Un cubano en la tierra de los “rus”, hablando de los orígenes escandinavos de Rusia (cuarta parte)

25 Abr

Estatua de Rurik, el primer Rey nórdico de la Rus según cuenta la leyenda

Estatua de Rurik, el primer Rey nórdico de la Rus según cuenta la leyenda

Centrémonos ahora en la teoría que tanto disgustó al historiador ruso Dmitri Ilovaiskii , la del origen normando del estado ruso,  un origen del que siglo después renegará nadamas y nada menos que Ivan el terrible, quien se creía descendiente, mas que de los escandinavos, de los emperadores romanos.

La teoría nórdica tiene su basamento en las ya mencionadas crónicas de Néstor, donde se narran acontecimiento acaecidos dos siglos antes de su escritura.

Según Néstor, el llamado de un pueblo de eslavos del Dniéper, pidiendo alguien que pusiera orden en la casa, fue escuchado allende el mar.

Con tono de mito nacional el monje ortodoxo nos narra la llegada de Rurik, Sineus y Truvor; tres los hermanos  provenientes de los varegos llamados “rus”  encargados de cumplir el deseo de aquellos pueblos que al parecer no sabían ponerse de acuerdo.

El desembarco de Rurik

El desembarco de Rurik

El arribo tiene lugar, según el cronista, en el año 6369 del surgimiento del mundo (862 de nuestra era). Rurik, el mayor, quien se estableció en Novgorod. Sineus, el segundo se asentó en Bieloozero y el tercero,  Truvor establecido en Izborsk.

He consultado la probabilidad de que esta leyenda fuera cierta, con un gran amante de la historia rusa, el Licenciado Henrik J.  Hernández,  coredactor de Cuba Nuestra, en su opinión lo que ocurrió con estos nuevos gobernantes nórdicos es que estos dieron un golpe de estado, similar al de los seguidores de Pizarro cuando descabezaron al imperio Inca y con un mínimo hombres tomaron control de un estado ajeno.

A los dos años de su llegada mueren Sineus y Truvor.  Rurik toma el poder y le entrega las ciudades comandadas por sus hermanos a hombres de confianza.

Fragmento de la opera RURIK:  KONUNG (REY) DE RUS,  de Boris Bazurov, parte I

El historiador sueco Turbjorn Nilsson le dedica un capítulo de su libro Guide till Sveriges historia I Europa (Guía de la Historia de Suecia en Europa) [Wahlström & Winstrand, Värnamo, 2003] a los Vikingos como constructores de un estado en Novgorod, estado  con el que no se contentó Rurik, quien conquistará Kiev tras un baño de sangre, eventualmente en el año 879.  En ese mismo año muere Rurik.  Como su hijo Igor aún es pequeño, lo toma un pariente de Rurik, posiblemente su cuñado Oleg (Helge entre los nórdicos) ( 879-913),

Capítulo dedicado a Oleg en documental sobre la historia del estado ruso

Bajo el reinado de Oleg el reino se expande hacia occidente, hasta llegar donde hoy se encuentra  Smolensk, también incursionará contra los territorios de Constantinopla entre los años 906 y el año 911, cuando los rus firman un pacto de paz con Bizancio.

En definitiva, controlando Kiev la casa Rurik controlará un comercio entre Escandinavia y Constantinopla, cuyo punto máximo se alcanza entre 940 y 950.

Em el 912 Oleg le entregará el poder a Igor  (Ingvar para los nórdicos) el  hijo  de Rurik quien ya es mayor de esdad.  Igor gobernará hasta el año 945.

Dos versiones de las Danzas Polovtsianas, fragmento de la òpera El Príncipe Ígor (Князь Игорь, en ruso) escrita por Alexandr BorodínNikolai Rimsky-Korsakov y Alexander Glazunov.


Igor será continuado por  su mujer Olga (Helga), en su condición de regenta mientras dura la infancia del  hijo Sviatoslav  (Torbjörn Nilsson, 2003,  Pág. 58-61).

Olga

Olga

Sviatoslav  gobierna entre 942 y 972,  emprenderá campañas militares que debilitaran los kaganatos jazaro y búlgaro, se enfrentará con los Alanos y a otras tribus eslavas orientales, a la vez que establecerás alianzas con las tribus pechenegas y magiares.

Sviatoslav

Sviatoslav

Sviatoslav  tendrá tres hijos:  Jaropolk,  Oleg y Vladimir (versión rusa del nombre nórdico (Valdemar); él ultimo era medio hermano de los dos primeros y resultado de una aventura de Sviatoslav con una dama de su madre, una tal Malusha o Malmfrid, de la cual se dice, era medio adivina.

Su reinado sobre la Rus de Kiev, que duró una década, se caracterizó por una rápida expansión hacia el valle del Volga, la estepa del Caspio y los Balcanes. Al final de su corta vida, Sviatoslav había forjado un gran y poderoso estado en Europa, convirtiendo a Pereyaslavets, en el Danubio, en capital de su reino, en detrimento de Kiev (969).

En contraste con la conversión de su madre al Cristianismo ortodoxo, Sviatoslav mantuvo su fe pagana durante toda su vida.

De los tres hijos del Kniaz -palabra derivada de Konug, rey nórdico- Vladimir será el menos apreciado dad su  condición de hijo no oficial.  Esto no impide  que  cuando Sviatoslav quiso repartir sus tierras entre sus hijos, los habitantes de  Novgorod, le solicitaran, tras la negativa de Jaropolk y Oleg, que les gobernara Vladimir; algo que consiguieron.

Tras la muerte de Sviatoslav, se iniciarán los enfrentamientos por el poder entre los hijos. Jaropolk derrotará a los hombres de Oleg y lo perseguirá hasta darle muerte.

Vladimir, viendo las barbas de su hermano arder, pondrá las suyas en remojo y para no correr la misma suerte de Oleg se exiliará en tierras nórdicas, de las que volverá acompañado de una tropa de mercenarios, con ellos y tras una cruenta guerra vencerá a su medio hermano.

Pero antes de conseguir la victoria Vladimir se vio obligado a establecer alianzas con importantes señores de la zona noroccidental de Rusia, alianza que no siempre logró con buenas maneras, algo que nos habla de la barbarie de quien terminará por cristianizar la Rus.

Vladimir

Vladimir ya convertido al cristianismo

Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en su acercamiento a la ciudad de Polotosk, junto al Río Dvina, donde gobernaba un poderoso de nombre Rogvolod, equivalente eslavo del nombre Rangvald, muy común en la nobleza sueca.

Vladimir le solicitó a Rogvolod, la mano de Rogned, su hija, mas ésta, desafortunadamente, rechazó al príncipe segundón,  declarando que prefería a su hermano y enemigo Jaropolk.

La furia de Vladimir no se hizo esperar:  se lanzó contra la ciudad, derrotó a sus defensores,  violó a la hija en presencia de los padres,  descuartizó a sus dos hermanos, asesinó a Rogvolop y como punto final se casó con la princesa, a la que no ceso de poner cuernos de  toda la vida.

Rogned, cansada de las infidelidades de su marido y en venganza por sus muertos intentará apuñalear a Vladimir y solo la salvará del castigo de su marido la intervención espada en mano de Izyaslav uno de sus hijos en común.

Vladimir dudoso de como actuar ante el gesto de su mujer y su hijo,consulta a sus consejeros y seguirá la recomendación de estos, la de devolverle Polotsk a la bella Rogned y a Izyaslav, el antiguo principado de Rogvolods  para el año 1100 obtendrá su independencia.

Alexander no tuvo con Jaropolk más piedad que la que  tuvo el segundo con su hermano  Oleg. Alexander primero acedia a Polotsk en Kiev, luego compra a los consejeros de su hermano para que le convenzan de que debe huir a Rodnja, hasta allí le persigue Vladimir, haciendo rendir a su hermano por hambre.

Yaropolk,  desconociendo lo que ahora era una buena recomendación de sus consejeros se quiso entrevistar con Vladimir,  pero todo fue una trampa y será asesinado a las puertas del encuentro por los varegos que cuidaban a su hermano.

Muerte de Jaropolk según pintura del siglo XVIII

Muerte de Jaropolk según pintura del siglo XVIII

Estos mismos varegos o mercenarios nórdicos que le dieron la victoria a Vladimir comenzarán a pedir la recompensa prometida. El nuevo dueño de Kiev cumplirá con las demandas de sus hombres,  más para evitar un nuevo “rurikazo” los dispersará, mantendrá a los  mejores a su lado, los otros se los enviará al Emperador de Constantinopla,  y estos serían los que darían origen a la famosa guardia varega de Bizancio,  es lo que se afirma en las crónicas de Néstor.

Otras crónicas bizantinas aseguran que estos guerreros llegaron a Constantinopla mucho después, aunque también como  resultado del fortalecimiento de los vínculos entre  Bizancio y  la Rus,  relaciones no siempre fuero armónicas en tanto Vladimir quien no dejó de expandir su territorio, aún a costa de los intereses y territorios del Imperio Romano Oriental.

Vladimir mantuvo frentes de la acción “internacional” en diferentes direcciones, al norte  respaldó en recompensa por la ayuda recibida, a una de las facciones que se enfrentaban por el trono de Noruega, la de Olaf Tryggvason.

Al sur,  rompiendo un pacto de paz hecho por su padre con Bizancio, Vladimor  se dirigió contra el territorio de Jerson, en Crimea, tomo la ciudad y amenazó al emperador Basilio  y a su hermano Konstantin con hacer otro tanto con Constantinopla si no le entregaban su hermana Anna en matrimonio.

Documental sobre la campaña de Vladimir contra el sur

La respuesta por parte de los emperadores fue afirmativa, mas para atenuar la humillación del chantaje,  impusieron una condición,  la de que  el príncipe Rus tendría primero que bautizarse en la fe Ortodoxa. Vladimir  ya había estado investigando que religión le convenía paras su estado y  según el relato, sin duda comprometido de  Néstor,  habría sido seducido por un filosofo de Bizancio sobre las bondades de la fe ortodoxa, no puso reparos.

Así fue que Vladimir se dejó bautizar por el Obispo de Jersón , aunque también se  cree que fue más tarde, en Kiev, se casó con Anna y regresó a su tierra.

Dice la leyenda que a su vuelta el nuevo príncipe cristiano quemó los ídolos de la religión pagana e impuso el cristianismo a todos su pueblo. Desde entonces Vladimir habría vivido como un candoroso cristiano, dedicado a guerrear menos contra sus vecinos , y a ordenar más su propio  territorio. Dos siglos después de su muerte, acontecida en el 1015 Vladimir será declarado santo.

La importancia de la introducción del cristianismo en la Kiev de Rus, ha sido valorada en sentido muy positivo por uno de los mas grandes historiadores rusos, N.I Kostomarov (1817-1885) , quien en su  monumental “Russkaia Istoria” (EKSMO, Moskva, 2006), publicada originalmente en 1874, asegura que hasta el momento la llamada casa Rurik había gobernado de una manera semibarbara, utilizando en lugar del aparato del estado,  la fuerza , ejerciendo el poder y la rapiña  sobre los pueblos dominados manera descontrolada.

Según el historiador ruso todo ello cambiaría tras la admisión del cristianismo proveniente de Bizancio, y con él, formas jurídicas propias del estado además del desarrollo de la cultura, una transformación  que, en palabras de Kostomarov se le debe a Vladimir, un hombre grande de su tiempo (I Kostomarov. 2006, Pág.6).

Por su parte el historiador Goffrey Hosking en su libro Rusia y los Rusos (Rossiia i russkieKn1, Izdatielstvo ACT-Tranzitkniga, Moskva 2003), explica que Vladimir,  necesitaba encontrar una legitimación  para un  poder que tenía mucho de usurpación. Primero había lanzado una campaña religiosa intentando unir pueblos de diferentes creencias, para ello reunió en Kiev a los ideólogos de religiones de diverso origen, normandas, eslavas, finlandesas y hasta iraníes.

Después de este experimento de eclecticismo religioso Valdimir se separa de las creencias paganas para sumir el cristianismo.  Una religión que tenía para el príncipe dos ventajas; la primera era que condenaba las discordias y luchas internas sangrientas, en segundo lugar, ella permitía difundir compilaciones escritas de leyes, persuadía sobre el orden y respaldaba el poder del monarca como algo dado a este por Dios.  Al mismo tiempo este cristianismo aseguraba la perspectiva de fuertes relaciones con Bizancio.

Por su parte Bizancio había hecho lo suyo. Desde hacía tiempo venía establecido con los pueblos eslavos relaciones similares a las romanas con los germanos; vínculos de corte militar, económico, diplomático y evangelizador.

El objetivo era hacer de estos, unos vecinos pacíficos y de los posible incorporarlos al impero, tras un proceso de aculturación.

En este sentido un gran papel lo jugarían dos misiomeros nacidos en Tesalónica,  los hermanos  Cirilo y Metodio, quienes fueron enviados en el 860 a Moravia donde habían estudiado las lenguas eslavas y crearon un alfabeto para estas sobre la base del griego.  Alfabeto que permitiría traducir a estas leguas toda la liturgia de la iglesia ortodoxa.

  Cirilo y Metodio

Cirilo y Metodio

Posteriormente  Cirilo se dirigió al estado balcánico de Bulgaria donde el Kan Boris y su hijo Simeón asumieron el cristianismo de Bizancio y con el este Nuevo alfabeto de base griega conocido como cirílico.

Así pues, cuando se inicia la cristianización de la Rus, serán enviados desde Bulgaria misioneros con sus libros en lengua eslava escrita en alfabeto cirílico. Artesanos griegos serán enviados desde Bizancio para levantar las Iglesias, y también llegarán religiosos bizantinos en condición de  obispos quienes estarán a la cabeza de la nueva iglesia, aunque en sus bases serán ocupadas por nativos. Se trata de una iglesia que al hacer uso en la liturgia de una lengua muy cercana a la lengua local  tiende un puente entre el pueblo y la nueva fe, asi como una barrera ante el desarrollo de lenguar no eslavas en aquellos territorios.

Como recuerda Per Arne Bodine, eslavista activo en la universidad de Estocolmo,  en su libro Rusia;  Ideas e identidad ( Ryssland (Ryssland; Ideer och identitater, Norma, Skellefteå, 2000),  Con la cristianización del Reino de Kiev, los misioneros bizantinos traerán, traerán además de la fe cristiana, la alta cultura de Bizancio, su arquitectura, su arte iconológico, su visión del mundo romano, etc., en cambio el componente de la antigüedad clásica solo entrará en cuanto había sido asimilada al cristianismo.

El investigador nos recuerda lo contradictorio de la relación de la relación cristianismo-antigüedad. Por un lado el cristianismo se convierte en una religión universal gracias a la incorporación en su teología de elementos de la filosofía antigua. Por otro lado tras la conversión del cristianismo en religión estatal en los años 300, la academia entra en conflicto con esta religión hasta terminar siendo cerrada en el 500.

De todos modos se dio en Constantinopla una convivencia, mas o menos conflictiva,  entre lo antiguo y lo nuevo hasta la llegada de la dominación turca en 1453;  se estudiaba en la escuela a Homero, Aristóteles y a Platón, pero no se interpretaban las antiguas piezas teatrales, ni se escribían nuevas. Se conocía lo antiguo por compilaciones y citas hechas por los llamados humanistas, frente a estos crecía la cultura monástica, con los monjes en su base, quienes mantenían una actitud negativa hacia el pasado, y dentro de las cual solían ser excomulgados aquellos teólogos demasiado influidos en sus escritor por los de Aristóteles y Platón. (Per Arne Bodin, 2000, pag 12-17)

A fines del siglo X el cristianismo en su interpretación bizantina ya se había expandido a los Balcanes, la Rus y parte de Europa Central. (Geoffrey Hosking, 2003, Pág. 49-51)

Veremos a continuación como se dan los vinculos con Escandinavia por parte de una Rus cristianizada.

continuará

 

San Vladirmir, Príncipe de Kiev

</em

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: