FelicitandoTania Bruguera y a su Habana

31 Mar

Hay profesores que honran a sus alumnos, pero tambien un alumno puede honrar a quien fue su profesor, asi ocurre con la artista plástica Tania Brugera.

Ahora que su nombre da la vuelta al mundo por el acontecimiento más sonado en la Bienal de Artes Plasticas que se celebra en La Habana, no puedo dejar de recordar el momento en que tuve como alumna hará poco más de 20 años atrás

Fue a principios del año lectivo 1988-1989, cuando me iniciaba como instructor docente (profesor) en el departamento de Filosofía y Estética del Instituto Superior de Arte de La Habana, institución en la que entre a trabajar con perspectiva de llegar a impartir historia de la Filosofía, una asignatura que se imparcial en poquitísimos centros de Cuba, entre ellos algunas facultades del ISA, y que era la manera que tenía una persona interesada poner a disposición de sus alumnos, no solo los valores que, a pesar de sus limitaciones y mal uso encierra el marxismo, sino también los de otras Corrientes filosóficas.

Sin embargo para llegar allí tenía que pasar por un calvario, el de aceptar la única plaza libre que existía en el departamento y que en ese momento era la de “Socialismo científico”, una asignatura que si bien en teoría intentaba ofrecer un fundamento filosófico y valga la redundancia científico al sistema establecido en la URSS y copiado en Cuba, de hecho se utilizaba, en forma de discurso apologético de todo cuanto decidía el gobierno como medio de adoctrinamiento de los estudiantes, de mas está decir que el gremio de sus profesiones servía de refugio a los profesionales de menor talento y pensamiento mas cuadrado de cuanto salía de las facultades Cubanas o Soviéticas de Filosofía.

Esa fue la asignatura que me tocó impartir a Brugera y en realidad la compadezco, en primer lugar porque esta parte de su formación quedaba en manos no solo de un maestro principiante, sino además de alguien cuya especialidad era otra, el Materialismo Histórico, como era mi caso. En resumen a Tania y sus compañeros les tocó pagar la novatada, no por gusto mis relaciones con ese grupo siempre fueron algo tirantes. Un grupo que como el resto de los estudiantes de artes plástica estaba conformado por jovenes muy conceptuales, quienes, guiados por sus profesores de pintura hacían de la pintura y el performance, como hace hoy Bruguera, un medio para la reflexión.

Lo lamento por Brugera, en segudo lugar, porque habiendo sido una de mis primeros alumnos no pudo disfrutar en su plenitud, de esa suerte de politología en la que terminé conviertiendo una asignatura cuyo contenido y prograna fui subvirtiendo poco a poco, sin dejar de dedicarme con mis estudiantes al estudio, no de los manuales con los que se mataba el espíritu de Márx, sino de sus ideas mas imperecederas, asi como la de los grandes utopistas visiones en conjunto que contrastadas con la realidad cubana, asumían desde entonces una condición tanto o mas subversivas que los que provenían de los por entonces llamados en Cuba y en la URSS pensadores burgueses.

En mi contribución al libro La Revolución Cubana, Miradas Cruzadas, Idea, Canarias, 2007, narro las condiciones y el modo en que me las ingenié para transformar la asignatura, y lograr que antes de dejarla por una mucho mas reconfortante, la semiótica hubiera alumnos, y no precisamente de los más dóciles, que me dijeran que les encantaba, o que preguntaras con la malicia de quien espera ver a su profesor convertido en un catequista político: ¿y cuando vamos a empezar las clases de socialismo científico? A lo que inevitablemente y conciente de que rompía todos sus esquemas le respondía, “estas son las clases de Socialismo Científico”.

Por supuesto, iniciar un curso equivale a la ocupación de un territorio por un batallón de paracaidista” siempre es problemático en los inicios, luego viene el fortalecimiento de las posiciones, máxime en las condiciones ya explicadas del territorio a ocupado, a Tania y a sus compañeros le tocó lidiar con un paracaidista, en el que seguro vieron a un enemigo que combatir, y al que combatieron con todos los recursos que tenían en sus manos, incluida la queja ante mi jefa por lo larga que era la guía de estudios para la prueba. Pero ya todo eso quedó atrás y si algo lamento no es la rebeldía de aquellos mis alumnos, rebeldía mucho menor que la mía cuando estudiantes, sino el no haberles podido enseñar todo lo que merecían cuando de socialismo se trataba, unas veces porque aún estaba yo aprendiendo, otras porque haberles dicho todo lo que sabía solo habría servido para, dar a conocer que frente a ellos se encontraba un hombre de pensamiento abierto, facilitar mi expulsión y lo que es peor que la plaza fuera tomada por un auténtico y por tanto dogmático profesor de la materia.

Y es que precisamente, para terminar de decir lo que me faltaba me fui de Cuba, para aprender y conocer lo que en la isla me estaba vedado, y para continuar con mi enseñanza fundé Cuba Nuestra, la misma revista que años después, informado de que mi antigua discípula se encontraba presentando una exposición en Uppsala, hube de enviarle a la artista con una breve esquela en la que indicaba que en impreso se encontraba lo que me quedó por enseñar.

Nunca supe se la recibió mas parece que no todo lo hice mal, que si no sembré, tampoco aplasté el alma de la pintora el espíritu libertario que le ha llevado a hacer el performance, que atrapado por la imagen de sabe Dios que teléfono móvil o cámara y gracias al poder revolucionario de Youtube le está dando la vuelta al mundo. Fue en el contexto de la Bienal de Pintura de la Habana y en una de sus sedes el Centro Wilfredo Lam. Allí Bruguera instaló en un podio un micrófono abierto, custodiado por una niña y un joven vestidos de soldados, quienes velaban por que la gente no se pasara del minuto -el tiempo fue el único censor- colocaban una paloma en el hombre de todo los que hablaban, y recordando así la paloma que se le posó en el hombre a Fidel poco después de su arribo a La Habana. Por cierto algún canal de Miami ha visto en los dos interpretes sendo representantes del G2 encargados de apartar de los micrófonos a los que hacía uso de este para disentir, entre estos la famosa bloguera Yoani Sánchez y su marido Reinaldo Escobar.

Los medios del exilio se han vuelto como locos destacando el acontecimiento, particularmente el coraje de quienes hablaron, si dudas es un gran hecho y se requiere gran valor para decir en Cuba todo lo que se allí o. Sin embargo pasan por alto, como suelen hacer los que fascinados con los actores desconocen la importancia de los directores de teatro y cine, quedando atrapados por el sistema de Estrellas.

Sí, felicidades a Yoani y el resto de los que hicieron uso de aquella tribuna, pero sobretodo felicidades a los responsables últimos de la gran puesta en Escena, Felicidades a Tania Brugera por haberla concebido y puesto en practica, F´felicidades a los organizadores de la Bienal que sabiendo de lo que se trataba, no impidieron la obra, felicidades, felicidades a los burócratas y cuadros del Partido que ahora no hicieron lo que hacían en los tiempos en que Bruguera era una estudiante, acosar a los artistas y especialistas que fomentaban obras como esta.

Y para no ser injusto felicidades incluso a la policía y a las brigadas de acción rápida que se abstuvieron de intervenir -auque no sabemos que pasará mañana y tal vez tengamos que darle el palo al burro allí donde se caiga- y que no nos digan que les tomaron por sorpresa, por que en Cuba todo se sabe “antes de que anochezca”. En todo caso, mientras no se demuestra lo contrario y aunque cueste reconocerlo en el exterior, con el desarrollo de esta acción, se demuestra algo más que el valor de los cubanos de a pié, queda claro además que algo está cambiando en la manera de ejercerse el poder y esta cambiando para bien.

Felicidades por último a mi querida Habana, ciudad cuya bella imagen encabeza esta página: una artista nacida en ella le ha hecho el más bello regalo, con su riesgo y talento formado en las aulas de la revolución. Brugera ha sembrando en su corazón un oasis de tolerancia, empunjando con su gesto la capital al lugar que más le conviene: el de la libertad.

Tania Bruguera

Anuncios

Una respuesta to “FelicitandoTania Bruguera y a su Habana”

  1. Raul Colon 1 abril 2009 a 8:07 PM #

    Carlos, lei tu articulo sobre Tania Bruguera, menuda experiencia la tuya con el “socialismo cientifico”, yo tuve una experiencia similar con mi profesor de ateismo cientifico en Odessa, eso hizo que terminara haciendo estudios de teologia en el ISEBIT en La Habana, pero igual ateo como siempre, te recomiendo la lectura de Michel Onfray, su “Tratado de ateologia” es formidable.

    Buen material!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: