Valoración del Concierto Paz sin Fronteras. La Habana 20 de Septiembre de 2009 (Primera parte)

28 Sep

Juanes en La Habana, 20 de diciembre de 2008

Juanes en La Habana, 20 de diciembre de 2008

Un enfoque revolucionario

A pesar de que se realizó de manera impune, frente a las cámaras de la televisión nacional cubana, es nuestro deber denunciar ante el Partido Comunista de Cuba y el Movimiento Obrero y Comunista internacional, lo acontecido el pasado 20 de diciembre, en la Plaza de la revolución de la Habana: un auténtico golpe de estado ideológico, realizado bajo la cobertura de actividad musical.

CONCIERTOtv

La acción ha tenido lugar con el contubernio con algunos personeros del ministerio de cultura y ante la indolencia de compañeros del Ministerio del Interior, quienes han permitieron que una pandilla de mercenarios, camuflados ahora de blanco, como aquella Bélaya Armiya o Guardia Blanca (Белая Гвардия), pro-zaristas, que tras la Revolución de Octubre y durante la Guerra Civil Rusa (1918 hasta 1921) se enfrentó al Ejército Rojo.

https://i2.wp.com/antiq-books.com/wp-content/uploads/2008/11/belaya_armiya.jpg

Los blancos logran ahora en Cuba, lo que no lograron en San Petersburgo, ni en Moscú asestando un artero golpe a los ideales más puros del marxismo leninismo y el internacionalismo proletario.

juanes13https://i2.wp.com/3.bp.blogspot.com/_jlS5AJMLE7Y/SVlQ394EJhI/AAAAAAAAAi4/j3iYjXP5R5Y/s1600/admiral-dedication.jpg

Con este crimen se mancilla un centros neurálgicos del socialismo cubano, la gloriosa explanada que el 16 de julio de 1961, mediante resolución del gobierno revolucionario de Cuba, cambió el nombre de la Plaza Cívica por el de Plaza de la Revolución José Martí.

https://i0.wp.com/images.travelpod.com/users/marichoube/1.1217709780.1961-.jpg

Han venido desde el extranjero y con ayuda interna a ofender con cánticos de paz, el sagrado lugar donde desfilaron por primera vez y metralletas en mano, nuestras milicias populares cubanas integradas por obreros y campesinos cubanos.

La contrarrevolución ha logrado durante casi cinco horas, por suerte menos de las que ocupó playa Girón- trasformar en una especie de Plaza de San Pedro del Vaticano, la enorme rotonda donde el 26 de julio de 1959 una gigantesca concentración campesina conmemoró el VI aniversario del Asalto al Cuartel Moncada.

https://i2.wp.com/farm2.static.flickr.com/1129/537635035_b4253b1669_o.jpg

Han venido a empercudir con llamados de paz y mensajes de la gusanera de Miami la sagrada glorieta donde el 2 de septiembre de 1960 se dio revolucionaria respuesta a la cobardía de los cancilleres de la OEA, quienes en San José de Costa Rica quisieron castigar a Cuba, por la decisión del Gobierno Revolucionario de establecer relaciones con nuestra hermana Unión Soviética, aquí donde se dio la I Declaración de La Habana, aquella en la que Junto a la imagen y el recuerdo de José Martí en una Cuba que todavía era, Territorio Libre de América -tras este concierto ya no estaremos seguro de ello-  el pueblo, en uso de las potestades inalienables que dimanaban del efectivo ejercicio de la soberanía, expresó en sufragio directo, universal y público, que se había constituido en Asamblea General Nacional para recoger el sentir de nuestra América, y condenar en todos sus términos ese documento dictado por el Imperialismo  que fue la denominada Declaración de San José de Costa Rica, para condenar, vestido de verde olivo y no de blanco, la intervención abierta y criminal que durante más de un siglo ha ejercido el Imperialismo Norteamericano sobre todos los pueblos de América Latina.

Esos que más de una vez han visto invadido su suelo en México, Nicaragua, Haití, Santo Domingo o Cuba; que han perdido ante la voracidad de los imperialistas yanquis extensas y ricas zonas, como Tejas, centros estratégicos vitales, como el Canal de Panamá, países enteros, como Puerto Rico -patria de una de las agentes de “paz” presente en ese golpe-, convertido en territorio de ocupación.

http://josekuller.files.wordpress.com/2008/11/canal-do-panama1.jpg

Pueblos que han sufrido, además, el trato vejaminoso de los infantes de marina, lo mismo contra nuestras mujeres e hijas que contra los símbolos más altos de la historia patria, como la efigie de José Martí.”, que es lo que pareció olvidar la exiliada Cucú Diamantes, quien olvidado a tanta heroínas de nuestra revolución ha venido a contagiarlas con su consumismo y concepto burgués de la familia, a decirles que les pidan a sus maridos el auto concebido por el empresario fascista italiano Enzo Anselmo Ferrari, símbolos del consumismo más banal.

https://i2.wp.com/www.americanconcours.org/Portals/0/Ferrari/1969%20Ferrari%20365GT%202%20plus2%202633.jpg

Ferrari, diseño 1969

Lo que toca a toda mujer revolucionaria cubana no es un auto italiano,  es el arma que acompaña el emblema de las Federadas.

https://i2.wp.com/img5.travelblog.org/Photos/15775/235190/f/3061481-La-Federacion-de-Mujeres-Cubanas-0.jpg

Será con ese fusil, no con elefantes ni ferraris  que la mujer revolucionaria pondrá fin a la Intervención norteamericana que se afianza en la superioridad militar, en tratados desiguales y en la sumisión miserable de gobernantes traidores, ha convertido, a lo largo de más de cien años, a nuestra América, la América que Bolívar, Hidalgo, Juárez, San Martín, O’Higgins, Sucre, Tiradentes y Martí, quisieron libre, en zona de explotación, en traspatio del imperio financiero y político yanqui, en reserva de votos para los organismos internacionales, en los cuales los países latinoamericanos hemos figurado como arrias del “Norte revuelto y brutal que nos desprecia.

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/_zA-dTvO7dWY/SpRMgZ0pHiI/AAAAAAAAAQ0/mP_ilha8NC8/s400/flota+naval.jpg

Nuestra pregunta a los organizadores del concierto es qué tiene que ver de verdad  lo que cantó la gusana Cucú con el rechazo expresado por nuestro pueblo en la primera Declaración de La Habana al intento de preservar la Doctrina de Monroe, utilizada hasta ahora, como lo previera José Martí, para extender el dominio en América de los imperialistas voraces, para inyectar mejor el veneno también denunciado a tiempo por José Martí, el veneno de los empréstitos de los canales, de los ferrocarriles…’

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6c/James_Monroe_02.jpg

James Morroe

Y que decir del tal Juanes con su hipócrita panamericanismo que es solo predominio de los monopolios yanquis sobre los intereses de nuestros pueblos y manejo yanqui de gobiernos posternados ante Washington, negador puro con su asentamiento en Miami y coqueteo con los exiliados allí establecidos,  de latino americanismo liberador que late en José Martí y en Benito Juárez,  qué tiene que ver su mensaje de paz con la guerra social que vive el autentico pueblo norteamericano los negros linchados, de los intelectuales perseguidos, de los obreros forzados a aceptar la dirección de gángsters.

https://i2.wp.com/lacomunidad.elpais.com/blogfiles/el-mundo-del-transporte-/15.jpg

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/dc/Burning-cross2.jpg

Cuba no necesita hoy de cantos de amor, necesita en lugar de ese acto de intromisión efectuado por los músicos, ayuda desinteresada como la ofrecida por la Unión Soviética a Cuba en caso de que nuestro país fuera atacado por fuerzas militares imperialistas, necesita solidaridad y no cantos de sirenas como los del pasado 20 de diciembre que solo sirven para hacernos bajar la guardia ante un inminente ataque del Pentágono yanqui.

https://i2.wp.com/html.rincondelvago.com/000120833.png

Tanques de manufactura soviética en Cuba

En vez de la palabra Paz lo que tiene que repetirse una vez más en esta plaza es ¡Muere, gringo! Como se hizo cuando negamos categóricamente que haya existido pretensión alguna por parte de la Unión Soviética y la República Popular China de utilizar la posición económica, política y social de Cuba, para quebrantar la unidad continental y poner en peligro la unidad del hemisferio.

Y también habrá que recordar a estos pacifistas de Juanes y sus apaniguados internos el lema de “¡Fidel, seguro, a los yanquis dales duro!, los 20 000 mártires que costó la lucha para derrocar la tiranía y conquistar el poder revolucionario, sin que, por tanto, se pueda culpar jamás a la Unión Soviética o a la República Popular China de la existencia de una revolución, que es la respuesta cabal de Cuba a los crímenes y las injusticias instaurados por el imperialismo en América, que a los que tienen que cantarles canciones de paz no es a los cubanos, sino a esos gobernantes norteamericanos cuya conducta guerrerista y agresiva negó sistemática al ingreso de la República Popular China en las Naciones Unidas pese a representar aquella la casi totalidad de un país de más de 600 millones de habitantes, poniendo así en peligro la paz y la seguridad del hemisferio y del mundo.

La paz tienen que enseñársela Juanes, no a nosotros, sino a los gobernantes extranjeros que condenaban a la isla cuando las masas, bajo exclamaciones de “¡Khrushchev, Khrushchev!”

https://i2.wp.com/estaticos02.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2008/11/27/1227806657_0.jpg

Nikita junto a Fidel en el Mausoleo deLenin, Moscú

Así se hizo en forma de Asamblea General Nacional del Cuba ratificaron la política de amistad de nuestro gobierno con todos los pueblos del mundo, su propósito de establecer relaciones diplomáticas con todos los países socialistas, cuando expresó al Gobierno de la República Popular China, bajo la guía del gran Timonel Mao Tse Tung, que acordaba establecer relaciones diplomáticas entre ambos países y que dejaba rescindidas las relaciones que hasta ese momento nuestro país había mantenido con el régimen títere que sostienen en Formosa los barcos de la Séptima Flota yanqui.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/archive/e/e8/20090821074618%21Mao_Zedong_portrait.jpg

De Libertad debe irle a cantar Juanes y su pandilla a quienes aún no se enteran de que la democracia no es compatible con la oligarquía financiera, con la existencia de la discriminación del negro y los desmanes del Ku-Klux-Klan, con la persecución que privó de sus cargos a científicos como Oppenhimer; que impidió durante años que el mundo escuchara la voz maravillosa de Paul Robeson, preso en su propio país, y que llevó a la muerte, ante la protesta y el espanto del mundo entero, y pese a la apelación de gobernantes de diversos países y del Papa Pío XII, a los esposos Rosenberg, que la democracia no puede consistir sólo en el ejercicio de un voto electoral, que casi siempre es ficticio y está manejado por latifundistas y políticos profesionales, a quienes aún no saben que la democracia sólo existirá en América cuando los pueblos sean realmente libres para escoger, cuando los humildes no estén reducidos, por el hambre, la desigualdad social, el analfabetismo y los sistemas jurídicos.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/68/Julius_and_Ethel_Rosenberg_NYWTS.jpg/659px-Julius_and_Ethel_Rosenberg_NYWTS.jpg

Julius y Ethel Rosenberg

Juanes, quien viene de uno de los Países mas clasistas y explotadores de América Latina, debería regresar a su tierra, dejar la vida muelle que le ha concedido el capitalismo en Miami y combatir allí, sino, con un arma en la mano al estilo del cura Camilo Torres, cuyo cristianismo, por marxista, es el único que debe interesarnos.

https://i0.wp.com/4.bp.blogspot.com/_e2vg19PMiM4/SpKkYnmt2mI/AAAAAAAACjk/ug_wM6trO94/s400/Camilo_Torres.jpg

Camilo Torres

Lo que tiene que hacer Juanes es cambiar su camisa negra por una roja, y pedirle a Dios lo que se acabe: el sufrimiento de su pueblo y los de América Latina, el latifundio, la miseria para el campesino y sistema de producción agrícola retrógrado e inhumano; los salarios de hambre y la explotación inicua del trabajo humano por bastardos y privilegiados intereses; condena el analfabetismo, la ausencia de maestros, de escuelas, de médicos y de hospitales; la falta de protección a la vejez que impera en los países de América; la discriminación del negro y del indio; la desigualdad y la explotación de la mujer.

En vez de adormecernos, este grupo de músicos lo que tiene que hacer es condenar como ya hizo el pueblo de Cuba en su Asamblea Nacional; las oligarquías militares y políticas que mantienen a nuestros pueblos en la miseria, impiden su desarrollo democrático y el pleno ejercicio de su soberanía; condenar las concesiones de los recursos naturales de nuestros países a los monopolios extranjeros como política entreguista y traidora al interés de los pueblos; condenar a los gobiernos que desoyen el sentimiento de sus pueblos para acatar los mandatos de Washington.

https://i0.wp.com/4.bp.blogspot.com/_UPizMUfj27k/SL0xMcgfSKI/AAAAAAAAAOw/airg0Q87Ouo/s1600/Fidel%2B1ra%2Bdeclaracion%2Bde%2Bla%2Bhabana%2B1960.jpg

https://i1.wp.com/www.elhabanero.cubasi.cu/2005/septiembre/nro1374_sep05/declaracion.jpg

Fidel Castro rompe la declaración  de San José  de Costra Rica durante la primera Declaración de La Habana.

Los juanistas si no vinieron a desviarnos ideológicamente deberán exponer tácitamente su condena el engaño sistemático a los pueblos por órganos de divulgación que responden al interés de las oligarquías y a la política del imperialismo opresor; condenar el monopolio de las noticias por agencias yanquis, instrumentos de los trusts norteamericanos y agentes de Washington; condenar las leyes represivas que impiden a los obreros, a los campesinos, a los estudiantes y los intelectuales, a las grandes mayorías de cada país, organizarse y luchar por sus reivindicaciones sociales y patrióticas; condenar a los monopolios y empresas imperialistas que saquean continuamente nuestras riquezas, explotan a nuestros obreros y campesinos, desangran y mantienen en retraso nuestras economías, y someten la política de la América Latina a sus designios e intereses, en fin, la explotación del hombre por el hombre y la explotación de los países subdesarrollados por el capital financiero imperialista.

A lo que tenían que cantarle los artistas de Paz sin fronteraa , si de verdad quieren paz, es al derecho de los campesinos a la tierra; el derecho del obrero al fruto de su trabajo; el derecho de los niños a la educación; el derecho de los enfermos a la asistencia médica y hospitalaria; el derecho de los jóvenes al trabajo; el derecho de los estudiantes a la enseñanza libre, experimental y científica; el derecho de los negros y los indios a la dignidad plena del hombre; el derecho de la mujer a la igualdad civil, social y política; el derecho del anciano a una vejez segura; el derecho de los intelectuales, artistas y científicos a luchar, con sus obras, por un mundo mejor; el derecho de los Estados a la nacionalización de los monopolios imperialistas, rescatando así las riquezas y recursos nacionales; el derecho de los países al comercio libre con todos los pueblos del mundo; el derecho de las naciones a su plena soberanía; el derecho de los pueblos a convertir sus fortalezas militares en escuelas, y a armar a sus obreros, a sus campesinos, a sus estudiantes, a sus intelectuales, al negro, al indio, a la mujer, al joven, al anciano, a todos los oprimidos y explotados, para que defiendan, por sí mismos, sus derechos y sus destinos .

En cuanto a lo que dijera el tal Miguel Bosé de que el derecho más grande que tiene que tener el hombre es la paz,  debemos responderle que sin luchar, no se consigue ni ese ni nungun otro derecho.

Resulta una vergüenza que nadie le hubiese recordado en ese mismo instante al español lo que dijo con respecto a sus abuelos el General Maceo;  los derechos no se mendigan, se conquistan con el filo del machete,  y debemos hacerle saber al español que el primer derecho del hombre es el de luchar por su liberación; y que no será con cantos de amor que conseguiremos esa América Latina que pronto marchará libre de las ataduras que convierten sus economías en riqueza enajenada al imperialismo norteamericano y que le impiden hacer oír su verdadera voz en las reuniones donde cancilleres domesticados, hacen de coro infamante al amo despótico.

Lo que tiene que hacer Bosé es unir su voz, no a los enviados por el exilio, sino a la voz de los pueblos, voz que se abre paso desde las entrañas de sus minas de carbón y de estaño, desde sus fábricas y centrales azucareros, desde sus tierras enfeudadas, donde rotos, cholos, gauchos, jíbaros, herederos de Zapata y de Sandino, empuñan las armas de su libertad, voz que resuena en sus, auténticos poetas  y en sus novelistas, en sus estudiantes, en sus mujeres y en sus niños, en sus ancianos desvelados.

A esa voz hermana,  que la Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba le Respondió en el mismo lugar del concierto con su: ¡Presente! Y su dilema irrenunciable:  de Patria o Muerte.

Ese lema con el que  el 2 de enero de 1961  cerramos en este lugar el gran desfile militar en conmemoración del II Aniversario del triunfo de la Revolución. Ese es el espíritu del 26 de julio de ese mismo año,  cuando en el marco del Acto por el VIII Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, el presidente Dorticós impuso la Orden Playa Girón al cosmonauta Yuri Gagarin.

http://4.bp.blogspot.com/_ixcwfkRUQuY/SmlJW2MJCHI/AAAAAAAADvA/SiHkxifweuU/s400/Russian+Air+Force+Major+Yuri+A.+Gagarin+(C)+is+greeted+by+Cuban+President+Fidel+Castro+(L),+with+Osvaldo+(Torrado)+Dorticos+looking+on+during+July+26th+celebrations..jpg

Y no fue con canciones de paz con el que el  28 de septiembre celebramos multitudinariamente el acto por el I Aniversario de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) y donde el 22 de diciembre de ese mismo año se declara a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo.

Es  un absurdo que se venga a cantar canciones de paz sin fronteras en el mismo lugar en que el 4 de febrero de 1962 tiene lugar la II Declaración de La Habana, con la que el pueblo apoyó una vez más la política exterior del Gobierno Revolucionario y censurando ahora la expulsión de Cuba de la OEA. Aquello no fue un llanto por la paz, sino un  auténtico llamado a revolucionar por la vía armada a todo el continente.

Entonces el compañero Fidel, misteriosamente ausente de la plaza el día del concierto, expuso con claridad la lección que Cuba puede darle a Juanes y saltimbanquis como Jovanotti la de que la revolución es posible, que los pueblos pueden hacerla, que en el mundo contemporáneo no hay fuerzas capaces de impedir el movimiento de liberación de los pueblos.

Y que cuando el control de los monopolios yanquis, la despiadada explotación de la oligarquía y más insoportable la situación de las masas obreras y campesinas cierran el cauce democrático haciendo se inevitable el estallido revolucionario de los pueblos; que no hay que someterse a manuales para esperar por la revolución, pues si bien en los países subdesarrollados de América la clase obrera es en general relativamente pequeña, hay una clase social que por las condiciones subhumanas en que vive constituye una fuerza potencial que, dirigida por los obreros y los intelectuales revolucionarios, tiene una importancia decisiva en la lucha por la liberación nacional: los campesinos, contra ellos no pueden, como nos enseñó en ese discurso El Comandante, los ejércitos, estructurados y equipados para la guerra convencional, que son la fuerza en que se sustenta el poder de las clases explotadoras y que cuando tienen que enfrentarse a la lucha irregular de los campesinos en el escenario natural de éstas, resultan absolutamente impotentes; pierden diez hombres por cada combatiente revolucionario que cae, y la desmoralización  -la misma que inocula Juanes en nuestras filas- cunde rápidamente en ellos al tener que enfrentarse a un enemigo invisible e invencible que no le ofrece ocasión de lucir sus tácticas de academia y sus fanfarrias de guerra, de las que tanto alarde hacen para reprimir a los obreros y a los estudiantes en las ciudades.

Aquí, donde Juanes alza banderas de paz, no hace mucho se defendió el papel de los focos guerrilleros,  esos reducidos núcleos combatientes se nutre incesantemente de nuevas fuerzas, es así que el movimiento de masas comienza a desatarse, el viejo orden se resquebraja poco a poco en mil pedazos y es entonces el momento en que la clase obrera y las masas urbanas deciden la batalla, este movimiento podría arrastrar consigo a los elementos progresistas de las fuerzas armadas, humilladas también por las misiones militares yanquis, la traición a los intereses nacionales de las oligarquías feudales y la inmolación de la soberanía nacional a los dictados de Washington en resumen donde se nos recordó que el deber del revolucionario no es cantar canciones de paz, sino no es justo ni es correcto entretener a los pueblos con la vana y acomodaticia ilusión de arrancar concesiones y menos el poder por vías legales que ni existen ni existirán, a las clases dominantes, atrincheradas en todas las posiciones del Estado monopolizadoras de la instrucción, dueñas de todos los vehículos de divulgación y poseedoras de infinitos recursos financieros, un poder que los monopolios y las oligarquías defenderán a sangre y fuego con la fuerza de sus policías y de sus ejércitos.

Aquí,  en resumen, no se llamó a rumbear,  sino a luchar recordando que el  deber de todo revolucionario es hacer la revolución y que como nos enseño Fidel no es de revolucionarios sentarse a tocar joropos en la puerta de su casa esperando ver  pasar el cadáver del imperialismo.

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/_jUxwDJ1Xzc0/SI2K4GHFNDI/AAAAAAAADhQ/oaov8DZl2iM/s1600/segunda%2Bdeclaracion.jpg

El papel de Job, que Juanes quiere imponernos con su operación “artística” no cuadra con el de un revolucionario y quién sabe muy bien que aún cuando los imperialistas yanquis preparen para América un drama de sangre, no lograrán aplastar las luchas de los pueblos, por el contrario concitarán contra ellos el odio universal; ese odio que Juanes anestesia- y debemos intensivar, con acciones, pero también con agitación, propaganda y sobretodo canciones revolucionarias,  si queremos lograr el ocaso de este voraz y cavernícola sistema que es el capitalismo.

No podemos permitir que nuevos conciertos como el de Juanes nos aparten de la lucha de liberación frente a la metrópoli imperial más poderosa del mundo, frente a la fuerza más importante del sistema imperialista mundial y  que nos haga olvidar las palabras hechas canción del Comandante cuando dijo:

Porque esta gran humanidad ha dicho: ¡Basta!! y ha echado a andar. Y su marcha de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente. Ahora, en todo caso, los que mueran, morirán como los de Cuba, los de Playa Girón, morirán por su única, verdadera, irrenunciable independencia” palabras que cerró con un sonoro .¡Patria o Muerte!¡VENCEREMOS!

No podemos olvidar en esta plaza, ahora manchada de blanco por la defecación de las palomas, que aquí nos habló  Fidel de las muertes ejemplares  y necesarias como la anunciada el 18 de octubre del 1967 cuando el Comandante en Jefe informó al pueblo de la caída del Che Bolivia.

https://i0.wp.com/www.cnnexpansion.com/photos/2007/10/01/cuarenta-anos-despues-de-su-muerte-el-che-es-aun-idolatrado-archivo-ap.2007-10-05.8096761780

Lo hizo frente a los campesinos machete en mano, milicianos, cederistas, que conocían de su deber revolucionario y lo cumplían, que se alejaban de esa gozadera con la que una juventud inconciente ociosa y bullanguera arrastrada por los musiqueros del 20 de diciembre ha venido a olvidarse del cruel bloqueo imperialista, una juventud que corre el peligro de convertirse en escoria si no la devolvemos pronto a las trincheras, al corte de caña, a la siembra de café, en lugar de bailotear al ritmo de que interpretaban un puñado de pseudo artistas, quienes en realidad son agentes del régimen norteamericano, la oligarquía colombiana, social-fascistas españoles, jipies de pelo largo  que todavía se tragan el cuento de que puede haber paz entre  obreros y patrones, entre campesinos y propietarios entre capitalismo y el socialismo, entre colonialistas y colonizados.

https://i0.wp.com/www.bohemia.cubasi.cu/2008/01/22/historia/protesta-de-baragua.jpg

El revolucionario independentista cubano Antonio Maceo se niega a dialogar la paz con Martínez Campos, representante del poder español en Cuba.

De lo que se ha tratado con esta acción propagandistas, autorizada por no se sabe quien, es de enterrar los ideales de la lucha armada como única vía hacia la revolución, es de enterrar, de cara a nuestra juventud y los estudiantes latinoamericanos que vienen a nuestra isla a formarse como profesionales revolucionarios, y evitar así que podamos crear lo que tanto pedía el Che dos, tres muchos Vietnam, todo en nombre de ese pacifismo condenado por nuestro comandante en Jefe, Fidel Castro en su enjundioso, Análisis de los acontecimientos de Checoslovaquia,- La Habana, Ediciones CDR, n. 16, 23 de agosto de 1968-

Lo peor de todo, no ha sido escuchar como se mancilla el término revolución con esa música del imperialismo que es el rock

Lo mas terrible ha sido descubrir a un Silvio Rodríguez, tempranamente avejentado, al que parece haberse censurado para que no cantara las canciones que guían, los movimientos guerrilleros de los tres continentes, “La Era esta Pariendo un corazón” o “Fusil contra Fusil”.

En cambio, este trovador, que tan peligrosamente se nos asemeja a ese otro embaucador de juventudes que es Bob Dylan, ha decidido estrenar una canción decadente, llena de sus indefiniciones, como las que en el terreno sexual parecen tener alguno de los “enfermos” extranjeros que le acompañaron en el escenario Titulada Ojalá con un contenido que más bien parece un mensaje en clave dado por la Cía. para atentar contra nuestro máximo líder, que una tonadilla vanguardista de amor.

Y es que sin duda la mano de agencias extranjeras, ya sean de Estados Unidos o del Vaticano han estado detrás de todo esta tramoya, donde una doble agente, norteamericana de origen puertorriqueña Olga Tañón, olvidando la ocupación de su propio pueblo, ha tenido la osadía de dar un mensaje de amor en nombre de esa gusanera que ella llama “el exilio”, y no contenta con esto “bendecir” a las masas diseminando entre estas ese opio de los pueblos que es la religión.

Ante el peligro que significa esta escalada de desviacionismo ideológico y desatino, sólo queda a la máxima dirección de nuestro Partido y Gobierno depurar responsabilidades, profundizar la ofensiva revolucionaria, convocar para los años inmediatos a un congreso de educación y cultura donde se defina el modo en que será educada nuestra juventud, sin influencias extranjerizantes como las que se ven en esta plaza, y reabrir Las Unidades Militares de Ayuda a la Producción para llenarlas con todos los cubanos que se prestaron para la maniobra, en cuanto los extranjeros, lo mejor será ponerlos en manos de los tribunales y una vez juzgados sumarísimamente cambiárselos a Estados Unidos por tractores y compotas. En el caso particular de Silvio Rodríguez recomiendo el cierre de sus programas y conciertos así como su envío de forma ejemplarizante a formar parte de la tripulación de un buque pesquero de honroso nombre, el Playa Girón y que se le envíe a manera de  durante casi 5 meses a navegar costas africanas a ver si lo libramos de las malas influencias europeas y norteamericanas.

No se asuste, lo que ve arriba es un ejercicio de “ciencia ficción” es lo que habría escrito un comentarista “cultural” de Granma, o la Revista Verde Olivo, si con una máquina del tiempo lo hubiéramos podido ir a buscar cuarenta años atrás, le hubiésemos sentado ante la televisión cubana en la tarde del 20 de septiembre, y una vez terminado el concierto Paz sin fronteras, le hubiésemos pedido sus impresiones por escrito. Afortunadamente esto no podría ocurrir hoy, y es que como dice la bella canción de Julio Numhauser “Todo cambia”


Veamos a continuación cual el la valoración real que hace El Hombre de Cuba Nuestra sobre el concierto Paz Sin fronteras que tuvo lugar este 20 de diciembre de 2009 en la Plaza Cívica/ José Martí, de La Habana.

Continuará

Anuncios

3 comentarios to “Valoración del Concierto Paz sin Fronteras. La Habana 20 de Septiembre de 2009 (Primera parte)”

  1. Enrique 30 septiembre 2009 a 3:27 PM #

    Bueno, si la paz es sinónimo de contra revolución continental y mundial me vestiré de blanco eternamente.

    Por la revolución, solo ha enseñado es guerras invasiones con el nombre de internacionalismo proletario,entrenamientos a guerrilleros o terroristas de igual, traición, fusilamientos,, Procesos de Moscú o de La Habana,fracasos económicos, superpoblación penal, liberta de abastecimiento, delaciones de vecinos,niño mayores de 7 años sin leche, prohibido al cubano salir o entrar de su país libremente,control y chequeo de los mobiles y teléfonos como el servicio de internet, fusilar a 3 jóvenes por secuestro de una lancha
    ( a lo contrario de la contra revolución que a los 5 espías de Castro en Miami no lo fusilan, reciben condenas y recibe vistas de sus familiares en la cárcel y tienen tv, radio y libros )

    Este ensayo titulado
    ” Un enfoque revolucionario”
    ,,da la impresión que esta escrito no por un contendiente periodista del régimen de la tiranía que apoya a los editoriales de Fidel,, es más, por un sentimiento más ciego y lleno de odio contra el pueblo cubano, algo así como de algún personaje de los líderes de la linea dura de esa revolución cubana, no se,, pero puedo decir, como si fuera escrito por el mismísimo General de Cuerpo Ejercito Abelardo Colome Ibarra, a ese que le dicen el Furry, que tampoco se si sigue de ministro del minint pero muy amigo fuerte de Raúl Castro.
    El Furry, que no deja de ser una persona inteligente, pero a su vez, es un Loco con desmayos muy frecuentes cada día, por un hueso en su cerebro herido en un combate, esté hombre es capaz de hacer un escrito así y mas cínico aun, por su soberbia en defensa de su puesto de ministro y de su amigo Raúl.

    Al final de este artículo 1 ra parte nos invita a que no nos asustemos,,,,

    ¡¡¡Que no se me asuste !!!
    pues si, casi lo logras,, Hombre de Cuba Nuestra.
    uuuuuff.

    Espero por la 2 da parte.

  2. Mario Rivera ortiz 29 septiembre 2009 a 4:23 AM #

    Mario Rivera ortiz Dice: Tu comentario será revisado antes de publicarse.

    29 Septiembre 2009 a las 4:19 AM | Responder
    Hay que decirlo ya, el Concierto sin fronteras, celebrado en La Plaza de la Revolución José Martí, fue absolutamente una farsa de confraternización, que nada tiene que ver con la Revolución Cubana ni de ningún otro lugar del planeta. Me duele decirlo, pero fue un servicio a la contrarrevolución continental y mundial, aunque se haya vestido de blanco. Mario Rivera Ortiz

  3. Mario Rivera ortiz 29 septiembre 2009 a 4:19 AM #

    Hay que decirlo ya, el Concierto sin fronteras, celebrado en La Plaza de la Revolución José Martí, fue absolutamente una farsa de confraternización, que nada tiene que ver con la Revolución Cubana ni de ningún otro lugar. del planeta. Me duele decirlo, pero fue un servicio a la contrarrevolución continental y mundial, aunque se haya vestido de blanco. Mario Rivera Orti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: