas de Cuba,  bajo el título de OPOSITORES REPARTEN EN LAS CALLES EJEMPLARES DE MISCELÁNEAS DE CUBA, nos hace llegar con su boletín un trabajo de Eriberto Liranza Romero, de la llamada Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, y  fotos del mismo autor. En ellas podemos ver como ejemplares de MISCELÁNEAS DE CUBA, una publicación que en los términos del régimen se calificaría de “contrarrevolucionaria” se reparten y se lee tranquilamente en  las calles y avenidas del Municipio Centro Habana.

Según la nota fueron mas de 150 los ejemplares de la revista distribuidos, conteniendo entre otros materiales  crónicas y denuncias de la prensa independiente cubana, así como trabajo sobre  los eventos internacionales a favor de la democracia en la Isla.

Las revistas, según escribe el cronista, habrían sido donadas por los Coordinadores en Occidente del CID, Partido Cuba Independiente y Democrática. Sobre la Liga Cívica Martiana y el Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia  sobre los que recayó, dice  la hermosa labor de poner en las manos de los cubanos, estos libros que informan al pueblo y desmienten las patrañas del régimen, un régimen cuyos personeros y reacción, acaso por “irrelevantes” brillan por su ausencia en el trabajo informativo.

De acuerdo a Liranza Romero el pueblo recibió con avidez las Revistas de Asignaturas Cubanas, sobrecogido por el tipo de literatura que se les estaba proporcionando, muchos exclamaban palabras de agradecimientos y otros ante el temor de ser sorprendidos, las escondían prometiendo leerlas cuando llegaran a casa.

Sin embargo lo que se ve en la foto no es precisamente temor, sino gente leyendo tranquilamente la publicación en el portal de su casa, como si se tratara del semanario humorístico PALANTE o el diario oficial Granma,  o como si la escena tomada en cualquier otra capital latinoamericana, allí donde conviven la pobreza y la libertad de prensa.

Tal parece que la Centro Habana de esta historia gráfica, fuese la de Cuba de 1910 y no la del 2010, que  no existiesen  allí,  Comités de Defensa de la Revolución, Brigadas de Acción y Respuesta Rápida informantes, policía, censores o turbas de las que por mucho menos que distribuir este tipo de literatura, suelen acosar a las Damas de Blanco.

Esto por no hablar de aquel contingente Blas Roca que en esa misma barriada habanera, en 1994, durante el maleconazo reprimió a cabillazos el estallido popular.

¿Se tratará de un montaje o es que han cambiado las cosas en la isla? Como no conocemos a Eriberto Liranza Romero, ni tenemos pruebas irrebatibles  contra él no podríamos asegurar  la primera  hipótesis; la de que se tratara de un truco, ya para obtener y justificar  subsidios concedidos por USAID a los miscelaneos, ya de la propia seguridad para sembrar un  agente entre los corresponsales de Misceláneas, o una mezcla de las dos cosas.

Veamos pues la segunda opción.

Durante décadas los cubanos y no sin razón nos acostumbramos a forrar y disimular cualquier obra, de carácter político o no, que el régimen considera inoportuna. De que hasta no hace mucho la situación era la misma tenemos evidencia por lo que ocurrió durante la llamada Primavera Negra del año 2003, entonces,  el solo hecho de poseer un ejemplar impreso  de Cuba Nuestra en la casa le sirvió a las autoridades  para engrosar el expediente  de pruebas inculpatorias contra el periodista  Raúl Rivero, hoy exiliado en España.

https://i1.wp.com/www.cartadecuba.org/Arresto%20raul%20rivero.jpg
Primavera negra del 2003: Momentos en los que la Policía se llevaba arrestado al poeta Raúl Rivero, entre otros crímenes por tener un ejemplar de Cuba Nuestra en su casa

https://i0.wp.com/www.ojosdepapel.com/blogs/images/144/Ra%C3%BAlRiveroVidasyoficios.gif

Ahora, vemos con extupor se reparte y se lee alegremente literatura anticastrista en la calle, a plena luz del día y no pasa nada.

Si vamos a creer en lo que nos muestra con sus fotos Liranza Romero, sin buscar segundas intenciones,  habrá que concluir que,  no sólo se ha incrementado el valor de los cubanos y que la calle ha dejado de ser la de “Fidel” para convertirse en la de Miscelenas,  sino también que ha disminuido la guardia totalitaria, que  el régimen no le interesa tomar represalias contra los distribuidores y lectores del material mencionado,  esa la impresión que se nos dan las fotos.

Acasó el gobierno de Raúl, como parte de sus conversaciones con la Iglesia se ha vuelto más tolerante o al menos que no considera a Misceláneas de Cuba un material lo suficientemente subversivo como para arrestar inmediatamente a quienes tan alegremente lo reparten en el centro capitalino.

Si  la cosa es así, albricias, esta no es la Cuba que conocimos.  Solo nos queda esperar que muy pronto nos saque a nosotros tambien del “Indice” gubernamental, que  en las calles de La Habana también se levante la veda de Cuba Nuestra, que la gente pueda difundirla y leerla abiertamente,  sin miedo al chivato, al policía o a la pérdida del empleo y con este del sustento,  que una vez fuera de la lista,   no necesite el cubano de ocultamientos para saber lo que escribimos, en resumen que pueda  disfrutar de Cuba Nuestra en cualquier esquina, libre y tranquilamente, sin acosos ni persecuciones, como se supone estaría ocurriendo ya con la intransigente  Misceláneas de Cuba, según el  boletín que nos envía esa misma revista y las fotos que reproducimos abajo.

Según las fotos disfundidas por los "misceláneos" su revista se reparte como pan caliente y se lee en La Habana. Hasta un bebé se evangeliza con la revista como si nada.

Anuncios

2 comentarios to ““Esta calle es de Misceláneas “: ¿Mengua de censura en Cuba?”

  1. Eriberto Liranza Romero 22 junio 2010 a 4:11 PM #

    Está muy bueno el debate, pero Cuba continúa siendo un lugar con muchas prohibiciones y la literatura anticastrista es una de ellas, las fotos que tomé son del momento en que se repartían las revistas, sí hubo temor de algunos de ser descubierto y otros dijeron estar contentos de recibir información que no venga del periodico Granma.
    Decir que la censura en Cuba a menguado es un disparate, como decir que se repartieron las revistas sin temor, pero la gente en Cuba tiene hambre de información. Lo publicado no es un truco, es la valentia de un movimiento opositor que entiende que hay que romper el cerco del silencio impuesto por la dictadura, yo seguiré reportando estos hechos, cuando nos caigan a pedradas las Brigadas de Respuesta Rápida tambien lo reportaré, por ahora la información es que en Centro Habana, la gente sí recibio la revista Miscelaneas de Cuba como pan caliente.

  2. Jose Abrante 5 junio 2010 a 8:01 AM #

    Se ve que Misceláneas necesitan tener pruebas de que Misceláneas (valga la redundancia) “rompe el bloqueo” y el monopolio informativo del régimen
    para el proximo periodo fianaciero procedente de EE.UU. y el el SILC en Suecia, además que a alguien le interesa levantar el el mito miscelánico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: