Coincide con Cuba Nuestra analista del Instituto de Estudios Estratégicos de la Universidad del Ejército de los EEUU

14 Mar

2009-2-28
Por Carlos M. Estefanía
Ha llegado a nuestro buzón  Por Cuba (Año 7 Número 17)‏, que se nos envía desde la cuenta porcuba-bounces@listas.cult.cu . Se trata de un  Boletín especial sobre el acontecer internacional relacionado con nuestro país, visto todo desde una perspectiva oficialista, y por supuesto de manera tendenciosa. Eso no quita la utilidad de leerlo, pues con espíritu critico se encuentran cosas interesantes, por ejemplo en articulo UN BESO DE DESPEDIDA AL BLOQUEO, escrito por  Manuel E. Yepe  -tomado de Cubadebate-, allí se nos da a conocer, y de paso se critica un artículo titulado “Kiss the Embargo Goodbye“, y que lleva la firma del Coronel Glenn Alex Crowther,  apareció originalmente en el boletín oficial del Instituto de Estudios Estratégicos  (ISS, por sus siglas en inglés) de la Universidad del Ejército de los EEUU (U.S. Army College) subordinada al Departamento de Defensa del Gobierno de los Estados Unidos.

A Yepe le molesta, entre otras cosas del artículo que reseña, que el Departamento de Estado acuse “sin fundamento, ni derecho”, un empeoramiento de los derechos humanos durante la presidencia de Raúl Castro y asegura que la mejoría de las relaciones bilaterales,  dependerá del respeto: que muestre el imperio a la soberanía de Cuba.  Por nuestra parte, sin pretender caer en ningún tipo de apología al tratamiento que se le da en Cuba al tema de los derechos humanos, el cual deja mucho que desear, hay que reconocer que la situación, si la comparamos con la de 40 años atrás, es un tantito mejor y también que no es menos cierto que la soberanía de Cuba deba ser respetada en un acercamiento a su régimen, hasta ahi Yepe no va mal encaminado, aún cuando este  mismo gobierno que el defiende no sea el mejor representante de la misma soberanía a la que se alude.

De cualquier modo, para nosotros, más importante que la opinión de este periodista es el hecho que esté difundiendo en su reseña, critica aparte,  las ideas sobre Cuba de un Coronel norteamericano, quien por lo visto parece haber leído a Cuba Nuestra.  Llenos de curiosidad hemos buscado y dado en la red con el artículo KISS EL EMBARGO GOODBYE . Resumanos en español lo que allí dice en inglés, Mister Glenn A. Crowther.

Según el Coronel del Instituto de Estudios Estratégicos, el embargo contra Cuba  nació como una respuesta política, en el ambiente de la Guerra fría, a la Revolución Cubana, y la realidad del siglo 21 pide su abolición.  En el artículo se recuerda que el 1 de enero de 1959, a raíz de notables victorias de los insurgentes, Batista huyó de Cuba, Fidel y sus compañeros tomaron el poder y Los Estados Unidos respondieron inicialmente en una forma de conciliación, sin embargo,  la mutua antipatía impidió el acercamiento. De una parte USA apoyó a la Invasión de Bahía de Cochinos en 1961, del otro Fidel permitió a la entonces Unión Soviética colocar lmisiles nucleares en Cuba,  iniciando además la política de exportar la revolución al resto del Hemisferio Occidental y algunos países de África.

En el informe se analiza el fracaso del foquismo difundido en el mundo por el lugarteniente de Castro, Ernesto
“Che” Guevara,  y es que este no comprendía que para derrotar un gobierno este debía estar aislado
Internacionalmente, como ocurrió con el de Nicaragua cuando el dictador Somoza cayó bajo el empuje de los sandinistas en 1979. Esta falta es la que ha impedido el triunfo de mas revoluciones de inspiración fidelista y ha traído un costo muy alto en vidas para los grupos guerrilleros del Montoneros en Argentina o Unión Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) en Guatemala además de haber ayudado a arruinar las economías y prolongar artificialmente la vida de las dictaduras militares .

Según el Coronel ante esta situación no era sorprendente que los Estados Unidos trataran  de castigar al régimen cubano, entre otras respuestas, declarando el embargo comercial, económico y financiero impuesto a Cuba el 7 de febrero de 1962, cuya causa inmediata había sido  la expropiación de  empresas de ciudadanos  norteamericanos en Cuba.  Sin embargo, reconoce el analista, el  objetivo a largo plazo era el de desestabilizar el país y lograr un cambio de régimen en La Habana. Objetivo que fue impedido por el apoyo de la Unión  Soviética a la Revolución Cubana. Esto no niega el impacto de esta táctica, según el militar, quien asegura que el aislamiento diplomático y económico que Cuba ha soportado a través de los años ciertamente  ha disminuido su capacidad para proporcionar  más apoyo a las revoluciones en todo el mundo, además, los recursos que la Revolución Cubana costó  a la Unión Soviética forman parte de las presiones que eventualmente causaron la disolución de la URSS.

El Coronel Glenn Alex Crowther  opina que desde el final de la Guerra Fría, la necesidad del embargo ha disminuido, pues no habiendo Unión Soviética,  no habrá lugar para armas nucleares en Cuba.  Y aunque el régimen cubano aún realice actividades  de espionaje en los Estados Unidos y conceptualmente  apoyo a aquellos que desean dañar esa unión, no es en realidad un peligro para éste o cualquier otro país, además no hay más exportación de las revoluciones marxistas.

El Coronel sopesa las únicas razones para apoyar el embargo, las cuales según escribe  son dos:

(1) tenemos que seguir presionando al régimen para motivar a la reforma.

(2) la comunidad cubana en Miami, quiere que continúe. Esta permanente presión condujo a la legislación para reforzar el embargo en 1992 (la Ley de Democracia Cubana, o  “Ley Torricelli”) y en 1996 (la Cuban Liberty and Democratic Solidarity Act, o la “Ley Helms-Burton”).

Sobre la  primera razón,  recuerda que a pesar de más de 4 décadas de presión, poca o ninguna reforma ha tenido lugar, el Estado cubano sigue siendo represivo.  Así mismo recuerda el oficial que el embargo, no es la política que ha tenido su país con otros regímenes comunistas que fueron sus adversarios durante la Guerra Fría. Colocando además sobre el tapete las actuales relaciones con China y Vietnam, así como las conversaciones con Corea del Norte, aunque matiza que en la falta de diálogo con Irán se trata de un país contemplado como una amenaza, la cual no es representada por Cuba.

Volviendo al compromiso con China y Vietnam, el autor recuerda que este ha ayudado a motivar ) reformas en la vida económica y que muy poca gente considera fracasada  esa política.
Con respecto a la segunda causa dice que resulta difícil encontrar personas que  crean que el bloqueo eventualmente será eficaz. Además, muchos de los cubanos en los Estados Unidos se acostumbraron  a enviar ayuda a sus familias desde 1990.  Además existen diferencias generacionales y cambios de la diáspora cubana que marcan una respuesta diferente hacia la Revolución.  Algunos siguen siendo el grupo original de finales del decenio de 1950 y principios de 1960. Luego vinieron los que en 1965 salieron del puerto de Camarioca y  mas tarde los que entre 1965 y 1972 salen con los  ” Vuelos de  Libertad.”  A estos se unieron  los Marielitos desde principios del decenio de 1980. Desde un constante flujo de “balseros” han llegado a las costas de Estados Unidos.  Otro grupo que suele ser pasado por alto , afirma Crowther , son los niños (y ahora nietos), de los exiliados cubanos, muchos de los cuales todavía están en la Florida. Así, mientras que el número de exiliados inicial disminuye, el número de sus descendientes crece. Se trata de la sustitución de sus padres como la voz dominante de los cubanos en los Estados Unidos.
El Coronel asegura que aunque muchos creen que hay unidad en el modo de pensar entre todos los cubanos en los Estados Unidos,  las conversaciones con personas de cada uno de estos grupos demuestran que esto no es  así: el grupo original de los exiliados todavía tiende a ser muy anti – Castro,  otros sólo quieren poder ayudar a sus familias en casa o ser libres para viajar de ida y vuelta a voluntad.  Con respecto a los  hijos de los exiliados originales (el más antiguo de los cuales están ahora en sus primeros 50 años) tienden a ser anti-Castro, sin embargo muchos de ellos no son tan entusiastas como sus padres acerca del derrocamiento de  la Revolución. La mayoría, afirma el analista, tiene  deseo de que  Cuba sea libres pero lo general no están dedicados a esta causa como sus padres. En conversación privada, atestigua el Coronel Glenn Alex Crowther la tendencia que aparece es que muy pocos cubanos en los Estados Unidos realmente desea que continúe el embargo.
Considera el militar que hay varias buenas razones para levantar el embargo:  la primera es el costo para el pueblo cubano, la segunda es que, irónicamente, el embargo es la única excusa de que el régimen de Castro ha para mantener su tiranía, la  tercera razón sería  demostrarle al mundo que Estados Unidos está intentando nuevamente  motivar a los cubanos para avanzar hacia la democracia. Y la última razón es que este abriría el mercado cubano a este país.

Coronel Glenn Alex Crowther subraya al final de su artículo que el precio para el pueblo cubano del embargo ha sido enorme, éste además de la violencia que le impone su régimen represivo sufre los costes que provoca el aislamiento en la situación económica y la calidad de vida. Así pues la resistencia castrista a las reformas democráticas y económicas se combina con la efectos nocivos del bloqueo. El pueblo cubano, que gozaba de una de las mejores economías en el Hemisferio Occidental hasta 1959, sufre ahora de la pobreza derivada de una escasez de puestos de trabajo y problemas médicos causados por la falta de proteínas y vitaminas en su dieta.

El militar reconoce que los Estados Unidos tienen una historia de explotación en contra de Cuba gobierno y, por tanto, contra el pueblo cubano. La prueba de que los Estados Unidos siguen operando en contra de ellos se hace  evidente-el bloqueo. Esto le permite al  gobierno isleño utilizar el embargo como la única excusa para mantener su aparato de seguridad interna. Si se desmantela el bloqueo, desmantelaría su aparato de seguridad, o se revelaría como hipócrita. Cualquiera de los  resultados sería bueno para los Estados Unidos y el pueblo cubano, dice el militar, ya que el desmantelamiento de la estructura de seguridad represivas proporcionaría una mínimo de libertad para los cubanos, por otra parte, analiza, mantener el aparato de seguridad que significativamente deslegitimar al gobierno cubano a nivel nacional e internacional y  esto sólo puede acelerar la desaparición del sistema actual.
El levantamiento del embargo sería una fuerte señal para la comunidad internacional que Estados Unidos es magnánimo e incluyente. Mantenerlo, afirma el estudioso, hace que su país sea visto como ver como vengativo. En cuanto a la última razón aducida, la de que  levantar el embargo es abrir un nuevo mercado para las mercancías de los EE.UU. y sus servicios, Glenn Alex Crowther considera que con tal apertura el pueblo cubano empezará a ganar dinero, y gozar de todo lo que necesita: refrigeradores, aparatos de aire acondicionado, antenas parabólicas, y todos los demás pertrechos de una sociedad moderna como ocurrió con  Iraq después de 2003. Estados Unidos es el lugar lógico de compra, está cerca y tiene excelentes productos. Si la compra la mayoría de los venezolanos  hacen sus  importaciones de los Estados Unidos, no hay ninguna razón para pensar que Cuba no haga otro tanto.  En conclusiones. Estados Unidos tendrá un nuevo Mercado y de paso podrá trabajar con la  comunidad internacional para juntos para convencer a Cuba de que acepte las reformas políticas, “este sería el primer paso en el largo proceso de liberar al pueblo cubano y que les permite unirse la familia de naciones del Hemisferio Occidental.”

Por nuestra parte nos complace la visión del Coronel norteamericano Glenn Alex Crowther, quien como opinabamos al principio de este escrito,  parece haber leído y darnos razón en  lo que venimos diciendo hace más de una década en las páginas impresas y virtuales de Cuba Nuestra: que el embargo no ayuda en nada, ni a nadie, ni a los cubanos, ni a los norteamericanos,  que lo mejor que puede hacer el gobierno norteamericano es levantarlo, si de colaborar con la democratización de Cuba se trata: Ojalá que al igual que así lo ha comprendido el representante del Instituto de Estudios Estratégicos, lo comprenda, definitivamente, comunidad cubana en el exilio, y sobretodo quien tiene la última palabra en el asunto, el presidente Obama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: