El Obispo recibe a un peregrino cubano de Suecia

28 Dic

El Obispo Auxiliar Agustin A. Román, junto a Carlos M. Estefania,en una oficina de La Ermita de la Caridad El Obispo Agustín A Román recibe a Cuba Nuestra

Soy en lo personal un buscador de la espiritualidad, para encontrarla bebo en las mas diversas fuentes, entre ellas, filosofías y religión, naturalmente del cristianismo, en particular del credo católico, al que, quiéranlo o no, quienes me formaron en el ateismo, me siento ligado, por razones históricas y culturales.

Es por eso que he ido a visitar la Ermita de la Caridad de Miami, y ha querido la providencia que fuese el 25 de diciembre, el mismo día en que convencionalmente, los cristianos celebran el nacimiento, de un ser, que cuanto menos, fue un gran maestro, y revolucionador del mundo.

Aunque los bomberos no gustan de ellas, he traído como ofrenda, una vela amarilla, el color de la Patrona de Cuba, y junto a ella, mi mas preciado tesoro un ejemplar de la ultima edición impresa de Cuba Nuestra, seguro de que si la Virgen de la Caridad, fuese algo mas que un símbolo, o la ilusión de tres pescadores a punto de irse a pique, entonces sabrá valorar el gesto, en definitiva, se trata de un servicio, puro y desinteresado, como el que ella, de acuerdo a los que la veneran, rinde a Cuba y los Cubanos.

Y no nos extrañemos, si ha sido precisamente ella, la que a pesar de las tormentas y la lejanía, a pesar de las traiciones y los enemigos de cualquier calaña, la que ha mantenido con vida, hasta nuestros días, allá en la tierra fría, donde reinan los herejes y nos acosa el pagano, la revista Cuba Nuestra.

Enclavada frente al mar que es el mismo que baña a Cuba se alza la preciosa ermita.

llego durante la misa de la tarde, que oficia el Padre y Rector Oscar F Castañeda, le acompañan otros doa sacerdotes,  uno de los cuales resulta ser el Obispo Auxiliar Emerito, Agustín A Román, fundador del Santuario.

El terminar la ceremonia y ya afuera de sagrado recinto me le acerqué al Obispo, al que una familia envolvía para retratarse con su augusta persona.

Bastó que le dijera, que era un cubano que venia de Suecia para captar su atención, le obsequié una revista Cuba Nuestra y el aceptándola amablemente, me preguntó si los cubanos de Suecia estaban concientes de la importancia del 400 aniversario de la aparición de la Virgen y me invito a una de las oficinas dentro de la ermita diciéndome: ” tengo algo para darte”, lo espere unos minutos en el lugar, y reapareció el sacerdote, trayendo en la mano un calendario del año 2010 editado por la iglesia católica de Cuba, el Libro La Ermita de la Caridad 1967-2007-2007, 40 años de oración y peregrinación, así como la revista Ideal numero 365, en cuya portado aparece una foto del Obispo Eduardo Boza Masvidal (1915-2003).

El Obispo me entrega su material

Allí, en la oficina, hablamos largo y tendido, el Obispo y este viajero, dedicándome el clérigo el tiempo que merecería un hijo prodigo, hablamos de la importancia como foco de hispanidad que tenia la ermita, de su surgimiento, de la revista Cuba Nuestra y del trabajo publicado en esta sobre las relaciones entre la iglesia y el estado por nuestro nuestro redactor German Díaz Guerra, al entregarle esta revista en cuya portada aparece una vieja moneda de cinco centavos, el  sacerdote contó la historia del hombre que se convirtió al catolicismo gracias a una moneda similar, hablamos de su propia conversión y de sus orígenes, entre otros temas que dan lugar para un segundo reportaje.

El sacerdote contó la historia del hombre que se convirtió al catolicismo gracias a una moneda similar

Me pareció haber abusado demasiado del tiempo del sacerdote, y me despedí, sin embargo me equivocaba, Agustín A Román, aun deseaba continuar nuestra charla, y ya fuera de la ermita continuamos hablando, ahora centrándonos en la figura de Félix Varela, del proceso de su canonización y de un milagro que se le atribuía, al patriota.

Allí afuera pude ver la estatua dedicada al presbítero cubano,  y  en una casa de estilo colonial, el salón que lleva su nombre, lugar que sirve de santuario en los inicios.

En la segunda planta de este edificio se encuentra la sala Felix Varela, la misma que puede usted ver en la foto de abajo

otro complejo escultural con efigies de Varela y de Marti, citándoseles cuando escribían sobre la importancia de la religión.

Y lo mas importante, pude ver la hermosa labor de dos hermanos, quienes se cargaban una camioneta de alimentos para los mas necesitados en este día de navidad. Creo que en labores como estas es donde se materialice la enseñanza del nazareno, y creo además en el rol que esta llamado a jugar la Iglesia como factor de reconciliación entre todos los cubanos, como medio para enterrar los odios, los miedos, las violencias y los afanes de venganza, que separan a los cubanos de las dos orillas. Para esta obra suprema, como lo fue aquella de mantener en el destierro la identidad de sus compatriotas, se necesitan hombres de inteligencia, carisma y bondad, al estilo del Padre Agustín A Román.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: