Camagüey contra La Capital: De cuando Fernando VII premió a la ciudad de Puerto Principe y esta se enfrentó al poder central en La Habana por su independencia

29 May

https://i1.wp.com/www.armandobronca.com/wp-content/uploads/2008/03/zoe-valdes-le-hace-una-paja-a-f-vii.jpg

Arriba una jóven Zoe Valdés, junto a la curiosa estátua de Fernándo Septimo, colocada a la salida del Palacio de los Capitanes Generales en La Habana. Notese la ambigüedad fálica, que logra el escultor con el documento que sostiene el Borbón. Lo mismo ocurre con el cuadro de abajo.

https://i0.wp.com/www.pedresdegirona.com/Imatges/ferran_vii_navarra.jpg

.

Según relata el artículo, Los principeños ante el título de Muy Noble y Muy Leal, , escrito por or MsC. José Fernando Crespo Baró, el 11 de enero del año 1828 el Rey Fernando VII otorgaba el Título de Muy Noble y Muy Leal a la ciudad de Puerto Príncipe. Según el autor, con anterioridad, en noviembre de 1817, el monarca le había conferido el Título de Ciudad, a la que hoy llamamos Camagüey.

Estos atributos, que no son precisamente los que destacan escultores y pintores en las representaciones del Borbón, colocaban, teóricamente, a la villa cubana en igualdad de condiciones respecto al resto de las provincias del reino.

Con tal panorama, continúa el historiador, los principeños asumieron  nuevas opciones políticas que los hacían disentir del gobierno colonial capitalino y con el que no pocas disputas habían tenido a lo largo de su historia.

El caso es que al parecer La Habana luchó por despojar a los principeños de la Audiencia, concedida por el monarca.

Los camagüeyanos por su parte incrementaron sus tendencias independentistas, ya no solo de La Habana, sino de la España en General. Muestra de ello fue la sociedad conocida como Cadena Eléctrica, vaya nombre moderno para la época, que abogaba por un levantamiento armado, con apoyo de México y Colombia y a la que estuvieron ligadas personalidades tan destacadas, como Gaspar Betancourt Cisneros , Francisco Agüero Velazco, tambien participaban militares en activo, sacerdotes y funcionarios cabildarios.

Usted puede leer más sobre el asunto, el este interesante trabajo que aparece en la página de la Oficina del Historiador de Camaüey pinchando aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: