“Sin Fidel” comentado la última obra de Ann Louise Bardach (I)

9 Feb

Ann Louise Bardach, Instituto Cervantes de Estocolmo, Julio de 2008 . Foto: Carlos M. Estefanía

Encuentro en Estocolmo con Ann Louise Bardach

Conocí personalmente a Ann Louise Bardach entre junio y julio de 2008, durante el desarrollo de WALTIC:-El valor de la palabra, un congreso de Escritores y traductores literarios un desarrollado en La Casa del Pueblo de Estocolmo.

Como una de las actividades del evento participaba en un panel dedicado a Cuba, junto a René Vázquez Díaz, su organizador, la periodista, Ana Menéndez, y el sociólogo Rafael Hernández, director de la revista Temas.

Rafael Hernández, director de la revista Temas. Instituto Cervantes de Estocolmo. Foto: Carlos Manuel Estefanía

En el público, no podían faltar los dos polos del tema cubano en Suecia, de un lado la Fundadora de la procastrista asociación Eva Björklund, del otro el fundador del grupo anticastrista Misceláneas de Cuba, Alexis Gainza.

Eva Björklund, fundadora del grupo procrastista Asociación Sueco Cubana, retratando al Panel. Foto. Carlos M. Estefanía

Alexis Gainza, fundador del grupo anticastrista Misceláneas de Cuba, retratando al panel. Foto. Carlos M. Estefanía

Por supuesto, llevando Vázquez Díaz las voz cantante se trató, de que aquello no se transformara en un acto de denuncia contra el régimen de la Habana.

Para no dar espacio a ello, el conductor, en su introducción además de arremeter contra el bloqueo, las acciones terroristas de los cubano americanos y la industria del anticastrismo en Miami quienes recibían financiamiento desde Miami en todo momento de evitar las preguntas abiertas del público, sustituyendo estas por un diálogo cerrado, cuerpo a cuerpo entre los asistentes y los conferencistas al final de la charla y recomendó el libro The Cuba Confidencial, como que nadie sabe más del terrorismo contra Cuba que su autora, Ann Louise Bardach.

Mucho menos incendiario resultó la intervención de Rafael Hernández, donde se aspiró más que el espíritu de confrontación o victimización, la vocación de reconciliación en primer lugar entre Cuba y Los Estados Unidos, quizás después entre los cubanos de uno y otro lado del estrecho de la Florida.

Incluso las intervención de la propia Bardach se apartaba de lo que parecía ser el guión general del panel, el de desacreditar a los anticastristas cuando, sin dejar de referirse a Posada Carriles, encarnación de todo lo malo del exilio, aludía los cambios positivos que se estaban dando dentro del exilio, en particular dentro de la Fundación Nacional Cubano Americana, en cuanto al rechazo de la violencia como solución al tema de Cuba.

En ese sentido la periodista mostró, un conocimiento mucho más profundo y multilateral sobre la realidad del exilio cubano en estos momentos que el que aparenta tener el autor de Bienvenido a Miami, Doctor Leal”.

No sé si sería por las recomendaciones de nuestra amiga común Lisette Bustamante, o por que ese es su carácter, pero debo reconocer que en su trato conmigo, Ann Louise Bardach, se mostró extraordinariamente afable.

Atra cosa fue a la hora de colaborar como colega, prometiéndome desde el inició concederme una entrevista que por una razón u otra nunca se dio, no se si fue una casualidad, tal vez un alerta contra Cuba Nuestra proveniente de Vázquez Díaz, o quizás simplemente que el olfato de periodista le indica lo peligroso que puede resultar para la “víctima” un buen interviú.

Paradójicamente, su compañero de panel Rafael Hernández, quien radica en Cuba, trabaja en un medio público, no tuvo reparos en charlar largo y tendido con este servidor sobre lo humano y lo divino.

Así mismo pude entrevistar Ana Menéndez, quien sin recomendaciones algunas, o quizás gracias a la falta de interferencias de fuerzas oscuras no tuvo inconvenientes a la hora de responderme algunas preguntas.

Sin embargo lo que no me dijo en aquel momento Ann Louise, sobre ella misma y su visión de Cuba , que era lo que más me interesaba lo he podido encontrar en su última obra: Without Fidel: A Death Foretold in Miami, Havana, and Washington (Sin Fidel: Una muerte anunciada en Miami, La Habana, y Washington), Scribner, New York, London, Toronto, Sydney, octubre de 2009, un libro que encontré entre las novedades recibidas por la biblioteca de la Escuela Superior de Södertorn, a las afueras de Estocolmo.

En la solapa de Without Fidel se nos dice de la autora, que desde el año 1992 viene cubriendo la política cubana en Miami, y que es autora, además de The Cuba Confidential, de The Traveler’ s, Literary Companion y coeditora de The Prision Letters of Fidel Castro, así mismo pertenece a la Brookings Institution Cuba Study Project, además de enseñar periodismo global en la Universidad de California en Santa Bárbara.

En el prefacio, firmado por la Bardach  al año exacto de nuestro encuentro, en Julio del 2009, ya se nos adelanta cual será el contenido: la obra se divide en tres partes, la primera dedicada, a historia de Fidel Castro y sus luchas personales hasta llegar definitivamente al sanatorio en que se encuentra, la segunda a la obsesión con el personaje que tienen sus más acérrimos enemigos, en particular, Jorge Mas Canosa, Luis Posada Carrieles y Orlando Bosch, la tercera y última está dedicada a Raúl Castro, a su ideología y particularidades como sustituto de su hermano mayor. Se nos advierte que serán recapitulados momentos de la obra anterior, Cuba Confidential, se comenta la propuesta de Raúl Castro para canjear disidentes y sus familiares por los cinco espías -naturalmente inaceptada tanto por la corte norteamericana como por los propios disidentes en prisión- y se cierra con las palabras del presidente Obama, emitidas el pasado 17 de abril sobre la necesidad de superar décadas de malos entendidos entre Cuba y los Estados Unidos.

Con tales antecedentes era de esperar una buena investigación y tras una lectura rápida reconozco que en muchos sentidos lo es, aunque también tiene sus faltas y trampas como veremos más adelante.

continuará

Anuncios

Una respuesta to ““Sin Fidel” comentado la última obra de Ann Louise Bardach (I)”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Posada Carriles, si no existiera habría que inventarlo. Editorial Cuba Nuestra, 27 de Marzo de 2011 « Cuba Nuestra: Editoriales - 27 marzo 2011

    […] artículo “Sin Fidel” comentado la última obra de Ann Louise Bardach, aparecido en el blog de El Hombre de Cuba Nuestra extraemos el siguiente […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: