Cuado el final es humano; Comentando un programa por salir de Caso Cerrado.

11 jul

La Jueza Ana María Polo, en una edición recientemente transmitida por Telemundo de "Caso Cerrado". Foto: Carlos M. Estefanía

 

La primera vez que escuché hablar del programa Caso Cerrado, fue hace unos cuantos años, cuando me contaron que habían visto a “Charles Bronson”, alias de un cubano, de los tantos que pasaron por Suecia solicitando asilo político, en el programa de una jueza, presumo que sería Ana María Polo. El veterano de nuestro exilio en Escandinavia estaba en el programa querellándose con su mujer en Miami por que está quería volver a Suecia. La historia no me parecía irreal, pues he conocido varios casos de compatriotas, que después de probar Miami, han extrañado al país escandinavo y no digo, por hacer honor a la verdad, no como defensa de un país que aún tiene pendiente la asignatura de la integración social de la inmigración, y donde creo, con todas sus virtudes, que jamás los cubanos encontraremos en él, esa segunda casa de la que se han hacho nuestros compatriotas en la ciudad Floridana.

He de confesar, con todas las reticencias que tengo frente a la televisión latina de Miami, que Caso Cerrado, el programa que transmite NBC Universal (Telemundo) con la doctora Polo como Jueza, es uno de los pocos espacios que logro disfrutar, quizás por su cancion tema, que me encanta, porque sabe tocar las venas de mi propia morbosidad, o porque sabe apelar a ese Juez que todos llevamos dentro, antes, de que, contra el, se rebele, mi convicción filosófica de que, no hay nada, mas difícil que hacer justicia, que la verdad no se descubre en un abrir y cerrar de ojos. Y es que no reconozca lo rocambolescos por no decir ridículos -y quizás ese sea el sentido- que resultan en sus mayoría los casos, que no dude de si son hechos reales o fingidos. Sino que me identifico con esa jueza, poniendo a todo el mundo en su lugar, con métodos y formas que no siempre se ajustan al canon jurídicos, basado en una moral, un tanto liberal, con la que me identifico.

Y es por lo anterior por lo que me he sentido afortunado, cuando el viernes primero de julio de 2011; se me dio la oportunidad de asistir a la realización de uno de esos programas, no como testigo, ni como acusado, ni como acusador, ni siquiera como parte del público, sino tras bambalinas, digamos que adherido, casi como un periodista encubierto, aunque, una vez adentro no tuve reparo en reconocerlo. El equipo de Center for Advance Therapy, una pequeña empresa que ofrece terapia física, ocupacional y de lenguaje a niños y adultos, una empresa que se había ofrecido a tratar terapéuticamente a un chico, cuyo trágico destino sería objeto del programa de ese día, un jovencito quien tras un derrame, había quedado prácticamente parapléjico, y que para colmo de desgracias, había sido abandonado, junto a su madre y su hermana por su padre. Ese día descubrí, que el programa servía para algo mas, que divertir y por supuesto recaudar el pago de sus anunciantes. Podía conmover la sensibilidad humana, crear nexos y ayudar a personas necesitadas, como era el caso de este chico, quien no podía pagarse los servicios y cual seguro no cubria y que Centro de Terapia Avanzada le habría de ofrecer.
Durante esta segunda visita mía a un estudio televisivo miamense, la primera fue al programa de María Elvira, cuya experiencia ya he relatado, pude indagar y conocer unos cuantos detalles sobre la confección de “Caso”, supe por ejemplo que en su mayoría se trata de hechos reales, aunque no son siempre los implicados los que dan la cara, sino personas que los encarnan, un trabajo por el que reciben 100 dólares. Una empresa que tiene un origen interesante; surgió como paliativo a una desgracia personal.Ircia cabrera cuando le nació un niño con problemas, cuya terapia, el seguro no cubria, entonces vino la idea de crear la empresa que habría de atender al muchacho, explotando entre otras cosas la formación de enfermera que su fundadora traía de Cuba. Se trata pues de un proyecto que tiene un fundamento mas humano que lucrativo, la necesidad de sacar adelante la salud de un hijo y vi, aflorar en el rostro de Ircia lágrimas de empatía por el caso del chico que en esta grabación se convertía en el objeto de Caso Cerrado, un muchachito que le recordaba a su hijo, y que apenas podía llorar, sonreir, o alzar la mano con el dedo pulgar, alzado, como signo de victoria, o condescendencia en el caso de los antiguos emperadores Romanos. Vi como trababa la productora Marlen Carol, preparaba a Ircia para sacar el lado más emotivo de esta coincidencia, y como le contaba sus propias tragedias, la de haber sacado a su gente de Cuba en balsa, la de tener una nieta sordomunda -lo que me recordó la tragedia de Marisol, la hijita adoptada por Marcelino y Manolita en la serie española Amor en tiempos revueltos- un hecho que con la sabiduría de un Seneca, Marlen interpreta como una bendición, por la que se cumple todo lo que desea, y también le contó de su otro nieto, parapléjico, al que el estado cubano, en una suerte de “nacionalización” mantiene separado de la familia, en algún hospital de la isla. Pero al final, no fue Ircia, a pesar de tener la oportunidad para ello, sino su representante, Miliva Méndez, la que hizo la presentación de la empresa. Fue un gesto profesional y a su vez un rasgo de dignidad por parte de una dueña que no saca otro partido a su dolor que el de dar un servicio cargado de amor a sus pacientes, un servicio donde lo humano precede a lo utilitario.

Hablando de mi experiencia en este estudio de Telemundo, con mas seguridad que el del ICRT -que también he visitado_ pero cargado con el mismo cubaneo y bulla que el de MegaTV: supe además que los querellantes no pueden irse de rositas una vez que las partes presentan sus querellas ante esta abogada cubana, nacida en La Habana el 11 de abril de 1959, graduada en derecho por la Universidad de Miami y mas tarde se especializada en Derecho de Familia y autorizada para ejercer como Juez en el estado de Florida, que es la Doctora Polo.

Resulta que los ” litigantes” antes de participar en el programa, firman un contrato irrevocable comprometiéndose a cumplir con la decisión de la Jueza. es decir que existe un documento que convierte en legalmente vinculante las decisiones que tanto disfrutamos, ahora entiendo yo de donde le sale la fuerza a tanto actor improvisado, se trata de personas, por lo menos cuando son los verdaderos procesados que, quizás olvidándolo por el dinero que han de recibir de inmediato, han entrado en un juego que no es de juego.

Que las historias parecen raras, eso le parecerá a quien no ha estudiado derecho, si se selecciona convenientemente y entre miles (tarea que muy bien parecen hacer los productores) las cosas que se presentan en una sala judicial, nos encontraremos situaciones de sobra, como estas que ya lo dije, a veces de manera morbosa, nos divierten, gracias sin duda alguna el carisma que le asiste a la abogada, sobre todo a ese dominio de la escena y la naturaleza humana que tiene Polo, dominio propio de los buenos artistas, que pude descubrir en el cambio de tono y personalidad, que observé en la pantalla tras bambalinas una vez terminada la grabación de este programa que saldrá en unos meses.

Por lo demás, no solo se trata de riñas, conflictos y peleas asombrosas, se trata de hallar soluciones, como la de el muchachito inválido, ex judoka, que ya está recibiendo en el Centro de Terapia Avanzada -sobre el cual volveré- la terapia física que necesitaba, y que por razones de edad su seguro no habría cubierto, mucho antes de que el televidente conozca su historia. Así lo he comprobado y así lo cuento, para que no se diga que solo hablo de lo malo cuando se trata de la televisión hispana.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.509 seguidores

%d personas les gusta esto: