Mongol: La historia filmatizada del joven Gengis Kan

26 Jul

Mongol1

Mi interés por Gengis Kan se inició en el noveno grado cuando cayó en mis manos una muy interesante biografía novelada del conquistador, hecha por algún autor soviético, si mal no recuerdo, y editada en Cuba.

Me llamaba mucho la atención de ese libro la perspectiva que tenían del personaje habitantes musulmanes de la región quienes se referían a Alejando el Magno como Iskander El Grande, fue mi primer encuentro, si así puede decirse con la mirada multicultural de la historia

Pocos años después, vi en la televisión cubana, una película, el personaje que me dejó alguna idea sobre las vestimentas usadas por aquellos guerrero emergidos de los desiertos del corazón de Asia.

No hace mucho reflexionaba observando un mapa en un atlas histórico sobre la grandeza del imperio mongol y sobretodo la exigencias que desde el punto de vista administrativo demandaría enlazar pueblos tan dispares como los que por entonces poblaban a China, Irak, Irán y los países de Asia Central y Asia Menor y la Península Coreana.

Dominios del Imperio mongol en el siglo XIII

Es por eso que me interesé por la película, del director Serguei Bodrov,  Mongol cuando la vi anunciada en el canal Euronews en vísperas de su estreno, en el Festival de Cine de Vyborg, Rusia en agosto del 2007.

La pasada semana  he descubierto el DVD de la pelicula  en la biblioteca de Skärholmen, y me la he traído a casa para cultivarme en lo posible y también en los posible olvidarme un tanto de los problemas del día a día.

Como mis conocimientos sobre Gengis Khan se habían difuminado, quedé un tanto confundido al descubrir que se trataba de la historia de un niño y un joven Temudjin -interpretado en su etapa adulta por una revelación del cine japonés, el actor Tadanobu Asano- Y me digo, parece que me confundí esta es una vieja historia de Mongolia, cuya lengua es la que se usa en la película, una lengua en la que Carne se pronuncia como Majh y que no puede menos que evocar la “miasa” de los rusos.

ninokanActor

Veámosla de igual modo, así sabremos mas de un pueblo exótico del que por obra y gracia de ese otro imperio, el soviético, al que una vez pertenecimos como estado cliente un día estuvimos mas cerca que ninguna otra nación latinoamericana.

Así me entregué a la visión del filme, soslayando la idea de que me enteraría de algo más sobre la vida del gran guerrero -y es que sólo al final de la película, cuando Temudjin ha logrado unificar las tribus mongolas u se apresta a conquistar medio mundo a se nos dice en la que se trata de la primera parte de la vida quien todos conocemos por Gengis Kan.

Y es olvidado de ese perosonaje histórico que disfruté la una historia del duro crecimiento espiritual de un hombre, que me habla de las costumbres guerreras, de los hábitos matrimoniales, de la religión, de las relaciones de servidumbre, y de los pactos  que convertía en hermanos a dos guerreos que bebía de sus propias sangres mezcladas con leche. Conozco algo más de la crueldad de la que que tanto nos hablaron los rusos dominados por la Orda de Oro.

Veo a un niño de nueve años eligiendo la niña que será su esposa y el modo en que desde su subordinación – para espanto total de la espectadora feminista- logra esta no solo ser la elegida.

En este campo encontramos un Gengis Khan con una visión del amor y de la mujer fuera de serie, que si bien recomienda como su padre elegirla por tener los ojos bien rasgados ya que en los grandes entra el diablo y de piernas fuertes y largas porque esas son las que mejor satisfacen a su marido, logra individualizar la suya, luchar por ella, y aceptar los hijos que engendra en cautiverio con quien la rapta en mostrando un sentimiento que llamamos amor.

No se si la relación entre Temudjin y Börte (interpretada por Khulan Chuluun) presenta la película es histórica o una concesión al presente, mas lo que vemos es que de alguna manera en ella se cumple lo que nos dice el Ching del poder de lo pequeño, la capacidad que tiene de influir en las decisiones de un gran hombre la mujer que aparentemente se encuentra a sus espaldas.

gengismujer

Esta no es solo la historia de un guerrero y de a su manera de un político es la historia de un hombre y una mujer que se aman desde niños y que alternativamente se convierten en rescatadores uno del otro, cuando uno de ellos ha sido raptado o encarcelado.

raptada

Se trata de una producción internacional, revisando sus créditos a simple vista se descubre la mano de Rusia, de Mongolia, de Alemania, de Estados Unidos y de China, no por gusto nos recuerda un cine que viene de este país y que mezcla la vieja traducíos del cine de samuráis japonés con la estética de Tarantino, sin embargo al margen de alguna que otra evidente exageración en cuanto a las habilidades marciales del protagonista la película se disfruta como el relato de una historia verosímil.

mongol2

Se trata además de un paseo visual por agrestes estepas y montañas tan rudas como debió serlo ese pueblo Mongol que da nombre a la película.

guerreros

Merece la pena ver esta película, de basamento histórico, para conocer lo que fue de aquel pequeño Temudjin nacido en el año 1162, que forjado en el infortunio y el combate y siguiendo los consejos de su mujer, se preparó para dar inicio al que será uno de los imperios mas grandes de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: