Emma Zinsky contra Yoani Sánchez: ¿La Mujer que nunca existió?

22 Feb

Ernesto Lozano Rivero, Pintor cubano, presenta un cuadro homenje a la bloguera Yoani Sanchez durante Conferencia-Taller Juventud y Cultura Cubana II. México, diciembre de 2009. Foto. Carlos Manuel Estefanía

Antecedente cinematográfico

Ronald Neame,  dirigió en 1956 la película inglesa “ The Man Who Never Was“, un drama bélico que nos narra la maniobra de  los aliados para engañar a los  nazis con respecto al sitio donde se invadiría el sur de  Europa.

Para ello,  en abril de 1943,  se hizo pasar el cadáver de un hombre de unos 30 años por el de un Capitán que sería arrastrado por el mar a las costas españolas. El muerto portaba un documento destinado al General Harold Alexander, en el que se hablaba de una  invasión  por Grecia. Los españoles, pese a su “neutralidad”, enviaron la información a Berlin. Gracias al encuentro de este hombre que nunca existió, los alemanes concentraron sus fuerzas en el Peloponeso dejando sin resguardo Sicilia, lugar por el que los aliados emprenden la liberación de Italia.

Una historia similar, a la narrada en la película, pero sin su trascendencia histórica, me parece haber descubierto con la llegada a mi buzón de un e-mail titulado “La Cuba que no conocemos”.

Se trata en el correo digital de un artículo que un amigo, al que no tengo por qué atribuirle malas intenciones, me hace llegar, sin seña alguna de su origen;  la nota viene firmada por Emma Zinsky,  no trae el título, que más tarde he descubierto en la página de Zoe Valdés, rezando así: “Lo que vi en Cuba”.

Mi amigo coincide en muchas cosas de que lo que aquí se dice sobre Yoani Sánchez, amen del tema del negocio de la disidencia que cacarea para buscar una visa y grupos fantasmas que venden los avales y papeles falsos para el programa de refugiados.

El remitente asegura sentir pena por algunas buenas personas en Miami estancadas en el año 1959,  gentes que realmente están soñando por sus desconocimientos y en algunos casos, su ego y protagonismo personal.

Con tal presentación naturalmente se despertó el interés sobre lo que tendría que “informarnos” la susodicha, Emma Zinsky sobre nuestra patria.

Contenido de “Lo que vi en Cuba”

En el texto se presupone que los lectores de “este” blog -no viene la indicación cual- conocen que la autora viajó a Cuba hace poco, con el objetivo de realizar un reportaje sobre la disidencia y los artistas e intelectuales cubanos, que su estancia duró más de quince días, y sin venir de todo al caso se nos ofrecen datos personales de quien supuestamente escribe:  que sus padres son cubanos, y que ella, profundamente se siente de tal nacionalidad, aunque nacida en Francia, que tiene 35 años,  que ha viajado por medio mundo, gracias a sus padres, y su  profesión de periodista, que conoce la pobreza de “América Latina y Centroamérica”, separando América Central de de América Latina, como si la primera no fuese, salvo los enclaves de Belice y la costa atlántica de Nicarágua, parte de la segunda, algo que ya desdice de los conocimientos que sobre la región tiene la supuesta periodista.

Luego nos cuenta  que lo que ve en Cuba no tiene comparación con nada de lo que vio antes, que sólo ha estado dos veces en la patria  de sus padres, por razones periodísticas y que no le interesa un país que no le proporcione a sus hijos el más mínimo sueño de libertad y de vida; pero que como periodista, le interesa investigar ese tipo de fenómeno, y que Cuba no es algo usual, resulta más bien lo inusual.

Nos dice que rechazó el permiso de prensa desde el momento en que comprobó que sería perseguida en cada uno de sus movimientos, que se alojó en casa de unos amigos, ya que aceptar que le albergaran sus familiares podría traerles problemas -como si resultara una atenuante moral que sus amigos fuesen embarcados, en lugar de los familiares- y luego nos informa que:“Un periodista extranjero sabe que puede ser condenado a 20 años de prisión en caso de que lo sorprendan entrevistando a los disidentes o a personas que el régimen califique de traidores“, mezclado dos destinos que rara vez se encuentran, según nos enseña una experiencia de 15 años en la solidaridad con el movimiento democrático; el de los periodistas independientes cubanos, quienes ciertamente sufren castigos de ese tipo, y el de los de reporteros internacionales, quienes por cosas como las que  se mencionan,  en el mejor de los casos se les deporta inmediatamente y en el peor se les arresta no más de una semana antes de la expulsión.

Evidentemente nuestra “periodista” tampoco conoce a profundidad la manera en que funciona la represión de la prensa internacional en Cuba.

Pero el colmo de su ineptitud se da, cuando afirma que le fue imposible entrevistar a los escritores y artistas cuyos nombres llevaba en su agenda; unos por que andaban viajando, los otros no me aportarían más que la versión oficialista del régimen -mejor sería decir que no le importaba entrevistar a los intelectuales orgánicos del sistema, a los que machaca con un apotegma:  “La gran mayoría de artistas y escritores cubanos dentro de la isla actúan como cotorras de la dictadura, repiten lo que la dictadura quiere que se sepa; lamentable“,  nada raro en quienes se someten a un régimen totalitario, como se vio obligada a hacer la mayoría de la intelectualidad francesa bajo la ocupación nazi, en ese sentido los cubanos no son ni peores ni mejores que otros pueblos, aunque el nivel de disidencia pública hoy en día parece superar al que se manifestaba en los buenos tiempos del “socialismo real” del este europeo.

Pero lo más interesante de este texto es lo que se refiere a los blogeros y la contraposición que hace de estos con la rama tradicional de la disidencia:

**Intenté introducirme en el mundo de los blogueros, pero en realidad ese mundo no existe más allá del piso 14 de Yoani Sánchez, imposible dar con los blogueros independientes, que no sean subalternos a Generación Y; todo pasa por ella y lo que vi, una sucursal de la estructura gubernamental, no me animó para reiterar lo que ya tanto se ha dicho en entrevistas a la bloguera nacional, y lo que ella misma ha expresado en su blog. El movimiento contestatario bloguero no existe en Cuba , se limita a mostrar lo que vemos a diario en las calles: Una pobreza espantosa, una manipulación extrema, una desidia infinita. Aunque algunos intenten analizar la situación política, la brevísima distancia entre su propia situación y la realidad, además de la falta de ejercicio de la democracia, no les permite ser enteramente objetivos, no generalizo, sin embargo, el intento al menos es favorable.**

**Los verdaderos resistentes son los opositores que llevan años en la lucha diaria por conseguir –no espacios de libertad- sino la libertad entera. Esa gente sí tiene mucho que decir, muchísimo, y junto con las Damas de Blanco, son los verdaderos protagonistas del enfrentamiento al régimen, un enfrentamiento tenaz y con causa, la libertad de sus familiares, la libertad de Cuba. Y los periodistas independientes, los escritores presos. Lo demás, fuera de eso, es un entretenimiento pernicioso para distraer de lo que realmente importa en Cuba : vivir de manera normal, como la gente aspira a vivir en otros países.**

**Comparar la revolución verde iraní, así como otros movimientos producidos a través de Internet, con lo que sucede en Cuba es totalmente falso. Internet, twitter, y demás gadgets desgajados de la Tela han producido, sobre todo en el caso iraní, violencia, sangre, muertes; lo que no ha ocurrido ni en sueños en Cuba con los protagonistas del fenómeno “blogger”. Los blogueros en Cuba actúan en una especie de “cocoon” o cápsula y las advertencias –si las hubiera- no pasan de eso, advertencias. Ni hablar de los montajes innecesarios, y de la chivatería penetrante.**

Retrato de Yoani Sánchez. Autor Ernesto Lozano.Acrílico sobre Tela.80x80 cm. 2009. Blog se Escribe con Y.

Lo que viene después es lluvia sobre lo mojado, que si la miseria, que si la prostitución, que si la falta de valores, que si los hospitales y escuelas dan grima, que si la falta de ropas y zapatos, que si la gente vive del dinero del exilio -aunque también de las remesa de una emigración cada vez menos politizada, podría agregar-, que si las casa se caen a pedazos, que si las gentes duerme en colchones de hace 50 años con sábanas zurcidas y un largo etc que revitaliza de alguna manera todo lo que Zoe Valdés denunciaba en su, sin duda magnífica, novela de La Nada Cotidiana, 1994.

https://i0.wp.com/www.milenio.com/sites/www2.milenio.com/files/images/la%20nada%20cotidiana.preview.jpg

Son hechos objetivos, que deben ser combatidos por todos los que amamos al pueblo cubano y que no se justifican con los remanentes del embargo norteamericano a la isla. Quizas más tendencioso resulta el retrato de la vida cultural que nos ofrece la “comunicadora”:

**La música cubana se ha rebajado aún más, de la timba –que ya era baja- al perreo, todo es perreo. No estoy hablando de Los Aldeanos que sólo se ven en youtube y hacia afuera, ¿qué cubano de a pie puede acceder a youtube? Ni saben de lo que se les habla. El rock sigue siendo un movimiento contestatario, solapeado, perseguido, aplastado, asesinado. El perreo es la moda, lo último.**

**Me hizo gracia esa polémica sobre los Van Van. Este grupo musical es la prehistoria de la música dentro de la isla, visto como una antigualla; decir que son los mejores músicos de Cuba y los que representan la música de ese país es mentir descaradamente. La juventud se muere por oír artistas extranjeros, principalmente norteamericanos, y por los artistas cubanos que sólo han escuchado en sueños: Willy Chirino sigue estando en el paladar, así como otros, que han ido pasando en el recuerdo, pero que en ellos continúan vibrando, porque los siguen anhelando. Mientras que a ellos les importa poco Los Van Van, ya están cansados de la politiquería de la orquesta, incluso alguno me dijo: “que se vayan a cantar su comunismo a Miami y que nos traigan a Bebo Valdés, a Paquito D’Rivera, a Albita”, resulta curioso cómo los exiliados recientes añoran una música que la gente en Cuba desprecia por repetitiva y machacona de lo mismo, de la papilla que el gobierno les obliga meterse día a día. La mayoría está al tanto del último disco de Lucrecia, y del éxito de Xiomara Laugart interpretando a Celia Cruz. Y se preguntan por qué no se ha producido con Olga Guillot, el mismo fenómeno de Compay Segundo y de la Omara Portuondo.**

Vamos por partes: El perreo, desgraciadamente, no es sólo moda en Cuba,  sino en otros países de América Latina, y por supuesto en el Miami del exilioLos aldeanos no sólo se ven en youtube, sino que tienen un público en la isla que les sigue y que les escucha, no importa que no se les permita presentarse en megaconciertos, como el de Juanes en la Plaza, o que alguna vez se les encaute las computadoras con las que hacen esos  trabajos, que despues se difunden en la isla en otras computadoras, que a diferencia de imagen que de ellas tienen los que subvaloran tales equipos, no hace mucho liberalizados por el régimen,  sirven para más que para usarlos como máquinas de escribir.

Asi mismo hay que decir que el rock ya no es perseguido, como lo fue por ejemplo  en los tiempos infantiles de Zoe Valdés, y en muchos casos lejos de ser un género contestatario, se dedica a cantarles loas a la “revolución”.

Los Van Van, cuya música en lo personal nunca me atrajo, están lejos de ser prehistoria, como se demostró en la cantidad de gente, algunos recien llegados de Cuba, que sin temor a señalarse como supuestos castristas fue a verlos en Miami, ya no digamos los que por miedo a los insultos de Saavedra, Curra y compañía no se atrevieron a acudir.

Y estamos hablando de Miami, si se tratara de cualquier otro país que no sea Estados Unidos, donde el sector intransigente del exilio es minoría, la asistencia de cubanos y nativos a un concierto de los Van Van sería en masa, como ocurre en la gélida Escandinavia cada vez que este grupo musical se llega por aquí.

Y si es verdad que todavía la juventud cubana se muere por oír artistas extranjeros, principalmente norteamericanos, el hambre se irá aplacando en la medida en que se incremente el intercambio cultural de la Isla con los Estados Unidos, un intercambio que es atacado por aquella falange del anticastrismo, con el que de manera más que rara, parece que se identifica esta misteriosa redactora “franco-cubana”.

Y si es verdad que Van Van se ha destacado por sus últimas declaraciones rayanas en la política, muchos más abiertas y directas, aunque en sentido contrario,  han sido las de Bebo Valdés, y Paquito D’Rivera, quienes, según los supuestos testimónios recogidos por la periodista,  deberían ser canjeándolos por los Van Van.

Por otra parte no tenemos por que dudar cuando afirma que la mayoría de los cubanos están al tanto del último disco de Lucrecia, y del éxito de Xiomara Laugart, etc, es lo que se logra cuando se rompe lo que parece ser el objetivo común de los retrancas comunistas y anticomunistas, el aislamiento de nuestro pueblo.

En cuanto a la pregunta de por qué no se logra con  Guillot, el mismo fenómeno de Compay Segundo,  esta resulta un arma  de doble filo, sin querer la autora le da una estocada a esa intransigencia que se ha quedado corta frente al estado empresa cubano, en cuanto al fomento de sus valores artísticos, que frente al régimen  obsesionada con implementar un política anticultural, en lugar de responder con una alternativa en que se fomenten, no sólo los valores de el exilio, ya  consagrado, sino los cientos y cientos de artistas cubanos que huyendo por el mundo del comunismo se pierden para una diáspora poco o nada interesada por sus obras.

Atrás de esto y no sin antes agradecer a la autora de ese blog, la periodista vuelve a la carga contra males reales: el discurso de oficialistas que hablan mal del exilio y de ese capitalismo, pero que viven de este -y volvemos a las verdades sabidas pero no dichas bajo los régimenes totalitarios-, los artistas que regresan con dinero y se olvidan de lo que existe a su alrededor, como hacen los privilegiados de todo el mundo, incluido ese París al que los marginados “metieron en llamas en el 2005”, aunque ello no se justifica en un estado supuestamente socialista.

Por último la periodista declara que los únicos que merecen apoyo son la disidencia, las Damas de Blanco, y los presos, y aún así redunda en la siembra de  dudas:

“El negocio con la policía da asco, incluso, cualquiera puede fabricarse un caso de opositor y negociar con la misma policía que lo detengan unas horas, para empezar a engrosar expediente de disidente, o sea, que hasta los verdaderos disidentes en la actualidad deben enfrentarse a los falsos, a los bichos, que pretenden ocupar sus puestos y salirnos por la pantalla de Internet para, una vez fuera, los incautos, los apreciemos como héroes, y que como inmortales creídos los coloquemos en el pedestal de la gloria, inmerecida, claro”.

Crítica de la fuente

Emma Zinsky, explica en notas al margen del texto que este ha sido coescrito con la autora del blog, entiendo que se refiere a Zoe Valdés, a partir de sus notas de viaje.

Esto por supuesto la libera en cierta medida de responsabilidad por el estilo,  aunque fortalece su imagen como fuente de toda la información “actualizada” que se nos ofrece de la isla.

Y hablando de fuente uno de los principios elementales que debemos seguir todos los que nos dedicamos ya sea al periodismo, ya sea a las ciencias humanas y sociales, ya sea incluso a la política cuando esta se hace con honestidad, es la valoración crítica de esta.

Para empezar hemos intentado comprobar la existencia de Emma Zinsky, primeramente en la red comprobando que la gran mayoría de los enlaces que la mencionan nos conducen al blog de Zoe Valdés. Fuera de esto no hemos encontrado una sola página seria, un periódico más o menos afamando en la que la firma de la supuesta periodista aparezca.

En cambio hemos encontrado un comentario dejado por una lectora -o supuesta lectora- -Juana B. en el blog Apicú Liberal en el que se escribe:

” Emma Zinsky es una borrega silenciosa que hace un tiempo habita el blog de la Valdés mas o menos como el mítico Fantasma habitaba la Opera. De vez en cuando se escucha su voz un ratito y luego desaparece un tiempo para reaparecer transmogrifada cuando le entra el picapica.

Antes era medium y se comunicaba con el mas alla; después se hizo poetisa y ahora es periodista suequehebrea que entra y sale de la Isla como Juana por su casa. Aquí un cuentillo de una previa encarnacion suya, atribuido a ella, según el título, pero curiosamente firmado por la Doña dueña del blog.
http://zoevaldes.net/2009/07/29/cuenta-gazapo-borrego-por-emma-zinsky/

Este comentario, de fuente también cuestionable, tiene en cambio el mérito de incentivar nuestra curiosidad, sobre la existencia o no de la periodista amiga de Zoe.  Para verificar esto; entro en contacto con mis amplias y variadas redes dentro del exilio cubano en Francia y resulta que nadie conoce a una hija de cubano con las caraterísticas que nos ofrece Zoe cuando habla de su colaboradora Zinsky, de la cual, por cierto nunca se  aclara que su nombre fuese un seudónimo. Incluso uno de mis conctactos asegura que Zinsky es una creación total de la  Valdés.

Aquí hay algo más que la palabra de esta fuente, contra la de la escritora.; la falta de pruebas concretas sobre la  existencia de Zinsky. Por otra parte, el análisis de su texto construido con lugares comunes,  enfoque e ideología a parte,  no descubre nada nuevo, ni muestra otro anclaje  con la  realidad,  que el de reproducir lo que cualquiera conoce sin ir a Cuba, o aún peor, lo que cualquiera cree sin investigar a profundidad la realidad de la isla.

Lo anterior me lleva, no la deducción, ni inducción sino a la abducción de que la tal Zinsky no tiene más vida que cualquier personaje, nacido de la fantasía de Zoe Valdés,  en esta caso con la tarea de darle un toque de veracidad a su discurso político, un discurso que, dicho sea de paso, a diferencia de la originalidad que le caracteriza como novelista, apena se aparta del guión del sector intransigente de la comunidad cubana en el exilio, no por gusto se reproduce el texto de la Emma Zinsky, en más de una página de esta orientación.

Para colmo y ya que se ha hablado aquí de las estructuras de poder, reconozcamos que  es este discurso, el que más desprestigia a la oposición cubana, como si sus auténticos autores fuesen,  mas que la intelectualidad anticastristas, los tanques pensantes de la seguridad del estado. No nos extrañemos pues de que también a quienes mandan en Cuba,  le interese la  difusión de artículos como los de Emma Zinsky,  esa especie de Iliana Curra al revés,  es decir de ese personaje grotesco que Zoe también tiene en su blog y que si no fuera por  permanente interactividad digital también la tomaríamos  por un personaje elucubrado por la escritora  de Te di la vida entera y Café Nostalgia.

https://i1.wp.com/www.cubaenelmundo.com/pics/iliana.jpg
Iliana Curra

Solo que que con la Zinsky, ocurre todo lo contrario que con la Curra,  la supuesta periodista,  a simple vista se puede parecernos  real, aunque con un poco de detenimiento descubrimos una  falta  de complejidades, que  marcara el agotamiento creativo de su autor.

Criticar o no a Yoani: esa no es la cuestión

Por otra parte el pecado no subyace en que se critique a Yoani;  toda persona pública debe ser objeto de custionamiento, llamese Yoani o Zoe, sin dejarnos atemorizar a la hora del veredicto,  por la masa de admiradores o detractores que estos tengan. Hay que reconocer que en este aspecto Zoe Valdes, simpre había actuado con dignidad,sin involucrar personajes ficticios en sus criterios.

El mal tampoco está en el uso de la ficción para lograr el objetivo, a la que tantas veces se ha apelado en la historia de la literatura. Si no en vendernos como material un autor que solo existe en el cuento, algo que se está repitiendo mucho en la red, con la aparición de nombres de supuestos periodistas y escritores que dicen estar en la isla, sin que nadie los pueda ver allí, el caso típico, lo tenemos en  el opinador “Oswaldo Yáñez” supuesto Periodista Independiente radicado en  Ciudad de La Habana,  que publica en Misceláneas de Cuba y otros sitios notas que más bien parecen escritas  en la Conchinchina,  que en nuestra isla.

En el caso de Emma Zinsky,  con esa carpeta  para el General Harold Alexander, que nos trae de Cuba, lo mejor habría sido para Zoe utilizarla en  una novela de espionaje -que todo el mundo sepa que lo es-  en la cual narraríase la historia de una sagaz periodista galo-cubana, que  descubre que el movimiento bloguero disidente es manejado por el  estado, que es el que en definitiva se desprende del articulo envidado por mi amigo.

Así la escritora habría contribuido, no sólo a enriquecer nuestra imaginación, sino a cuestionar, sanamente el fenómeno de los blogueros, con independencia de que en la realidad se verificase o no lo que la novela afirma.

Lo que no debe hacerse, por respecto al lector es afirmar la certeza, de lo no comprobado, en este caso la existencia de una periodista que dice viajar a Cuba y confirmar allí lo que desde hace algún tiempo viene sugiriendo los enemigos de la bloguera, entre los que se destaca Zoe Valdés, que parece sentirse eclipsada por una filóloga, que tal vez no haga tan buena escritora, ni resulte tan aguda en sus escritos como ella, pero que ha logrado casi todas sus glorias disintiendo en Cuba.  Si esto se ha conseguido con ayuda o en contra de la policía es algo sobre lo que el surgimiento “virtual” de  Emma Zinsky no aporta la menor claridad.

https://i2.wp.com/estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2008/05/07/1210174603_g_0.jpg

Si esta fuese la razón lo mejor que haría Zoe sería reflexionar en los motivos de su decline, quizás sea este el haberse apartado de sus fuertes, la poesía y la literatura, para  competir en el terreno de los blogs, donde su personalidad prácticamente desaparece, donde incluso su amiga Curra con todas sus “soeces”, nunca mejor dicho entre los pueblos que seamos,  luce más auténtica.

El deber de seguir investigando

De todos modos dejaré sembrado el beneficio de la duda en favor de Emma Zinsky, seguiré investigando su existencia,  incluso en los centros espirituales. Esta noche me reuniré con la sociedad espirita Arthur Conan Doyle, invocaré en mi ayuda las almas de Josep, duque de Otrante de Fouche o la de  François Vidocq.

https://i0.wp.com/www.napoleon-series.org/images/research/cases/fouche1.gif

Josep  Fouche

https://i1.wp.com/www.tby-liber.com/blogfr/wp-content/uploads/2009/02/vidocq1.jpg

François Vidocq.

A ver sin con la asistencia  de  estos genios de la criminalística francesa,  damos con la  Zinsky. A lo mejor, voilà!!!!  han visto a la amiga de Zoe entrar en la Place Denfert-Rochereau y perderse en Catacumbas de Parí o en su defecto cruzar el Pont de l’Alma y desaparecer para siempre en las alcantarillas de la ciudad.

https://i0.wp.com/concurso2008.magazinedigital.com/media/g_385624119.jpg

Si me entero de algo nuevo, ya les contaré, de paso agradeceré cualquier ayuda del lector con la que pueda invalidar la hipotesis de que, parodiando el título de la película,  Emma Zinsky,   no es más que  la mujer que nunca existió.

Anuncios

7 comentarios to “Emma Zinsky contra Yoani Sánchez: ¿La Mujer que nunca existió?”

  1. gana dinero mientras duermes alex 20 marzo 2013 a 3:43 PM #

    Howdy! This is my 1st comment here so I just wanted to give a quick shout out and
    say I really enjoy reading your articles. Can you suggest any other blogs/websites/forums that
    go over the same topics? Thank you!

  2. Arnold Tzarkoff 2 marzo 2010 a 6:53 PM #

    Emma y Zoe son la misma, Zoe y Emma la misma… es un seudonimo que usa la Zoe para hablar mierda de las gentes…

  3. ramon perea 28 febrero 2010 a 12:52 AM #

    Estoy escribirndo este comentario, porque acabo de leer en el blog generacionY, de mi admirada Yoani, y especifico tal cosa, con el honesto fin de que tengan un elemento,digo Yo esencial, a la hora de valorarlo.Salte virtualmente de Generacion Y, donde la comentarista expuso, al resto de los asiduos concurrentes, ¡Miren lo que encontre!, y transcribio el texto completico. Digo con honestidad, que algo, tal ves por viejo(estoy casi en los ochenta) o tal ves por Diablo(porque he hecho mil cosas) me dijo:Aqui hay gato encerrado, francamente pensando en Zoé, y con Ud. acabo de encontrar elementos que YO, con mayuscula, considero muy importantes, le seguire la pista a la blogonauta, y le prometo volver a dejarle un nuevo comentario. Hasta entonces.

  4. Jorge Ybarra 24 febrero 2010 a 1:03 PM #

    Estefania. Me ha encantado este artículo pues es lo mismo que habia pensado de la ciudadana de nombre polaco. No creo que exista y solo se que es una nacista nata, practicando el sologan, “difama que algo queda”. Ahora, la pregunta es quién está escondido bajo ese nombre. No me aventuro a acusar a nadie, el problema es que la envidia que el exito de Yohani ha obtenido, es mucha. Es triste, en vez de atacar al mal, atacan a quien lo hace. ¿Por qué será? Recuerda lo de “divide y vencerás”

  5. Maria 23 febrero 2010 a 6:36 PM #

    Pues sí señor, lo mismo pensé yo cuando lo leí, un engañabobos : con el ideario y la mala uva de Zoé, evitando su chusmería. Y eso que no soy cubana ni tengo mucha idea de si hay disidentes farsantes que se quieren ir para Miami, o de si a los blogueros les paga una mafia u otra.

    Ni siquiera sé quién es esta Curra que aparece como una presidiaria; lo que sé es que a la Zinski la ha liquidado Ud. y ni Sherlock Holmes la encontrará.

    y que sí Zoé sigue así (ya escribió algo posterior, aún peor “De la Secta”, sus enemigos lo tendrán fácil para destruirla.

    Escribí al Abicú Liberal, Jorge Pomar, Colonia, bloguero perspicaz y ,que sin embargo recurrió a Emma Z. para apoyar sus teorías. Me respondió que yo estaba “predispuesta contra Zoé”. No estoy dispuesta a no dejarme embaucar.
    Creo que Ud. la sobrevalora como literata, pero puede que a mí no me guste el “realismo sucio”, a no ser que sea Raymond Carver.
    Un saludo,
    Maria, Sevilla.

  6. E Castellón del Nido 23 febrero 2010 a 2:00 PM #

    lo espurio, el chisme, los viajes imaginaros, la invención de monjas portuguesas, poemas épicos, Homeros-que-son-mujer, literaturas enteras. Todo esto representa el gesto y actividad constitutivos del quehacer que llamamos literatura. La envidia es uno de sus resortes claves. Zoe V. , exhausta como tema, fundida y apagada como escritora, comida por la envidia, se mete en su blog y se reinventa de viaje por esa luna vedada que se ha vuelto Cuba bajo la condena del bloqueo. Me llevó medio minuto entender que la máscara Zinsky clonea el recurso literario coincidente con el origen mismo de las letras: el chisme.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Anticastrismo fantasma? Editorial Cuba Nuestra (www.cubanuestra.eu) 21 de Febrero de 2011 « Cuba Nuestra: Editoriales - 21 febrero 2011

    […] el caso un personaje aparecido en la pagina de Zoe Valdés, la súper corresponsal Emma Zinsky de la que ya hemos dado cuenta y tras cuyos pasos ha venido a aparecer esta nueva periodista, nacida en el mismo sitio y publicada […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: