“Huérfanas de la Tormenta”: clásico olvidado que nos viene bien ver a los cubanos

1 Jun

https://i1.wp.com/img122.imageshack.us/img122/2420/orphansofthestormdriffithcover.jpg

He disfrutado muchísimo de una película silente, que he encontrado en la biblioteca de la Casa de la cultura de Estocolmo, se trata de Orphans of the Storm (1921) que traduzco, feminizándola como “Huérfanas de la Tormenta” de uno de los grandes genios del cine, el Director David Wark Griffith.

https://i0.wp.com/libreopinion.com/reducto/revista/pri2003/1.jpg

Director David Wark Griffith

Ideológicamente conservador, Griffith se nos mostró como un defensor de los Estados del Sur frente a los del Norte, y peor aún, enaltecedor del Kukluxklan en una de las obras mas importantes de la Historia del Cine: El Nacimiento de una nación, su versión cinematográficas de lo que fue la Guerra Civil.

https://i1.wp.com/img186.imageshack.us/img186/6831/birthnationqp0.jpg

El talento de este director norteamericano, si bien censurado por motivos ideológicos, no pudo menos que ser reconocido, pese a la crítica que se le hacía, por los especialistas del extinto mundo comunista.

Ahora cuando veo esta película comprendo el por qué, y es que al menos una escena, que fue copiada literalmente, por los directores Sergei M. Eisenstein y Grigori Aleksandrov, en su famoso Oktyabr (Octubre).

Película de 1928 que representa la visión oficial de lo que fue la Revolución Rusa, me refiero a esa tan famosa en la que los soldados y marineros abren las puertas de lo que se supone fue la toma del palacio de invierno.

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/_rikOZYkDvSM/S7tgPDEz5aI/AAAAAAAAFb0/DiqyFs-gq04/s1600/poster22.jpg

Se trata de un momento de la revolución de octubre que se magnifica cuando en la realidad se trató del asalto a recinto practicamente desguarnecido, custodiado por algunas mujeres cadetes y que fue tomado sin el menor esfuerzo por unos poco guardias rojos, para colmo ebrios.

He visto pues las puertas de rejas abrirse no en San Petersburgo, sino en el París de la Revolución Francesa. Un acontecimiento que le sirve a Griffith para darle una estocada a la Revolución Rusa.

Desde el inicio del filme, se declara a la revolución como fuente de Bolchevismo y Anarquismo. Dos ideologías que hoy consideramos totalmente excluyentes, pero que en aquel momento, año 1921, aun se disputaban los destinos del antiguo imperio ruso, recordemos que es el año de la sublevación de los marinos revolucionarios en Kronstadt, y que aún no ha sido aplastado del todo, por los seguidores de Lenin y Trotsky, el movimiento anarquista de Makhno en las estepas ucranianas.

Mas a pesar del color físico del filme, en términos ideológicos; la revolución no es tratada del todo en blanco y negro, podemos reconocer, a pesar de su aparente maniqueísmo conservador, cierta dialéctica en la visión de la historia que se nos ofrece en la película,  hay un reconocimiento de las miserias y humillaciones que causaron la toma de la Bastilla y el fin de la Monarquía, de la arrogancia de la aristocracia francesa frente a la indefensión de los humildes y el  hambre de la población más desesperada.

http://1001moviez.files.wordpress.com/2009/07/photo-2.jpg

Hay por otra parte un retrato del resentimiento y la sed de venganza que tales actitudes generan en los que mañana condenarán a la guillotina; no solo a quienes les maltrataron sino a toda su descendencia, y el tratamiento, si bien caricaturizado de situaciones reales, la de oportunismo y el fundamentalismo o el travestismo político, que bien sabemos acompaña a toda revolución. Caricatura que en uno de los casos encarna la figura un tanto maltratada por los realizadores de Robespierre, el Incorruptible líder revolucionario que acaso proyecte la imagen que hombres como Grifith tendrían en su momento del propio Lenin. Pero al mismo tiempo hay un reconocimiento en el idealismo de los auténticos revolucionarios que encarna aquí la figura de Dantón, y que da un final feliz con sus principios, como era de esperar en la película norteamericana, osea no todo es contrarrevolución en la obra.

https://i1.wp.com/www.moma.org/collection_images/resized/115/w500h420/CRI_113115.jpg

Por supuesto tiene que haber en esta película de ficción una gran tergiversación de la historia, pero al mismo tiempo se dibujan situaciones reales en todo proceso de este tipo, por ello mas que una historia romántica se trata de un discurso político e ideológico, que podremos no compartir, pero si reconocer en su fondo inteligencia e investigación, entre otros detalles que suelen pasarse por alto, en la visión aún más reducida que se nos da en clases de aquella revolución, de la influencia del modelo político establecido en los Estados Unidos tras la independencia, o de las injusticia que en nombre de la libertad se cometió a diestra y siniestra por el famoso Comité de Salud Pública.

Hay que reconocer pues un estudio relativamente profundo de los acontecimientos, que luego resultan sintentizado en la historia escrita para la pantalla por Adolphe d’Ennery y Eugene Cormon, para contextualizar la historia de las huérfanas Henriette ( Enriqueta) y Louise (Luisa): dos niña que se crían como hermanas, entre los Girard, en una familia pobre del Prerrevolucionario.

Una de ellas, Henriette, de ascendencia noble, fue recogida en la entrada de una iglesia, ya crecidas Louise se queda ciega y  Henriette jura cuidar de ella para siempre. Sus vidas se entrecruzan con los vicios de la nobleza y las miserias morales de la plebe francesa, y en medio de todo la acción conspiradora de revolucionarios como Dantón y Robespierre.

Hay muchas cosas en esta película por la que hay que quitarse el sobrero, la ambientación, la capacidad del director para usar con habilidad la capacidad narrativa del genero, las tensiones que también sabe crear con los reencuentros frustrados entre las hermanas o la salvación de último minuto, pero sobretodo por la capacidad histrionica que muestran en la pantalla las hermanas Lillian (14 de octubre de 1893 – 27 de febrero de 1993) y Dorothy Gish ( 11 de marzo de 1898 – 4 de junio de 1968), quienes interpretan respectivamente a Henriette y Louise Girard.

Hijas de Mary Robinson McConnell y James Leigh Gish, las dos bellas chicas, tuvierno que trabajar desde muy temprano cuando el padre alcohoolizado abandona la familia. De ojos grandes y boca pequeña las hermanas encarnaban el canon de belleza de su tiempo, por lo que no es de extrañar que comenzaran su vida laboral como modelos. En 1899 las hermanitas se inician en el teatro, Lillian con los seis años y Dorothy con once años.

Lillian Gish (a  la izquierda de la imagen, con sombrero), junto a su hermana Dorothy  Gish.
Lillian Gish (a la izquierda de la imagen, con sombrero), junto a su hermana Dorothy Gish.

Se mantendrán en esos escenarios hasta 1912. cuando las chicas, por mediación de otra estrella del momento Mary Pickford, conocen a D.W. Griffith.

El famoso Diriector quedó fascinado por el talento de las hermanas, en particular el de  Lillian con la que comiza a trabajar en una serie de la películas de las cuales  An Unseen Enemy, será la primera y la mas destacada; la ya mencionada “El nacimiento de una nación”. Hay que decir en su favor que  Lillian, no solo fue una de las grandes heroínas de cine silente, sino tambien una de las primeras mujeres directoras del septimo arte, iniciandose como tal en 1920 con la película Remodeling Her Husband, donde su hermana Dorothy, la protagonista conoció al actor James Rennie, con quien contrajo matrimonio en el mismo año, por su parte Lillian nunca se casó.

https://i1.wp.com/6thingstoconsider.com/wp-content/uploads/2008/02/lilliangish.jpg

Lillian Gish

Pero si bien lucen las dos hermanas como las estrellas que fueron en esta película, no pueden opacar el resto del elenco, en particular a José Schildkraut en su Caballero de Vaudrey Sidney Herbert como Robespierre y Gerard Montgomery Bluefeather, “Monte Blue” como un Danton que significa la esperanza en la Revolución.

https://i1.wp.com/www.goldensilents.com/stars/montebluedanton.jpg

Monte Blue al centro, encarnando a Dantón, representado en el filme como la  luz y esperanza de la revolución

Por supuesto todos ellos trabajan siguiendo los códigos gestuales de su momento, que hoy nos parecerían un tanto sobre actuados, algo que paradójicamente no ocurre con el caso de Lillian Gish , a pesar de la enorme fuerza y dramatismo que imprime a su personaje.

No es fácil para el espectador conteporáneo disfrutar de una película de unos 150 minutos, silente y en blanco y negro, sin embargo este material rodado en Mamaroneck, Nueva York, EE.UU. nos regala un París de fines del siglo XVIII demasiado convincente como para no atraparnos. Hay que agradecer a quienes supieron conservar este material y colocarlo a disposición del público sueco, hay que facilitar de paso su distribución en Cuba y quizá en Venezuela, a ver si ayuda a repensar o menos matizar el sacrosanto fenómeno revolucionario, recordándo la matriz jacobina que tuvo el bolchevismo, su hermano gemelo, el fascismo y por supuesto el movimiento 26 de Julio liderado por Fidel Castro.

Anuncios

Una respuesta to ““Huérfanas de la Tormenta”: clásico olvidado que nos viene bien ver a los cubanos”

  1. carmen gamoneda 1 junio 2010 a 12:11 PM #

    Gracias he disfrutado y mucho, al leer esta cronica referida a una palicula de la cinematografia silente.
    No solo las de Chaplin sino otras, bien que las disfrute despues de casada.
    Esta que ademas me parecio bien, el titulo Huerfanas de la tormenta, ya que cuando la vi tenia otro, no le hace.
    Al leer esta cronica cinematografica y que ya no es silente. al contrario en mis recuerdos, bien que se ha motivado.
    gracias al autor, recordar en voler a vivir para ser eternamente jovenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: