Diálogo Intercultural y Minorías: Comentando un coloquio celebrado en Estocolmo (III)

5 Nov

culturas 015

Estocolmo, 30 de octubre de 2009. Sala de Conferencia del Museo de Culturas Mediterráneas, público asistente, dentro de él algunos panelistas, al coloquio internacional "Diálogo Cultural y Minorías". Fito. Carlos M. Estefanía

Buena parte de la riqueza del evento radicó en la posibilidad de compartir ideas con los panelistas y de transmitirles nuestras observaciones a sus palabras,  de las cuales law sá lláh,.podrán sacar algún partido, por ejemplo al agradecerle al profesor Emilio González Ferrin su conferencia sobre la importancia de Averroes para la cultura moderna europea, le comenté que había conocido aquella figura hacía poco más de 20 años por una biografía en ruso comprada en Moscú, con lo que quedaba el interés que entonces existía en la ya desaparecida Unión Soviética por ese pensador, nada de extrañar si tenemos en cuenta que muchos de los territorios que integraban había sido previamente islamizados y de alguna manera hacían suyos al pesador.

De igual modo encontré un paralelo en Suecia y a si se lo transmitía en su conferencia la Doctora Planet,  sobre las consecuencia del respaldo que da el Estado Español al las diferentes congregaciones, tal y como lo estipula la Constitución española, en el caso del apoyo a las organizaciones musulmanas contribuye a mantener a sus miembros segregados en tanto conserva y fortalece una identidad que no tiene que ver con la que se considera la Española, supongo que esa pude ser la explicación  del respaldo y subsidio que da el Estado Sueco a las organizaciones de inmigrantes o al aprendizaje de la lengua materna.

culturas 013

En su conferencia la Doctora Planet explicó como el apoyo a las congregaciones religiosas garantizado por la Constitución puede servir para fortalecer el aislamineto y la no integración delos ciudadanos islámicos. Foto. Carlos M. Estefanía

En una de sus intervenciones la profesora Mona Abousenna recordó que estábamos tratando con el medio oriente de la zona donde nacieron tres religiones madres del fundamentalismo actual,  el Judaísmo, el Cristianismo y el Islamismo, en el evento del alguna manera estaban presente las perspectivas cristianas e islámicas mediatizadas por la academia, pero faltaba la hebrea, que si estuvo presente, de algún modo en el evento anterior,. creo pues que para completar este diálogo debió dársele participación a alguna institución procedente de Israel, el otro tema discutible es el de la lengua oficial.

Un elemento que me parece interesante comentar es el tema del lenguaje y la paradoja que significa el uso del inglés en un encuentro de este tipo. Por supuesto que estamos acostumbrados,  sobretodo cuando se trata de ciencias sociales abordadas en un foro internacional, que esta sea la lengua de uso, sin embargo yo no la recomendaría para próximas ediciones, en primer lugar porque se nota una gran diferencia en su uso por parte de los distintos implicados lo cual crea una disparidad en la llegada de los mensajes, se trata no de una reunión de filólogos, lingüistas y especialistas en lengua inglesa sino de estudiosos en otros campos a los que no siempre se les puede pedir la misma aplicación en la lengua de Shakespeare, sobretodo tratándose de personas que, a diferencia de los pueblos que manejan lenguas pequeñas, como el sueco por ejemplo, están habituados a desarrollarse en leguas que fueron imperiales, como el español o el árabe, o de gran prestigio como el griego.

Si a esto sumamos que buena parte de los conflictos a los que hoy nos enfrentamos tienen su causa en la política colonial de Inglaterra y la manera arbitraria en que dejo estructurada sus antiguas colonias, muchas de ellas usurpadas a Turquía tras la primera guerra mundial. Convendremos en que resulta una paradoja el uso del ingles en tal contexto. Mejor sería haber creado un buen servicio de traducción simultanea entre los idiomas que por los orígenes de los asistentes, predominaban, a saber el árabe, el español, el turco y el sueco.

El problema se hizo evidente cuando en el coloquio que sucedió al último panel participaron del público dos Imanes radicados en Suecia.

El primero fue Hassen Moussa, quien lanzó un largo discurso árabe, que apenas pudo ser traducido, y por lo tanto no todos los asistentes comprendieron.

culturas 019

El Iman Hassen Moussa rompió con la etiqueta de hablar en inglés, dando un largo discurso en árabe que no todos comprendieron. Sentado a su lado el filósofo español, radicado en Suecia, José Luis Ramírez, de quien hablamos al final de este trabajo. Foto: Carlos M. Estefanía

Lo mismo hizo su colega,  Moshen Hosni, que pertenece a la directiva del Centro Europeo para el desarrollo del Entendimiento (ECU) quien prefirió hacer otro tanto pero en Frances (lengua colonial como el ingles, pero mediterránea).

culturas 020

Moshen Hosni, de la directiva del Centro Europeo para el desarrollo del Entendimiento, habló en Francés. Fotos. Carlos M. Estefanía

Del primero apenas supimos su agradecimiento a Suecia y su vocación de compartir los mismos valores seculares del país, algo a lo que la doctora  Abousenna respondió (primero en árabe y luego inglés) irónicamente diciendo que era una lástima que no hubiesen en el mundo musulmán muchas personas como el, defensores de la secularización.

Del segundo lo que pudimos conocer era de su llamado a la acción en lugar de las palabras con respecto a la creación de un ambiente más tolerante con los musulmanes en Europa.

A manera de conclusión

Y fue por un comentario un comentario sobre la palabra “acción” que entre en comunicación con otro de los asistentes al público;  el filosofo José Luis Ramírez (Madrid 1935), una persona que había visto en varios eventos similares y del que por casualidad había comprado un libro la pasada semana “Om meningen nedkomst“, un estudio de la antropología tropológica sobre el nacimiento del sentido.

Ramírez comentó que había escrito precisamente una tesis sobre la Acción a partir de Arístóteles, ese mismo filosofo que comentara Averroes, intentanto unificar razón y religión, para estupor de los fundamentalistas cristianos y musulmanes.

Ya traía estudios de Filosofía realizados en  Madrid, en Bonn  cuando José L Ramírez se trasladó a Suecia en 1962. Aquí los continuará junto a los de idiomas en la Universidad en Uppsala y 1962-1965 en Estocolmo 1965-67 , después de trabajar como Editor de la Radio Sueca , Investigador en la Biblioteca del Archivo del Movimiento Trabajo en Estocolmo, como Presidente de la comisión de Planificación de la Fundación para la Vivienda, entre otros lugares. Terminará como  Profesor  Adjunto de Ciencias Humanas de la teoría de la acción en la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas,  por todo ello merecería un reportaje aparte.

Lo que si me parece interesante comentar es un documento que me hizo llegar tras despedirnos y que lleva por título algo que se queda confirmado en el seminario que comentamos, que:  Las raíces europeas también son árabes, un manifiesto escrito por Ramírez para el proyecto al-Andalus, Se trata de un documento publicado el 22 de febrero de 2006, pero que a mi entender no sólo mantiene su vigencia, sino que bien podría haber sido repartido entre los asistentes del evento, tal es su pertinencia.

José Luis Ramírez explica en este manifiesto que como la cultura árabe contribuyó a que la Europa cristiana superara la oscura Edad Media.  Recuerda que Europa ha sido durante muchos siglos un crisol de tres culturas: judía, musulmana y cristiana, la última de las cuales pueden ser considerada como una mezcla de cristianismo original con el pensamiento griego, y que durante años ha querido mantenerse separada de la cultura judía y musulmana, algo que el filósofo califica de lobotomía histórica.

Que los Judíos en su diáspora hayan contribuido al desarrollo de la ciencia y el humanismo es algo indiscutible. Destaca el pensador, subrayando la gran capacidad para adaptarse a la cultura europea y tomar parte en ella, incluso a pesar de que los cristianos a menudo han arrojado sospechas sobre su presencia y creado las instituciones  como la Inquisición para protegerse contra “el riesgo de infección”.

Lo contrario ha ocurrido con la cultura y la religión musulmana, dice el manifiesto, recordando la expulsión de los musulmanes echados de España y el sur de Italia,  las Cruzadas y la guerra contra Turquía, creándose con esto una dualidad aparente que se mantiene hasta nuestros días

Para desarmar la mentira histórica de la dualidad de la cultura mediterránea Ramírez recuerda la existencia en Europa, de un país que mantuve una cultura musulmana durante casi 800 años, los musulmanes le llamaron al-Andalus y Sefarad los Judíos.

Para el autor la captura  por la vía armada de España  en el siglo VII por un imperio musulmán en expansión es un mito, pues no se puede conquistar un país entero, desde Gibraltar hasta el sur de los Pirineos, en tres meses, ni se explica que los cristianos emplearan 700 años para recuperar algo que tan fácilmente habían  perdido.

En el alegato se recuerda el florecimiento de la cultura islámica en España, donde  ya existía una colonia judía y como Córdoba, una ciudad de 500.000 habitantes y capital del Califato, llegó a convertirse en el Centro cultural de Europa , estableciéndose allí y no Bolonia los centros de formación más importantes del continente. Y fue en la convivencia de la cultura musulmana, judía cristiana allí establecidas lo que permitió un desarrollo que al final trajo el Renacimiento y la Ilustración.

Para entender esto José Luis Ramírez nos recuerda que fueron los intelectuales musulmanes (científicos, filósofos, abogados) quienes guardaron y rescataron lo más importantes del patrimonio cultural griego a raíz de la caída del Imperio Romano, que la astronomía, matemáticas, la ciencia y la filosofía, que los árabes aprendieron en Grecia y la India, llegó a Europa, por ellos, gracias a las traducciones hechas por judíos, árabes y cristianos; que la introducción de la fabricación del pape del papel por los árabes, que era desconocido para
Griegos y romanos, tuvo un impacto enorme en la difusión de la cultura, y que la primera fábrica de papel en Europa estuvo en Játiva en España.

A sus lectores, sobretodo escandinavos Ramírez  trae a la memoria los contactos entre los países nórdicos y el califato en España, y el papel jugado por los vikingos en la división del Califato en pequeños reinos, los llamados Taif.

Quienes pertenecían a esta clase de origen nórdico eran llamados salaba, una palabra que tiene que ver con la palabra eslavos. Varios reyes de la época de las Taifas fueron salaba.

Tras esta interesante información que de algún modo podemos asociar con lo que aquí ya se ha escrito sobre los vikingos y los eslavos.

El autor se adentra en el olvido que han hecho de estos vínculos tanto los estados árabes como los de la Unión Europea.

De un lado la cultura árabe ha sido olvidada y sustituida por el fundamentalismo religioso y el estancamiento intelectual, del otro, la  cultura cristiana, ha olvidado las fuentes de inspiración árabes encaminando su desarrollo hacia la liberación política y cultural de las religiones, a partir del florecimiento que se da durante la ilustración de la las ciencias naturales y la fe en el futuro de la tecnología. Es lo que Augusto Comte, padre del positivismo denomina sustitución del espíritu teológico por el positivo.

https://i0.wp.com/www.biografiasyvidas.com/biografia/c/fotos/comte.jpg

Comte

El documento continua abordando el tema de la integración entre musulmanes y cristianos, particularmente en Suecia, y termina con una serie de recomendaciones para fortalecer los contactos, investigaciones y vínculos culturales entre Suecia y España, particularmente aquellas zonas del país Mediterráneo como Toledo y Andalusía donde convivieron las tres culturas.

En lo que a nosotros respeta el documento pone de manifiesto la contradicciones de raíz que dificultan el tan buscado dialogo, al margen de los olvidos, las intolerancias y las diferencias superficiales existe un desencuentro de fondo caracterizado por los caminos separados que tomaron estas culturas confrontadas.

Frente a ellas Europa se encuentra en una trampa, no puede apostar por el choque de cultura, porque hoy, a diferencia de los tiempos de la revolución industrial no estaría en condiciones de vencer por la vía de la fuerza, por otro lado no puede apostar del todo por el dialogo sin dejar en la estacada a quienes dentro del mundo académicos, como la señora Mona Abousenna o dentro de las instancias militares, en forma no muy democrática que digamos, como ocurre en Argel, Paquistaní y en su momento en la Turquía de Mustafa Kemal o como despues de le conocerá Atatürk (Padre de Tuquía) intentan desarrollar esos los países islámicos, hacerles recorrer el mismo camino que los Europeos transitaros hace siglos, tratando de llevarles a ellos las virtudes de las sociedades modernas y sin proponérselo también sus vicios, esos de los que los fundamentalistas se agarran a la hora de minar el Diálogo Intercultural.

https://i1.wp.com/th05.deviantart.net/fs10/300W/i/2006/123/d/a/Mustafa_Kemal_Ataturk_by_ATATURKCU_DUSUNCE.jpg

Kemal

Un diálogo que debe servir para descubrir la universalidad del ser humano al margen de las diferentes cultura, para reconocer en los del otro nuestros propios defectos, perno nunca para dejar en la estacada, como precio de la convivencia, a quienes como la profesora Mona Abousenna luchan por imponer en su cotexto lo mejor de lo que la humanidad a creado, entre otras cosas, retomando la vieja tradición árabe, romanica, y helénica de recoger en integrar en la sociedad cuanto de bueno se encotratra al paso.

Fin

Anuncios

5 comentarios to “Diálogo Intercultural y Minorías: Comentando un coloquio celebrado en Estocolmo (III)”

  1. JL Ramírez 6 enero 2010 a 10:34 AM #

    Estimado Enrique. Gracias por tu amable respuesta y espero disculpas por la cantidad de erratas cometidas en mi texto. Son meteduras de dedo (más que de pata) en el ordenador.
    Llevo 46 años en Suecia y he tenido la posibilidad de estar metido en tareas que me han dado una gran posibilidad de entender Suecia y de ver con ojos críticos un montón de situaciones.
    Tendría que escribir mis memorias (dicen mis amigos). No para hablar de mi mismo (como muchos hacen) sino para dejar escritas mis experiencias de este país. Al etablissemang sueco no le caen bien mis comentarios. Dan demasiado en el centro de ciertas cosas.

  2. Enrique 6 noviembre 2009 a 5:22 PM #

    Estimado JLR.

    Oye chico,,!!! tremendo comentario al tema,, es mas que interesante lo que has puesto. Me he enterado cosa que ni remotamente sabía.

    Mucha salud y sobre todo suerte.

  3. JLR 6 noviembre 2009 a 3:23 PM #

    Es muy de agradecer el comentario y análisis de Carlos E. Estefanía, y los comentarios positivos de otros amigos asistentes, acerca de ese largo coloquio al que asistimos el 29 y 30 de octubre. Personalmente he de confesar que yo no aguanto largas conferencias en inglés, pues aunque yo estaba por buen camino en el aprendizaje del inglés, desde que se convirtió en una imposición en Suecia en los años 70, yo dejé de utilizarlo y de cultivarlo. Cuando yo llegué a Suecia en la universidad se utilizaba el sueco en su bibliografía obligatoria y cada estudiante presentaba luego una bibliografía personal en las lenguas que cada uno dominara. Eso daba una amplitud y riqueza al dia´logo que se ha perdido hoy en gran parte. Quien mejor ha expresado esto ha sido Horace Engdahl, Secretario saliente de la Real Academia Sueca. Engdahl estableció una página web en español, expresamente para contradecir la hegemonía del inglés, ya que la lengua española tiene más hablamtes maternos que el inglés. Cuando la universidad sueca se pasó al inglés, obligando a muchos doctorandos a escribir tesis mediocren en inglés, impidiéndoles el usar su lengua materna y del país, yo decidí leer en español todo lo que otros académicos leían en inglés. Pues no hay mejor manera de impedirme a mi el seguir una norma de esa índole que imponérmela obligatoriamente. El franquismo del que me ausenté me educó en el decir que NO. Y al estudiar a Aristóteles tuve la ventaja de poder leer la seguramente mejor obra acerca de la obra de Aristóteles, escrita por un sueco (Ingemar Düring) y desconocida para los suecos por la sencilla razón de que la escribió en alemán y nunca se ha traducido al inglés. Yo me enteré de la existencia de esa obra en mi librería de Madrid, pues el libro de Düring está traducido al español. Yo asistí al seminario sobre el intercambio cultural porque en parte era uno de sus promotores. El hecho de que la primera sesión se dedicara a Ibn Rushd y de que Emilio González Ferrín asistiera a ella como miembro de la mesa, se debe a mi insistente ruego hecho a la Embajada de España. Yo asistí al seminario porque había sido en parte colaborador y promotor y había distribuido información de él (a pesar de sus vicisitudes y problemas) a muchos conocidos. Critiqué sin embargo al Instituto Cervantes el que romiera con su costumbre de nunca invitar a una conferencia poniéndo la lengua española y la sueca por delante y ofreciendo traducción simultánea. El hecho de que el inglés, que no era lengua materna de casi ninguno de los asistentes, sin embargo se convirtiera en el único medio de comunicación, me pareció una deshonestidad. Nadie queire reconocer que esa situación hace que un número abundante de participantes se queden a medias y, sobre todo, que no tenganposibilidad de expresarse. Por eso me pareció loable el que algunos participantes, en la última sesión, se negaran a hablar en inglés y lo hicieran en árabe, que era una lengua (si no totalmente materna, sí poxima y usual) presente en la concienca de muchos participantes. Mi conocimiento del árabe, cuyos elementos estudié en la Complutense de Madrid, no me permite entender lo que se dice, pero respeto su uso y lo honesto habría sido traducir de verdad lo que esos praticipantes dijeron. Como insinuaba: yo traté de captar lo que pude de ese seminario con la molesta sensación del que se ve obligado a entrar por el aro. Hay ejemplos peors. El Instituto Goethe, que se halla alojado en elmismo edificio que el Cervantes y cuya misión es propugnar el conocimiento de la lengua alemana (que es la de más hablantes en Europa) tuvo la desfachatez de organizar, hace unos meses, un seminario de dos días sobre Hegel en inglés. El alemán y el francés en Suecia se han ido al garete. El español no hay quien lo derribe y nuestra salvación es América Latina y la emigración a Estados Unidos.
    He dedicado atención al problema del idioma, ya que los comentarios del contenido del seminario los ha hecho Carlos como es debido y me parecía oportuno abrir el debate sobre el tema lingüístico. Estoy sumamente interesado en el asunto del diálogo entre la culturas en Suecia, debido a la coyuntura histórica e histérica en que nos deslizamos. De esta tema hablaré en otro comentario.

  4. Enrique 6 noviembre 2009 a 12:18 PM #

    Estimado Alberto:

    No estoy en desacuerdo con el del titular que le das, el comentario que doy es de lo que capto de la esencia y el fracaso de esa reunión, realizada con las mejores intensiones pero que tanto ud como yo, sabemos que no da, ni llega a nada y pienso que el autor de este artículo lo sabe.
    De la mediocridad en que paro todo ese coloquio quedo mejor la exposición del autor de este artículo a mi entender.

    La minoría, la representación de cada pueblo o etnia que vivan en otro país por fuerzas mayores o no, como los gitanos que no represente un estado o un país sino una etnia ( digamos así ).

    El idioma árabe no es minoría, como los 3 idioma junto de los países escandinavos o nórdicos.
    Ni el español, ni el ingles o el chino son minoría y si esta reunión es llamada como Diálogo intercultural y minoría esta claro que esta correcto que cada cual hablara su idioma como lo interpreto yo y que existiera un equipo de de traducción para lo suecos, para los que hablan ingles, los que hablan francés, pues esta reunión se realizó en Suecia y determinaron esa deficiencia para demostrar su superioridad lingüista minoritaria ante los grandes idiomas mundiales como el árabe, que quizás el participante que representa el idioma árabe su imposición de demostrar su inconformidad minoritaria ante esta sociedad sueca de casi mas de 9 millones de sueco y con una representación económica mundialmente reconocida.

    Pero bueno, cuantas reuniones de los en corbatados se hacen sin ningún beneficio y todo queda en palabras y refranes en relación al bien de la población sea de un país, como el reclamos de minoría.

    No deja de ser complejo todo esto,,, pero lo único que puedo decir que cuando las minoría se elevan en sus negocios , comercios, en su economía, es lo hace que se oigan esas voces existen ejemplos pero lo no mencionare.

    Cordialmente.

  5. Alberto Cardenas 6 noviembre 2009 a 8:25 AM #

    Hace unos dias comente que estos articulos (buenos) se pueden titular “DIALOGO DE LAS CORBATAS” pero para poner mas CHOW a la fiesta alguien planteo sus opiniones en ARABE y eso duerme a cualquiera mira la foto del profesor espanol José Luis Ramírez. (SIN COMENTARIO)
    SR ENRIQUE respeto su comentario como al idioma ARABE pero esos tiempos perdidos no! Mi pregunta es donde esta la MINORIA representada en estos encuentros de caballeros de “CORBATAS” y senoras con el mas aromatico perfume? No maestro ese cuento a otro! si felicito al que escribio estos trabajos un poco largos pero BUENO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: