Hijos del amor y la libertad: Comentando una película sobre la resistencia húngara en 1956

14 Feb

https://i2.wp.com/www.hans-zimmer.com/fr/mv/ngs/ChildrenOfGlory.jpg

No tuvimos que esperar a la caída del comunismo para disfrutar de un buen cine hecho en Hungría, de una cinematografía que nació oficialmente el 30 de abril de 1901 con la premiere de la película ”La danza”;  filmación de un espectáculo del Teatro Urania. Desde entonces sufrió los embates de dos guerras mundiales, una dictaduras fascista y otra comunista, con sus respectivas censuras, la emigración de talentos, y todo lo que puede afectar la creación cinematográfica.

Sin embargo, a pesar de los pesares no se puede escribir la historia del cine mundial sin incluir en ella los aportes de los realizadores húngaros, antes, durante y después del paso del país de éstos por el “comunismo”.

En lo personal y gracias a las magníficas relaciones que existían entre Cuba y Hungría, pude disfrutar durante toda mi infancia y juventud de películas del segundo país, que se apartaban por sus temas, de ese cine doctrinario, “realista socialista”, al que muchos creen se redujo la producción cinematográfica en los países comunistas; un cine el el que había de todo, desde comedias hasta películas de espías y que me permitió conocer numerosos elementos de la historia del pequeño país Euroriental, en particular el período de la dominación turca, algo que sembró una suerte de reticencia frente al islam de la cual, a pesar de que racionalmente lo intento, no he podido curarme del todo hasta nuestros días.

Un cine que nos hizo historias infantiles o de amor, y como quien no quiere la cosa, nos ofreció manera de concebir el socialismo de origen marxista leninista, un tanto menos cuartelario, que el que establecido de Cuba.

No hablemos ya de sus animados, para niños o adultos que como los de “Gustavo”, cuya universalidad superaba a muchos de los materiales similares que por entonces se hacía en el mundo libre.

A esta particularidad del séptimo arte en Hungría debió haber contribuido la relativa decentralización de la industria cinematográfica impulsada por János Kádár en los años sesenta a fin de parecer un tanto más liberal enterrando de esta forma los malos recuerdos dejados por su triste papel durante la intervención soviética de 1956

De ese modo nació una suerte de pacto silente entre el poder y los creadores:l por un lado el gobierno se abstenía de prohibir las producciones nacionales, mientras que del otro, los realizadores trataban de evitar asuntos polémicos, o realizaban su crítica social a niveles alegóricos, utilizando metáforas, que en definitiva resultan fácilmente decodificables por el espectador formado bajo cualquier régimen totalitario.

Es más o menos lo que vemos en Cuba con el ICAIC, institución que según el cantautor Pedro Luis Ferrer, es capaz de hacer una crítica mordaz a la sociedad. Se trata de un acercamiento a la realidad que con los años se ha ido haciendo menos alegórico y cada vez mas directo.

El Caso es que de Hungría nos llegó a Cuba la obra de un István Szabó con su inolvidable Mefisto de 1981, ganadora del Oscar a la Mejor Película Extranjera yen  el Festival de Cannes como mejor guión, Coronel Redl de 1984, ganadora del premio del Jurado en el Festival de Cannes, un director del  que no hace mucho compré y disfrute, -motivado por los estudios que hago sobre nazismo y esoterismo-, sy película, Hanussen; obra de 1988 que aborda, aunque no con toda la profundidad que el un tema requería,  la vida del astrólogo hebreo que enseño a gesticular a Hitler.

Tenemos a Miklós Jancsó, con su obra Los rojos y los blancos, que fue mi primera lección de historia de la revolución rusa, una coproducción soviético-húngara de 1967, en la que se aborda la confraternidad nacida entre de un grupo bolcheviques y voluntarios húngaros durante la guerra civil rusa. La película que terminó siendo prohibida en la URSS, por su tratamiento de la guerra como algo absurdo. Es el autor además de Salmo rojo y Rapsodia húngara.

También de aquel país nos llegó el trabajo de Zoltán Fabri con películas prendidas para siembre a nuestra infancia como Los Chicos de la Calle Paul de (1969). Es el realizador de Los húngaros (1978) filme nominado para el Oscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera.

Y así podríamos mencionar otros consagrados como Zoltán Várkonyi, Márton Keleti, László Kabos y Károly Makk, los que por sus obras y por la críticas se convirtieron a pesar del exotismo de sus nombres, referencias obligatorias para el cinéfilo cubano.

Y me alegra saber que con la separación generada tras la implosión del establishmet comunistas en la Europa de 1989, se hayan recuperado los nexos culturales entre mi país de origen, Cuba, y la tierra de los Magiares, que el ICAIC, respondiendo a iniciativas de la Cinemateca de Cuba y de la Embajada Húngara en la isla  organizara, como solía ocurrir en los viejos tiempos de común pertenencia al CAME,  muestras de Cine Húngaro Contemporáneo, como la que tuvo lugar en la capital de la isla en el 2008, con un programa* de seis producciones donde se incluyó comedias, dramas y óperas primas de jóvenes realizadores, producidas en la etapa postcomunista que va del 2000 al 2007.

Y lo mejor es que tales festivales no se quedan en la capital, como nos lo muestra la última edición del mismo, desarrollado del 11 al 17 de enero, en el cine Camilo Cienfuegos de Santa Clara. Lo que le permitió a nuestros compatriotas del interior disfrutar de películas como Solo sexo y nada más, de la directora Krisztina Goda, La victoria del amor, dirigida por Tamás Sas, Glamour, de Frigyes Gordos; Aire fresco, de Ágnes Kocsis; Hipo, de György Pálfi, así como Un tanto América, de Gábor Herendi.

Para nosotros es fundamental que se reactiven los lazos culturales entre los pueblos de Hungría y Cuba, entre otras cosas por lo importante que es para los dos conocer sus respectivas realidades e historias.

Pero e gustaría que si incluyeran en estos festivales películas un tanto más problemáticas según la visión de la historia moderna en la que fuimos formados, me refiero a un trabajo de 2006 de esa misma Krisztina Goda, que ya conocen nuestros espectadores santaclareños. Se trata de la película titulada originalmente ” Szabadság, szerelem ” (La libertad, el amor).

https://i1.wp.com/www.fragmanist.com/afis/b/children-of-glory.jpg

Se trata de un video que he tomado prestada en la sección Internacional de la Biblioteca de Estocolmo, con un título endilgado en ingles ”Children of Glory” afortunadamente no está doblada al ingles, lo cual me permite disfrutar de una lengua que asocio con mi juventud y que se emparenta con el finladés, como ese mismo pueblo cuyos particulares rostros estudio, para verificar que no resultan ni eslavos, ni germánicos, ni asiáticos y al mismo tiempo, por sus perfiles, por lo rasgados de algunos ojos y el azul de estos parecen ser una mezcla de todos los mencionados.

Y es que los hijos de Atila llevan demasiado tiempo en el corazón de Europa, combatiendo, invadiendo, o siendo invadidos como para no haber sufrido ese mestizaje genético y cultural que al final se expresa en obras de gran universalidad, no importa lo aparentemente local de sus historias.

En este caso los hijos de la historia nos cuenta la historia de un amor entre un campeón de Polo Acuático,  Karcsi Szabó (Iván Fenyö) y la heroina de la obra,  Viki Falkuna (Kata Dobó ), una estudiante destacada durante la revolución de 1956 contra los remanentes del estalinismo.

https://i2.wp.com/www.lahiguera.net/cinemania/actores/kata_dobo/fotos/4325/kata_dobo.jpg

Kata Dobó

https://i2.wp.com/farm3.static.flickr.com/2078/2268002326_d79a4ee223.jpg

Iván Fenyö

https://i1.wp.com/www.sopron.info.hu/wp-photos/2008/03/20080328_fenyo/fenyo.JPG

También es tema de la película la posterior resistencia, casa a casa, de Budapest a la invación de los tanques enviados por Nikita Jruchov para aplastar una reforma que se le escapaba de las manos, nacida de una interpretación demaciado literal de su campaña, iniciada en el XX congreso del PCUS (febrero de 1953) contra el culto a la personalidad. Es en Octubre de ese mismo año cuando tendrá lugar la revolución húngara.

Por cierto el actor  Iván Fenyö se da un aire con el resistente húngaro aparecido en la portada de la revista Time dedicada a la invasión soviética de Hungría en 1956, por un momento pensé que se intentaría integrar esa icono con su personaje, pero no fue así.

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/_DxcPlSrGp8c/RjJendMzWzI/AAAAAAAAAQc/Nz-BDSrEBak/s320/time1956.jpg

Me ha gustado la película, no tanto por la profesionalidad con que se realiza, propia de la vieja escuela de ese buen cine húngaro al que ya estaba acostumbrado, como por lo didáctica que resulta a la hora para dar a conocer a las nuevas generaciones europeas, particularmente superficiales y olvidadizas en lo que al tema del comunismo se refiere, de uno de los acontecimientos más trascendentales de la guerra fría.

https://i0.wp.com/image.hotdog.hu/_data/members3/167/598167/images/egyeb_fotok/szabadsag_szerelem_5.jpg

Se trata de un aspecto de la obra que no me resulta dificil juzgar dado que estuve investigando el hecho histórico no hace mucho, de este estudio que salió un modesto un trabajo audiovisual de relativo éxito en Youtube, una especie de homenaje a Imre Nagy -figura que veremos en la película-, el Marxista y Disidente que encabezó, en 1956, aquel intento abortado de gestar un socialismo mas humano, anticipando el experimento Checoslovaco de 1968 y el iniciado por Gorbachov en 1986, interesante relación numerológica.

La película tiene una mirada sino feminista, dad0 el protagonismo que se le concede a la mujer húngara en la resistencia, al menos femenina, y muestra aquello de ”más tiran un par de tetas …” pues es el deseo juvenil de seducir Karci de Seducir a Viki, lo que lo involucra en una serie de acontecimientos, que estan a punto de dar al traste con su carrera olímpica, todo esto en medio del conflicto entre una madre que, como cualquiera otra, quiere proteger a su hijo del compromiso con la patria y el amor, y un abuelo que impulsa al joven en la lucha por la expulsión de los rusos de su patria.

La historia puede resultar un magnífico gancho para la interesar en el tema a estudiantes de nivel pre e incluso universitario, y no dudaría un segundo en utilizar la película como recurso pedagógico si tuviese que abordar den clases aquellos acontecimientos.

Hay que ver los hechos de manera sistémica y la película nos ayuda una clara alusión al desencadenamiento de las protestas en Polonia, el nacimiento de comités estudiantiles enfrentado a la desinformación oficialista, los cambios sociales y gubernamentales que se van dando dentro del país, a la retirada y regreso de los ocupantes soviéticos, y sobre todo a la resistencia desigual de un pueblo frente a un poder muy superior, como vimos, salvando las distancias de la ciencia ficción,  en Avatar. Solo que el final, en coherencia con la historia no es precisamente feliz.

No falta la crítica a Estados Unidos por no haber acudido en defensa de la resistencia, una crítica que bien podría traducirse en condena a esa Europa Occidental, que no supo, no quiso o temió ser solidaria con la parte del continente bajo la hegemonía soviética.

Una ocupación que pactada por los aliados que vencieron a los alemanes durante la segunda guerra mundial, y por la que pagaron en más de una ocasión los comunistas y demócratas locales. Recordemos que del mismo modo en que la resistencia anticomunista húngara fue traicionada, ya lo había sido el movimiento armado comunista en Grecia, aplastado por los ingleses ante los brazos cruzados de Stalin.

Al final nos damos cuenta de que la historia tiene su propia dinámica y que a veces de nada vale el sacrificio heroico de la juventud, si la libertad está programada para otro momento por la historia.

De lo que si no cabe duda es de que Hungría no pudo ser la misma tras aquella rebelión que tan bien se dibuja esta película.

Es verdad que se restauró el comunismo, pero fue un comunismo suavizado por la existencia del pequeña propiedad privada, el derecho a entrar y salir del país sin grandes inconvenientes, y sobretodo por un standard de vida que hacía la situación de los húngaros envidiable en relación a la sus hermanos “soviéticos” por no hablar de cubanos, chinos, koreanos y vietnamitas.

La película, a su manera, intenta curar el trauma húngaro, lo hace trazando paralelos al inicio y al final entre los acontecimientos políticos y el confrontación en el terreno deportivo entre los polistas acuáticos de la URSS y los de Hungría. Explotando lo que parece haber sido un hecho real, un golpe dado al uno de los deportistas húngaros por un contricante soviético.

https://i1.wp.com/www.moziplussz.hu/kepek/hirek/2005/12/thesun-1956.jpg

El golpe real

https://i2.wp.com/www.moziplussz.hu/kepek/hirek/2006/10/szasze_2.jpg

El golpe en la película

Cinematográficamente el recurso es funciona y resulta válido, quizás, desde la perspectiva de la necesidad de sanación de un pueblo humillado por la historia, pero tengo mis reticencias, sobre la viabilidad ética de transformar unas olimpiadas en un ajuste de cuentas, que más que entre pueblos, fue entre un régimen transnacional y todos los países que bajo una soberanía formal, se le sometieron. Hay que pensar en que los deportistas que allí, en la piscina, se enfrentaban no eran en realidad enemigos, sino victimas por igual de lo mismo, el totalitarismo.

Hecha esta observación espero que algún día los cines de Cuba pasen esta película. La oportunidad no me parece tan lejana, después que se han pasado en Cuba películas de morada critica al “socialismo real” como las alemanas Good Bye, Lenin! y La Vida de los Otros, Sobretodo la segunda, donde se anula cualquier tipo de nostalgia pro el viejo régimen y se trata el espionaje de la intimidad de los alemanes de la RDA, una realidad nada ajena a los cubanos. Claro en esta pelicula el funcionario encargad de la vigilancia termina ganado por el intelectual disidente.

En la película húngara, en cambio, el representante del estado encarnado en un interrogador, nos repugna hasta la saciedad.

De todos modos, y mientras llega el momento del feliz encuentro entre los asistentes a nuestras salas públicas de cine y esta buena película, podríamos ir ganando tiempo haciendo llegar esta película a las bibliotecas independientes o círculos de cine alternativos que organizan los disidentes en la isla. Además de pasarla en los canales televisivos de la Florida cuyos programas de ven en La Habana.

Todos saldremos ganando, los cubanos por cultivarnos, los húngaros por que, admirando su historia y amor por la liberta, los sentiremos como como hermanos.

https://i2.wp.com/www.mfa.gov.hu/kulkepviselet/images/flags/Kuba.jpg

*2008: SEMANA DE CINE HÚNGARO CONTEMPORÁNEO (2000-2007)
Tomada de la página de la Embajada de Hungría en Cuba
SEMANA DE CINE HÚNGARO CONTEMPORÁNEO (2000-2007)

CINEMATECA DE CUBA

Calle 23 No. 1155 Vedado Habana Cuba. Tel. (537) 55-2844 Fax (537) 55-1188 e-mail: cinemateca@icaic.cu programador: espec2@icaic.cu

Miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos [FIAF] y de la Coordinadora Latinoamericana de Archivos de Imágenes en Movimiento [CLAIM].

Cine Riviera, Calle 23 e/ G y H, Vedado

OCTUBRE, 2008

PROGRAMA

CINE RIVIERA

SEMANA DE CINE HÚNGARO CONTEMPORÁNEO (2000-2007)

J 23: 8:30 p.m.: INAUGURACIÓN CON EL FILME GLAMOUR (Invitaciones, estudiantes del ISA y de la Escuela Internacional de Cine y Televisión y Asociados del Proyecto 23)

V 24: 2:00 p.m.: GLAMOUR

5:00 p.m.: UN TANTO AMÉRICA (VALAMI AMERIKA)

8:00 p.m.: AIRE FRESCO (FRISS LEVEGŐ)

S 25: 2:00 p.m.: SÓLO SEXO Y NADA MÁS (CSAK SZEX ÉS MÁS SEMMI)

5:00 p.m.: HIPO (HUKKLE)

8:00 p.m.: LA VICTORIA DEL AMOR (SOS SZERELEM)

D 26: 2:00 p.m.: AIRE FRESCO (FRISS LEVEGŐ)

5:00 p.m.: GLAMOUR

8:00 p.m.: UN TANTO AMÉRICA (VALAMI AMERIKA)

L 27: 2:00 p.m.: LA VICTORIA DEL AMOR (SOS SZERELEM)

5:00 p.m.: SÓLO SEXO Y NADA MÁS (CSAK SZEX ÉS MÁS SEMMI)

8:00 p.m.: HIPO (HUKKLE)

Ma 28: 2:00 p.m.: UN TANTO AMÉRICA (VALAMI AMERIKA)

5:00 p.m.: AIRE FRESCO (FRISS LEVEGŐ)

8:00 p.m.: GLAMOUR

Mi 29: 2:00 p.m.: HIPO (HUKKLE)

5:00 p.m.: LA VICTORIA DEL AMOR (SOS SZERELEM)

8:00 p.m.: SÓLO SEXO Y NADA MÁS (CSAK SZEX ÉS MÁS SEMMI)

GLAMOUR / Frigyes Gödrös (113’) Hungría, 2000 / s.t. españoles / Károly Eperjes, Eszter Ónodi, György Barkó, Jonas Togay, Miklós Láng, Antal Cserna. 35 mm., Colores. Este sobresaliente filme abarca cinco décadas del devenir histórico de Hungría en el siglo XX, en un período que abarca los sucesos más relevantes desde 1918 hasta 1956. Es además y, sobre todo, una bella historia de amor, la del judío Imre y la alemana Gerda. Imprescindible. Premio Especial del Jurado en el Festival de Tróia, Portugal; Gran Premio (ex aequo) de la Semana de Cine Húngaro del 2000; Mejor fotografía en el Festival Madridimagen. Estreno en Cuba.

UN TANTO AMÉRICA / Valami Amerika / Gábor Herendi (115’) Hungría, 2002 / s.t. españoles / Tibor Szervét, Csaba Pindroch, Gyözö Szabó, Eszter Ónodi, Szonja Oroszlán, Ferenc Hujber. DVD, Sonido Estereofónico. Colores. Budapest de hoy. Un productor de cine húngaro, residente en Estados Unidos, se interesa por el guión escrito por un joven autor de video clips y le ofrece la mitad del presupuesto para poner en pie el proyecto. Pero el joven, Tamás, no tiene plata y habla con sus dos hermanos, un ejecutivo donjuanesco y el otro desempleado, para intentar conseguir de cualquier modo la suma, incluso engañando al productor. Ellos desconocen algo muy importante…Agradable comedia con buenas interpretaciones. Estreno en Cuba.

AIRE FRESCO / Friss levegö / Ágnes Kocsis (109’) Hungría, 2006 / s.t. españoles / Júlia Nyakó, Anita Turóczi, Zoltán Kiss, Béla Stubnya. DVD, Sonido Estereofónico. Colores. Viola es aún una hermosa mujer y busca desesperadamente un hombre al que pueda amar. Vive con su hija Ángela, una jovencita con la que apenas tiene comunicación; sólo se reúnen cuando ven juntas una serie de televisión. Ángela estudia diseño de modas y, en realidad, necesita algo diferente. Aire fresco… Un filme seleccionado para la Semana de la Crítica en Cannes ’06; Premio Sándor Simó a la mejor Opera Prima en la Semana de Cine Húngaro del 2006; Gran Premio en el Festival Internacional de Bratislava; premio Golden Iris en el Festival de Cine Europeo de Bruselas. Estreno en Cuba.

SÓLO SEXO Y NADA MÁS / Csak szex és más semmi / Krisztina Goda (97’) Hungría, 2005 / s.t. españoles / Judit Schell, Sándor Csányi, Kata Dobó, Zoltán Rátóti, Réka Pelsöczy, Adél Jordán. DVD, Sonido Estereofónico. Colores. Tras un fracaso amoroso una atractiva dramaturga de 32 años, Dóra, decide quedar embarazada, pero no tiene con quien. Al mismo tiempo reencuentra en los ensayos de la pieza Las Amistades Peligrosas al seductor Tamás, quien conoció a Dóra en una situación extremadamente embarazosa… Notable e imaginativa comedia, con un ajustado guión y adecuadas interpretaciones. Premio de la crítica cinematográfica húngara a Judit Schell como la mejor intérprete femenina del 2005. Estreno en Cuba.

HIPO / Hukkle / György Pálfi (75’) Hungría, 2002 / s.t. españoles / Ferenc Bandi, Józsefné Rácz, József Farkas, Ferenc Nagy. DVD, Sonido Estereofónico. Colores. Vida cotidiana de los habitantes del campo en una zona de la Hungría de hoy día. El hipo de un anciano sirve de enlace a los pequeños detalles que componen el paisaje: los hombres y mujeres, los animales, las plantas. Así, se obvia la dramaturgia tradicional para componer un peculiar retablo donde la magnificencia del trazado de las imágenes cumple un papel relevante. Un original trabajo sin narrador o diálogos, a medio camino entre la ficción, el documental y la experimentación, que recuerda de algún modo a nuestra Suite Habana. Dedicado al director Sándor Simó (1934-2001). Mención especial al mejor nuevo director en el Festival Internacional de San Sebastián; mención especial en el Festival de París; en los premios del cine europeo el realizador György Pálfi fue nombrado “descubrimiento europeo del año”; premio de los críticos húngaros a la mejor fotografía y sonido y muchas otras distinciones. Estreno en Cuba.

LA VICTORIA DEL AMOR / S.O.S. szerelem! / Tamás Sas (96’) Hungría, 2007 / doblada al español / Sándor Csányi, Monika Ullmann, Iván Fenyö, Patricia Kovács, Boglárka Varga. DVD, Sonido Estereofónico. Colores. La compañía automatizada S.O.S. Amor se dedica a la asesoría con éxito de la seducción de mujeres. Su lema es “no existe una mujer que no quiera dejarse seducir, sólo existen hombres incapaces de lograrlo”. Un día a su director, un hombre de unos treinta y tantos años, separado, con una hija pequeña, se le presenta un caso muy difícil: un joven rico, impetuoso y egocéntrico está enamorado de una linda empleada de una guardería y quiere conquistarla a cualquier precio. El protagonista despliega todo el arsenal de su compañía para lograr la seducción… Agradable comedia que mucho satisfará a los espectadores. Estreno en Cuba.

Programación y Notas: Antonio Mazón Robau

Anuncios

Una respuesta to “Hijos del amor y la libertad: Comentando una película sobre la resistencia húngara en 1956”

  1. gustavo carmona 15 febrero 2010 a 1:13 PM #

    Muy interesante y veridico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: