Isla, un puente entre el pasado y el presente del cine ruso

7 Jul

aficheisal

Sinopsis

Ayer devolví a la biblioteca una película, buena, si por buena se entiende aquella que se hace con fines éticos y estéticos. Se denomina “Ostrov ” ( Isla) y fue realizada en el año 2006, bajo la dirección de Pavel Lungin y con un guión de  Dmitri Sobolev fue estrenada oficialmente el 23 de noviembre de 2006 en el festival de cine de Kazajstán.

Se trata de un drama desarrollado en un archipiélago al norte de Rusia, en una de la islas  hay un monasterio ortodoxo,  allí vive un extraño monje, incomprendido por sus correligionarios, quien parece haber desarrollado poderes sobrenaturales como los de curar, exorcizar demonios y predecir el futuro.

La historia en realidad comienza en tiempos de la llamada Gran Guerra Patria, durante la invasión alemana a la antigua Unión Soviética.  Es entonces que el marinero Anatoly y su capitán, Tijon, son capturados por los nazis cuando trasportaba en su barcaza cargamento de carbón.

El capitán Tijon y el marino Anatoly son arrestados por los nazis

El capitán Tijon y el marino Anatoly son arrestados por los nazis

Anatoly no solo delata a su capitán, quien había logrado esconderse bajo el carbón, sino que acepta la alternativa que a fuerza de manporros y tirones de oreja le da el jefe de los alemanes:  matar a Tijon a cambio de su vida.

Así en medio de su pánico el marinero dispara a su capitán y este cae al mar.

El marinero ruso dispara a su capitán

El marinero ruso dispara a su capitán

Los nazis se retiran no sin antes dinamitar  el barco donde había quedado Anatoly. Sin embargo éste salva milagrosamente su vida tras la voladura y será recatado en la costa por unos monjes.

La isla2

La historia da un salto y nos encontramos a fines de los años setenta con Anatoly  en perpetuo estado de arrepentimiento y  trasformado en el moje de extraños poderes del que escribíamos a principios, un personaje cuyos correligionarios dentro de la Iglesia no comprenden.

OCTROP1

Pero el atiguo marinero, ahora monje atrae a la gente con diversos males; ellas  le viene a ver para valerse de su capacidad de clarividencia y la sanación. Uno de esos visitantes  será un almirante que llega con una hija aparentemente loca, a la cual Anatoly intenta exorcizar del demonio que la posee. Es aquí donde tenemos el desenlace.

La claves del éxito

Hay que decir que con el apoyo de una fotografía y música de primeras, la película le ha servido al actor de simpático nombre por su connotación en español, Pyotr Mamonov (en ruso: Пётр Николаевич Мамонов) para lucirse.

Nacido el 14 de abril de 1951, quien vea a Mamonov en este film  pensaría que ha sido seleccionado en un casting con monjes de los templos de Karelia, y no que se trata de un antiguo rock y compositor, ex líder de la banda Zvuki Mu Moscú. uno de los pocos músicos de rock de la antigua Unión Soviética que logró alcanzar el reconocimiento en el extranjero, a través de su colaboración con Brian Eno a finales de 1980. Y fue alrededor del mismo período cuando comenzó a actuar en el cine, para mas tarde dedicarse a escribir e interpretar monólogos teatrales hasta quedar convertido en lo que es hoy una figura de culto en Rusia.

En una nota, con fecha 16 de abril de 2007, de la periodista Olga Sobolevskaya y difundida por al agencia RIA Novosti, La isla”, de Pável Lunguín es calificado como el acontecimiento cinematográfico número uno de 2006. Y después de verla no creo que fuera para menos. Para aquel entonces y según la agencia el filme ya había recibido ya 12 premios nacionales: seis Águilas de Oro y seis Niké (rival del primero), además, de varias nominaciones.

Y me llama la atención que a pesar de lo denso y extenso del material en teoría poco apropiado para neófitos, la distribución de la película a en cine y televisión internacional resultara auténtico éxito. Tal vez será porque Dostoievski. Está de modo y sin duda alguna la obra , con su evocación de “El crimen y el castigo” tienen un componente dostoiekivanos indiscutible. Máxime cuando se sabe que el GULAG nació precisamente en la conversión de templos e isla como se las que se presentan en el filme, en campos de internamiento para redimir a todo tipo de antisocial desde el punto de vista soviético. En este sentido la película a nivel simbólico tiene algo de remembranza y reflexión sobre la tragedia nacional.

Si a esto sumamos las búsquedas que se generan en sociedades cada vez mas vacías desde el punto de vista espiritual entonces damos con la clave de su éxito tanto dentro como fuera de Rusia.

La iglesia que evoca el filme

En lo personal me atrae la reconstrucción del mundo espiritual ortodoxo que se nos ofrece en esta película. Se trata de una iglesia a la que ya nos hemos referido en nuestras historias escandinavas de Rusia. Que debió sufrir el embate leninista y que solo pudo recuperarse convenientemente infiltrada por los servicios de inteligencia, durante el termidor estalinista que puso fin al cosmopolitismo bolchevique, y que la convirtió en un órgano ideológico de respaldo a la nación durante la guerra contra los alemanes. Así fue que la iglesia rusa fue consolidándose hasta que tuve la suerte de conocer sus templos primero durante una etapa de mi infancia en Rusia y luego durante mi juventud como estudiante en la Universidad de Moscú.

Mas tarde volví a encontrarme con ella, pero no en Rusia, sino en sus raíces en Ucrania durante una misión de internacionalismo democrático en el 2004 donde pude visitar las templos enclavados en montañas en las cercanía de Donetsk. Y toparme directamente con aquellos mojes de mirada osca, cual clones de Rasputin, que se negaban a ser fotografiados y que resultaban careros la hora de vender sus hermosos iconos. El reencuentro se profundizó al visitar la catedral de Belgrado en la ex Yugoslavia de la que partieron los primeros predicadores eslavos para la conversión de Rusia a un cristianismo cuya cede se encontraba en Bizancio.

Recuerdo que dado el especial abrigo con capuchón que yo usaba alguien me dijo durante los tiempos de estudio que me parecía un monje ortodoxo, de lo cual nació mi broma de predicarle a los nuevas amistades rusas que hacía en las residencias estudiantiles, a quienes no les cabía en la cabeza como era posible que un sacerdote pudiera estudiara ateismo científico y materialismo histórico en la Universidad de Moscú y reconozco, que sin tener las dotes de histriónicas de Mamonov, la cosa no se me daba mal.

rusiacarlos

Ahora viendo este filme me remonto aquellos divinos años ochenta en los que las relaciones Iglesia Estado se habían recompuesto en Rusia, aunque no al nivel del presente,  donde el marxismo-leninismo como ideología nacional parece haber sido sustituido por el credo ortodoxo, un credo que no transige ni ante el consumismo capitalista ni ante la penetración gay-feminista. Y que pernea poco a poco todos los estamentos de la cultura entre ellos un cine que hereda del soviético un lenguaje y una técnicas excepcionales, que retoma motivos como los de la invasión alemana, pero que aporta nuevos contenidos y perspectivas existenciales, que compartidas o no, no dejan de ser interesantes.

La isla es pues una película que tenemos que ver, para saber a donde va el cine de todas las Rusias hoy en día.

Anuncios

5 comentarios to “Isla, un puente entre el pasado y el presente del cine ruso”

  1. ANTONELLA 13 junio 2012 a 11:47 PM #

    GRACIAS A DIOS HE VISTO LA PELICULA MÀS DE CINCO VECES,,,TIENE UN MENSAJE ESPIRITUAL MUY GRANDE,,,GRACIAS A ESTE TIPO DE PELÌCULAS, DIOS ACTUA EN EN LO MÀS PROFUNDO DE LAS ALMAS. NOS LA REGALO UN JOVEN SACERDOTE QUE SE HIZO MONJE.

  2. mildred 12 noviembre 2011 a 3:47 AM #

    Excelente película, con un sentido profundo y real de lo que verdaderamente tiene importancia y sentido en la vida. Me marcó interiormente en un lugar muy especial.

  3. Manuel 16 noviembre 2009 a 10:49 AM #

    Parece una pelicula interesante, la estoy buscando pero hasta ahora no la pude obtener, así descubri esta página que esta muy buena por cierto. Felicitaciones

  4. Ricardo 7 agosto 2009 a 6:47 PM #

    Pues a mi también me gustaría ver la película, pero, ¿Donde la puedo conseguir? Creo que en las tiendas habituales (grandes superficies a las que suelo ir) no la puedo encontrar.

    Ya mecomentareis, gracias.

  5. gustavo carmona 7 julio 2009 a 4:18 PM #

    Tengo deseos de verla,siempre,durante los peores años en prision despues de 1959,cuando la influencia sovietica en Cuba se destacaba,les decia a mis compañeros de infortunio,que Rusia no podia ser la que pintaban los jerifaldes comunistas,que habia otra Rusia,la de las grandes obras artisticas llenas de humanismo,al pasar el tiempo me dieron la razon,hoy mi mejor amiga es una familia ruso-cubana,les debo mucho en estos diez años que los conosco.
    GUS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: