En todas partes se cuecen habas. El Centro Multicultural sobre la violencia en Suecia

17 Ene

https://i0.wp.com/www.mkc.botkyrka.se/bild/fittjaofittjagard/MKC.jpg

Centro Multicultural en Fittja

Suecia se vuelve más y más violenta

En los mismos momentos en que redactaba esta nota, tenía lugar, a pocas cuadras de mi casa un violento incidente; del cual se hacen eco los periódicos de la mañana en este lunes,18 de enero de 2010. Según la agencia sueca TT; han habido tres heridos tras un tiroteo en  Fittja, el barrio en que vivo.El hecho se produjo en el interior de un sitio que conozco bien: el Centro de Juventud; situado cerca de la estación de Metro.

https://i0.wp.com/www.sr.se/Diverse/AppData/isidor/images/News_images/83/877019_170_90.jpg
Entrada de la Casa de la Juventud. Foto:  Radio Stockholm

Es una casona azul, moderna, con la que se ha tratado de aplacar, precisamente las inclinaciones violentas de la juventud local, mayoritariamente extranjera.

La instalación cuenta entre otros acondicionamientos  con cafetería, laboratorio de computación, salas de estar y desarrolla infinidad de actividades: como el boxeo, la creación de empresa, charlas variadas etc.

Según el despacho la policía, está buscando en la zona otros posibles implicados en la balacera, considerada como intento de asesinato. Nada se sabe todavía acerca de la identidad de los tres hombres baleados, quienes han sido llevados al Hospital.

http://www.expressen.se/polopoly_fs/1.1848111!slot100slotWide75ArticleFull/3447786819.jpg

Momento en los que uno de los heridos era  llevado al hospital. Foto: Tomas Säljén/Eps

El periodista Erik Nises, en su artículo ”Enmascarados balean a tres” , publicado en el portal digital del periódico Aftonbladet detalla los acontecimientos, y cuenta que dos hombres encapuchados, vestidos de negro irrumpieron en el centro juvenil donde habían cincuenta personas, allí dispararon contra ellas hiriendo a tres.

Los heridos son todos hombres, de 16 años, 19 años de edad, y 30 años de edad. Ninguna de las victimas ha podido reconocer a los autores del atentado y la policía continua intentando averiguar quienes son los enmascarados.

Durante la noche se reunieron Centro de la Juventud un grupo de crisis, compuesto por la iglesia, y los servicios de emergencia social para atender de los jóvenes que presenciaron el tiroteo, termina el redactor de Aftonbladet.

Esto no pasaba antes, o al menos  todos los días, sin embargo en los últimos tiempo observo cada vez mas a menudo, ruputura de vidrieras, actos vandálicos  etc,  en algunos casos inducidos por grupos juveniles radicales que vinenen de afuera, concientes del buen caldo para la violencia que pueden encontrar entre los hijos de inmigrantes.
Lo peor, el atentado contra la vida en una forma que,  presumo no preocupará tanto a la policía. Soy testigo de como este cuerpo ha rechazado dar,  por falta de prioridad dicen, la protección que  extranjeros han buscado de ella, como si sus oficiales compartieran la mentalidad de aquellos políticos cubanos de los años cuarentas, que lavandose las manos,  dejaban a los gánstereres aniquilarse entre ellos.
Y si los motivos de este atentado son racistas, mas dudaré de la operatividad de ese misma policía.
Otra violencia es la que se teme, la que se genera en masa y de manera natural, como un estallido colectivo de protesta social.

Revolución contra la xenofobia: aguardando la otra oleada

En Octubre de 2005 estalló la primera revolución, sin éxito,  contra la xenofobia europea, fue en los suburbios de París, como tantos otros estallidos recogidos por la historia, de la capital francesa, fue la canalla, su actriz inmediata, así la definió el señor Sarkozy, entonces Ministro del Interior cuando la mandó a reprimir.

https://i0.wp.com/3.bp.blogspot.com/_JZj1XR1j6SQ/RlTm2xPhmmI/AAAAAAAAAR8/9C9oVhh1jvY/s400/sarkozy.jpg

https://i1.wp.com/4.bp.blogspot.com/_vEqvq0SqgPg/R0wH4ms3WMI/AAAAAAAABAA/Xqrlq_RoBGE/s400/paris.jpg

Toda Europa tembló, incluida su izquierda, que no atina a resolver los nuevos retos que enfrenta el humanismo. Ocurre que ya no se trata como antaño de arrebatar al capitalista la plusvalía que obtenía del obrero, sino de quebrar el monopolio que el descendiente del segundo ha creado sobre el empleo, creando para proteger esta propiedad colectiva un sistema que la protege tanto o mas que aquel que ponía a buen recaudo los derechos de la burguesía decimonónica sobre los medios de producción.

Es un sistema que hace del inmigrante un esquirol eterno, de sus hijos el nuevo lumpen de nuestro tiempo.

Francia miró a Suecia, pues vio en ella una solución contra la rebelión de lo suburbios, con sus sistemas de asistencia social, que garantiza al ejercito industrial de reserva, condiciones mínimamente decorosas para subsistir al margen de un mercado laboral al que el extranjero es el ultimo en entrar y el primero en salir.

Pero Suecia no cree tanto en ella misma, teme verse convertida algún día en un gran París y trabaja a todo ritmo para disminuir el riesgo de estallidos étnicos. Y se adelanta con proyectos, que si bien no solucionan de una vez el problema que crea el racismo estructural permiten canalizar las energías, a veces negativas que este genera. Proyectos que dan “espacios” a los jóvenes hijos de los que vienen de afuera, espacios que pueden ser tan absurdos como puede ser la promoción de un deporte tan bestial como es el boxeo, imitando lo peor del destino que por décadas tuvo el negro norteamericano.

Sin embargo en otros casos el desencanto se canaliza por vías muchos mas constructivas, como las que ofrece la cultura y las ciencias humanas, creándose espacios donde suecos y extranjeros logran, a nivel discursivo una suerte de comprensión mutua que no se encuentra en la sociedad real, incluso en el modo en que la muy democrática e igualitaria ley sueca es aplicada.

Un ejemplo lo tenemos en la exposición: “La ciudad violenta”, inaugurada el 19 de noviembre de 2009 en El Centro Multicultural, en Fittja, suburbio ubicado al sudoeste de Estocolmo, donde la mayoría de sus población es de origen extranjero.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

La exposición, abierta en la sala de exhibiciones de la institución, que se mantendrá todo el año 2010. Ha sido concebida con trabajos del artista Víctor Marx, quien nos  transmite su modo de vivenciar la violencia e inseguridad de las zonas urbanas. Presentándonos una Suecia que en poco o nada se nos parece a aquella que conciben los europeos del sur, como un remanso de paz ciudadana.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

Y ha sido en este mismo salón, teniendo por contexto la provocadora muestra que se ha desarrollado, el pasado 14 de enero de 2010, un interesante conversatorio, a cargo de los autores de la pieza teatral Förvaret (Repositorio) estrenada el 11 de diciembre de 2009 en el Teatro Municipal de Gotemburgo, ciudad emplazada en la costa occidental de Suecia.

Representante del Centro Multicultural presenta la conferencia

La obra tienen por nombre el lugar a donde son llevados los sin papeles, antes de ser deportando en Suecia.

En la pieza teatral se abordan las relaciones que se establecen entre esas personas injustamente criminalizadas, y los funcionarios que las custodian.

https://i1.wp.com/www.bwanaclub.org/IMG/jpg/forvaretomslag500-2.jpg

La representación sería traducida simultáneamente a varias lenguas, entre las cuales inexplicablemente falta el castellano: Inglés el 14 de enero, persa el 15 de enero, árabe el 20 de enero y kurdo (Sorani) 27 de enero.

Hablando de sus creadores diremos que uno es el filósofo es Aleksander Motturi, supongo de origen rumano  o quizas finlandés, aunque no he podido confirmarlo.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

El otro autor es un poeta que se llama Juan Anyuru, cuya piel enuncia la africanidad de sus ancestros, no así, habla que, al menos para mí; no se diferencia en lo más mínimo de la de cualquier joven sueco, rubio y luterano de su edad.

http://www.expressen.se/polopoly_fs/1.1810262!slot100slotWide75ArticleFull/3447786819.jpg

Los autores de la obra: el Poeta Juan (Johannes) Anyuru y el filósofo es Aleksander Motturi

Aleksander Motturi

Y no es que Motturi, hablase un mal sueco, al contrario, lo domina a la perfección, aunque algo en su fonética denote que no es la lengua del nativo, y eso que adopta, un vicio, al que no acabo de acostumbrarme, pero que resulta muy usual en estas tierras, y del que pecan los mismo; los estudiantes que en filósofos, que hablan con un tono de timidez exagerada, que termina por hacer tanto incoherente lo que se dice. Algo que en el caso de un conferencista afecta extraordinariamente la comunicación con su público.

Tal vez no sea Aleksander Motturi, un buen comunicador, o quizas tenga varios registro, y use dentro de Suecia las estrategias comunicativas que le permiten a un extranjero, y mas aún si es intelectual, lidiar con éxito con las burocracias, que controlan los financiamientos que requieren los proyectos de los que hablábamos el principio.

En este sentido hay que reconocerle éxito a Motturi, quien ha podido sacar adelante, bajo el termino de “Clandestino”, así mismo, en español y seguramente tomándole el título a la canción de Manu Chau.

un festival que se organiza cada año en Gotemburgo, desde 2003, teniendo como motivo fundamental los movimientos migratorios y la diversidad multicultural que caracteriza las zonas urbanas segregadas de la actual a muchos de Europa.

https://i1.wp.com/www.fria.nu/files/bilder/9591.preview.jpg

Aleksander Motturi. Foto: Nicolina Kallis

Se trata de un esfuerzo que va más allá de acentuar la folklorización de los nuevos europeos y trata de desarrollar una visión crítica del multiculturalismo al uso en el viejo continente.

Con el mismo nombre de Clandestino el filósofo impulsa una academia alternativa, auspiciada por red de la Bwana.

Así mismo es autor de dos libros “Filosofía en el corazón de las tinieblas”, que no he leído aun y “Etnotism” (Etnocismo, traduciría yo), que sí he revisado.

https://i1.wp.com/www.bwanaclub.org/IMG/jpg/etnoweb.jpg

En el caso de la segunda obra las ideas se hilvanan con claridad, y nos ayudan a comprender un fenómeno, casi tan peligroso como es el racismo, el menosprecio de los seres humanos por su origen étnico, propio de los racistas de nuevo tipo, y tan malo como ello, la reducción del individuo a la etnia  que pertenece, una visión paternalista que con muy buena fe sostiene el ingeniero multicultural.

En resumen se trata de una obra interesante, que sólo falla cuando se deja arrastrar por el enfoque neocolonial, que acierta recordando que Hitler, no fue el inventor de los campos de concentración, que estos se aplicaron contra los países coloniales, pero que olvida, en virtud de ese mismo enfoque reduccionista, que aún allí no fue lo racial lo que primó siempre, como ocurre con la reconcentración weyleriana en Cuba, cuyas victimas podrían ser llamados en propiedad colonos, y cuyo color, lengua y religión no se diferenciaba mucho de quienes les dejaban morir de hambre en esa especie de limpieza “étnica”, y algo muy parecido pasaba con los campos de concentración ingleses en la guerra anglo-bóer, cuyas victimas eran tan blancos, rubios y protestantes como sus victimarios.

En todo caso la obra nos lleva a repensar el multiculturalismo y descubrir en este lo inesperado, la presencia de nuevas distinciones; distinción discriminatorias cuya palabra clave es precisamente el “etnotism ‘- el sucesor de ese racismo que los nazis desacreditaron y con el que ya no se identifican los partidos populistas de la Europa actual.

Aquí me gustaría traer a colación un interesante estudio, titulado “Slaget om Svenskheten“, que podríamos traducir como “La Batalla por la Suequidad”, editado por la editorial Premis, en Estocolmo en el 2009. Se trata de un libro en el que se analiza la política e ideología de uno de los partidos más exitosos de cuantos conforman la estela de organizaciones xenófobas suecas: ” Sverigedemókraternas” (Sueco demócratas) .

https://i2.wp.com/www.premissforlag.se/getimage/jpeg/090212_11173463874994122a5d6c9.jpg

Al abordar la visión que tiene este partido, sobre los pueblos; los investigadores explican su negativa al hablar de diferentes razas, sino de “culturas”, siendo la “sueca” la que dominaría en Suecia, según los sueco demócratas, las personas deben ser idénticas culturalmente para poder sentir solidaridad entre ellas, las culturas no deben mezclarse pues esto repercute en la degradación de la cultura “superior”. En este sentido el deber del estado nacional es defender la cultura nacional, en tal sentido el estado se convertiría en un protector del la suequidad, tal y como la entienden estos comedidos herederos del viejo nacional socialismo, solo que ahora lo de demócratas suena mejor que lo de socialista.

El punto es que el termino cultura es utilizado de un modo tal que cumple la función que antes cumplía el término raza página 41. Aunque en lo personal se ajusta ante mis ojos a una realidad de la que soy testigo desde mi llegada a este país y que asombraría a muchos, la discriminación que puede ejercer un blanco, de ojos azules, no ya sobre una persona de piel negra, o blanca como suele ser el europeo del sur, español, un italiano o un griego, sino incluso sobre otro rubio de ojos azules como podría ser un finlandes,  un polaco o un ruso, cuya situación ha mejorado con la aparición de otros grupos subordinados.

Johannes Anyuru

https://i2.wp.com/193.235.159.34/foton/wwfoton/lag/Johannes-Anyuru2.jpg

Johannes Anyuru [foto © Mattias Edwall]

Sobre Johannes Anyuru considerado uno de los mas importantes poetas de la Suecia contemporánea, diré que nació en 1979, debutando en 2003 con la colección de poemas “Det är bara gudarna som är nya” (Son solo los dioses los que son nuevos)” donde la Ilíada de Homero es utilizada como telón de fondo para representar los barrios de inmigrantes.

Es autor del prólogo al libro de The Latin Kings textos recogidos, donde se junta los trabajos de uno de los grupos de hip hop mas famosos del país. La segunda colección de poesía, de este autor se titula Omega 2005).

Su tercero y último libro se titula: “Städerna, inuti Hall” (que traduciría como “El salón iterior de la ciudad”) se publicó en 2009, por la editorial Norstedts de Estocolmo y fue la obra con cuya lectura el poeta hubo de deleitar a los presentes en la velada de aquel jueves.

https://i1.wp.com/bilder.panorstedt.se/bilder/omslag/224/13022055_O_1.jpg

John Anyuru ha enseñado escritura creativa en la academia de Clandestino la red de la Bwana. Cerraré esta breve reseña de la obra del artista diciendo que en 2007, tuvo el arrojo de convertirse al Islam, quien sabe si, guiado por  el ejemplo de un gran hombre de su color, Malcon X.

No tengo el menor reparo al contenido de las palabras de estos dos noveles dramaturgos, quienes abordaron la violencia de los suburbios en toda la riqueza de sus causas y expresiones, desde la acción de la policía, hasta los enfoques de los medios;  Anyuru recordó como había visto voltear tanques de basura en los barrios suecos sin que esto fuera interés de la prensa; como si lo es cuando el acto tiene lugar en una zona de extranjeros-, pasando por una segregación que impulsa a los jóvenes a decirle a la sociedad, mediante la violencia: ” Estoy aquí”, según Motturi, haciendo uso de una de las funciones atribuidas por Román Jakobson al lenguaje.

Conclusiones

Ciertamente hubo un momento, en que filósofo al fin Motturi empleó palabras un tanto rebuscadas, generandose por ello, con uno de los asistente un debate innecesario, el que nace de la indefinición semántica y por el que Ludwig Wittgenstein le habría dado un buen tirón de orejas.

Sin embargo la charla-recital poético, que he registrado en su totalidad dejo de espantar al público, lo mantuvo cautivado, y sobretodo comprometido como se vio en el debate que tuvo lugar al cierre, precisamente sobre el tema de la violencia. Me llamó la atención la crítica que intento hacerle a Motturi, quien se declaró partidario del estado de derecho y no defensor de la violencia, una señora de origen sudamericano quien afirmó que en su juventud había utilizado la violencia para combatir una situación social injusta y que hoy haría lo mismo.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

El filosofo se defendió afirmando que se oponía a violencias movidas por falsos motivos, como por ejemplo la empleada para liberar a Irak de Sadam Hussein, y deshacer armas de destrucción masiva que no existían en aquel país. Pienso que podría haber sido más certero criticar la violencia inducida por supuestas vanguardias revolucionarias que al final terminan instaurando los mismos males que decían combatir.

Por lo demás solo me queda invitar a mis lectores de Suecia a los próximos eventos que siguiendo el tema de la violencia tendrá lugar en el Centro Multicultural de Fittja

Hoy domingo , 17 de enero había uno, pero ya no nos da tiempo, se trata de la presentación del libro de Riitta Lundeqvist:”Los pasos de la madre”, en que se aborda la historia de quien al crecer sería su madre, Oili una niña finlandesa que a los cuatro años, en 1942, llegó a Suecia como un niño de la guerra.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

En cambio si podemos planificarnos para el Jueves, , 21 de enero a las18:00, momento en que bajo el título de “Cuando la gente del pueblo se levantó” el escritor Mats Adolfsson, responsable de la serie Svenska uppror (Sublevaciones Suecas).

El escritor hablará sobre algo que todos olvidamos, las numerosas rebeliones que ha sufrido Suecia desde el medioevo hasta los tiempos modernos una charla que sin duda romperá con los prejuicios que muchos tenemos sobre los suecos como un pueblo de hombres sumiso y adocenado de toda la vida.

Ah, y una última cosa, por el momento no se necesita traer armas, ni casco, ni chalecos antibalas.

Exposición: "La ciudad violenta".Centro Multicultural, en Fittja. Foto: Carlos M. Estefanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: