A propósito de un libro que nos cita: Tony Guiteras. Un hombre guapo y otros personajes singulares de la revolución de 1933

23 Dic

[guiteras.jpg]

Los trabajos citados

Fue por el año 1996 que decido escribir una serie de artículos sobre la izquierda no estalinista cubana, de ahí nació una historia seriada de nuestro anarquismo y un articulo dedicado al trotskismo en la isla.

Había pensado trabajar también sobre el Antonio Guiteras, pero lo último se fue posponiendo hasta nuestros días.

Lo hice ajustándole las cuentas a la visión dogmática con que estas vertientes del movimiento obrero criollo me habían sido presentadas durante mis estudios de Filosofía primero y derecho después (carrera que tome por cursos dirigidos pero que nunca llegue a terminar) en la Universidad de La Habana. Un ajuste de cuentas que podía tener lugar precisamente gracias a la información que ideología aparte había recibido durante esos estudios, acerca de estos movimientos que a la larga fueron aplastados por una revolución, tan sectaria en lo interior como universalmente aceptada en lo exterior.

Se trataba pues de darle a conocer a las izquierdas no pro soviéticas del mundo lo que había acontecido con sus olvidados compañeros cubanos, y de paso llegar de alguna manera a mis compatriotas de la isla, ofreciéndoles una visión mas rica de nuestro pasado, y de paso una visión alternativa de lo que puede ser el socialismo.

Los artículos aparecieron originalmente en CubaNuestra, tanto en su versión impresa como digital, y ha sido reproducidos hasta la saciedad en otros sitios de la red, en algunos escamoteando el nombre de su autor y ofreciéndose como cursos digitales, anonimos.

Por eso aprecio el gesto que ha tenido el autor Paco Ignacio Taibo II, al incluir la referencia completa a mis trabajos sobre el anarquismo y el trotskismo cubanos en su libro Tony Guiteras, Un hombre Guapo (La Habana, 2009).

https://i0.wp.com/www.granma.cubasi.cu/2008/01/10/nacional/antonio_guiteras.jpg

Guiteras

De mas está decir la mezcla de incredulidad y satisfacción con que recibí la noticia de que en la última Feria del libro de la Habana, la 18, se estuviera vendiendo, un libro en el que se me citaba dentro de su bibliografia, un trabajo donde he descubierto al menos en dos ocasiones transcripciones de mis notas, y que para colmo la obra hubiera sido publicada por una editora nacional, Editorial de Ciencias Sociales, auque tambien fue publicado por Planeta

https://i0.wp.com/img2.libreriauniversitaria.it/BUS/300/040/9786077000402.jpg

The image “https://i1.wp.com/www.cubaheadlines.com/files/cubaheadlines.com/imagenes/pacoignaciotaibo.jpg” cannot be displayed, because it contains errors. Paco Ignacio Taibo

Nuevas condiciones para historiar en Cuba

No es un hecho casual, con la desaparición, primero y olvido despues de la URSS, asi como el envejecimiento de los cuadros cubanos formado por esta, se esta dando en Cuba, las condiciones para una relectura de lo que fue la experiencia del socialismo soviético del que la misma isla tomo parte, se organizan seminarios donde se lee y habla de Trotsky, sin satanizar su figura, como era la norma dentro del marxismo leninismo oficial, mientras que por otro lado los Jóvenes de la Brigada Hermanos Saiz, organizan seminarios en los que se lee al anarquista ruso Kropotkin.

No es que esta tendencia heterodoxa no hubiera existido desde los momentos iniciales de la revolución, sino que había sido arrinconada, a veces aplastada o exiliada, otras veces marginada, dentro de pequeñas publicaciones o discretos centros de Estudios.

Ahora, no sin cierto oportunismo por parte del poder, se hecha mano a ellas, como una forma de enriquecer un discurso que amen de legitimador del estado de cosas, encierra algunos inconvenientes críticos, sobre sus orígenes, por ejemplo sobre el papel jugado por el viejo comunismo cubano, el oficial en la época republicana, como grupo sectario, mas interesado en seguir las instrucciones moscovitas que coadyuvar a un autentico proceso revolucionario en la isla. De alguna manera la obra de Taibo II contribuye a esta visión.

Con este nuevo enfoque autorizado estamos en precedía de un libro de gran ayuda, aunque con limitaciones, para conocer la cadena de acontecimientos políticos que van desde los inicios de la revolución antimachadista, principios de los 30, a la caída de Antonio Guiteras en el Morrillo, el 8 de Mayo de 1935, cuando intentaba salir de la isla con un grupo de 12 compañeros.

The image “https://i2.wp.com/www.tvyumuri.icrt.cu/tvimages/tvyumuri/especiales/morrillo.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

El Morrillo, antigua fortaleza colonial, en Matanzas.

https://i1.wp.com/www.bohemia.cu/2005/04/04/SUMARIOS/HISTORIA/guiteras5.jpg

El libro en si

Sin duda algunas el libro, aunque muy bien narrado esta escrito desde el culto a la violencia revolucionaria, y como en todo culto, por momentos la objetividad concede a la ideología.

Sin embargo esto no le resta mérito como auténtico catálogo de hechos olvidados por el cubano de a pie, imprescindible para comprender la mentalidad un tanto belicosa, intransigentes de la generación que nació y estuvo marcada por la revolución del 33. Una generación que dentro y fuera de Cuba sigue marcando los causes de la confrontación política.

Me refiero a una generación marcada por la degeneración del modelo democrático liberal en manos del Mocho Machado, por las acciones de sus esbirros, por las reacciones como los alzamientos y expediciones conque esta fue respondida, por no hablar de las acciones terroristas o de guerrilla urbana emprendidas por el ABC, y luego, tras la caída del gobierno, las formas de justicia popular que mas que dignificar aterran y enlodan nuestra memoria histórica.

Caída del gobierno de Gerardo Machado (1925-1933) from Memoria de Cuba on Vimeo.

El libro sin proponérselo descubre nítidamente como la revolución del 33, como todas las que le preceden y suceden termino devorando sus hijos, que la caída de Machado no fue sino el preludio para nuevas masacres entre cubanos, tales como la que se gesto tras la toma y asedio del Hotel Nacional.

https://i1.wp.com/www.caballerosandantes.net/public_images/Cuba/Hotel%20Nacional.jpg
Hotel Nacional

o peor aun durante la mini Guerra que vivieron los Habaneros entre el 7 y el 9 de noviembre de 1933, y que culmina con la masacre de los Abecedarios y militares amotinados que habían ocupado el Castillo de Atarés.

https://i1.wp.com/www.fortification.ru/uploads/havanna_1.jpg

Castillo de Atarés

Sin duda alguna el autor ha estudiado a conciencia las principales figures y acontecimiento de este periodo: El rol mediatizador del embajador Sumner Welles, la conspiración de los sargentos del 4 de septiembre, la pentarquía, los intentos de crear soviets tropicales, el ascenso, gestión y caída del gobierno revolucionario de los 100 días, el nacimiento del Partido Revolucionario Cubano, y de los grupos de acción armada creados por Guiteras TNT y la Joven Cuba,

The image “https://i1.wp.com/www.bohemia.cu/2009/06/02/historia/3.carnet-Joven-Cuba.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

el triunvirato conformado por el embajador norteamericano, Cafery, Batista como jefe del ejercito y Mendieta como presidente, los acontecimientos de Realengo 18 etc.

En cuanto a los nombres que se destacan con insistencia en la obra, a demás de los ya mencionados tenemos los de Rubén Martínez Villena, el poeta comunista enemistado e incomprendido al final de su corta vida por los delegados de la tercera Internacional, el periodistas Pablo de la Torriente Brau, muchos de cuyos reportajes son citados en la obra y que además de darnos un cuadro bastante amplio de la conflictividad social del momento, nos ofrece una visión critica desde la izquierda del accionar de Guiteras, por ejemplo, la falta de apoyo de su grupo, siendo el mas radical, a la huelga de marzo de 1935, Carlos Aponte, el comunista venezolano caído junto a Guiteras, alguien que, por mas que se los edulcore en la obra, no deja de presentársenos como un psicópata, amante enfermizo de una violencia que justifica con su ideología.

https://i0.wp.com/3.bp.blogspot.com/_QWpI040qS-k/SgQX5_TZC6I/AAAAAAAAB00/C3LEizkyslA/s320/carlos+aponte.jpg

Carlos Aponte

Merito de este libro es sin duda el rescate del trotskismo cubano, ello a pesar de que al referirse al asesinato de su líder Sandalio Junco, por los comunistas, aluda el hecho con una vaga explicación, como un tiroteo, acontecido en 1942 en el ayuntamiento de Santi Espíritu y que según el aturo, aunque algunos testimonios acusan a los comunistas la autoria de estos no ha sido verificada históricamente, quizás mejor seria decir no ha sido reconocida por ellos, la pista se la doy aquí, que investigue la vida de Armando Acosta quien encabezaba la pandilla de pistoleros del partido que irrumpieron en el salón disparando contra el panel, sobre todo que verifique si no fue dentro de la pandilla Isidro Pérez, quien disparó a boca de jarro contra Sandalio Junco, en un operativo que terminó en riña tumultuaria, con tres muertos y varios heridos.

Estamos hablando del periodo en que el sargento taquígrafo Fulgencio Batista fue presidente de Cuba, algo a lo que se ayude en el epilogo de este libro, sin mencionar la participación que tuvo en dicho gobierno el partido comunista, los mismo comunistas que tanto atacaron a Guiteras. Un Guiteras que en la visión que se nos da aquí, siempre estuvo dispuesto a pactar con ellos, ofreciéndoles cargos y alianzas. Habría que investigar si siempre fue así.

The image “https://i0.wp.com/www.bohemia.cu/2009/06/02/historia/5.Guiteras-Delia-Echevarria.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

Guiteras junto a una de sus mujeres y miembro de la Joven Cuba, Delia Echevarría

El problema es que la colaboración del comunismo cubano con batista sigue siendo un tema tabú en Cuba, no lo es en cambio la degeneración que sufrió la Joven Cuba tras la caída de su fundador, el surgimiento de dos comités centrales y el ajuste de cuentas entre compañeros, algo muy usual por cierto en todos los movimientos armados que inspirados en la revolución cubana de 1959 han ensangrentado nuestra América.

En cierto sentido Guiteras es culpable de lo ocurrido, no solo por el rol de su personalidad en el funcionamiento de la organización armada, sino por haber permitido a conciencia, la entrada de hombres sin principios en ella. Nada nuevo en la historia de Cuba si recodamos que Marti le dio el visto bueno a la incorporación de bandoleros al ejercito independentista, bajo las suposición de que la revolución los reivindicaría, por lo visto no ocurrió así.

De todos modos hay que darle la razón al biógrafo mexicano de guiteras, cuando al final del libro denuncia los alardes dialécticos realizados por los historiadores oficiales para explicar lo inexplicable, las profundas diferencias que entre 1933 y 1935 tuvieron los seguidores de Stalin y los de Guiteras en Cuba, así como las afinidades entre anarquistas, trotskistas y guiteristas. Por cierto a Stalin solo se le cita como inspirador de Guiteras en el plano de asalta bancos.

Paco Ignacio TaiboII considera en cambio a Fernando Martínez Heredia, ya se sabe, el de la revista Pensamiento Critico, y a Rafael Soler, como productores de una visión que no elude la critica antiestalinista, o en otras palabras, que al fin se permite en Cuba hacer leña del árbol caído.

https://i0.wp.com/2.bp.blogspot.com/_re69Co6w0_k/RdvRpVWLZDI/AAAAAAAAAAw/5Gr_IHuxmyY/s320/Un+joven+Stalin.jpg
El Joven Stalin asaltaba Bancos para recaudar fondos para el partido. Algo similar hacen los de de la Joven Cuba usando el secuestro.

Conclusiones

Si el lector es un amante de las historias de acción quedara encantado con este libro cargado de ametrallamientos, ajustes de cuentas, y torturas, que tienen en su favor el hecho de no haber surgido de lamente calenturienta de un guionista hollywoodense de la trágica historia de una republica, que no acaban de pintarnos en toda su extensión, ni los medios controlados por el partido comunista, no los del exilio.

Si se trata de una persona con ideas radicales de izquierda quedara fascinado por un personaje, que al final del libro se intenta comparar con Guevara, pero que sin dudas supera a este por su independencia, capacidad de liderazgo y creatividad subversiva, amen de dificultades para la acción como son la cojera y un el estrabismo.

Si se trata de un hombre que ha dejado ese estadio infantil de disfrute morboso de la violencia o culto al buen revolucionario, repensara con espanto la capacidad que han tenido los cubanos para hacerse daño, de torturarse o matarse de la manera mas cruel unos a los otros, en función de ideales que nunca llegan a materializarse, no importa la sangre que dejen por el camino.

The image “https://i1.wp.com/www.latinamericanstudies.org/batista/batista18.gif” cannot be displayed, because it contains errors.

Guiteras, Batista y Grau sentados en primera fila

Mas concretamente analizaremos la conformación de ese extraño par que conforman Guiteras y Batista, uno espartano frente a lo material, el otro ambicioso hasta los tuétanos, el primero combatiendo a todos por igual, incapaz de transacciones y pactos, el segundo aliándose indistintamente con norteamericanos o comunistas, si de ello dependen mantenerse en el poder, ambos implacables con sus enemigos, y al final odiados por la oligarquía, aunque por diferentes razones y además, aunque en Batista se olvide, promotores de reformas sociales y laborales que hicieron de Cuba uno de los países mas avanzados del continente en ese terreno, dos hombres que en su identidad y lucha, recuerdan la oposición entre un Trotsky ideológico y un Stalin pragmático.

Unidos bajo la egida de Grau fueron capaces de triunfar, al menos en la implacable represión de sus enemigos, enemistados perdieron, Guiteras, la vida, Batista al final el poder, cuando no fue capaz de enfrentar un puñado de alzador y guerrilleros urbanos, con la misma fiereza y efectividad conque en conjunción con Guiteras, dio cuenta de sus enemigos militares y del ABC.

Por último, queda una queja de este comentarista desagradecido a los editores, resulta imperdonable que habiendo tanto material grafico de este periodo, se ha las descripciones, sin lugar a dudas ingeniosas, que hace el autor de ellas, la responsabilidad de representarlas en lamente del lector. Espero que en próximas ediciones de Guiteras, Un Hombre Guapo se subsane esta deficiencia incluyendo dichas fotografías en el libro, recordando el Viejo adagio de que una imagen dice mas que mil palabras.

https://i0.wp.com/www.cubaliteraria.cu/revista/laletradelescriba/n76/images/ilust-6.gif

Ya habíamos publicado esta nota, cuando Cubadebate decidió darle al libro la importancia que merecía, reproduciendo para ello dos notas en las que se le hace referencia. A pesar del caracter oficialista de dicho portal nos parecen trabajos interesantes en relación a Guiteras. Para consultarlos el lector sólo tiene que pinchar abajo:

Taibo II, Cuba y Guiteras (31-12-09)

Martínez Heredia, Guiteras y el socialismo cubano (07-01-10)

Anuncios

4 comentarios to “A propósito de un libro que nos cita: Tony Guiteras. Un hombre guapo y otros personajes singulares de la revolución de 1933”

  1. web site 19 marzo 2013 a 10:38 PM #

    Your lifestyleSome masses on Cancer Risks and
    Children’s Health.” Now since, virtually mass use their Sim So Dep as their elemental means of telephone communication, eliminating the electrify course mayhap Focal point on, perhaps a honey letter of the alphabet or regular safekeeping adult photos. So, Patronise now the Harvard centre of risk of infection analysis, 6% of traffic accidents Countrywide are the solution of sim so dep use.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guitera, Batista y Grau: imagen que se le escapó a Cuba información « El Hombre de Cuba Nuestra - 4 enero 2011

    […] Y lo más interesante, junto a Batista, vemos, una figura joven, que nos recuerda a Antonio Guiteras, el revolucionario al que no hace poco se le dedicó un libro de Paco Ignacio Taibó presentado en la feria de La Habana y del que también hemos escrito en este portal. […]

  2. Sobre Reformas contradproducentes, feminismo y pistolerismo: Comentando CNT 365 « El Hombre de Cuba Nuestra - 15 abril 2010

    […] Al evento asistió Paco Ignacio Taibo II un escritor mexicano que gusta de escribir historiar de revolucionarios de armas tomar, como lo demuestran sus biografias, una de las cuales, dedicada a Antonio Guiteras, ya he reseñado en esta página. […]

  3. La adulonería como arma contra la oposición: Comentando La Primavera de Cuba número 17, año 3 Diciembre de 2009 « El Hombre de Cuba Nuestra - 3 enero 2010

    […] de Estalin contra el trostkismo, en particular verificar lo que adelanta, Paco Ignacio Taibo en su biografía de Guiteras , que ya he comentado, sobre el papel, no verificado,  de los comunistas cubanos en el asesinato de un Trotsky criollo y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: