Carlo Alberto dalla Chiesa. El Padrino a la inversa. Comentando “La Muerte de un General”

2 Mar

https://i0.wp.com/www.deastore.com/covers/803/117/992/batch3/8031179923113.jpg

He disfrutado mucho y de dos tirones, gracias a la sección internacional de la Biblioteca de Estocolmo y sobretodo, a las facilidades que nos ofrece el DVD, de la serie titulada en inglés Murder of a General (El asesinato de un General) y en italiano, Il Generale Dalla Chiesa, Drama  de acción dirigido en el 2007 por Giorgio Capitani. La película gracias a Dios en estos tiempos de imposición del inglés, está hablada en italiano, en esa norma, supongo que romana,  que uno tanto disfruta, pues nos suena siempre como un castellano artísticamente más reelaborado.

Se trata así mismo de un thriller que refleja la ideología imperante en la Italia de Berlusconi. No hay espacio aquí para la heroicidad con que el cine de los setentas solía pintarnos las acciones de la extrema izquierda.

Sí existe en cambio un elogio para la magnificencia del funcionario que se enfrenta al terrorismo, a la burocracia y a y a fin de cuentas al mal de siempre en Italia:la Mafia.

Es la historia, muy bien contada, según los cánones del género del General y Prefecto Carlo Alberto Dalla Chiesa, quien fuera asesinado en 1982, poco tiempo despueé de casarse en segundas nupcias,  junto a su segunda esposa, la mucho más joven que él,  Emanuela Setti Carraro.

http://casarrubea.files.wordpress.com/2008/09/dallachiesa.jpg

El auténtico Carlo Alberto Dalla Chiesa junto a su segunda esposa,  Emauela Setti Carraro

Emanuela  había nacido en Milán,  en 1950,  en el seno de una burgesa. Siguiendo los pasos de su madre, quien pertenció a la Cruz Roja durante la  Segunda Guerra Mundial,  Emanuela se hizo enfermera y también voluntaria la misma organización humanitaria.

Al casarse el 12 de julio 1982  con Carlo Alberto Dalla Chiesa, se convierte en la segunda esposa del General, quien había enviudado en 1978, cuando fallece su primera mujer de causa natural, como se muestra en la serie, a raíz de la muerte de Moro.

En la serie se nos presentan las relaciones conflictivas iniciales que tuvieron los hijos  Dalla Chiesa con su joven madrastra, la cual terminaron por aceptar.

Habían pasado pues dos meses y  tenía solo 32 años cuando también fue víctima de la mafia en el atentado contra su marido y el guardia que les acompañaba, Dominic Russo.

Era ella la que conducía el automóvil, y según nos muestra el filme, el general intentó cubrirla con su cuerpo en intento desesperado para sarvarla de las  ráfagas de Kalashnikov con las que un sicario ametralló a la pareja,  antes que otro vieniese darle un tiro de gracia en la cabeza al Prefecto.

Una operación mafiosa que implicó, como dijimos arriba,  la muerte del escolta que acompañaba  en otro auto al objetivos de la mafia. Con este y otros casos que vemos en el material nos damos cuenta de que en la Italia de la época, cuando se trataba de eliminar a alguien poco importaba la compañía o no de un guardaespaldas.

https://i1.wp.com/gangstersinc.tripod.com/Carmelo/WSDallaChiesa.jpg

Foto del auto del Prefecto ametrallado junto a su esposa por la Mafia

Ya fuera de la pantalla, hemos de decir que en vida real Carlo Alberto Dalla Chiesa, (Saluzzo, 27 septiembre 1920 – Palermo, 3 septiembre 1982) fue un destacado militar italiano que muy joven participó en la toma de Roma junto a los aliados.

En el año 1974, había creado una estructura con 10 oficiales de su absoluta confianza que le permitió golpear fuertemente a las Brigadas Rojas, capturando entre otros de sus miembros mas peligrosos a Renato Curcio y Alberto Franceschini.

En 1977 recibió poderes especiales para luchar contra el terrorismo, bajo el mando directo del Ministro del Interior Virginio Rognoni, encargándose directamente la búsqueda de los asesinos Aldo Moro, a quienes logró identificar y detener.

https://i1.wp.com/www.gioiadelcolle.info/public/2008/05/aldomoro.jpg
https://i2.wp.com/pl.indymedia.org/images/2006/05/20903.jpg

Aldo Moro

En 1981, se vió involucrado en el escándalo de la logia P2, en cuyas listas aparecían su nombre y el de su hermano, sin embargo eso no afectó para que fuese enviado en Mayo del 1982 prefecto de Palermo, en Sicilia para luchar contra la mafia, en una lucha que según vemos en la serie significo un autentica condena a muerte.

Lo primero que me impresiona en la serie, es un asunto totalmente extracinematográfico, es la sorpresa injustificada por mi parte de ver lo que ha hecho el paso del tiempo con la actriz que interpreta a la primera esposa del finado general italiano: Stefania Sandrielli.

https://i1.wp.com/www.tgcom.mediaset.it/bin/457.$plit/C_0_articolo_378134_listatakes_itemTake_2_immaginetake.jpg
Stefania Sandrelli en su papel de primera esposa del General dalla Chiesa

Olvidando que los años no perdonan, ni siquiera a a los ídolos del panteón cinematógráfico, me negaba a reconocer a la Sandrelli en aquella dama madura y “mujer de su casa y su marido” que veía en la pequeña pantalla,
haciendo de esposa del General Dalla Chiesa.

Una dama madura a pesar de conservar algún encanto, no permite que adivinemos en ella jamás aquella lozanía que enloqueció de amor al aristócrata decadente de Ferdinando Cefalù interpretado por el gran Marcelo Mastroiani en Divorcio a la italiana (1961).
https://i0.wp.com/www.italica.rai.it/cinema/film/divorzio/gr1.jpg
https://i1.wp.com/img.allposters.com/6/LRG/12/1259/AC2T000Z.jpg
Stefania Sandrelli en Divorcio a la Italiana

Mirando a la señora del General, y esto también es parte de su condición de buena actriz, a parte del tiempo, nos cuesta trabajo asociarla con la chica ingenua centro de tantas historias, de las cuales, la que recuerdo más nítidamente es la de Delitto d’amore (1974), con una Stefania que simboliza la juventud que desaparece en la flor de la vida, en su rol de joven operaria que muere intoxicada.

https://i0.wp.com/digilander.libero.it/godot61/immagini/delittodamore2.jpg

Extrañamente es ésta una de las películas menos conocida de las que ella trabaja, poco famosa si se le compara con clásicos del tipo de Il conformista (1970) de Bernardo Bertolucci, C’eravamo tanto amati (1974) de Ettore Scola o Novecento (1976) también Bertolucci, entre otras muchas apariciones de la célebre actriz italiana en la pantalla.


Delito de amor por la critica social, no resulta una obra rara en el listado de obras donde aparece la Sandrelli. Aqui se justifica, o explica, diríamos mejor, un tanto la violencia armada en la Italia del momento.

https://i2.wp.com/digilander.libero.it/godot61/immagini/delittodamore.jpg

En ella el protagonista masculino, interpretado por Guiliano Genma, a quien rara vez hemos visto en este tipo de papeles, decide tomarse la justicia por su mano frente al sistema, recordándonos aquella consigna de  “al capitalismo no se le critica, se le dispara“.

De alguna manera explica la violencia como respuesta a una situación de la clase obrera que no es la mejor, es la violencia de la que se nutrieron las brigadas rojas que con tanta efectividad, y sobretodo con numerosas bajas de ambos lados combatió el estado representado en la figura de Carlo Alberto Dalla Chiesa.

Esta serie se suma a otros materiales que revalorizan el terrorismo europeo de los setentas; sin duda alguna explotando la atmósferas antiterrorista desatada por el enfrentamiento norteamericano a ese flagelo que logró golpear al corazón del capitalismo, periódicamente, no en nombre de Marx o Bakunin, un par de ateos indomables, sino en nombre del Corán.

Una reevaluación que si bien no llega a los niveles de penetración psicológica e ideológica de películas como la también intaliana como Buongiorno, notte o la alemana Der Baader Meinhof Komplex, de la que ya he escrito en este sitio.

Trata al revolucionario sino caricaturizarlo, y por supuesto sin santificarlo, en ese sentido el cuadro que se nos ofrece de los militantes de las Brigadas Rojas, de sus motivaciones y métodos operativos resulta, por lo menos creíble.

Tanto como lo sería ese Carlo Alberto Dalla Chiesa, si le endulcoraran un tanto menos, aunque no debe restárcele del todo mérito a la encarnación que hace de el Giancarlo Giannini, actor de mucha escuela, quien parece haberle tomado prestada a Stalin la Apariencia y a Don Corleone, el de El Padrino, el sentido más puro de la familia, pero que a diferencia de estos dos personajes cumple, en la película, una misión difícil, la de defender el estado formalmente democrático de sus enemigos, ideológicos o simplemente delictivos.

Ha sido interesante observar en paralelo la vida familiar de este general, que tiene conflictos con sus hijos, uno es comunista, la otra piensa divorciarse de su marido sin pensar en sus hijos, amado incondicionalmente por sus dos esposas, durante el período que va desde 1974, cuando a Dalla Chiesa se le envía al norte de Italia para luchar contra el terrorismo, hasta el momento en que al General se le designa Prefecto y es trasladado a Sicilia 1982,  para dar una batalla en la que sólo duras 100 días antes de caer en ella.

Dándonos con su muerte un mensaje claro si peligroso es para el estado liberal un grupo armando, que lucha por una ideología, mucho peor es la acción de organizaciones, sin mas ideal que el de lucrar infringiendo la ley, es decir sin otra motivación que la del dinero, el mismo que corroe las defensas de ese mismo estado, que de alguna manera abandona a su suerte Carlo Alberto Dalla Chiesa.

La película al final, si bien puede sabernos a derecha, tiene lo suyo de critica social y reproduce en la democracia la misma condena que ya habíamos visto en la película de Pasquale Squitieri ” Il prefetto di ferro un filme ” de 1977, pasada en Cuba con el título en Español de El Largo Brazo de la Justicia, una obra a la que sin duda alguna algo debe La Muerte de un General.

En aquel filme rodado casualmente en plena efervescencia del terrorismo en Italia, el mismo Giuliano Gemma, quien tiene por compañera de reparto a Claudia Cardinale al incorrutible Cesare Mori, también Prefecto, un personaje que existió en la vida real, había nacido en Pavía, 22 de diciembre de 1871 y murió en Udine, 6 de julio de 1942.

https://i0.wp.com/mnemonia.altervista.org/antimafia/img/mori.jpg

Arriba el verdadero Cesare Mori, abajo, Guiliano Genma interpretándolo

https://i1.wp.com/www.giulianogemma.it/images/gemma12.jpg

Un prefecto que heredó el fascismo del viejo régimen, que había combatido la violencia fascista cuando esta era oposición pero del que Mussolini tuvo que valerse para hacer entrar en cintura la indomesticable Mafia en Sicilia, recibiendo para ella, la Carta Blanca que varias veces vemos solicitar al personaje protagónico de La Muerte de un General.

En el caso de Cesare Mori, su lucha contra la mafia, tanto en la vida real como en la película resulta mucho más efectiva que la del su futuro colega Carlo Alberto Dalla Chiesa, cuyo padre por cierto participó en sus campañas antimafiosas.

Sin embargo a los dos Prefectos les morderá el mismo perro aunque con diferente collar.

La Mafia, aún bajo el totalitarismo fue capaz de penetrar el estado y el partido logrando al final que Mori fuese removido “hacia arriba”y convertido en un impotente senador.

A pesar de ello hay que reconocerle al fascismo, y en buena medida gracias el Prefecto de Hierro -quien si bien olvidado al menos murió en la cama- su capacidad de frenar a la mafia, la misma que colaborará con los aliados en la ocupación de Italia y que se revitalizará con el régimen democrático, la economía de mercado y los problemas sociales de Italia su mejor caldo de cultivo

Fue el tumor que fue enviado a extirpara, Carlo Alberto Dalla Chiesa, el personaje que vemos en la serie decirle a su hijo que el mejor deporte de Roma era el de no contestar sus llamada, pero que sin embargo se sentía comprometido ante las muchas personas honestas de Italia a las que no podía defraudar.

http://www.facebook.com/profile/pic.php?oid=AAAAAQAQI7vHCRDXPBSsucrUv0lSkwAAAApct8aTxTxzdynnJD1iiLaW

El personaje de Carlo Alberto Dalla Chiesa, al igual que el de su antecesor Cesare Mori, se nos antoja como la reencarnación de aquellos primeros romanos que dieron gloria a su ciudad, antes de que esta cayera en decadencia, que creadores de una ética y visión del estado, que rara vez encontramos en los tiempos modernos, o que si la hayamos, la vemos deformada, arrastrada hasta el paroxismo los herederos de los latinos como hombres de estado que fueron los bárbaros germanos.

De algún modo se trata, con figuras como estas de rescatar unas unas raíces a las que el dinero, la corrupción y la delincuencias parecen haber dado muerte, como al General Dalla Chiesa

Anuncios

3 comentarios to “Carlo Alberto dalla Chiesa. El Padrino a la inversa. Comentando “La Muerte de un General””

  1. pedro 23 enero 2015 a 1:48 AM #

    Me gusta ese mundo en el que vive,se lo ha inventado usted solito o ya se lo dieron asi

    • Carlos Manuel Estefanía Aulet 23 enero 2015 a 5:09 AM #

      No creo que mi mundo sea mejor que el suyo, porque es el mismo. En cuanto a “inventarlo”, eso es cosa de Dios. Lo hemos recibido tal y como estaba, y poco podemos hacer para cambiarlo, por mmás que lo intentemos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Falcone: el juez que desafió a la Cosa Nostra « El Hombre de Cuba Nuestra - 10 mayo 2010

    […] La primera serie, que ya he comentado, de 2007, Film Il generale Dalla Chiesa, como su nombre indica giraba entorno a la vida del general Carlo Alberto dalla Chiesa, un especialista en terrorismo que logró someter usando recursos poco ortodoxos dentro de una sociedad democrática, entre otros la creación de cárceles especiales para los acusados de terrorismo. El caso es que su mano dura, si bien no sirvió para salvarle la vida Aldo Moro, fue la causante de golpes demoledores contra las Brigadas, como por ejemplo el rescate de del general norteamericano James Lee Dozier, ofcial de la OTAN a quien los grupos terroristas había logrado secuestrar. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: