¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!

12 Mar

  • El disidente cubano Guillermo Fariñas

  • Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
    clamando «¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!»
    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
    Le rodearon millones de individuos,
    con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
    Entonces todos los hombres de la tierra
    le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
    incorporóse lentamente,
    abrazó al primer hombre; echóse a andar…
    Masa, de César Vallejo

    ¿A quién beneficia?

    ¿A quien beneficia la muerte por inanición de Guillermo Fariñas? Esta suerte de anorexia que por causas morales y política devora al hijo rebelde de la revolución

    Comencemos por a quien no beneficia

    Ya lo sabemos, en primer lugar al Gobierno cubano, cuya imagen de afecta.

    A quien tampoco beneficia es a a su Madre, ni a su esposa,  nia su hija, a quienes no habrá democracia que consuele, la perdida evitable del hijo, del esposo, del padre.

    ¿A quién beneficia?

    A los que sin jugarse la vida, como hace Fariñas, a distancia,con el pellejo a buen recaudo y panza llena, les conviene que se entrediga al régimen de Cuba por todo lo que les ha quitado, también por supuesto a los presos, a los ciudadanos de a pie, en particular a los que sin estar en huelga, se ven famélico, a sus compañeros de lucha, los auténticos disidentes y también a los políticos profesionales que mas que por ideales, pagos mensuales hacen dentro y afuera la oposición.

    ¿A la patria la beneficia?

    No estoy muy seguro, ella se mantiene impávida, mas que orgullosa, contemplando los hijos que la invocan para darse unos a los otros,y hasta a si mismo la muerte.

    Y es que nunca nos inculcaron la vedad en la escuela, que es no es más que un nombre para la tierra que pisan nuestras plantas, una convención, contra laque debemos estar alerta, pues astutamente utilizada, puede llevar al crimen y a la guerra.

    Y los medios sacan tajada

    La muerte del disidente beneficia, trayendo audiencia, a los medios que supuestamente informan, pero que no dejan de explotar el morbo de los que gozan ver como otros mueren ante las cámaras, como si con ello de conjurase la hora fatal que a todos nos llega.

    ¿Me beneficia a mi?

    Esa es la pregunta que cada uno debe hacerse y luego ver como carga con la enorme responsabilidad del “beneficio”.

    En mi caso personal respondo que no, definitivamente no, aunque con su inmolación, lograra Guillermo Fariñas que se acercara el día de volver a la patria, aunque con su acto le de la razón a la obra de quienes educados en valores socialistas lograron romper con un régimen que negaba cpn sus actos lo que predicaba en las escuelas, no,  a pesar de que este militar internacionalista, este profesional graduado por el sistema,confirme a nuestros enemigos, supuesta mente de izquierda, que no hace falta estar pagado por el imperialismo para oponerse al gobierno de Cuba, ese  que hoy le quita la vida, mas que los burgueses blancos, o a soldados de Batista,  a los negros proletarios, a hombres humildes que como nuestros tahinos, se niegan a vivir en esclavitud.

    Se muestra lo incorruptible de esta disidencia que encarnan, una vez redimido por su fe y acercamiento al movimiento democratico, Zapata primero y Fariña despues: hombres que  denuncia al poder, con la vida, con algo que  no se compra con nada.

    Pero no me benefician, auque sus gestos respalden el discurso disidente y subversivo que desde el techo de Europa le vengo dando  desde hace tiempo al viejo contiente, para comprenda como se nos ha engañado a los cubanos, como se nos prometió desde la infancia la creacion de un reino de libertad y justicia, mientras participabamos en la consolidación y expansión del capitalismo de Estado.

    No no me beneficia la muerte de Fariñas, por  eso vale mas que saber que mi felicidad fue a costa de la orfandad de una niña de poco mas de tres años.

    Es ley de vida que lo que hoy impera en Cuba, desaparezca, con Farinas o sin el, si lo que después viene es una democracia autentica o miserias y corruptelas;es de otra naturaleza, ya es mas difícil saber.

    Pero sea lo que sea, no merecerá en sacrificio de una vida más. Al fin y al cabo, no es la muerte de este o aquel la que determina el ascenso y derrumbe de los tiranos, ellos duran según leyes cósmicas que escampan a nuestras manos.

    Y no podremos disfrutar de esa esperada libertad, con la conciencia manchada, por el modo en que de brazos cruzados observamos el sufrimiento de quienes sacrificaban

    https://i1.wp.com/www.primaveradigital.org/websitepublisher/content_images/1/a_farinaslo.jpg

    Por eso, porque no soy un utilitarista, y aunque le molesta a la alta política,desde aquí le reclamo a Fariñas que deje esa huelga inútil, que en entierre esa mística del soldado comunista, que no se convierta en un Guevara invertido, que deja sus hijos por irse a “liberar” a los demás, que que piense, en quienes tiene que pensar en su madre,en su mujer y en su hija, el bien de ellas vale mas, que el daño a cualquier tiranía, por no hablar de que podría opacarse jamas el llanto de una nena por su papa con el sollozo del oportunista que, no se atreve a pedirle que cese en su huelga, mientras se rasga las ropas, cuando otro da por él lo mas valioso la vida.

    ¡Fariñas: Basta Ya!

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: