Valoración del Concierto Paz sin Fronteras, La Habana 20 de Septiembre de 2009 ( cuarta parte)

14 Oct

El concierto de Juanes del 20 septiembre en La Habana devino en una auntentica guerra de mensajes, paz contra guerra, apertura contra intransigencia. Quienes lo siguieran por la red tendrías que ver las imagedes de los espías catalogados por la Habana como luchadores antitarroristas, al final el saldo ha sido positivo, el del incio de un cambio de mentalidad tanto en Cuba como en el exilio

El concierto de Juanes del 20 septiembre en La Habana devino en una aunténtica guerra de mensajes: paz contra guerra, apertura contra intransigencia. Quienes lo siguieran por la red tendrían que ver las imágedes de los espías catalogados por la Habana como luchadores antiterroristas. Al final el saldo ha sido positivo, el del incio de un cambio de mentalidad, tanto en Cuba como en el exilio

Mas allá de lo “cubano”

No se debe pasar por alto el impacto internacional que ha tenido el Concierto Paz sin fronteras, en La Habana. Es verdad que Juanes ha hecho un servicio a los cubanos dando una lección amor, pero también que ha venido a dar desde la isla, a su propia patria el mensaje de la filosofía que vienen las universidades Jesuitas de Colombia,

la filosofía de la paz como solución a los conflictos sociales, una filosofía, de la que paradójicamente tuve conciencia gracias a un evento internacional organizado en los tempranos años noventas, por la Facultad de Comunicación de La Universidad de La Habana, con la que en mi condición de profesor de semiótica mantenía relaciones de colaboración.

De tal modo el cantante colombiano dado un golpe mortal a quienes en realidad hacen peligrar su vida, que no son los exiliados de Miami, ni esos burócratas cubanos que tan molesto le pusieron, sino los terroristas de las FARC, cuyos hígados habrán estallado al escuchar desde su Meca, la Plaza de la Revolución de Cuba como se denuncian sus secuestros.

El cantante también ha torpedeado los planes guerreristas de Chávez cuando le ha hablado de paz a estos estudiantes venezolanos que acudieron bandera en mano a la plaza, que vienen a Cuba, no solo a formarse, sino también a adoctrinarse, en los momentos en que su régimen protototalitario de Caracas, se apara en el militarismo nacionalista mas pueril para justificar los excesos del falso socialismo del siglo XXI, en otras palabras se la ha puesto difícil a ese Chávez que pronto se manifestará como mas Papista que el Papa, cuando afirma en su antinorteamericanismo pueril lo mismo que dicen antiobamistas de estados unidos, que su colega Barack Obama, no ha “hecho nada por merecer” el Premio Nobel de la Paz, un premio al que sin duda ha contribuido el apoyo evidente dado por la administración norteamericana al concierto.

Cambiar las mentes para cambiar la realidad

Este concierto ha marcado la hora del cambio en la historia de la isla, aunque el régimen no se haya venido abajo inmediatamente, ni se hayan desatado protestas disidentes durante la concentración, como señalan esos detractores del empeño de Juanes, que no comprenden el papel de la transformación primaria de paradigmas mentales, que antecede las grandes transformaciones políticas y sociales.

Transformaciones que en su expresión más evidente se han iniciado allí donde debe comenzar el cambio, entre los hombres de mayor libertad relativa, los exiliados, un cambio que se impone cuando, y nos centraremos en un ejemplo bien significativo cuando un recalcitrante de la especie de Frank Resillez, reconoce el equívoco de sus prejuicios y queda prácticamente del lado de Hugo Cancio, defensor irreductible de los contactos culturales entre Cuba y los Estados Unidos

Lo peor que puede pasarle al régimen de Cuba es que esa masa programada y que integran personajes como Resillez actualicen su forma de pensar, eso significaría el transito de un exilio ciego, guiado por ciegos, a un exilio inteligente, con visión de futuro, ese exilio que entre otros focos Cuba Nuestra en su martillear por quinquenios poco a poco va forjando, no importa las intrigas, ni campañas gestadas desde la Habana y de las cuales, personajes de oscuras intenciones como Iliana Curra, Esteban Casañas Lostal no paran de hacerse eco en cuanto espacio se les ofrece, con la disciplina en insistencia que mucho recuerda la que forja en sus adeptos el marxismo leninismo.

resillezhttps://i1.wp.com/radiografiamundial.com/rmblog/wp-content/uploads/2009/09/iliana1.thumbnail.jpg

https://i2.wp.com/www.nuevoaccion.com/ESTEBANCASAANASLOSTAL.jpg

Dios los cría y el diablo los une en la Intransigencia:  Resillez, Curra y Casañas Lostal. Al primero lo ciega la ignorancia, a los dos últimos la propia demagogia con la que limpian un pasado oscuro que les averguenza.

Pero a diferencia de Casañas o Curra, que crecieron y sin duda entregaron los mejores años de su vida al castrismo, no importa las poses de intransigencias que ahora adoptan, Resillez no creció en la isla, su pecado es otro, de la de la arrogancia del que sin saber pretende dictar cátedra sobre un sistema que ni ha vivido, ni estudiado lo suficiente, el del comunismo en su variante cubana.

Estamos hablando del “responsable de información” del llamado Partido Nacionalista Democrático de Cuba, puesto desde el que se comporta más que como informador, como un Goebbels capaz, para desprestigio de la organización política, de calificar de comunistas o anti exilio quienes disentimos de los esquemas establecidas por el sector más intransigente de la comunidad cubano americana,

un personaje que disparata al negar negando el rol que la formación obtenida en la isla a jugado en el triunfo de la diáspora cubana, no solo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo, que conforman miles y miles de especialistas y técnicos formados en Cuba o en los antiguos países socialistas, esos que conformas desde un Alexis Valdés, lo mejor del humor latino en la televisión hispana hasta la modesta enfermera cubana con la que Resillez tiene que inyectarse las nalgas.

En realidad si alguien dañan al comunismo y hace bien al exilio, son los profesionales cubanos convertidos en disidentes, a los que gente como Resillez, salidos de Cuba cuando eran niños y con el alma envenenada por la ignorancia, o la persuasión de los agentes de La Habana, odia. Negarles profesionalidad a esas personas no es atacar el enemigo, es hacerle un daño mortal a su pequeño partido contraponiéndolo, como querrían los comunistas a esos profesionales formados en Cuba, de donde saldrán los nuevos líderes que habrán de cambiar la historia de la Nación en la isla y su exilio.

Sin duda alguna el concierto de Juanes ha constituido un refuerzo para quienes le damos la pelea con estos personajes de acceso fácil a los medios de comunicación en Miami, una lucha que damos desde el lado de Cuba Nuestra, tiene entre otros objetivos el de actualizar la imagen de un régimen, al que los Resillez, Curras y Casañas, no ayudan a combatir por lo que es, sino por la caricatura que de este que los tres personajes, al margen de sus diversos orígenes ayudan a construir.

Una caricatura que le permite al régimen sacar el máximo partido, pues nace del odio, un sentimiento que nunca redime y que siempre ciega, como ciego estaban los que como Resillez, no pudieron concebir antes que el concierto tuviese lugar que los comunistas actuarían como actuaron, evitando empercudirlo con más politización, tratando de no apartar el foco de la imagen nefasta que la intransigencia había dando en Miami al negarle esa música al pueblo de Cuba. Es por eso que sin mencionar la palabra “socialismo” ni una sola vez y no por informar precisamente, sino con toda la mala leche del mundo la televisión cubana, junto a las redes bolivarianas en el Internet, en un ejercicio inédito de apertura a las expresiones anticoncierto del exilio ha dado cobertura a las declaraciones anticonciertos de la intransigencia.

Hay gente llámense castristas o anticastristas que no nos perdonan el bien que hacemos al exilio cuando como demuestra el caso de Juanes lo alertamos a tiempo, cuando el damos la luz sobre la base no de lo que otros nos contaron cargados de dolor, con los diablos metidos dentro por el propio malo, sino por lo que sabemos por venir de adentro y con conciencia de ese pueblo de la isla al cual siempre favoreceremos, en primer lugar porque lo amamos, auque estemos lejos, en segundo porque lo hemos estudiados como pocos de los autotitulados analistas del género de los Resillez, en tercer lugar porque contamos con las defensa y intelectuales y morales para enfrentar a un régimen que tiene a su servicio la mejores inteligencias del país, esa que sale dar dos pasos alante y preveer como actuará su enemigo, por ejemplo cuando este cree, que llenaría la plaza de viejos íconos, los símbolos socialistas que no necesitaba cuando el mejor trabajo propagandístico lo habían hecho en el exterior sus los intransigentes arrastrados por sus agentes en el exilio.

Sin un personaje tan cuadrado y desinformado sobre el tema de Cuba o la lógica interna del comunismo puede cambiar que no esperar de aquellos que tienen un mejor conocimiento de causa, de la gente que mantiene vínculos directos con la isla, de los que hicieron auténtica disidencia dentro de ella, que conocieron sus entresijos y que viviendo en los Estados Unidos, han sido empujados a una política que una vez detestaron, con las medidas dictadas desde un estado liberal para coartar su derecho a entras y salir de la isla, o ayudar a sus familiares, como si no tuvieran suficiente con lo que hasta el momento había hecho en ese mismo sentido el totalitarismo cubano.

Son todas esas gentes, mas los Resillez (aunque estos se negarán a reconocerlo) las que ha terminando dándonos la razón de la importancia de la realización de un concierto como el de Juanes en Cuba.

En medio de nuestra victoria no podemos desconocer que el régimen no pudo sacarle partido al concierto, como hacen estupefactos y adormecidos por el espectáculo “analistas” de pacotilla que aún pretenden tras su fracaso guiar al exilios. Si el régimen cubano, no puso sus carteles y consignas, fue mas que nada, y protesta mediante de los invitados, porque no los necesitaba.

Para su favor el gobierno solo tenía que mostrar y no por afán informativo, como decíamos arriba, las declaraciones de los enemigos de un concierto que dígase lo que se diga dio placer y felicidad a miles y miles de compatriotas, en cuanto a la palabra Libertad dicha en la plaza, tampoco hay que sobrevalorar el éxito, en definitiva los soviéticos calificaban a Cuba en su propaganda como isla de la libertad.

Sin embargo el saldo es positivo para quienes quienes queremos un pueblo que ría y que cante, no solo con justicia, como dice Dani Rivera, sino con Libertad, sin la cual no la paz resulta imposible.

Mas importante es la evocan abstracta de una sociedad mejor, que en resumen y como sumatoria de sus mejores canciones hicieron los artistas que acompañaron a Juanes sin necesidad de utilizar las palabras crudas, ni consignas un sociedad nueva que ya vienen llegando y cuyo camino desbrozan conciertos de este tipo, o el hecho de que tenga resultado campañas internacionales como la que logró la liberación lo mismo de un ex militante comunista y miembro del Ministerio del Interior como el borrachín de Pánfilo, que de un rockero outsider como Gorki Àvila.

Una sociedad cuyo acelerado cambio no se explican los exiliados que se asombran de el rockero este está dispuesto a volver a Cuba que tras sus declaraciones contra los gobernantes de la isla, hechas en Miami, cargadas de términos, que tanto vieja moral burguesa o como la comunista calificaría de groseros.

Y es que las cosas están cambiando, como es natural cuando un régimen totalitario envejece termina por liberalizarse, la Rusia de Stalin no era la misma que la de Nikita, y la Cuba del Fidel de los sesentas, sin dejar de ser un régimen totalitario,  no es la del Raúl de Hoy, quien lo dude que le pregunte a los presos del exilio, haber si alguno tenía esperanzas de decir lo que ha dicho Gorki Águila y luego ser liberado,

o hacer declaraciones desde la cárceles como las que continuamente escuchamos en radio Martí -presuponiendo que los periodistas independientes que las transmiten no sean agentes del régimen- , que alguien opine, como hizo Amaury Pérez que Pánfilo no deba ser encarcelado, o que la prensa extranjera pueda ir a entrevistas a un hospital psiquiátrico a ese Pánfilo del cuya ebriedad nadie se acordaba hasta que se puso a gritar, cantar y bailar en Youtube pidiendo Jama (comida)

Hablamos de un cambio cualitativo a cuya altura han estado no solo los músicos de Juanes, los funcionarios que los apoyaron y también los represores que cedieron, sino también los cubanos exiliados que sin abandonar sus banderas de libertad, una vez terminado el concierto salieron a ajustarle las cuentas a la esa intransigencia senil que tanto les desprestigia ante el mundo, que tanto sirve a la dictadura y que como veremos ya comienza a perder las calles de Miami, no sólo por el efecto incuestionablemente emotivo del Concierto, sino también por el mensaje de respaldo al mismo que desde las cárceles de Cuba, lo mas puro de la disidencia cubana, supo dar al mundo, como veremos más adelante.

Anuncios

2 comentarios to “Valoración del Concierto Paz sin Fronteras, La Habana 20 de Septiembre de 2009 ( cuarta parte)”

  1. ROBERTO GONZALEZ 27 noviembre 2009 a 5:05 AM #

    Sin duda eres un Cubano que aunque no tienes el valor de decirlo claramente lo eres= COMUNISTA .Tu revista Cuba nuestra solo
    tiene de nosotros a los socialistas y comunistas al que les escribes.
    El exilio anti-castrista y anticomunista ha sido el mejor lugar al que
    puedas expresar tus ideas y por supuesto Miami te brinda ese placer.
    Que lastima no lo hagas mejor desde Cuba, quizas podrias ayudar mejor
    al regimen.

    Gracias companero

  2. Iliana Curra 21 octubre 2009 a 1:57 PM #

    GUSANITO ROJO, TÚ SÍ QUE TIENES UN TRISTE PASADO OSCURO, PERO TAN OSCURO COMO ESE CEREBRITO TREPANADO, JA,JA,JA. OTRA TROMPETILLA PARA TÍ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: